Evo Morales ante la reunión de Jefes de Estado de los países productores de petróleo

agosto 18, 2018

El Mensaje que ha saltado hoy en Redes fue pronuniciado por Evo Morales hace un año, el mes de agosto de 2017 pero, sigue vigente.

Evo tiene ideas claras que pone en práctica sin miedo. Le acompañé en su primera Campaña electoral, la que le llevó a la Presidencia. Mis acompañantes, en quellos momentos, eran Antonio Peredo Leigue -fallecido-, notable periodista-estadista, hermano de dos, de los compañeros del Che, y Cris y Luisa, personas hoy de mucha responsabilidad en Bolivia y Venezuela. Habíamos tenido un Encuentro interesante en La Paz, organizado por Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad, con personas procedentes de diferentes lugares del mundo.

 

¿Qué dijo Evo Morales ante los jefes de Estado de los países productores de petroleo?

Aquí pues yo, Evo Morales, he venido a encontrar a los que celebran el encuentro.

Aquí pues yo, descendiente de los que poblaron la América hace cuarenta mil años, he venido a encontrar a los que la encontraron hace solo quinientos años.

Aquí pues, nos encontramos todos. Sabemos lo que somos, y es bastante.

Yo, venido de la noble tierra americana declaro que el hermano aduanero europeo me pide papel escrito con visa para poder descubrir a los que me descubrieron.

Yo, venido de la noble tierra americana declaro que el hermano usurero europeo me pide pago de una deuda contraída por Judas, a quien nunca autoricé a venderme.

Yo, venido de la noble tierra americana declaro que el hermano leguleyo europeo me explica que toda deuda se paga con intereses aunque sea, vendiendo seres humanos y países enteros sin pedirles consentimiento.

Yo los voy descubriendo. También yo puedo reclamar pagos y también puedo reclamar intereses. Consta en el Archivo de Indias, papel sobre papel, recibo sobre recibo y firma sobre firma, que solamente entre el año 1503 y 1660 llegaron a San Lucas de Barrameda 185 mil kilos de oro y 16 millones de kilos de plata provenientes de América.

¿Saqueo? ¡No lo creyera yo! Porque sería pensar que los hermanos cristianos faltaron a su Séptimo Mandamiento.

¿Expoliación? ¡Guárdeme Tanatzin de figurarme que los europeos, como Caín, matan y niegan la sangre de su hermano!

¿Genocidio? ¡Eso sería dar crédito a los calumniadores, como Bartolomé de las Casas, que califican al encuentro como de destrucción de las Indias, o a ultrosos como Arturo Uslar Pietri, que afirma que el arranque del capitalismo y la actual civilización europea se deben a la inundación de metales preciosos!

¡No! Esos 185 mil kilos de oro y 16 millones de kilos de plata deben ser considerados como el primero de muchos otros préstamos amigables de América, destinados al desarrollo de Europa. Lo contrario sería presumir la existencia de crímenes de guerra, lo que daría derecho no sólo a exigir la devolución inmediata, sino la indemnización por daños y perjuicios.

Yo, Evo Morales, prefiero pensar en la menos ofensiva de estas hipótesis.

Tan fabulosa exportación de capitales no fueron más que el inicio de un plan ‘MARSHALLTESUMA”, para garantizar la reconstrucción de la bárbara Europa, arruinada por sus deplorables guerras contra los cultos musulmanes, creadores del álgebra, la medicina, el baño cotidiano y otros logros superiores de la civilización.

Por eso, al celebrar el Quinto Centenario del Empréstito, podremos preguntarnos: ¿Han hecho los hermanos europeos un uso racional, responsable o por lo menos productivo de los fondos tan generosamente adelantados por el Fondo Indoamericano Internacional? Deploramos decir que no.

En lo estratégico, lo dilapidaron en las batallas de Lepanto, en armadas invencibles, en terceros reichs y otras formas de exterminio mutuo, sin otro destino que terminar ocupados por las tropas gringas de la OTAN, como en Panamá, pero sin canal.

En lo financiero, han sido incapaces, después de una moratoria de 500 años, tanto de cancelar el capital y sus intereses, cuanto de independizarse de las rentas líquidas, las materias primas y la energía barata que les exporta y provee todo el Tercer Mundo.

Este deplorable cuadro corrobora la afirmación de Milton Friedman según la cual una economía subsidiada jamás puede funcionar y nos obliga a reclamarles, para su propio bien, el pago del capital y los intereses que, tan generosamente hemos demorado todos estos siglos en cobrar.

Al decir esto, aclaramos que no nos rebajaremos a cobrarles a nuestros hermanos europeos las viles y sanguinarias tasas del 20 y hasta el 30 por ciento de interés, que los hermanos europeos les cobran a los pueblos del Tercer Mundo. Nos limitaremos a exigir la devolución de los metales preciosos adelantados, más el módico interés fijo del 10 por ciento, acumulado sólo durante los últimos 300 años, con 200 años de gracia.

Sobre esta base, y aplicando la fórmula europea del interés compuesto, informamos a los descubridores que nos deben, como primer pago de su deuda, una masa de 185 mil kilos de oro y 16 millones de kilos de plata, ambas cifras elevadas a la potencia de 300.

Es decir, un número para cuya expresión total, serían necesarias más de 300 cifras, y que supera ampliamente el peso total del planeta Tierra.

Muy pesadas son esas moles de oro y plata. ¿Cuánto pesarían, calculadas en sangre?

Aducir que Europa, en medio milenio, no ha podido generar riquezas suficientes para cancelar ese módico interés, sería tanto como admitir su absoluto fracaso financiero y/o la demencial irracionalidad de los supuestos del capitalismo.

Tales cuestiones metafísicas, desde luego, no nos inquietan a los indoamericanos.

Pero sí exigimos la firma de una Carta de Intención que discipline a los pueblos deudores del Viejo Continente, y que los obligue a cumplir su compromiso mediante una pronta privatización o reconversión de Europa, que les permita entregárnosla entera, como primer pago de la deuda histórica…

Tras el vivir y el soñar, está lo que más importa: despertar.


Bolivia: Éxitos en la lucha antidrogas, sin la DEA, bases militares ni financiamiento de EEUU. Sullkata M. Quilla

julio 26, 2018
plantacion_de_coca_-_unodc.jpg

Foto: UNODC
El presidente boliviano Evo Morales felicitó esta semana a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) por sus 31 años de creación, aseguró que ésta garantiza la soberanía en la lucha antidroga y dijo que sin bases militares, sin la DEA –Agencia Antidrogas de Estados Unidos- y sin su financiamiento -de EEUU-, Bolivia tiene mayores resultados en la lucha contra el narcotráfico.

El ministro de Economía Mario Guillén, señaló que el modelo boliviano no sólo privilegia el aspecto económico, sino también el lado social, ya que sería un fracaso tener un crecimiento económico sin desarrollo social, un modelo autónomo, soberano y ajustado a las necesidades de la realidad boliviana. El gobierno proyectó un crecimiento económico del 4,7% para este año y resaltó la disminución a la actividad extractivista.

En Colombia y Perú productores de la hoja de coca siguen con desarrollo alternativo, que significa erradicar la coca y ofrecen algún proyecto, una obra, “mientras que en Bolivia hemos pasado de eso al desarrollo integral sostenible para la industrialización”, dijo el viceministro de Coca y Desarrollo Integral, Froilán Luna.

La FELCN es un organismo especializado de la Policía Boliviana, cuyo propósito es defender y proteger a la sociedad de la problemática de las drogas ilícitas y hacer cumplir el marco normativo; con la participación social, respeto a los derechos humanos y protección del medio ambiente.

Desde enero hasta la fecha, el Comando Estratégico Operacional (CEO) erradicó 3.763 hectáreas de cocales ilegales: se erradicaron 2.664 en el trópico de Cochabamba; 883 en los yungas y en el norte de La Paz y 216 en Yapacaní, en el departamento de Santa Cruz, informó el martes el viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas, Felipe Cáceres.

A su juicio, la erradicación de este año trascenderá en el informe de Monitoreo de Cultivos de Coca de la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (UNODC) y anticipó que se situará por debajo de las 20.000 hectáreas en todo el país. “No se concertará ni negociará la ley para erradicar cultivos de hoja de coca ilegal en las áreas protegidas y las reservas forestales, en esos lugares es ‘coca cero’ y simplemente cumplir la norma que prohíbe la plantación de cocales”, advirtió Cáceres.

El funcionario denunció que gente que no es productora de coca ingresa a los parques nacionales y a las reservas para sembrar el arbusto con el pretexto de que no tienen tierra y fuentes de ingreso.

Mil 850 hectáreas fueron eliminadas por la Fuerza de Tarea Conjunta -integrada por militares y policías- en las zonas del Chapare, Apolo y los Yungas, 5,5 toneladas de pasta base; 2,5 toneladas de clorhidrato de cocaína; y 129 toneladas de marihuana fueron confiscadas por la Fuerza Especial.

Asimismo, 12 laboratorios de cristalización de cocaína; 11 laboratorios de reciclaje; y 579 fábricas de pasta base de cocaína, fueron destruidos. Y mil 547 personas, entre extranjeros y bolivianos, fueron detenidos en los 5.321 operativos de interdicción al narcotráfico.


#21F y el Proceso de Cambio en Bolivia: Apenas doce años frente a siglos de vejación. Javier Tolcachier

febrero 19, 2018

 

Si uno observa atentamente el escudo del Estado Plurinacional de Bolivia, verá en el fondo de su óvalo una montaña. Pero no cualquier montaña: es el Sumaj Orcko, cerro magnífico, lugar sagrado para quienes habitaban en su vecindad. Hacia mitad del siglo XVI llegarían al lugar los conquistadores y el cerro cambiaría de nombre y de función, pasando a llamarse Cerro Rico. A su vera crecería Potosí, una de las ciudades más populosas y ricas de aquel mundo. El enorme flujo de plata extraído del cerro adornaba y proveía la platería de cientos de iglesias y las mesas señoriales de los que concurrían a ellas. Pero sobre todo -cuenta Galeano en sus “Venas abiertas”- financiaba las deudas de la Corona española con banqueros alemanes, genoveses, flamencos y españoles. Deudas que costeaban nuevas guerras, nuevas conquistas, nuevas muertes. Hay cosas que permanecen, según parece.

Nada quedaba para los millones de indígenas mitayos y esclavos africanos que murieron en aquellas minas. Nada, salvo dieciséis horas de trabajo diario e insalubre en un frío inclemente a más de cuatro mil metros de altura. Nada, salvo una esperanza de vida por debajo de los 35 años, tuberculosis y silicosis crónicas, castigo por desobediencia o mutilaciones y muertes por accidentes.

Un siglo después decayó el precio de plata y con ello comenzó la decadencia de la fiebre por ella. Pero el suelo boliviano guardaba todavía una enorme riqueza mineral. Fue el turno del estaño.

Ya era otro siglo y otro cerro – Llallagua – con cuyas entrañas comenzó a edificar su imperio económico Simón Patiño. Para entonces, también el mundo había cambiado de imperio y de idioma. Pero el dinero continuaría siendo idioma universal.

Patiño se haría de muchas minas más, construiría el Ferrocarril Machacamarca-Uncía, fundaría el Banco Mercantil y se transformaría en un inversionista mundial. Nuevamente una guerra, la primera guerra mundial, haría subir los precios del metal y con ello, el poderío de los consorcios mineral capitalistas. Consorcios que manejaron la política boliviana y financiaron sucesivas dictaduras. De esas enormes fortunas, poco quedaba para el erario nacional y el desarrollo al servicio del pueblo. “Para eludir los impuestos”, señala Decio Machado (fundación ALDHEA), Patiño “transfirió en mayo de 1924 la sede de sus negocios a los EEUU, constituyendo en julio del mismo año, la Patiño Mines & Enterprise Consolidated Inc., que registró en el estado de Delaware.” Hay cosas que permanecen, según parece.

El excremento de la guerra

El guano es el excremento de aves de zonas costeras, cormoranes llamados guanay. Grandes cantidades de él se hallaban en el litoral boliviano, que junto a la desértica región de Atacama albergaban copiosos depósitos de salitre, un excelente fertilizante como el guano, pero también importante en la fabricación de pólvora. Pólvora que explotó en la Guerra del Pacífico, en la cual Chile se apropió de la costa y el mar pertenecientes a Bolivia.

Pero esa guerra no fue la única en la continuada extirpación de riqueza y territorio boliviano. Pocos años después, en 1899, se desató la Guerra del Acre, en la que Brasil arrebató a Bolivia territorio rico en árboles de caucho y yacimientos auríferos.

Entre 1932 y 1935, en la zona del Chaco, más de cien mil soldados bolivianos y paraguayos morirían en una contienda por el control de supuestos yacimientos petrolíferos bajo su subsuelo. Entre las fuerzas instigadoras de la guerra, la avidez petrolífera de la Standard Oil de Nueva Jersey y de la anglo holandesa Shell.

Nacionalizaciones contra el saqueo

Las sublevaciones siguieron al despojo y a ellas la cruenta represión de los sublevados en un ciclo amargo y continuo. Pero también triunfaría la justicia. La revolución de 1952, liderada por Víctor Paz Estenssoro (MNR), nacionalizó los recursos mineros, emprendiendo un programa de profundas reformas sociales, entre ellas la reforma agraria y la institución del voto universal. Doce años después sería derrocado por el golpe militar encabezado por René Barrientos y diseñado en Washington.

Los hidrocarburos, a su vez, fueron nacionalizados tres veces. En 1936, a la finalización del conflicto con Paraguay, fue el turno de los pozos de la Standard. En 1969, Ovando Candia nacionalizó los de la Gulf Oil.   Finalmente, en 2006, a poco de llegado a la presidencia Evo Morales Ayma, el decreto ‘Héroes del Chaco’ otorgó al Estado el control absoluto de los importantes yacimientos de gas y petróleo del país.

El Proceso de Cambio

En el transcurso del Proceso de Cambio puesto en marcha por los movimientos sociales junto al gobierno de Evo Morales, el Estado recuperó sus principales recursos soberanos y convirtió en estatales a las principales empresas de servicios públicos, gestionadas hasta entonces por multinacionales, principalmente españolas y francesas.

En términos monetarios, esto ha significado el mayor crecimiento económico de los últimos años en América Latina y un exponencial crecimiento de las reservas internacionales del país. Es decir, disponibilidad de recursos para emprender un mejoramiento radical de la calidad de vida de los bolivianos.

Reducir la pobreza extrema de 34 a 15%, una amplia red de más de 3000 centros públicos de salud incluyendo regiones de difícil acceso, 85% de la población disponiendo de agua potable, la entrega de títulos de propiedad de la tierra a más de un millón y medio de campesinos, diversos programas universales de transferencia directa como la Renta Dignidad o el Bono Juancito Pinto, destinar hasta 14% del presupuesto del Estado a fines educativos, construir miles de viviendas sociales o incrementar los salarios, son realizaciones que hablan por sí solas… aunque los medios privados poco hablen de ello.

Una novela televisiva urdida por la restauración conservadora

De lo que sí hablaron los medios hasta el hartazgo hace dos años fue de Gabriela Zapata, una antigua novia de Morales, relación de la cual – según un periodista con dudosas vinculaciones – habría nacido un niño ocultado a la opinión pública. Además, la señora habría utilizado influencia y contactos a fin de conseguir contratos del Estado para la compañía china CAMC, de la que era ejecutiva. Una trama novelesca, como toda ficción con algún trozo verdadero.

El niño era por supuesto inexistente, pero la empresaria Zapata sí fue condenada a diez años de prisión por los contratos obtenidos, aunque el presidente o sus colaboradores no tuvieran relación con ello.

El culebrón de intimidades y corrupción logró envenenar la opinión pública, cuestionando la moral presidencial y consiguió su objetivo: torcer el resultado del plebiscito de febrero de 2016. Con una participación cercana al 85% el No ganó entonces por algo más de dos puntos porcentuales.

Mirar con perspectiva histórica

Un reciente fallo del Tribunal Supremo de Justicia ha habilitado la posibilidad de que Evo Morales se postule en las próximas elecciones presidenciales. Con él, aumentan las posibilidades de dar continuidad a un proceso de profundas transformaciones que cumple ahora doce años.

Más allá de los aspectos materiales, el pueblo boliviano, en especial el más sometido y discriminado, ha recuperado su dignidad y protagonismo en la esfera política. Acaso eso es lo que más le duele a los sectores de la oligarquía, a las empresas transnacionales y a cierta clase media urbana temerosa del ascenso de los sectores populares.

Los grupos de poder, resueltos a impedir los cambios, han organizado y financiado “comités cívicos”, herederos del golpismo mediolunático de 2008, los que impulsados por los EEUU y alentados por aires de restauración neocolonial protestan el supuesto irrespeto de la voluntad popular, claman una “deriva antidemocrática” y se rasgan las vestiduras por la “corrupción generalizada”. Un molde publicitario repetido en distintos lugares de América Latina pero no por eso menos efectivo.

En perspectiva histórica, la pregunta correcta no es sobre proscribir candidaturas para supuestamente preservar la democracia, como también se intenta con Rafael Correa, con Lula o con Cristina Fernández. La pregunta es sobre cómo democratizar la vida, evitando el retorno a una política controlada por el poder económico, llena de sufrimiento y violencia para el pueblo boliviano. Porque, ¿cuántos años de soberanía y dignidad son necesarios para reparar siglos de expolio y vejación? Seguramente más que doce.


García Linera: Salud de Evo Morales está controlada e informes son positivos.

marzo 3, 2017

Deseo un pronto restablecimiento al Presidente Evo Morales. Seguro que, en Cuba, está en buenas manos,

Ver imagen en TwitterInforma Cubadebate. Luego del viaje del mandatario boliviano a Cuba debido a afecciones en la garganta, el vicepresidente de esa nación, Álvaro García Linera ,  informó que la salud de Evo Morales está controlada y los informes médicos son positivos.

Linera explicó que el domingo pasado el presidente Morales presentó un cuadro de problemas en las cuerdas vocales, sinusitis y dolores en la parte derecha del abdomen, por lo cual fue necesario un tratamiento de emergencia, pero “los resultados son tranquilizantes”.

“El presidente tiene infección viral que no es de gravedad, es tratable”, aseguró Linera durante una rueda de prensa. Asimismo, indicó que los médicos de Cuba “pidieron que presidente se quede en revisión, unos cuatro o cinco días más”.

El vicepresidente boliviano dijo a sectores de la oposición que “ante la ignorancia, lo más digno es quedarse callados”.


A %d blogueros les gusta esto: