Primavera….

marzo 20, 2017

Primavera, tiempo esplendido, flores por doquier.  Llegó como siempre, fiel a sus fechas.

Los pájaros emigrantes regresan a sus nidos de siempre, tras pasar el frio invierno en lugares más cálidos.

Para mí la palabra Primavera  ha sido siempre un canto a la libertad. Su llegada indica que pasó el frío, que nunca soporté…

Primavera que debería ser para todos, grandes y pequeños, no solo de aquí sino del mundo.

Tristemente  cuando lees las noticias, al menos a mí, me entran ganas de llorar…

Hambre, muerte innecesaria de niños desnutridos, miles de personas en Campos de Refugiados esperando la mano amiga que les permita su recorrido en pos de mejor vida y, tal vez de la vida, en sí misma.

Primavera, que muchos no verán porqué quedaron en el camino, bastantes en nuestro querido Mar Mediterráneo que no lograron cruzar.

Otros a los que, manos asesinas empujaron, cuando intentaban salir a flote, manos de seres humanos sin corazón, que supervisan el maldito paso de las murallas.

¿Cómo pueden segar tantas vidas si, podrían ser ellos o sus hijos quienes caminasen igual que tantos otros en busca de nuevos horizontes que les permitan respirar, trabajar, compartir sus vidas cerca de los suyos?

Primavera hostil que debería ser para todos pero, NO lo es.


Sin referentes éticos, Europa a la deriva. Federico Mayor Zaragoza

febrero 21, 2017

Se había advertido por numerosos “vigías” y desde múltiples ángulos de observación que una unión sólo basada en el dinero y en el poder excesivo del “mercado”, sin balizas éticas, desembocaría en el fracaso más estruendoso. No fueron capaces de alcanzar más unión que la monetaria cuando debía ser una unión política, económica, cultural y social. Quienes soñaban con la Europa unida por “principios democráticos” –como establece el preámbulo de la Constitución de la UNESCO- se han visto defraudados. Quienes, como Robert Schumann y Jean Monnet en 1949, proclamaron que “hay que inventar Europa”, no han sido tenidos en cuenta por los políticos del siglo XXI, incapaces de contener el aluvión dinerario.federico mayor recien

¡La excelente Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea!, aprobada en el año 2000, ha sido relegada por los gobernantes y parlamentarios actuales, en lugar de situarla como eje fundamental de sus brújulas, de sus “hojas de ruta”.

Y así, nos hallamos inermes ante unos hechos socialmente intolerables –el Informe de OXFAM-INTERMON sobre la concentración del poder financiero en muy pocas manos es desolador- y con inadmisibles -e inimaginables, en el caso de España- muestras de insolidaridad y, lo que es más angustioso todavía, con rebrotes de racismo, fobias y fanatismo. La solución está en la democracia y en la educación. La democracia genuina brilla por su ausencia. Pretenden basarla exclusivamente en las urnas en lugar de hacerlo en los valores éticos esenciales de la igual dignidad de todos los seres humanos, la justicia, la libertad y la solidaridad. Así lo propusimos hace ya algún tiempo en un proyecto de Declaración que abarca la democracia ética, social, política, económica, cultural e internacional (https://declaraciondemocracia.wordpress.com ).
La educación –para forjar ciudadanos del mundo “libres y responsables”- debe estar orientada para “ser” y no para “tener”. Ser plenamente para ejercer sin cortapisas las facultades distintivas de la especie humana: reflexionar, imaginar, innovar, ¡crear! Y actuar en virtud de las propias decisiones y nunca más al dictado de nadie ni de dogma alguno.
La tecnología digital debe hallarse al servicio de los seres humanos y no al contrario.
Sí: cada ser humano libre y responsable, capaz de crear y de llevar en sus manos las riendas de su destino, nuestra esperanza. La única esperanza para esclarecer horizontes hoy tan sombríos.

Pedro Casaldaliga: 89 años

febrero 17, 2017

Queridisimo Pedro, me acuerdo mucho de ti, intento vivir como tu nos has enseñado, compartiendo vida y esperanza. Confiando en un bienestar supremo cuando llegue el momento,  con las manos llenas de amor, de amistad.

Te deseo felicidad en este aniversario, que me hubiese gustado compartir pero, las economías del momento no lo permiten. Mi familia necesitacasaldaliga mi apoyo y mi dedicación.

Ojalá tengamos ocasión de vernos de nuevo, discutir sobre el bien y el mal, de las intrigas de quienes tienen en sus manos el poder del dinero y, nos gobiernan a su albur. NO habrá cielo para ellos.

Muchos besos, te recuerdo siempre comprometido con los hermanos que te necesitan. Ojalá sepamos emularte siempre.

Un gran abrazo y un beso,

montserrat


El mundo ha perdido el rumbo.

febrero 12, 2017

Publicado hoy en Diario 16diario16

Vivimos tiempos difíciles. El afán de poder está acabando con el futuro de la Humanidad, a la deriva, sin rumbo, sin brújula.

Todos quieren ser el número uno: en política, en riqueza, en dominio y se olvidan de lo fundamental que es amar y ser amado, deseado desde todos los ámbitos, desde todas las implicaciones que comporta esta maravillosa palabra AMOR.

Nadie vela por la Naturaleza que gime y envejece por la voracidad de todos. Nadie se erige en defensor, capaz de liderar su futuro. Sin Naturaleza, la vida se extingue.

Los amantes no se aman, se desean pero, el deseo es fugaz porqué otro/a se interfiere con insinuaciones.

Las familias se rompen por falta de dialogo, siempre sinónimo de compromiso-amor.

Los políticos pretenden todos ser el número uno cuando, en realidad este número es único tras haberlo ganado con constancia, pasión, amor hacia quienes confiaron en el escogido.

Leer los periódicos pone enfermo, peleas de gallos llamaría yo a lo que está sucediendo en los partidos políticos, en los estamentos oficiales, en todo lo que se refiere a nuestra economía.

Todos obvian la “palabra”, este maravilloso don del que disponemos los seres humanos todos, que nos diferencia de los animales que, aunque puedan amar y conocer a su dueño, no pueden decidir ni proponer acciones a llevar a cabo.

Quienes confiamos en la llegada de la Democracia, nos sentimos ultrajados. Los de arriba, no nos tienen en cuenta, simplemente se pelean entre las élites para ver quien consigue dominar el coto, el que le proporcionará riqueza-poder-publicidad.

¿Cómo confiar en quienes ponen en duda el liderazgo de otros?

Nunca votaremos a quienes avasallan, calumnian, ultrajan, cual niños de parvulario, a quienes les han robado su chupa chup.

Hablamos siempre del poco interés que tienen nuestros jóvenes en el futuro político, pero, escuchando a los “gladiadores” que pretenden destronar a sus contrincantes, no les apetece formar parte de este juego denigrante.

Como canta Lluis Llach:

“No era això, companys, no era això, pel que varen morir tantes flors, pel que vàrem plorar tants anhels. Potser cal ser valents altre cop i dir no, amics meus, no és això.

No és això, companys, no és això, ni paraules de pau amb garrots, ni el comerç que es fa amb els nostres drets, drets que són, que no fan ni desfan nous barrots sota forma de lleis.

No és això, companys, no és això; ens diran que ara cal esperar. I esperem, ben segur que esperem. És l’espera dels que no ens aturarem”.


¡Rebeldes, rebelaos!

enero 23, 2017

Federico Mayor Zaragoza es, entre muchas cosas, un poeta. Tengo el placer de tener sus libros. Es bueno cuando, te impacientas, o te cuesta imaginar el mañana, leer sus poemas.Federico Mayor en Buenos Aires

El que transcribo pertenece al libro Alzaré mi voz, con bellas ilustraciones de Cachi Soler.

 

¡Rebeldes, rebelaos! ¡Nunca

dejéis que os lleve la corriente!

……..

Atados, ceñidos, acotados por la muerte

…y por la piel.

Y, sin embargo, sin limites de espacio ni de tiempo.

……..

¡Sobrellevad el miedo!

¡Volad, volad!

Alzaos, hijos: ¡Volad a contraviento!


Sâo Paulo. Exposición ‘Pere Casaldàliga, de profesión la esperanza’

enero 20, 2017

Inauguración en el Centro Cultural São Paulo (São Paulo. Brasil) de la exposición de Casa Amèrica Catalunya Pere Casaldáliga, de profesión la esperanza.

Dia 25 de enero 2017, 19’30h

pere casaldàligaLa muestra, con textos, poesías y cartas del religioso catalán y fotografías de Joan Guerrero, retrata el paisaje y la gente de São Felix do Araguaia -de donde Casaldáliga es obispo emérito- y la vida y las causas por las que el protagonista de la exposición ha trabajado a lo largo de muchos años en el estado brasileño de Mato Grosso.

Intervendrán en el acto inaugural de la exposición Leonardo Boff, teólogo impulsor de la Teología de la Liberación y amigo de Pere Casaldàliga; Albert Royo, secretario general del Consejo General de Diplomacia Pública de Catalunya; Marta Nin, subdirectora de Casa Amèrica Catalunya, y Màrius Vendrell, director del Centro Catalònia.

Colaboran y apoyan a Pere Casaldáliga, de profesión la esperanza en São Paulo, el Centro Catalònia, el Consejo de Diplomacia Pública de Catalunya, la Fundación We are water y el Instituto Ramon Llull.

La exposición permanecerá abierta al público hasta mediados de abril de 2017.


La importancia del Arte en la Cultura de Paz.

enero 20, 2017

Guayasamin-MontserratEsta Nota van dirigida, de manera especial a Ecuador, en vísperas de Elecciones. Siempre digo que Ecuador es mi segunda Pátria. Conocí aquel hermoso país de la mano de Guayasamin y su familia, que considero mía.


La palabra PAZ  no es,  una simple ausencia de guerra.

Paz es un bloque enorme,  ampliable. Un grandísimo contenedor permeable cuyo contenido debe estar al alcance de todos los seres humanos del Planeta, no importa procedencia-ideología-color de piel-edad-.

Paz es un todo, al servicio de todos. No permitir que Nadie tenga negada la educación. Que nadie viva al raso, sin techo,  sin comida, sin ropa con la cual protegerse del frío.

Paz exige que todos los seres humanos estén capacitados y puedan ejercer  un trabajo digno. Paz significa que todos tenemos los mismos deberes-derechos inalienables, siempre: al servicio de todos.

Podríamos llamar a este noble conjunto: Cultura-Arte-Paz-Vida-Amor  al servicio de todos

Paz supone ir siempre de brazo con la verdad y la esperanza, el amor a “los otros”.

Mentir, evadir impuestos en paraísos Fiscales es sinónimo de robar, pervertir ideas y acabar con las esperanzas. Son una grave afrenta a castigar. Que mediten quienes lo hacen y, modifiquen su estilo.

En estos momentos políticos que vive Ecuador, quienes  aspiran a gobernar deber ser limpios  con todo lo que conlleva la palabra. Deben trabajar por la Justicia, la Equidad, la Libertad, y actuar sin  falsedad.

No se puede engañar a nadie con un plato de lentejas o, con la tapadera de olla a presión, para recibir la olla tras ganar las elecciones algún grupo indeseable –nadie sensato haría nada igual-,  cual ocurrió en otra confrontación política.

Quienes tenemos como meta, trabajar-vivir -Cultura de Paz, sabemos que no se puede traicionar a nadie pero, mucho menos, a los humildes: mintiendo, acusando,  cual ocurre en esta Campaña presidencial que vive el pueblo ecuatoriano.

Conocí el país hace muchos años, de la mano del gran pintor y entrañable amigo Oswaldo Guayasamin.  Cuantos retratos en negro pintaría hoy, con tanta mentira y patraña orquestada por los neoliberales, en su inaceptable propósito de  intentar desmantelar el gran legado que ha dejado en herencia Rafael Correa, desde la Presidencia del país.

¡Cómo era de mísero y pobre! ¡Cómo mejoraron las clases inferiores!

¡Cómo es hoy vuestro país, cuanto ha cambiado vuestra maravillosa ciudad! Antes, con condiciones ínfimas, casi de insalubridad. Hoy, fulgurante, con grandes servicios y propuestas para los menos favorecidos.

Amigos ecuatorianos, no escuchéis las voces de sirena que pretenden arrebataros estos logros. Prestad atención a quienes han convertido Ecuador en Pueblo soberano, que algunos no aceptan, porque: No  lo quieren  igualitario para todos.

Tal vez reclaman porque nunca pagaron impuestos y ahora sí. No aceptan que  Educación,  Sanidad, Cultura, Vivienda,  Trabajo  sean para todos, únicamente para los suyos, unos pocos. NO lo permitáis.  Que Viva Ecuador…


La única esperanza es la acción

enero 7, 2017
 Frase atribuida a Jean Paul Sartre, entendible y prodigiosa cuando se pone en práctica.

montserrat a VOTVBasta de lamentaciones, el futuro solo lo podemos ganar si juntos lo construimos a partir de la Democracia. Antes, sin tantos Partidos políticos –en los que pusimos nuestras esperanzas pero nos han fallado-, decidíamos lo que haríamos el día que acabase la Dictadura franquista. Cuántos anhelos perdidos por culpa de quienes prometieron fidelidad a unos ideales pero luego, subidos al carro del poder, le encontraron gusto a decidir por su cuenta, olvidándose de quienes les habíamos votado, porque sus ideales eran parecidos a los nuestros. Se convirtieron en pequeños o grandes dictadores, según su puesto en el ránking de autoridad.

Se acomodaron a sus sillones, de los que un gran amigo decía: deben emanar efluvios de dormidera, cambiando sus ideales de igualdad y justicia, por los del poder sobre los demás, viviendo a lo grande a perpetuidad. Triste realidad que nos ha conducido a no creer en casi nadie…

NO, es esto lo que queríamos ni queremos. Renovemos los ideales de los compañeros que, en mayo del 68, en Francia, se rebelaron y salieron a calles y plazas rompiendo el silencio con un claro objetivo: cambiar la historia. También hoy, enero de 2017, se acabó el capitalismo, somos pobres, necesitamos nuevas fórmulas de convivencia, de vida, si queremos sobrevivir. La imaginación al poder sabiendo que es temporal. NO a perpetuidad.

Siento vergüenza ajena cuando leo la mayoría de prensa. Adicta siempre a los de arriba, sin luz propia, cuando podrían colaborar en un cambio estructural que ayudara a construir este futuro de esperanza y dignidad para todos.

¿Cómo? Divulgando ideas, escuchando al pueblo soberano respecto a sus dificultades:

Si no hay trabajo digno no hay futuro. Si no se pagan nóminas que permitan vivir, no hay esperanza. Si nuestros Hospitales no pagan bien a los profesionales de la Sanidad, éstos deben emigrar y buscar en otros lugares no ansiados, trabajo digno para desarrollar su saber. Luego, son sustituidos por profesionales sin experiencia que, en muchos casos, no saben llevar a cabo su misión de sanar a quienes les piden ayuda.

Necesitamos que las Escuelas Públicas tengan lo necesario para preparar a nuestros niños y adolescentes para llegar a la Universidad y proyectar con su saber, un futuro de excelencia.

Imprescindible acabar con la Corrupción venga de donde venga. Castigar de forma severa a quienes han robado de las arcas que nos pertenecen a todos. También a quienes por su negligencia han causado muertes prescindibles, como las del avión Yak-42, en el que en 2003 perecieron 62 soldados españoles que regresaban de una misión en Afganistán y que, Federico Trillo, hoy Embajador en Londres, en aquel momento Ministro de Defensa, puso al servicio de los soldados en ínfimas condiciones y se estrelló. ¿Sabemos el coste de aquella tragedia? Digamos alto que: NO nos representa para nada esta clase de gente que sigue agarrada al poder por todo lo que le supone, hoy Embajador en Londres. Tampoco los evasores fiscales y defraudadores a Hacienda. Control y castigo con devolución de lo robado en aquellos impuestos que sirven para el bienestar de nos-otros-todos.

Cual empecé, la única esperanza es la acción, NO más mutismo, no olvidemos que la Palabra es nuestra gran arma. Esgrimámosla sin demora. ¡Mañana será tarde!


La Declaración Universal de Derechos Humanos

diciembre 9, 2016

Han pasado 68 años de aquella maravillosa Carta de Derechos Humanos emitida por Naciones Unidas tras guerras fraticidas que causaron muerte y desolación, pero siguen sin ser respetados los Derechos de Hombres y pueblos por una guerra más subtil, la Economia-Mercado que mata de hambre a millones de seres humanos. Nuestro NO!

La Declaración Universal de los Derechos Humanos es un documento que marca un hito en la historia de los derechos humanos. Elaborada por representantes de todas las regiones del mundo con diferentes antecedentes jurídicos y culturales, la Declaración fue proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en París, el 10 de diciembre de 1948 en su Resolución 217 A (III), como un ideal común para todos los pueblos y naciones. La Declaración establece, por primera vez, los derechos humanos fundamentales que deben protegerse en el mundo entero y ha sido traducida en más de 500 idiomas.

carta-dh-redactores

Preámbulo
Considerando que la libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana;
Considerando que el desconocimiento y el menosprecio de los derechos humanos han originado actos de barbarie ultrajantes para la conciencia de la humanidad, y que se ha proclamado, como la aspiración más elevada del hombre, el advenimiento de un mundo en que los seres humanos, liberados del temor y de la miseria, disfruten de la libertad de palabra y de la libertad de creencias;
Considerando esencial que los derechos humanos sean protegidos por un régimen de Derecho, a fin de que el hombre no se vea compelido al supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión;
Considerando también esencial promover el desarrollo de relaciones amistosas entre las naciones;
Considerando que los pueblos de las Naciones Unidas han reafirmado en la Carta su fe en los derechos fundamentales del hombre, en la dignidad y el valor de la persona humana y en la igualdad de derechos de hombres y mujeres, y se han declarado resueltos a promover el progreso social y a elevar el nivel de vida dentro de un concepto más amplio de la libertad;
Considerando que los Estados Miembros se han comprometido a asegurar, en cooperación con la Organización de las Naciones Unidas, el respeto universal y efectivo a los derechos y libertades fundamentales del hombre, y
Considerando que una concepción común de estos derechos y libertades es de la mayor importancia para el pleno cumplimiento de dicho compromiso;
LA ASAMBLEA GENERAL proclama la presente DECLARACIÓN UNIVERSAL DE DERECHOS HUMANOS como ideal común por el que todos los pueblos y naciones deben esforzarse, a fin de que tanto los individuos como las instituciones, inspirándose constantemente en ella, promuevan, mediante la enseñanza y la educación, el respeto a estos derechos y libertades, y aseguren, por medidas progresivas de carácter nacional e internacional, su reconocimiento y aplicación universales y efectivos, tanto entre los pueblos de los Estados Miembros como entre los de los territorios colocados bajo su jurisdicción.

Artículo 1.
Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.

Artículo 2.
Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición. Además, no se hará distinción alguna fundada en la condición política, jurídica o internacional del país o territorio de cuya jurisdicción dependa una persona, tanto si se trata de un país independiente, como de un territorio bajo administración fiduciaria, no autónomo o sometido a cualquier otra limitación de soberanía.

Artículo 3.
Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona.

Artículo 4.
Nadie estará sometido a esclavitud ni a servidumbre, la esclavitud y la trata de esclavos están prohibidas en todas sus formas.

Artículo 5.
Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes.

Artículo 6.
Todo ser humano tiene derecho, en todas partes, al reconocimiento de su personalidad jurídica.

Artículo 7.
Todos son iguales ante la ley y tienen, sin distinción, derecho a igual protección de la ley. Todos tienen derecho a igual protección contra toda discriminación que infrinja esta Declaración y contra toda provocación a tal discriminación.

Artículo 8.
Toda persona tiene derecho a un recurso efectivo ante los tribunales nacionales competentes, que la ampare contra actos que violen sus derechos fundamentales reconocidos por la constitución o por la ley.

Artículo 9.
Nadie podrá ser arbitrariamente detenido, preso ni desterrado.

Artículo 10.
Toda persona tiene derecho, en condiciones de plena igualdad, a ser oída públicamente y con justicia por un tribunal independiente e imparcial, para la determinación de sus derechos y obligaciones o para el examen de cualquier acusación contra ella en materia penal.

Artículo 11.
(1) Toda persona acusada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad, conforme a la ley y en juicio público en el que se le hayan asegurado todas las garantías necesarias para su defensa.
(2) Nadie será condenado por actos u omisiones que en el momento de cometerse no fueron delictivos según el Derecho nacional o internacional. Tampoco se impondrá pena más grave que la aplicable en el momento de la comisión del delito.

Artículo 12.
Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques.

Artículo 13.
(1) Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado.
(2) Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país.

Artículo 14.
(1) En caso de persecución, toda persona tiene derecho a buscar asilo, y a disfrutar de él, en cualquier país.
(2) Este derecho no podrá ser invocado contra una acción judicial realmente originada por delitos comunes o por actos opuestos a los propósitos y principios de las Naciones Unidas.

Artículo 15.
(1) Toda persona tiene derecho a una nacionalidad.
(2) A nadie se privará arbitrariamente de su nacionalidad ni del derecho a cambiar de nacionalidad.

Artículo 16.
(1) Los hombres y las mujeres, a partir de la edad núbil, tienen derecho, sin restricción alguna por motivos de raza, nacionalidad o religión, a casarse y fundar una familia, y disfrutarán de iguales derechos en cuanto al matrimonio, durante el matrimonio y en caso de disolución del matrimonio.
(2) Sólo mediante libre y pleno consentimiento de los futuros esposos podrá contraerse el matrimonio.
(3) La familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado.

Artículo 17.
(1) Toda persona tiene derecho a la propiedad, individual y colectivamente.
(2) Nadie será privado arbitrariamente de su propiedad.

Artículo 18.
Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia.

Artículo 19.
Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

Artículo 20.
(1) Toda persona tiene derecho a la libertad de reunión y de asociación pacíficas.
(2) Nadie podrá ser obligado a pertenecer a una asociación.

Artículo 21.
(1) Toda persona tiene derecho a participar en el gobierno de su país, directamente o por medio de representantes libremente escogidos.
(2) Toda persona tiene el derecho de acceso, en condiciones de igualdad, a las funciones públicas de su país.
(3) La voluntad del pueblo es la base de la autoridad del poder público; esta voluntad se expresará mediante elecciones auténticas que habrán de celebrarse periódicamente, por sufragio universal e igual y por voto secreto u otro procedimiento equivalente que garantice la libertad del voto.

Artículo 22.
Toda persona, como miembro de la sociedad, tiene derecho a la seguridad social, y a obtener, mediante el esfuerzo nacional y la cooperación internacional, habida cuenta de la organización y los recursos de cada Estado, la satisfacción de los derechos económicos, sociales y culturales, indispensables a su dignidad y al libre desarrollo de su personalidad.

Artículo 23.
(1) Toda persona tiene derecho al trabajo, a la libre elección de su trabajo, a condiciones equitativas y satisfactorias de trabajo y a la protección contra el desempleo.
(2) Toda persona tiene derecho, sin discriminación alguna, a igual salario por trabajo igual.
(3) Toda persona que trabaja tiene derecho a una remuneración equitativa y satisfactoria, que le asegure, así como a su familia, una existencia conforme a la dignidad humana y que será completada, en caso necesario, por cualesquiera otros medios de protección social.
(4) Toda persona tiene derecho a fundar sindicatos y a sindicarse para la defensa de sus intereses.

Artículo 24.
Toda persona tiene derecho al descanso, al disfrute del tiempo libre, a una limitación razonable de la duración del trabajo y a vacaciones periódicas pagadas.

Artículo 25.
(1) Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios; tiene asimismo derecho a los seguros en caso de desempleo, enfermedad, invalidez, viudez, vejez u otros casos de pérdida de sus medios de subsistencia por circunstancias independientes de su voluntad.
(2) La maternidad y la infancia tienen derecho a cuidados y asistencia especiales. Todos los niños, nacidos de matrimonio o fuera de matrimonio, tienen derecho a igual protección social.

Artículo 26.
(1) Toda persona tiene derecho a la educación. La educación debe ser gratuita, al menos en lo concerniente a la instrucción elemental y fundamental. La instrucción elemental será obligatoria. La instrucción técnica y profesional habrá de ser generalizada; el acceso a los estudios superiores será igual para todos, en función de los méritos respectivos.
(2) La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales; favorecerá la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones y todos los grupos étnicos o religiosos, y promoverá el desarrollo de las actividades de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz.
(3) Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos.

Artículo 27.
(1) Toda persona tiene derecho a tomar parte libremente en la vida cultural de la comunidad, a gozar de las artes y a participar en el progreso científico y en los beneficios que de él resulten.
(2) Toda persona tiene derecho a la protección de los intereses morales y materiales que le correspondan por razón de las producciones científicas, literarias o artísticas de que sea autora.

Artículo 28.
Toda persona tiene derecho a que se establezca un orden social e internacional en el que los derechos y libertades proclamados en esta Declaración se hagan plenamente efectivos.

Artículo 29.
(1) Toda persona tiene deberes respecto a la comunidad, puesto que sólo en ella puede desarrollar libre y plenamente su personalidad.
(2) En el ejercicio de sus derechos y en el disfrute de sus libertades, toda persona estará solamente sujeta a las limitaciones establecidas por la ley con el único fin de asegurar el reconocimiento y el respeto de los derechos y libertades de los demás, y de satisfacer las justas exigencias de la moral, del orden público y del bienestar general en una sociedad democrática.
(3) Estos derechos y libertades no podrán, en ningún caso, ser ejercidos en oposición a los propósitos y principios de las Naciones Unidas.

Artículo 30.
Nada en esta Declaración podrá interpretarse en el sentido de que confiere derecho alguno al Estado, a un grupo o a una persona, para emprender y desarrollar actividades o realizar actos tendientes a la supresión de cualquiera de los derechos y libertades proclamados en esta Declaración.


Serenidad…

septiembre 7, 2016

Cuesta definir la palabra Serenidad. Es la actitud de responder a no importa qué situación sin dejarse llevar por sentimientos desbordados, conflictos, o situaciones desesperadas. La serenidad conduce a la luz, a la resolución de conflictos que, de forma plácida, sin ruido, pueden dejar de serlo.

bombilla

¿Se debe recurrir a la serenidad cuando es preciso afrontar problemas?
¿Es preciso actuar con urgencia o esperar que el momento álgido haya pasado para intentar resolverlo?
Cuesta actuar con templanza en algunas ocasiones fatales que la vida nos depara pero, es imprescindible convencerse a sí mismo de que, con alboroto y desmadre, nunca se resuelve ningún problema mientras que, si los afrontamos con calma, pensando que no somos ni los primeros ni los últimos en soportar algún trance inusitado, seguro que, la solución será más factible que, si nos alteramos, y perdemos los estribos.

La serenidad ni se compra ni se vende. Se adquiere si uno es capaz de controlar no importa los sentimientos: tristeza, dolor, miedo, rabia…
Serenidad no es un simple vocablo, es un valor, una cualidad digna y positiva que deberíamos adquirir con nuestra actitud y manera de obrar, pensar, decidir.
Serenidad no es impasividad, sino sosiego. Serenidad es el convencimiento y la seguridad de obrar bien.
Serenidad es saber controlar las pasiones que pueden ocasionar turbación, alteración del estado de ánimo sea por dificultades de toda índole: familia, economía, trabajo, salud, amor…
Contemplar a un bebe recién nacido, un atardecer de otoño, el mar en calma, el olor a tierra mojada.
Me apasiona y me comporta serenidad mirar el firmamento de noche, la luna, las estrellas. Me incitan a soñar, recordar…


A %d blogueros les gusta esto: