La vida y su costo. Alfredo Vera Arrata

noviembre 14, 2017

 

En el tiempo primitivo los objetos y las personas se vendían a un precio tan irrisorio que se lo comparaba con un plato de lentejas.

Al correr de los tiempos, y con todo lo que ha evolucionado la sociedad, este fenómeno que tiene que ver con el costo de la vida, empeora porque cada vez, los seres humanos tienen un costo tan minúsculo y devaluado que casi ya no valen nada.

Este es un fenómeno universal y nuestra realidad tiene semejanza y ya los individuos también incrementan su devaluación, sin importar las funciones que ocupan, ni los niveles de formación académica que ellos hayan alcanzado.

En el ámbito de la política la crisis de valoración se deteriora más por las ambiciones de figuración que los sujetos  anhelan alcanzar.

Analicemos lo que acontece en estos momentos cuando se ha descubierto una inmensa red de corrupción en las contrataciones de importantes obras públicas por parte del Estado.

Casi una docena de países están afectados por el descubrimiento de negocios sucios y corruptos desplegados por varias empresas internacionales, entre ellas, una brasilera que pertenece a un magnate de apellido Odebrecht y nuestro país no está excluido de este perverso fenómeno que nos afecta desde hace más de diez años.

Varios contratos de obras importantes para el desarrollo de nuestra colectividad fueron concertados con la mencionada empresa y no fuimos excluidos de este azote infernal.

A la hora de arreglar cuentas, aparece que ciertos individuos que cayeron en la tentación de vender su conciencia, hasta reniegan de su pasado y no tiene escrúpulos para enseñorear públicamente su acto de traición ante la confianza con la que el pueblo los eligió para diversos cargos.

Después de participar con una cuota de beneficio personal, los que hace poco tiempo se proclamaban militantes de Alianza País no tienen empacho en traicionar  al gestor de ese movimiento político y se convierten en aliados de quienes han patrocinado la persecución de los que fueron sus compañeros y, sin justificación alguna, están siendo víctimas de acusaciones desprovistas de pruebas evidentes de haber tocado parte de esos dineros mal habidos.

Los argumentos en algunos casos son derivados por el vínculo de parentesco entre los presuntos actores de los delitos, lo que atenta contra el contenido de la norma Constitucional, que universalmente no admite que se juzgue como complicidad en la comisión de esos entuertos, por afinidad familiar.

EL Fiscal que  investiga esos latrocinios, proclamó la inocencia de los extranjeros corruptores que confesaron su culpabilidad.

Para castigar a los inocentes hay una confabulación que no puede justificarse, porque responden a razones políticas.

Los maledicentes no se saldrán con la suya y, más temprano de lo que puedan imaginar, los que vendieron su conciencia serán castigados por la vindicta popular.


La crisis de la democracia en el neoliberalismo. Emir Sader

marzo 28, 2017
ALAI AMLATINA, 27/03/2017.- Un elemento que se ha globalizado rápidamente ha sido el de la crisis de la democracia. En Europa, que se enorgullecía de sus sistemas políticos, las políticas de austeridad han promovido la generalizada deslegitimación de esos sistemas, centrados en dos grandes partidos. Cuando ambos asumieron esas políticas económicas anti-sociales, han entrado en crisis acelerada, perdiendo votos, intensificando el desinterés político por las elecciones, dado que esos dos partidos promueven políticas similares. Han empezado a surgir alternativas –en la extrema derecha y en la misma izquierda- que ponen en shock a esos sistemas: por la derecha de forma autoritaria, por la izquierda buscando el ensanchamiento y la renovación de las democracias.

Hasta que la crisis de las democracias dio un salto con el Brexit y con la elección de Donald Trump en los EEUU. En Gran Bretaña, los dos partidos tradicionales fueron derrotados en una decisión crucial para el futuro del país y de la misma Europa, con la decisión mayoritaria de salida de la Unión Europea. Lo cual refleja cómo esos dos partidos no han sabido entender el malestar de gran parte de la población –incluso de amplios sectores de la misma clase trabajadora- respecto a los efectos negativos de la globalización neoliberal. Los trabajadores, electores tradicionales del Partido Laborista, concentraron su voto por el Brexit, en contra de la decisión de ese partido y terminaron decidiendo la votación.

En EEUU la victoria de un candidato outsider, que, para ganar, no solo enfrentó al Partido Demócrata sino también a los grandes medios, a la dirección de su propio partido, a los formadores de opinión. El triunfo de Trump representó una derrota para los dos partidos como expresiones de la voluntad organizada de los norteamericanos.

Por todas partes la democracia tradicional hace agua. Los partidos tradicionales pierden aceleradamente apoyos, las personas se interesan cada vez menos por la política, votan cada vez menos, los sistemas políticos entran en crisis, ya no representan a la sociedad. Es la democracia liberal, que siempre se autodefinió como “la democracia”, la que entra en crisis, bajo el impacto de la pérdida de legitimidad de gobiernos que han asumido los proyectos antisociales del neoliberalismo y de la misma política, corrompida por el poder del dinero, que en el neoliberalismo invade a toda la sociedad, incluso a la misma política.

En América Latina, dos países que habían fortalecido sus sistemas políticos, mediante gobiernos y liderazgos con legitimidad popular, como Argentina y Brasil, han retrocedido hacia gobiernos que pierden –o nunca han tenido– apoyo popular. El mismo sistema político sufre con gobiernos que han hecho promesas o han sido elegidos con programas distintos a los que ponen en práctica. El programa neoliberal de ajustes fiscales profundiza la crisis de legitimidad de los gobiernos y de los mismos sistemas políticos.

La concepción que preside al neoliberalismo, que busca transformar todo en mercancía, llegó de lleno a la política, con sus financiamientos privados, con campañas adecuadas a servicios de marketing, con millonarias actividades que hacen de las campañas un despliegue de piezas publicitarias casi al estilo de cualquier otra mercancía. Por otra parte, gobiernos copados de ejecutivos privados los hacen cada vez más parecidos a empresas, por el personal y por la concepción que preside a gobiernos con mentalidad de mercado.

La era neoliberal es así la era del agotamiento del sistema de las democracias liberales. Los agentes que le daban legitimidad – parlamentos con representación popular, partidos con definiciones ideológicas, sindicatos y centrales sindicales fuertes, dirigentes políticos representantes de distintos proyectos políticos, medios de comunicación como espacio relativamente diversificado de debates – se han vaciado, dejando al sistema político y a los gobiernos suspendidos en el aire. El desprestigio de la política es la consecuencia inmediata del Estado mínimo y de la centralidad del mercado.

La crisis de las democracias se ha vuelto uno de los temas que se extienden de los EEUU a la América Latina, pasando por Europa y por Asia. Ya no se trata de reivindicar un sistema que se ha agotado, sino de construir formas alternativas de Estado, de sistemas políticos y de representación política de todas las fuerzas sociales.


¿Por qué sobrevive el neoliberalismo? Emir Sader

febrero 8, 2017

En su surgimiento el modelo neoliberal traía promesas atrayentes. Antes de todo, contener los gastos excesivos del Estado, diagnosticado con la fuente de la inflación. Por otra parte, imponer a la economía el dinamismo centrado en las empresas privadas y en el mercado. Por el discurso liberal que lo acompañaba, se fortalecería la sociedad civil y la ciudadanía, libres de las trabas y de la opresión del Estado.

 Emir-Sader-01No fue lo que pasó pero, por lo menos, en algunos casos, y por algún tiempo, hubo control de la inflación, aunque multiplicando la deuda pública. Cuando sus efectos positivos se habían agotado, vino el discurso de que, si era el mejor modelo, era el único posible en la era de la globalización.

Hoy, cuando la crisis recesiva se perpetúa en Europa, ya desde 2008, mientras que ese efecto se extiende por toda la economía internacional, ya no se ven rasgos positivos y tampoco, es obligatorio mantener el modelo neoliberal, eje de la crisis a nivel nacional e internacional. Los partidos tradicionales, conservadores y socialdemócratas, que han asumido la política de austeridad –la forma que asume el neoliberalismo en ese continente – se ven castigados por los electores y cada elección se vuelve una desesperación para esos partidos.

 En ningún lado la aplicación de los duros ajustes fiscales –eje de los modelos neoliberales– cumplió con sus promesas. Ni control de las cuentas públicas y de la inflación, menos todavía retomar el desarrollo económico. Su desempeño es globalmente considerado un fracaso, responsable por la perpetuación de la recesión en la economía mundial.

En América Latina ello es igualmente evidente. Compárese las economías de Argentina y de Brasil en los gobiernos anti neoliberales y en el retorno del modelo neoliberal, y el resultado es escandalosamente claro a favor de los primeros. Mírese todo lo que han mejorado países como Ecuador, Bolivia, Brasil, en comparación con la situación de México, de Perú.

Pero, ¿por qué, a pesar del espectacular fracaso del neoliberalismo, ese modelo sigue vigente en gran parte del mundo, incluyendo EEUU, Europa, Japón, la mayoría de los países de América Latina, de Asia y de África?

En primer lugar, porque ese modelo refleja los intereses del capital financiero, que es el hegemónico a nivel económico, en el estadio actual del proceso de acumulación del capital. Hay fuertes intereses económicos en la preservación de ese modelo, que solo incrementa la riqueza y el poder del capital financiero.

En segundo lugar, porque el propio capitalismo no posee alternativas. Llegado a su etapa actual, no lograría retornar a formas de regulación económica, que le permitirán no estar sometido a las presiones recesivas del capital financiero.

En tercer lugar, porque las fuerzas que se oponen al neoliberalismo no han logrado, hasta ahora, en la gran mayoría de los países, comprender que la lucha fundamental en el período histórico actual es por la superación del modelo neoliberal y lograr así construir una alternativa concreta a ese modelo, congregando a las fuerzas sociales y políticas necesarias.

Después de su surgimiento con fuerza, el modelo neoliberal pasó a su fase de sobrevivencia, una fase marcada por la recesión económica y por una gigantesca crisis social, así como por una inmensa crisis hegemónica que apunta hacia su agotamiento y la búsqueda de alternativas de su superación.


15M. Cinco años después…

mayo 14, 2016

15M. Cinco años después…
Hace cinco años que el mundo tembló, se movió, a manera de Tsunami colectivo.
Nos movilizamos, salimos a calles y plazas, dijimos aquí estamos, dispuestos a NO callarnos NUNCA MÁS.
Pero como siempre, quienes tienen las riendas del poder, aquellos que pueden modificar estructuras, no lo han hecho.

Per una democràcia real ja, amb Arcadi Oliveras

Aquel 15 de mayo en la Plaza de Catalunya leímos un Manifiesto al unísono con Arcadi Oliveres, subidos a un camión.
Luego, caminamos juntos personas de todas edades. Los balcones de las casas por donde pasábamos se llenaban de gente que aplaudían a los movilizados. Muchos, se unieron a nuestro caminar.
La Plaza de Catalunya a partir de aquella fecha fue lugar de encuentro. Algunos se instalaron en acampada. Otros, cuando las obligaciones familiares lo permitían, nos sentábamos y discutíamos en un intento de encontrar nuevos caminos, conseguir logros.

Pero, una dura crisis sigue azotando a todas las familias. Casi nadie se escapa de sus zarpazos. Aunque los políticos digan que la estamos superando, mayoritariamente, NO lo notamos.
¿Cómo salir adelante si no hay trabajo y, lo único que ofrecen son contratos basura, tal vez por días?
Se diría que está hecho adrede para “hinchar” las listas de los nuevos trabajadores. Saben, quiénes así dicen, que no es la solución para nada ni para nadie.
Los que tienen determinada edad y perdieron su trabajo, tienen complicado su futuro.
Los jóvenes, poco preparados -no olvidemos el desbarajuste de los Planes de Educación-, lo tienen dificil también. Una gran mayoría viven a expensas de padres y abuelos, compartiendo y, esperando mejor suerte. ¡Triste panorama! Nos duelen las entrañas…
¿Quién tiene la clave que permita descubrir caminos de esperanza, pautas, para un mejor hoy y también un nítido mañana?
Si la “llave maestra” está en manos de los polticos, el panorama es de tragedia. Exijámosles respeto y rigor.


DECLARACIÓN DE BARCELONA: “REFUGIADOS: EL DESAFÍO DE NUESTRA HUMANIDAD”

marzo 2, 2016

En la XV Cumbre Mundial de Premios Nobel de la Paz, en Barcelona el 15/11/15) se aprobó este Manifiesto de Conclusiones que pide “humanidad y solidaridad” por las víctimas de Siria, Iraq o Yemen igual que por las de París. NO se publicó en prensa.

Nobeles Paz en Barcelona 2015

Nosotros, los Premios Nobel de la Paz y las Organizaciones de la Paz, reunidos en Barcelona del 12 al 15 de noviembre de 2015, en presencia de jóvenes de todo el mundo, hemos considerado cuestiones que afectan a la paz mundial – con especial énfasis en la crisis de refugiados y la migración.
Estamos profundamente consternados y escandalizados por el asesinato bárbaro de más de 150 personas inocentes en París en la tarde del 13 de noviembre. Expresamos nuestro más profundo pésame y solidaridad con las familias de las víctimas y con el pueblo de Francia.
Este indignante ataque subraya la necesidad urgente de abordar las causas fundamentales de la actual crisis de los refugiados y la inseguridad en el mundo. Esta situación no debe ser objeto de abuso para demonizar a los refugiados y la comunidad musulmana.
Como personas y organizaciones galardonadas con el Premio Nobel de la Paz nos unimos a millones de individuos, organizaciones, comunidades y ciudades que con su trabajo diario contribuyen a un mundo mejor y más pacífico.
Colectivamente elevamos nuestras voces para solidarizarnos con los millones de refugiados que se han visto obligados a abandonar sus hogares. Afirmamos que la manera de honrar y proteger su inherente dignidad y sus derechos humanos es una medida de nuestra propia humanidad.
Nos preocupa particularmente la situación de mujeres y niños cuyas vidas han sido devastadas por el conflicto, la represión y la privación. Debemos y podemos eliminar las condiciones que obligan a las personas a abandonar sus hogares.
La crisis de los refugiados y la migración no son hechos aislados. Son síntomas de problemas más amplios a los que se enfrenta la humanidad y que incluyen:
 continuos conflictos en muchos países;
 consecuencia del militarismo, del nacionalismo extremo y del uso de la fuerza y guerras de proximidad por potencias mundiales en la búsqueda de intereses estratégicos, financieros e ideológicos;
 creencias religiosas distorsionadas que conducen a terribles actos de violencia;
 fracaso de gobernanza caracterizada por la corrupción rampante y la ausencia de democracia, derechos humanos básicos y Estado de derecho;
 las profundas desigualdades en oportunidades y en el bienestar económico y social entre y dentro de los llamados países desarrollados y en desarrollo;
 incapacidad para integrar, tolerar y apreciar el valor de la diversidad religiosa, cultural y étnica;
 el creciente impacto del cambio climático que amenaza cada vez más la seguridad alimentaria y afecta las vidas de cientos de millones de personas en las sociedades más vulnerables; y
 la explotación criminal de los refugiados por parte de los traficantes.
Consideramos que muchos de estos problemas podrían ser solucionados si la comunidad internacional cumple con su compromiso de lograr los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible adoptados ya como una hoja de ruta completa, práctica y realizable para la consecución de un futuro seguro y pacífico.
Así mismo, hacemos un llamamiento a la comunidad internacional para, en particular:
 abordar las causas de la crisis de los refugiados y la migración al tiempo que se aseguran el asilo;
 redoblar los esfuerzos para traer la paz a Siria, Afganistán, Irak, Yemen, Ucrania, Palestina/Israel, Somalia, Sudán del Sur, la República Centroafricana y otras sociedades en conflicto en un proceso que incluya a los pueblos implicados – especialmente mujeres – y a las naciones concernidas;
 denunciar y rechazar el uso de doctrinas religiosas e ideologías distorsionadas para justificar la violencia mediante el uso pervertido de la compasión y otros valores universales;
 asegurar el acceso adecuado de los niños refugiados a la educación y la salud;
 propiciar la gobernabilidad basada en el respeto de los derechos humanos y el imperio de la ley;
 prevenir los conflictos étnicos y la represión mediante el reconocimiento del valor de la diversidad y la protección de los derechos de las minorías;
 lograr la implementación de acuerdos internacionales para combatir el cambio climático incluyendo a todos los integrantes de la sociedad: el gobierno, los negocios, las finanzas y los militares – con especial énfasis en la próxima Conferencia de París-;
 identificar y enjuiciar a los responsables del tráfico de personas;
 dotar de más apoyo a los países que bordean las zonas de conflicto y que acogen refugiados y alentar a las organizaciones humanitarias a ayudar a los refugiados.
La verdadera seguridad nunca se logrará por la fuerza militar o por la posesión y la amenaza de armas nucleares. Requiere la adhesión al derecho internacional humanitario y la cooperación global en las auténticas necesidades de la humanidad. Requerimos a las Naciones del mundo a:
 destinar cada año por lo menos el 10% de gasto militar anual de más de 1,8 billones de dólares para implementar los programas correspondientes a los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible;
 implementar completamente el Tratado de Comercio de Armas y eliminar el tráfico de armas;
 poner fin inmediato a cualquier nueva carrera armamentista especialmente toda la que se refiere a la modernización de los arsenales nucleares y a la producción de armas completamente autónomas; y
 cumplir con la obligación legal de iniciar ahora las negociaciones para la eliminación de las armas nucleares.
La verdadera seguridad personal, nacional y mundial se basa en la aplicación práctica de la compasión.
Nosotros, las personas y las organizaciones galardonadas con el Premio Nobel de la Paz seguiremos ocupándonos de los temas cruciales que figuran en el siguiente anexo:
1. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible:
Las naciones del mundo han acordado colectivamente un conjunto de objetivos para el 2030. La puesta en práctica de estos compromisos conllevará un modelo de seguridad cooperativa. Vale la pena enumerar los objetivos específicos y los correspondientes compromisos políticos y exigir a los líderes que se aprueben los programas que permitan alcanzarlos. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible adoptados por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 25 de septiembre de 2015, contienen 17 Objetivos y 169 metas asociadas.
2. Desarme Nuclear.
Nueve naciones: Reino Unido, Francia, Rusia, China, Estados Unidos, India, Israel, Pakistán y Corea del Norte poseen actualmente armas nucleares y amenazan con utilizarlas. Existen unos 16.000 de estos terribles dispositivos, de los cuales Rusia y Estados Unidos poseen más de un 95%. Existe una obligación legal, contenida en el Tratado de no proliferación Nuclear y claramente establecida en una decisión unánime de la Corte Internacional de Justicia, de negociar su eliminación universal.
El agravamiento de las tensiones en las partes volátiles del mundo, incluyendo Ucrania, Oriente Medio y Asia meridional, ha incrementado la preocupación de que los conflictos regionales podrían escaparse del control y llegar al uso de armas nucleares. Por otra parte, sabemos que las consecuencias médicas y medioambientales de una guerra nuclear regional sin precedentes en escala y alcance harían imposible una respuesta humanitaria eficaz. Incluso con la utilización de menos del 1% de las 16.000 armas nucleares utilizadas en conflicto, el enfriamiento de la atmósfera terrestre y la consiguiente hambruna habría 2 billones de muertes por hambre en el mundo y también aumentarían los conflictos sobre los recursos limitados y se intensificaría la crisis de los refugiados más allá de todas las dimensiones manejables. Por lo tanto, la prohibición y la eliminación de armas nucleares es, ante todo, una obligación humanitaria.
El Derecho Internacional Humanitario prohíbe el uso de cualquier arma en la medida en que no discrimine entre civiles y
combatientes y conlleve a un sufrimiento innecesario. Es más, es ilegal amenazar con armas de destrucción masiva a las zonas pobladas. Las armas nucleares violan estas prohibiciones. Su terrible capacidad de destrucción representa una amenaza inmoral de su uso y una violación del Derecho Internacional Humanitario. Las políticas basadas en esta amenaza constituyen una manera inaceptable de buscar seguridad.
El Tratado de no Proliferación Nuclear requiere la prohibición y la eliminación verificable de las armas nucleares. Los Estados armados nuclearmente no han cumplido con estas obligaciones de desarme nuclear. Deben ser llamados por la comunidad internacional para que rindan cuenta y obligados a actuar responsablemente. En los últimos dos años varios movimientos están trabajando para prohibir y eliminar las armas nucleares. Tres conferencias internacionales de Estados en Oslo, Nayarit y Viena proporcionan gran parte de la prueba pericial que ahora se ha resumido y presentado a la Conferencia de examen del TNP de 2015, y a la 70 sesión de la Asamblea General de la ONU como la base humanitaria para el desarme nuclear.
Al “compromiso humanitario”, lanzado al finalizar la Conferencia de Viena sobre las Consecuencias Humanitarias de las Armas Nucleares en diciembre del 2014, ya se han adherido 121 Estados. El compromiso identifica un vacío legal que ha permitido a los Estados armados nuclearmente evadir el cumplimiento de sus obligaciones de desarme y llama a acciones para “estigmatizar, prohibir y
eliminar las armas nucleares”. Nos inspiramos en el plan de cinco puntos del Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, que solicita un Convenio o marco de instrumentos legales para la eliminación de armas nucleares y en la poderosa nueva visión del Papa Francisco y la Santa Sede que han calificado como inmoral la posesión y la amenaza del uso de las armas nucleares. Su análisis es que la teoría de la disuasión que sirve para justificar la posesión y la amenaza del uso de las armas nucleares se basa en la intención, la preparación y el deseo de aniquilar a millones de personas inocentes y que tal postura no puede considerarse como moral y por lo tanto, la amenaza del uso, así como la posesión de armas nucleares, es inmoral.
Como galardonados por el Premio Nobel de la Paz, solicitamos a todos los Estados hacer evidente las graves consecuencias del uso de las armas nucleares para centrar los procesos políticos y diplomáticos para prohibir y eliminar su uso y, aprovechando el impulso de esta iniciativa humanitaria, es preciso y apremiante asegurarse de no se puede demorar más el camino hacia un mundo libre de armas nucleares.
Pendientes de la eliminación legal, verificable y ejecutable de estas armas y en consonancia con los compromisos ya asumidos en el Tratado de no Proliferación Nuclear de reducir el papel de las armas nucleares en las políticas de seguridad, instamos a comprometerse al no primer uso y a una resolución del Consejo de Seguridad que prohíba su uso dirigido a zonas pobladas. Además, hasta la entrada
completa del Tratado de Prohibición en vigor, urgimos a una resolución del Consejo de Seguridad para que ningún Estado pueda participar en la explosión para la prueba de armas nucleares.
También encomiamos el arduo trabajo de los diplomáticos y el éxito obtenido por el Consejo de Seguridad, Resolución 2231 sobre Irán, que evita la proliferación de armas nucleares en Oriente Medio, y que contribuye a terminar el programa de armas químicas en Siria y a demostrar que, cuando existen políticas de apoyo y buena voluntad, se pueden alcanzar soluciones urgentes de seguridad. Instamos al compromiso para el inicio de las negociaciones sobre la prohibición y la eliminación de armas nucleares. Este compromiso debe comenzar ahora y puede llevarse a cabo simultáneamente en diferentes foros. Felicitamos la creación del Open Ended Working Group de la Asamblea General de las Naciones Unidas con el mandato de “conducir sustancialmente a medidas y disposiciones legales eficaces para alcanzar y mantener un mundo sin armas nucleares” y esperamos que ello revitalice los esfuerzos de la abolición nuclear.
Condenamos los miles de millones de dólares utilizan los Estados armados nuclearmente para modernizar sus arsenales, así como las acciones que estimulan la carrera armamentista.
3. Cambio climático:
El reciente 5º Informe de Evaluación (AR5) del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) ha enviado
tres mensajes generales al mundo: 1) la influencia humana en el sistema climático es clara y aumenta sin cesar; 2) debemos actuar rápida y decisivamente para evitar progresivamente los resultados destructivos y 3) tenemos los medios para limitar el cambio climático y construir un futuro mejor. El Informe trata explícitamente las consecuencias del cambio climático sobre la seguridad humana, incluyendo la migración, el desplazamiento y los conflictos violentos. En este sentido, las principales conclusiones del IPCC son las siguientes:
El cambio climático durante el siglo XXI contribuirá a aumentar el desplazamiento de personas. Los riesgos de desplazamiento aumentan cuando las poblaciones que carecen de los recursos para la migración planificada experimentan mayor exposición a sucesos climáticos extremos, en las zonas rurales y urbanas, particularmente en los países en desarrollo con bajos ingresos. Ampliar las oportunidades de movilidad puede reducir la vulnerabilidad de estas poblaciones. Los cambios en los patrones de migración pueden ser respuestas a situaciones climáticas extremas y a la variabilidad climática a largo plazo. Sin embargo, la migración también puede ser una estrategia de adaptación eficaz.
El cambio climático puede aumentar indirectamente los riesgos de conflictos violentos en forma de guerra civil y de violencia entre los grupos amplificando controladores bien documentados de estos conflictos como la pobreza y las crisis económicas. Múltiples
evidencia ponen de manifiesto la relación entre el cambio climático y estas formas de conflicto.
Los impactos del cambio climático en la situación crítica de las infraestructuras y la integridad territorial de muchos Estados influiría en las políticas de seguridad nacional. Algunos impactos transfronterizos del cambio climático, tales como cambios en el hielo marino, en los recursos hídricos compartidos y en las poblaciones de peces pelágicos, tienen el potencial para aumentar la rivalidad entre los Estados, donde sólidas instituciones nacionales e intergubernamentales pueden mejorar la cooperación pudiendo manejar muchas de estas rivalidades.
La construcción de un mundo de bajas emisiones de carbono para estabilizar el clima creará nuevas oportunidades para compartir entre las personas, las empresas y los países.
El cambio climático afectará cada vez más a todos los ciudadanos y sectores económicos alrededor del mundo y, sobre todo, a los pobres y menos favorecidos. Es, por consiguiente, imperativo que la 21 Conferencia de las Partes en la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático que se celebrará en París, Francia, del 30 de noviembre al 11 de diciembre 2015, establezca un acuerdo para apoyar la acción rápida y decidida por parte de todos los Estados miembros en la adaptación, dirección y mitigación del cambio climático.
La Cumbre contó con la participación de los siguientes nueve galardonados con el Nobel de la Paz: Presidente Dr. Oscar Arias Sanchez, Presidente Frederik Willem De Klerk, Dra. Shirin Ebadi, Sr. Tawakkol Karman, Sra. Mairead Corrigan Maguire, Lord David Trimble, Presidente Lech Walesa, Sra. Betty Williams, Profesora. Jody Williams.
Y de las siguientes diez organizaciones laureadas con el Premio Nobel de la Paz:
The American Friends Service Committee, European Commission, International Campaign to Ban Landmines, International Labour Organization, Intergovernmental Panel on Climate Change, International Peace Bureau, International Physicians for the Prevention of Nuclear War, Pugwash Conferences on Science and World Affairs, United Nations, United Nations High Commissioner for Refugees.
Sin embargo, no todos necesariamente apoyan todos los aspectos del consenso general que surgió de las deliberaciones de la Cumbre.


¿Cuáles son los límites de la derecha en América Latina? Emir Sader

enero 6, 2016

Clima de euforia en los medios de la derecha latinoamericana, después de década y media de sucesivas frustraciones. Creen que pueden volver a ser protagonistas de la historia latinoamericana contemporánea. En los medios financieros y en los medios de información internacionales, hay verdadera euforia.

Emir-Sader-01

El ímpetu con que actúan en Argentina y en Venezuela puede dar la impresión de que saben hacia dónde quieren ir, que tienen la clave del futuro de nuestras sociedades, que se han renovado al punto de poder volverse fuerza hegemónica en la región. Critican a los gobiernos progresistas, como si se tratara de un ciclo agotado, al cual ellos se proponen suceder y superar.

Pero, ¿qué tanto es así? ¿Qué se puede desprender de los primeros movimientos del gobierno de Mauricio Macri en Argentina y de los de la oposición victoriosa en las elecciones parlamentarias en Venezuela?

Aunque se propongan imprimir un nuevo impulso a la economía, todos los síntomas indican que retomarán el liberalismo económico, a pesar de su fracaso espectacular en el pasado reciente de esos países y en los que aún lo mantienen como modelo, como México, Perú y otros. Las medidas puestas en práctica en Argentina y las que se anuncian en Venezuela representan la vieja fórmula del retiro del Estado de su capacidad de regulación de la economía, de la liberación de acción de las fuerzas del mercado, de reinserción internacional e incluso subordinación al FMI y a la política norteamericana en la región. Profundización de la recesión y aguda crisis social son los corolarios obligatorios de esas políticas.

Nada que ver con la superación del ciclo progresista, aunque declararon formalmente que mantendrían las políticas sociales de esos gobiernos, reconociendo su éxito y apoyo popular. Pero al reafirmar a los supuestos duros de las políticas neoliberales, cortando recursos y afectando directamente a los núcleos que las implementaban, demuestran, en Argentina, la contradicción entre su política económica y los objetivos sociales. Contradicción clara en Argentina, donde se multiplica el desempleo con enorme rapidez, y probable, en caso de que llegaran a gobernar en Venezuela, por la forma cómo se critica la generación de empleos, supuestamente de manera artificial y política por parte de los gobiernos tildados de “populistas”.

Como llegaron al gobierno por la vía electoral, no pueden recurrir a la represión abierta de los movimientos populares, que dio un margen de maniobra a las dictaduras para imponer su “paz social”. En Argentina se enfrentan, desde los primeros días, a movilizaciones populares masivas e indignadas por la brutalidad con que se intenta desmontar los derechos reconquistados a lo largo de los últimos 12 años. No hay luna de miel para el gobierno de Mauricio Macri que, al contrario, cuando recién empiezan las primeras y duras negociaciones salariales, no va a tener la vida fácil como su risueña campaña electoral auguraba.

¿Qué pasará cuando el gobierno se dé cuenta que la economía no volverá a crecer con las medidas que toma? ¿Qué, al contrario, se ahonda la recesión, con elevación del desempleo y de la crisis social? ¿Qué pasará cuando se dé cuenta que no dispone de mayoría política para seguir gobernando mediante decretos? ¿Qué pasará cuando tome conciencia que no puede establecer acuerdos internacionales que se contrapongan al Mercosur, salvo que intente la aventura de abandonar esa alianza regional de la que tanto depende la economía argentina y se aleje cada vez más de Brasil?

En Venezuela, la derecha, eufórica por su mayoría parlamentaria y proyectando el cambio de gobierno en seis meses, también va a tener que enfrentarse con la dura realidad concreta. En primer lugar, triunfaron en las elecciones parlamentarias, obteniendo 400 mil votos más que en la elección anterior – el voto castigo probablemente de chavistas descontentos -, pero también hubo una gran abstención – 2 millones – de chavistas que no optaron por el voto castigo, pero que son una reserva de apoyo para el gobierno. Esos amplios sectores, frente a un referendo revocatorio que la oposición logre convocar, no se sumarán automáticamente al fin del gobierno chavista, a sabiendas de todas las consecuencias negativas para los sectores populares.

En segundo lugar, las nuevas iniciativas del gobierno para reactivar a la economía, a ser enviadas a la Asamblea Nacional, van a plantear a la oposición el desafío de compartir medidas en contra de la crisis o de mantenerse en la impopular actitud de cuanto peor, mejor. A sabiendas que los problemas económicos son los que más afectan a la gente y que el sector moderado de la oposición quiere ayudar a superar la crisis, mientras que el sector radical solo piensa en cambiar el gobierno, las dificultades y el desgaste para la oposición pueden ser decisivos frente a una población necesitada de soluciones inmediatas para sus problemas.

Por otra parte, las medidas con las que el gobierno se ha blindado, dificultan mucho las primeras medidas anunciadas por la oposición, sea en relación a la amnistía o cualquier otra que busque la sustitución del gobierno en seis meses, van a chocar con una institucionalidad adversa, ya sea del Ejecutivo o del Poder Judicial. La euforia inicial se va agotar rápidamente. Quedaría la convocatoria del referendo en la mitad del gobierno de Nicolás Maduro, que puede ser logrado con el 20% de firmas de los electores.

Pero frente a la disyuntiva de terminar de una vez con los gobiernos chavistas y entregar el poder a la oposición o seguir peleando por la superación de la crisis en el marco de esos gobiernos, la oposición no contará fácilmente con una mayoría. Lo decisivo será la lucha de masas en los próximos meses, junto con la reacción popular frente a las iniciativas del gobierno para superar la crisis y las respuestas de la oposición. Las movilizaciones populares, que se han iniciado ya, favorecen ampliamente al gobierno, que cuenta con una militancia activa, mientras que la oposición cuenta con un gran apoyo silencioso y el descontento de sectores populares que siempre habían apoyado al chavismo.

Pero lo determinante será la postura política de la izquierda, de proponer alternativas concretas, de desencadenar la lucha de ideas y ser capaz de movilizar a los más amplios sectores populares en la resistencia en contra de la derecha, dirigiendo, de forma unificada, la continuidad de las luchas en contra del neoliberalismo y de los intentos de restauración conservadora en nuestras sociedades.


Unió Democràtica rompe con CDC, después de 37 años y sale del gobierno de Cataluña

junio 17, 2015

Unio Democràtica

El secretario general de Unió Democrática, Ramón Espadaler, ha confirmado que los consejeros de Unió se marchan del Gobierno de la Generalitat. Es la respuesta del partido democristiano al ultimatum hecho por Mas el pasado lunes para que apoyasen la hoja de ruta hacia la independencia.
“No compartimos ni la forma ni el fondo”, ha manifestado Ramón Espadaler, Secretario General de Unió Democrática de Cataluña.
Unió Democràtica ha estado, desde hace 37 años, en coalición con CDC, cuyas siglas eran Convergència i Unió. Fue clave en la política catalana y española desde tiempos de la Transición.
Aunque la coalición no se ha roto formalmente, Espadaler ha reconocido que la decisión de hoy “supone un antes y un después. Es una respuesta formal a una discrepancia formal”. Para la opinión púbica catalana, esta decisión de Unió supone una ruptura de la coalición.


A %d blogueros les gusta esto: