¿Qué cobran los exPresidentes?

agosto 28, 2016

Cuando la economía se desmorona, cuando falla el trabajo en muchas familias y por tanto, escasea el pan, hay determinados personajes que cobran a destajo, por un servicio dedicado a su país durante unos años.

Montserrat Avui hi som amb Joaquin Daniel

He dicho servicio, NO trabajo, dado que, quienes entran en el mundo de la política deben tener claro que no es a por vida, no se trata de un oficio. Su responsabilidad acaba al finalizar su mandato, el que les otorgó las urnas.
Por tanto, al igual que los demás ciudadanos, deberían cobrar un lapsus de tiempo, parecido al que cobran quienes pierden su trabajo. Luego, deberán recuperar sus labores anteriores a la dedicación política.
Cualquier servicio tiene un límite con determinadas excepciones que, justamente NO son políticas.
Si deberían serlo para una madre de familia que pierde a su marido, su trabajo y, a pesar de todo, debe sacar adelante a los suyos. Debería existir sí, un procedimiento especial, NO a cualquier precio. ¡NO lo tenemos!
Lean la nota siguiente y decidan, como yo, que es preciso acabar con las prebendas de quienes han dirigido el poder: Presidentes, Senadores, Diputados.
Yo les pido-exijo: Regresen a su oficio anterior o, búsquense la vida cual hacemos todos aquí o donde les acepten.
Con lo que nos cuesta a la ciudadanía, podría ser un gran alivio. Cuesta entender que los “afectados” osen cobrar estos estipendios cuando la pobreza asola tantas familias. Nuestra economía particular lo agradecería.

¿Qué cobran los exPresidentes?
España. Paga vitalicia de 80.000 euros al año.
Catalunya. Paga anual de 115.000 ¤ , mínimo 4 años y hasta la mitad del tiempo en el cargo; pensión vitalicia de jubilación, 86.000 ¤
País Vasco. Paga vitalicia de 48.000 euros.
Andalucía. Jubilación de 46.000 euros.
Galicia. Paga de 50.000 ¤ dos años, o hasta doce años en el Consejo Consultivo a 67.000 euros anuales.
Madrid. Puesto vitalicio en el Consejo Consultivo, 70.000 euros anuales.

“Hay que reformar el Senado”. “¿Para qué sirve el Senado?”.

Son dos frases siempre presentes cuando se habla de la Cámara Alta. Sí hay una cosa clara: es el refugio de pecadores, para políticos que están en retirada. Una jubilación de lujo, manteniendo, en muchos casos, un par de sueldos y privilegios: despacho, coche oficial. El año 2015 ha costado 52 millones a los españoles.
Yo, jubilada, cantidad irrisoria, si tengo una entrada extra de 100 euros, tengo problemas con Hacienda.


Federico Mayor Zaragoza. Artículos interesantes sobre Grecia

julio 1, 2015

Se han escrito artículos muy interesantes sobre Grecia, entre ellos:

Parlamento-griego
-“Amor a Grecia” Julio Llamazares (El País, 29 de junio de 2015)

De acuerdo: Grecia nos debe a los europeos (a mí no me debe nada, que conste) no sé cuántos miles de millones de euros, pero ¿cuánto les debe Europa a los griegos? ¿Alguien en el Parlamento de Bruselas, o en el Banco Central Europeo, o en cualquiera de los Gobiernos de los países que integran Europa, se ha parado a pensar un momento en la deuda que los europeos tenemos con Grecia desde tiempo inmemorial y sin saldar?

-“Obligar a Grecia a ceder” Joseph Stiglitz (El País, 30 de junio de 2015)

Las rencillas actuales en Europa pueden parecer el desenlace inevitable del amargo enfrentamiento entre Grecia y sus acreedores. En realidad, los dirigentes europeos están empezando a mostrar verdaderamente por qué se pelean: por el poder y la democracia, mucho más que por el dinero y la economía. Los resultados económicos del programa que la troika impuso a Grecia hace cinco años han sido terribles, con un descenso del 25% del PIB nacional. La tasa de desempleo juvenil alcanza ya el 60%. No se me ocurre ninguna otra depresión en la historia que haya sido tan deliberada y haya tenido consecuencias tan catastróficas.

-“La camisa de fuerza dorada” Joaquín Estefanía (El País, 1 de julio de 2015)

Cómo se gestiona la tensión entre una democracia nacional y la pertenencia a un club supranacional como es la eurozona. Esta es la cuestión que, en última instancia, se dirime estos días en Grecia. En su acrítica oda a la globalización, publicada a principios de siglo, el analista norteamericano Thomas Friedman afirmaba que aquélla obliga a todos los países a ponerse una “camisa de fuerza dorada”. Si a tu país aún no le han tomado las medidas para hacerle una, lo harán pronto, y cuando te la pones suceden dos cosas, “tu economía mejora y tu política se encoge”. Puesto que la globalización no permite que los países se desvíen de sus reglas, la política nacional se reduciría a elegir entre Cola-Cola y Pepsi-Cola.

Da igual Samaras que Tsipras. El problema surge cuando la política se encoge y la economía empeora: Grecia. La mayoría, que había mirado hacia otro lado mientras las cosas fueron bien, exige y se pregunta. ¿Es el euro la camisa de fuerza dorada europea?, ¿es compatible con el modelo social europeo?


A %d blogueros les gusta esto: