Una economía al servicio del 1%

octubre 29, 2016

derechos-humanosLa desigualdad extrema en el mundo está alcanzando cotas insoportables.
Acabar con los privilegios y la concentración de poder para frenar la desigualdad extrema.
Actualmente, el 1% más rico de la población mundial posee más riqueza que el 99% restante de las personas del planeta, España no es una excepción: en 2015, el 1% más rico de la población concentra ya casi tanta riqueza como el 80% más pobre.
Mientras, la población en situación de pobreza y exclusión ha alcanzado en 2014 su máximo histórico, un 29,2% de la población: 13,4 millones de personas.
Hoy día es imposible combatir con éxito la pobreza, sin abordar de manera decidida la crisis de desigualdad.
Atacar el complejo entramado de paraísos fiscales que hace posible que se vacíen las arcas públicas es fundamental, para combatir la desigualdad de forma efectiva.
El nuevo Parlamento y el futuro Gobierno deben darle al combate a la desigualdad una prioridad absoluta. ¿Lo haran? Ojalá pero, permitan que lo dude.


A %d blogueros les gusta esto: