30 septiembre 2010. Golpe de Estado en Ecuador

septiembre 30, 2014

Hoy hace cuatro años, el 30 de septiembre de 2010 unos 1.200 policías y militares, según cifras oficiales, participaron en una protesta por reivindicaciones salariales que derivó en un alzamiento.
correa

El Presidente Rafael Correa, que acudió a hablar con los agentes sobre sus reclamaciones salariales, fue agredido y retenido en un hospital de la Policía, del que sólo pudo salir entrada la noche, tras una operación desencadenada por militares y policías leales, en medio de un intenso tiroteo.
En aquellos enfrentamientos entre amotinados-fuerzas leales al Gobierno, murieron cinco personas.
Fue una sublevación especial, que, pretendía amenazar la vida de Correa, obstaculizar la labor legislativa, causar el cierre de aeropuertos, así como otros acontecimientos, para alarmar a la población y llamar la atención internacional. Hechos que, tristemente los ecuatorianos, estan acostumbrados a vivir a lo largo de los años. Vean sinó lo que duran los mandatos.
Aquella protesta de policías llevó el caos al país poniendo en jaque al Gobierno con el agravante de que el presidente Rafael Correa, estaba recuperándose de una intervención quirúrgica, iba en silla de ruedas. Pasó 11 horas retenido por los amotinados, en un hospital, al que acudió, tras el intento de agresión -le tumbaron al suelo- y necesitar atención médica. Fue liberado por el Ejército leal al mandatario, que se enfrentó, a tiros a los sublevados, en los alrededores del edificio donde Correa se hallaba atrapado. El presidente denunció al mundo aquel intento de golpe de Estado, inspirado, posiblemente por la oposición, al dirigirse desde el Palacio presidencial a los concentrados, frente al edificio.
La ONU denuncia que el motín policial de 2010 en Ecuador amenazó la democracia.


A %d blogueros les gusta esto: