Cuando la realidad supera la ficción

noviembre 10, 2018

Nuestro mundo NO es el que habíamos soñado. Inimaginable lo que vivimos, soportamos y… No pasa nada.

¿Porqué aquella frase que siempre me impresionó: por no hacer nada, nunca pasa nada, se ha convertido en Ley de vida de muchos? Exijamos respuestas a nuestros  ¿Por què?

Naturalmente de aquellos que no carecen de nada, que tienen todo a su alcance, pero no de quienes la lucha cotidiana ha saltado de nuevo a la palestra y ahoga.

Intenten coger un Periódico, escuchar Notícias -algunas camufladas- y descubriran que el futuro es tan incierto como nunca lo fue.

NO soy pesimista, simplemente constato la realidad de la calle, la de la gente sencilla, la que debemos calcular si podemos hacer determinadas cosas que nos gustaría pero… la realidad apremia. Es preciso asegurar lo vital, evitar lo prescindible aunque duela.

Caminemos sin olvidar que muchos necesitan una mano. No se la neguemos. ¿Compartir? He ahí la esperanza

 


A %d blogueros les gusta esto: