CCOO del lado de la OTAN, pide la intervención extranjera en Siria. Ojos para la Paz

diciembre 21, 2016

Estoy de acuerdo con los planteamientos de Ojos para la Paz. CCOO debe revisar-controlar sus ideas. Si algunos resucitasen…

ojos-para-la-pazQue Comisiones obreras ha perdido el norte, nos consta desde hace tiempo. Padecemos unos sindicatos totalmente integrados en el sistema cuyos dirigentes no solo se codean con los ministros sino que piensan como ellos. El sindicato español Comisiones Obreras, se ha posicionado en el día de hoy del lado de la OTAN, y ha pedido públicamente a través de una nota de prensa “frenar la brutalidad y la represión en Alepo” exigiendo “una intervención de la comunidad internacional” en Siria. No se enteran.
No había brutalidad en Siria cuando desde hace cinco años han venido actuando las bandas de criminales introducidas por los Estados Unidos, dedicadas a destruir la maravillosa Siria, a incendiar, a volar oleoductos, refinerías, puentes…a degollar niños y a ejecutar civiles. Todo ello con la cobertura de la aviación de ese país, dedicado a la destruccíon y a la guerra desde sus propios orígenes. CC.OO. denuncia la “brutalidad”, ahora que el ejército sirio ha dejado atrapados a centenares de oficiales de la OTAN en la llamada “bolsa de Alepo”, ahora que los invasores de Siria han quedado al descubierto y sus legiones de mercenarios corren peligro, ahora que Siria va ganando la batalla.

¿Sabe CCOO que Estados Unidos se ha movido desesperadamente para brindar protección a sus mercenarios? ¿Y que, escoltados por la aviación de los Estados Unidos, han sido trasladados 400 de estos indeseables hasta la histórica ciudad de Palmira (patrimonio de la humanidad) con la finalidad de que acaben de destruirla? En la ocasión anterior, antes de ser desalojados de ahí por el ejército sirio el cuerpo del arqueólogo de ese conjunto monumental, Khaled al Asaad, que era considerado uno de los eruditos de antigüedades más importantes de Siria, apareció colgado de una de las columnas de la histórica ciudad de Palmira, por los asesinos de ese Estado Islámico, derivación de Al-Qaeda e hijo de los Estados Unidos como casi todas las organizaciones terroristas.

Es sorprendente que cuando Siria va ganando la partida, CC.OO. , del lado de los invasores y de la OTAN, del lado de los que cada día pisotean el Derecho Internacional, desestabilizando e invadiendo países, pide la invasión de Siria. Aunque ya no nos sorprendemos por nada


El número de refugiados menores de edad no acompañados se cuadriplicó en tan sólo un año. Europa Press

mayo 2, 2016

La UE registró cerca de 88.300 peticiones de asilo de menores no acompañados llegados de manera irregular a los Estados miembros en 2015; la mayoría, sirios y afganos.
Mientras tanto, los responsables politicos siguen discutiendo sobre el sexo de los ángeles. Duele vivir en un mundo que NO priorice el ser humano.

menores no acompañados

La Unión Europea registró cerca de 88.300 peticiones de asilo de menores no acompañados llegados de manera irregular a los Estados miembros en 2015, de las que únicamente 25 se presentaron en España, según los últimos datos publicados por la oficina europea de estadística (Eurostat).

Este registro supone que la llegada de menores de 18 años sin la compañía de un adulto que se responsabilizara de ellos se cuadriplicó con respecto al año anterior, 2014, cuando pidieron protección internacional 23.000.

Las cifras de años anteriores fueron también muy inferiores, ya que siempre oscilaron entre las 11.000 y 13.000 solicitudes anuales en el conjunto de la UE, en el periodo 2008-2013.

En cualquier caso, de los que llegaron el pasado año a la UE una gran mayoría (91%) fueron varones y más de la mitad, 50.500 personas, tenían entre 16 y 17 años. Apenas un 13% tenía menos de 14 años y otro 29% tenía entre 14 y 15 años.

De todos ellos, el 51% eran de nacionalidad afgana y un 16% de sirios. De los afganos menores de edad y solos, aproximadamente la mitad pidieron la protección en Suecia (23.400), mientras que la mayoría de menores sirios no acompañados solicitaron el asilo en Alemania (4.000), Suecia (3.800) y Hungría (2.200).

En España, de las 25 solicitudes que recibió de menores no acompañados en 2015, 15 fueron presentados por ciudadanos sirios y 5 de afganos, según Eurostat

En el caso de España, de las 25 solicitudes que recibió de menores no acompañados en 2015, 15 fueron presentados por ciudadanos sirios y 5 de afganos, según Eurostat, que no ofrece más datos sobre el resto de nacionalidades.

Si se observan los resultados por países, Suecia fue el Estado miembro que más solicitudes de menores no acompañados recibió, con un 40% del total de peticiones tramitadas en la UE (35.300 de 88.300). Le siguen Alemania (14.400), Hungría (8.800) y Austria (8.300).

Estos cuatro países suman tres cuartas partes del conjunto de demandas de asilo clasificadas como de menores no acompañados en toda la UE.

Si se tiene en cuenta el porcentaje que representan los no acompañados dentro de todos los menores que pidieron protección en 2015 en la UE, Italia es el país más afectado, con un 56.6% de los menores de 18 años llegados a su territorio. Le siguen Suecia (50,1%), Reino Unido (38,5%) y Países Bajos (36,5%).


Ley Mordaza…

julio 1, 2015

Hoy cosas que no se podrá hacer a partir de hoy 1 de julio 2015, por la Ley Mordaza:
Una Manifestación durante un telediario puede costarte 600.000 euros, Manifestarse junto al Congreso y Senado, Twitear sobre una protesta, fotografiar a un policía, parar un Deshaucio, Resistencia pacífica y Sentadas.

NO ley mordaza

España será pues, a partir de hoy, un país diferente y, no porque empiecen vacaciones. Justamente hoy, cuando comienza para muchos la operación salida, entra en vigor la conocida como Ley Mordaza, y la reforma del Código Penal aprobada por el Gobierno del Partido Popular. Ni Naciones Unidas ha conseguido que el Ejecutivo español acepte sus recomendaciones para evitar “una amenaza al ejercicio del derecho a la protesta pacífica”. Tengo mis dudas respecto a que Naciones Unidas se haya interesado por esta Ley… Tristemente España siempre pretende se diferente y no, para bien.
La ONG Rights International Spain, considera que es preciso elaborar una guía, para que la ciudadanía sepa lo que no podrá hacer a partir de hoy 1 de julio y, lo que le puede costar, entre 100-600 mil Euros… Naturalmente, como siempre, dentro del rebuscado y críptico lenguaje con el que se ha redactado la ley, que permitirá a la Administración, sancionar sin permiso judicial por causas que NO quedan muy claras en el texto.

Curiosamente, el 2 de julio de 1964, en EE.UU. el presidente Johnson firmó el proyecto de ley de los Derechos Civiles, uno de los más importantes de la legislación americana que aboga por la igualdad en derecho de voto, educación, afiliación sindical, etc. con independencia de la raza, color, religión u origen nacional.


Julio sangriento. Acabemos con la fabricación de armas

julio 31, 2014

Montserrat image de caraSe diria que el mundo está presto a dar un vuelco total. Los que lo gobiernan, han hecho y estan haciendo lo posible, para que desparezca la Humanidad. ¿Será que tienen prevista alguna estratagema para evaporarse al espacio, dentro de un dron tal vez, o encerrarse en alguna zona reservada donde han construido algun paraíso para preservarse? Como decía Guayasamin, mi gran amigo, Nos vamos todos al carajo!
Este julio 2014 pasará a la Historia como uno de los más sangrientos, con víctimas relevantes: niños, escuelas, hospitales. Se convirtieron, voluntad de quienes dirigen las guerras, en objetivo militar en Palestina, atacados por Israel.
Mientras, Kerry reclama el desarme de Hammas, por terrorismo. ¿Quienes son los verdaderos terroristas? ¿De que lado está Obama?
Egipto, con EEUU, se erigen en defensores de los Derechos Humanos y, exigen el alto el Fuego en Gaza. Luego, se ponen del lado de Israel…
Libia: Trípoli y Bengasi las dos mayores ciudades, viven la violencia en grado sumo. Aconsejan a la ciudadania de abandonar casas, tierra, país.
En Ucraina nadie sabe si la vida seguirá o se la van a arrebatar sin permiso. Mísiles a destajo, sin que nadie sepa quién lo lanzó.
¿Rusia? Cuesta definir quienes son los defensores quienes los atacantes.
La solución es una sola, ACABAR CON LA FABRICACIÓN DE ARMAS. ¡SANCIONAR EN GRADO SUMO A LOS PAÍSES QUE NO OBEDEZCAN! NO A L DERECHO DE VETO.


El desafío de los drones, la muerte por control remoto. Roberto Montoya

julio 6, 2014

Roberto Montoya me acaba de mandar un adelanto de su libro, publicado en Miradas al Sur, semanario argentino para el que escribe. ¡Inaudito!
roberto-montoya_1
Imaginemos la siguiente escena. El hombre más poderoso del mundo se encuentra en su despacho. Allí, todos los martes, aprueba una lista de personas a las que matar y unos aviones no tripulados despegan y las asesinan en el lugar del mundo en que se hallen. Ya van cientos de ataques y miles de muertos, no sólo los objetivos que aparecen en las listas, también cualquier persona que se encontrase en las proximidades. Parece una película futurista pero no lo es. Está sucediendo ahora y el hombre del despacho no es el malo de la película como podría parecer, al contrario, es el Premio Nobel de la Paz Barack Obama.

El periodista Roberto Montoya está especializado en política internacional y es el autor de dos libros básicos sobre el ‘modus operandi’ de Estados Unidos en su guerra contra todo lo que considera terrorismo, a costa de pulverizar los derechos humanos y la legislación internacional, ‘El imperio global’ y ‘La impunidad imperial’. Sin duda es la persona adecuada para investigar con rigor y profundidad este nuevo método que no conoce fronteras para asesinar por todo el mundo.”
Ésta es parte de la introducción que el periodista y escritor español Pascual Serrano, responsable de la nueva colección A Fondo, de la Editorial Akal, hace del nuevo libro de Roberto Montoya, corresponsal de Miradas al Sur en Madrid, que próximamente llegará a las librerías argentinas.
Estos son algunos de los pasajes de la introducción del autor y de varios de los capítulos del libro.
“Así como tuvieron que pasar años, hasta 2005, para descubrirse el programa secreto de la CIA de secuestros que se había iniciado en realidad cuatro años antes, en 2013 el mundo se enteraría también que las ejecuciones extrajudiciales con drones nacieron igualmente en aquella época. Pero junto a ese dato se supo de igual manera que hubo sólo 48 ataques de ese tipo en los ocho años que Bush estuvo en el poder, mientras que Obama adoptó los asesinatos con drones como su método favorito, como el arma ideal, y al cumplir cinco años como inquilino de la Casa Blanca ya llevaba más de 390 ataques realizados en Pakistán, Irak, Afganistán, Yemen o Somalia, que provocaron la muerte de entre 4.000 y 5.000 personas, buena parte de ellas civiles.
’’Sólo tres días después de asumir el poder, el 23 de enero de 2009, cuando seguían escuchándose en todo el mundo los elogios a Obama por acabar con la cruzada de Bush, el flamante presidente ordenaba su primer ataque con drones. Sucedió en Pakistán, murieron entre siete y 15 personas, la mayoría de ellas civiles, simples daños colaterales para la CIA.
’’Meses después, en diciembre de ese mismo año, el presidente ordenaba su primer ataque en Yemen, contra lo que según la CIA era un campamento de Al Qaeda al sudeste de la localidad de Al-Majala. Fue un ataque combinado con misiles disparados por un drone y bombas de racimo lanzados por un cazabombardero. Luego se conocería que en el ataque habían muertos 14 mujeres y 21 niños.
’’Y, cuando sólo 11 meses después de llegar al poder Obama fue a Oslo a recoger su Premio Nobel de la Paz 2009, ya habían muerto por los ataques de drones más personas que durante los ocho años de mandato de Bush.
’’Obama creyó encontrar en los drones la fórmula ideal para dar continuidad a la guerra contra el terror de Bush, y a su vez evitar el rechazo nacional cada vez mayor que ya provocaba en Estados Unidos la muerte de los miles de jóvenes soldados caídos en las guerras de Irak y Afganistán. El mediático presidente vio también que la guerra protagonizada por drones dirigidos por control remoto desde miles de kilómetros de distancia, le permitía a Estados Unidos evitar el rechazo de la comunidad internacional ante el cúmulo de atropellos a la población civil que siempre van vinculados con las intervenciones de sus tropas en conflictos en el extranjero.
’’Él, el hombre que reivindica a Luther King, el hombre defensor de los derechos humanos, el presidente a quien pocos meses después de asumir el poder se le otorgó el Premio Nobel de la Paz no por sus hechos sino simplemente por sus promesas, es el que no ha tenido ningún reparo moral a la hora de ordenar personalmente ejecuciones sumarias en lejanos países, con o sin el consentimiento siquiera de sus propios gobiernos y sin que medie en ningún caso una declaración de guerra.”

La vida o la muerte se decide los martes en la Situtation Room de la Casa Blanca. “Todos los martes por la mañana el presidente mantiene una reunión con el gabinete antiterrorista constituido por Jack Brennan, ex consejero jefe en materia antiterrorista de Obama y actual director de la CIA; Thomas E. Donilon, consejero nacional de Seguridad, y otras dos decenas de altos cargos de otras agencias de Inteligencia y de las fuerzas armadas.
’’Obama instauró estas reuniones en la Situation Room de la Casa Blanca para controlar de forma personal la kill list que le ofrecen sus asesores semanalmente. Son ellos los que eligen los candidatos, generalmente sospechosos de pertenecer a algunas de las organizaciones que forman parte de Al Qaeda o que tienen algún acuerdo con ella. El presidente analiza el dossier de cada candidato, los cargos existentes contra él, la importancia de su responsabilidad en la escala terrorista, examina fotos, vídeos, se le proporcionan datos sobre su localización, sobre su situación familiar, sobre las posibilidades para alcanzarlo con un misil disparado desde un drone, los riesgos de ‘daños colaterales’ (léase, muerte de civiles) y los previsibles efectos que pueda producir su ejecución extrajudicial.
’’Con esos datos en la mano, el presidente evalúa los pros y los contras de esa operación clandestina, valora las consecuencias políticas, y decide matar o perdonar al candidato, como los antiguos reyes absolutistas, o como el César hace tantos siglos, cuando tras una contienda entre gladiadores en el Circo romano indicaba con su pulgar, con un gesto hacia abajo o hacia arriba, si el gladiador vencido en la arena debía morir o no.
’’(…) Y los drones de Obama son sólo una punta del iceberg, una pequeña muestra del mundo bélico que viene, un adelanto de la guerra robótica, de la futura guerra entre drones, aviones y helicópteros, de los camiones militares sin conductor, la guerra entre soldados-robot, de los videojuegos convertidos en realidad, donde el control de la alta tecnología jugará un papel fundamental, donde quien la controle, quien tenga el control de esas Play Station letales tendrá el poder, y el que no la tenga seguirá poniendo los muertos.
’’(…) En numerosas bases aéreas en Estados Unidos se entrenan constantemente pilotos especializados en la conducción de drones, se ha convertido en una especialidad con futuro. En al menos 13 de esas bases operan cerca de 1.500 pilotos de drones militares, amén de los que trabajan desde otras bases de aparatos no tripulados situadas en Europa, Oriente Medio, África y Asia.
’’Inicialmente, la Fuerza Aérea estadounidense (USAF en sus siglas en inglés) utilizaba para operar los drones a veteranos pilotos de cazabombarderos convencionales, pero, posteriormente, a partir de 2009, se decidió crear una carrera específica.
’’(…) Buena parte de los asesinatos ‘selectivos’ que comete la CIA o las fuerzas armadas de Estados Unidos y Reino Unido en Afganistán, Irak, Pakistán, Yemen, Somalia u otros países, son dirigidos directamente desde bases militares en suelo estadounidense, a más de 10.000 kilómetros de distancia de sus objetivos, o desde bases en suelo británico.
’’‘Ver cómo los malos son eliminados en la pantalla e irte a comer al restaurante de la esquina resulta un poco surrealista’, reconoce un piloto de la USAF.
’’Otro piloto de drones, un oficial muy convencido de la ‘utilidad’ de los asesinatos que cometía sentado en su cómodo asiento en una base en Estados Unidos, decía a un periodista: ‘Hay una muy buena razón para matar a estas personas, Me lo repito una y otra vez’. ‘Pero nunca te olvidas de lo ocurrido’, añadía.
’’Otra ex piloto, la mayor ‘Meyer’, el nombre ficticio que dio a la prensa, recordaba en una entrevista a Der Spiegel que estaba embarazada cuando mataba personas con su Joystick en la base de Creech, cercana a Las Vegas. ‘No había tiempo para los sentimientos’, sostenía. Sentía, sí, que su corazón palpitaba con fuerza y que tenía ‘un subidón de adrenalina’ cuando estaba esperando la orden de disparar contra un objetivo.
’’‘Cuando la decisión había sido tomada y mis superiores confirmaban que se trataba de un enemigo, de una persona hostil, un objetivo legal que debía ser destruido, entonces no tenía reparos en realizar el disparo’.
’’No es la única piloto de drones que ama su trabajo. En el mismo largo artículo de Der Spiegel se recogen también declaraciones como esta del coronel Matt Martin, ex piloto de drones y autor del libro Predator, el nombre del modelo de su admirado avión no tripulado: ‘A veces me sentía como Dios lanzando rayos desde lejos’.
’’(…) Pero no todos los pilotos de drones que diariamente y cumpliendo rutinariamente un horario como cualquier oficinista matan personas en lejanos países se sienten orgullosos de su trabajo. Heather Linebaugh, ex analista de imagen y analista geoespacial para operaciones con drones desde bases en Estados Unidos de 2009 a 2012, se dirigió a los políticos de su país y de Reino Unido que defienden a ultranza las ejecuciones sumarias con drones, a través de una columna en el periódico británico The Guardian. Linebaugh desmentía la precisión de las cámaras y los disparos de los drones que tanto reivindican líderes políticos y militares de la Administración Bush y del Gobierno británico: ‘Pocos de los políticos que tan descaradamente proclaman los beneficios de los drones tienen una idea de cómo funcionan’, decía en su columna.
’’(…) ‘¿Cuántas mujeres y niños han visto ustedes incinerados por un misil Hellfire?’, preguntaba a quienes tanto reivindican la precisión de los disparos de los drones. ‘¿Cuántos hombres han visto arrastrarse a través de un campo, tratando de llegar a la comunidad más cercana para obtener ayuda mientras se desangraba, con sus piernas cortadas?’.
’’‘Yo sí he visto de primera mano’, dice.
’’‘Nunca he estado físicamente en Afganistán pero lo vi con gran detalle en un monitor durante días y días. Conozco bien la sensación que se experimenta cuando ves a alguien morir, es horroroso. Y cuando uno está expuesto a ello se termina convirtiendo como un pequeño video empotrado en la cabeza que se repite y se repite, provocando un gran dolor psicológico. Los operadores de drones son víctimas no sólo de esos recuerdos inquietantes sino también de la culpa, de la inseguridad sobre la identificación de las víctimas’.
’’(…) En la medida en que ni los talibán ni las milicias de Al Qaeda utilizan uniforme ni habitualmente tampoco ropa o distintivos particulares, esa es la única forma para seleccionar los objetivos, que sean varones ‘en edad de combatir’ y que estén armados.
’’Estados Unidos hace así caso omiso a que en zonas tribales de Yemen, Pakistán o Afganistán, las armas son habituales e incluso disparar con ellas al aire en bodas y otros festejos. Como son habituales las asambleas entre hombres en una aldea o comunidad, las tradicionales ‘jirgas’.
’’La mayoría de las víctimas civiles de los ataques con drones son causadas por esa forma en que las fuerzas estadounidenses pretenden detectar ‘potenciales enemigos’ cuando no tienen fuentes confiables sobre el terreno para proporcionarles objetivos con nombre y apellido.
’’‘En el pasado, todos los habitantes de Wessab conocían sobre Estados Unidos basado en mis maravillosas experiencias allí. La amistad y los valores que experimenté y describí a los aldeanos a mi vuelta ayudaron a que ellos entendieran la América que yo conocí y amé’.
’’Así comenzaba el relato del joven yemení de 23 años Farea Al Muslimi ante el Subcomité Judicial del Senado de Estados Unidos sobre Constitución, Derechos Civiles y Derechos Humanos en abril de 2013, audiencia a la que sólo acudieron cinco miembros, todos ellos demócratas. ‘Ahora, sin embargo’, continuó, ‘cuando ellos piensan en América piensan en el terror que sienten cuando los drones sobrevuelan sus cabezas, listos para disparar misiles en cualquier momento. Lo que antes los violentos no lograban, un ataque de drones lo consiguió en un instante: ahora hay un intenso odio contra América en Wessab’.
’’Las declaraciones Al Muslimi, un activista social y blogger, fueron realizadas sólo seis días después de que un drone de la CIA atacara su remota aldea vecina, situada a nueve horas de la capital de Yemen, y matara a cinco vecinos inocentes. Al Muslimi recorrió también otras tres localidades cercanas castigadas igualmente por la acción de los drones.
’’Sólo en una de ellas contabilizó 40 muertos. ‘Los cuerpos estaban tan deshechos que fue imposible diferenciar entre niños, jóvenes, mujeres, adultos y ancianos, todos fueron enterrados como animales en una fosa común’, testimonió.
’’Ante el subcomité del Senado, Al Muslimi dijo que ‘la muerte de civiles inocentes por los misiles estadounidenses en Yemen está desestabilizando mi país y crea un ambiente del que se beneficia Al Qaeda’. ‘Ellos usan la muerte de inocentes por ataques con drones para reclutar gente, sosteniendo que América está en contra de todos los yemeníes’.
’’Al Muslimi dijo que los civiles yemeníes no logran entender por qué son atacados y se hacen preguntas como ésta. ‘¿Por qué Estados Unidos está tratando de matar a una persona con un misil cuando todo el mundo sabe dónde está y puede ser arrestado fácilmente?’.
’’(…) ‘Antes no temía a los aviones, pero ahora, cuando los veo sobrevolar, me pregunto: ¿seré la próxima víctima?’. Así comenzaba el testimonio ante el Congreso de Estados Unidos de Nabila Rehman, una niña de 9 años de edad del noroeste de Pakistán, herida en uno de los ataques estadounidenses con drones en Pakistán. Sucedió en una pequeña localidad, en Ghundi Kala.
’’Nabila vio impotente a pocos metros de distancia cómo el cuerpo de su abuela, Mamana Bibi, de 68 años, quedaba totalmente destrozado tras ser alcanzada por el misil de un avión no tripulado. Su hermano Zubair, de 13 años resultó también herido en el ataque como ella. Zubair lo narró así: ’’Cuando el avión no tripulado lanzó el primer ataque, la tierra tembló y se levantó un humo negro. Se sentía en el aire un olor tóxico. Corrimos, pero minutos más tarde el avión volvió a disparar. La gente del pueblo acudió a ayudarnos y nos llevaron al hospital. Pasamos la noche sufriendo una gran agonía y a la mañana siguiente, me operaron’.

La escena temida. ’’(…) A pesar de que en Europa como en gran parte del mundo la crisis económica ha llevado a sus gobiernos neoliberales a recortar en la mayoría de los casos drásticamente los presupuestos para I+D civil, no sucede lo mismo sin embargo con la I+D militar, que sigue en general dotada de importantes medios para investigar y desarrollar armas cada vez más ‘inteligentes’ y autónomas.
’’Al igual que ha sucedido en el terreno de la carrera nuclear, las grandes potencias se esfuerzan por competir en el campo de las armas ‘inteligentes’ sabiendo que en ello se juega hoy día la superioridad militar. A pesar de su papel de vanguardia en ese sentido, Estados Unidos teme que tecnologías como las de los drones puedan ser usadas un día por sus adversarios –potencias o poderosos grupos terroristas– para atacar sus ciudades. ¿Que sucedería si Washington o Nueva York fuera atacada por flotillas de cientos de drones con explosivos lanzados contra instalaciones de alto valor estratégico?.

El libro

Título: Drones, la muerte por control remoto
Autor: Roberto Montoya
Editorial: Editorial Akal, Colección A Fondo, Madrid 2014


La guerra y la paz ante la segunda vuelta presidencial. CampoE Galindo

mayo 31, 2014

Cuesta entender lo que ocurre en Colombia. Que votar a Juan Manuel Santos porqué es el único que puede conseguir la añorada Paz, suena a utopia. Donde está el pueblo soberano, el que sufre los ataques del capitalismo, del terror estructural de unos pocos, los que de nuevo quieren gobernar, me parece pura demagogia de la derecha que no se resigna a perder su poderio. Tambien Piedad Cordoba se ha manifestado a su favor.Lean el articulo de CampoE Galindo y, decidan. Yo no soy capaz. Montserrat image de cara
Desde fines del año pasado, cuando Juan Manuel Santos anunció su intención reeleccionista y los diálogos de paz en La Habana debieron prorrogarse de nuevo, quedó claro en todos los análisis que el asunto de la negociación del conflicto armado iba a ser el eje de los debates electorales del primer semestre de 2014 en Colombia. Ese vaticinio pareció desmentido por el mercado persa de los avales y las microempresas electorales para la elección del congreso el 11 de marzo. Sin embargo volvió a ser válido en la primera vuelta de las presidenciales que acaban de concluir, y para la segunda, ese tema de la guerra y la paz monopoliza como nunca antes la agenda política nacional.
Solo veinte días separan la primera de la segunda vuelta que disputarán Santos y Zuluaga. No es de esperar que la mediocridad del debate precedente cambie en esta recta final, y más bien la experiencia de situaciones similares nos anuncia nuevos codazos y zancadillas en la definición presidencial que se avecina.
El triunfo del uribismo en la primera vuelta se confunde de varias maneras con una derrota de la esperanza en un país moderno. En primer lugar, porque el candidato ganador no cree en la solución negociada del conflicto armado de más de medio siglo que ha marcado la historia colombiana, y en segundo lugar, porque es un aprendiz avanzado del “todo vale” en las luchas por el poder que practicó y sigue practicando su mentor Álvaro Uribe. Estamos ante una derrota transitoria de las negociaciones que avanzan en La Habana entre el estado y la insurgencia, a manos de una extrema derecha carente de escrúpulos éticos que apoya sus métodos en el miedo y en la calumnia a los contrincantes. Convertir esta derrota en definitiva es la apuesta del uribismo para la segunda vuelta de la elección presidencial, mientras las fuerzas que luchan por la pacificación, más diversas y dispersas, barajan estrategias que las conviertan en el actor político que incline hacia la paz la coyuntura nacional actual.
Como en todo episodio de segunda vuelta presidencial, las alianzas constituyen el juego determinante para las opciones en contienda. Una mirada a las cifras de la primera, hace pensar en un triunfo aunque no holgado de la política de paz el 15 de junio, que dependerá principalmente de la capacidad de movilizar a quienes se abstuvieron y quienes votaron en blanco el 25 de mayo.
El nuevo falso positivo del expresidente Uribe sobre dineros mafiosos en la campaña de su adversario y el espionaje ilegal contra la negociación de La Habana, convirtió en escandalosa la primera vuelta y le dio un ambiente de matoneo que favoreció a las huestes uribistas, redujo el nivel intelectual de la discusión programática y, arrojó una abstención del 60% que es de las mayores en la historia reciente del país, más alta incluso que la del 56% de las parlamentarias del pasado 11 de marzo.
El resultado electoral consolida una tendencia de estrechamiento del sistema político que podría agravarse con un próximo triunfo de Zuluaga. Ese sistema está sostenido por un tejido clientelista geográficamente distribuido en todas las regiones, que aprendió a aprovechar las olas de “prosperidad” para consolidarse y, por la manipulación de la ignorancia en los sectores más humildes para inducir miedos al cambio y a lo nuevo, incluída la paz. Gran parte del uribismo sobrevive por la necesidad subconsciente de un padre autoritario y severo, que muchos colombianos añoran para que los proteja del comunismo, del ateísmo, de los “terroristas vestidos de civil”, del “castrochavismo” y otras fábulas que la extrema derecha va inventando para alimentar los miedos de la gente. A ese ritmo el sistema político se va anclando con más fuerza al pasado, a la seguridad “democrática”, esa modalidad de guerra fría extemporánea que nos impuso a los colombianos durante ocho años un caudillo con aires de Mesías.
Esa parábola descendente del establecimiento político que se expresa en los altos índices de abstención y correlativamente en el triunfo de las derechas, produce un vaciamiento paulatino de opciones democráticas dentro de las instituciones, que las va convirtiendo en cascarones vacíos donde no se decide nada en favor de las mayorías ciudadanas. Esa es la percepción mayoritaria en la amplia masa abstencionista y la que ha votado en blanco en las recientes elecciones.
Lo que aparece claro es que la única opción que tiene el sistema político colombiano para oxigenarse, es decir, para recuperar legitimidad y hacer viable por lo menos una democracia liberal, es abrirse a la participación de sectores sociales y actores políticos nuevos en la construcción de un nuevo proyecto de país. Ese es el sentido fundamental de las negociaciones del conflicto armado en La Habana. El avance de los diálogos de paz significa hoy la posibilidad de entrar en una dinámica de reformulación de acuerdos nacionales que permitan pasar la página de la violencia y proyectar un futuro por fuera del círculo vicioso de los odios.
Las estrategias de la prolongación de la guerra, del recorte de garantías democráticas y del “todo vale” en el tratamiento a los contradictores, es decir, el cerramiento del sistema político a la oposición, es el camino suicida que la oligarquía uribista quiere imponerle al conjunto del estado. Ese es su norte y en esa perspectiva se apresta a patear la mesa de diálogos con las FARC. Esa fuerza social y política tiene una catadura premoderna que le impide concebir un proyecto de estado legitimado mediante la participación ciudadana y el estricto apego a las instituciones y a la ley.
Pero el fenómeno del abstencionismo en Colombia tiene otras facetas que son importantes de resaltar. Hasta ahora, la mayor participación ciudadana había ocurrido en los comicios presidenciales, lo que de alguna manera expresaba: primero, la prioridad que los votantes daban a la representación nacional respecto a la regional, segundo, la existencia de organizaciones partidistas nacionalmente definidas por opciones políticas de amplio espectro, y tercero, un imaginario sobre la política que alcanzaba a desbordar las relaciones sociales locales e inmediatas.
El mayor abstencionismo electoral en las presidenciales de 2014 respecto a las respectivas parlamentarias, expresa precisamente esa tendencia de crisis de proyectos, partidos y programas nacionales con capacidad de inclusión, en favor de un faccionalismo crónico que las clases dominantes del país habían empezado a superar hace más de ochenta años. El imaginario actual sobre la política en Colombia ya no abarca a la nación; ahora es la microempresa regional y local su paradigma organizativo.
La microempresa electoral como paradigma organizativo, sin embargo, no es la causa sino el efecto de los protagonismos que recientemente se están barajando en la política. Es ante todo el protagonismo de los poderes locales, adversos a un proyecto nacional moderno y unitario, los que vuelven al liderazgo político de la mano del uribismo. De esa organización que jactanciosamente se define como provinciana, pero agregarían quienes la han estudiado a fondo, provinciana insurrecta: algunos investigadores del fenómeno de la parapolítica, lo han señalado como expresión armada de la insubordinación histórica de nichos locales de poder, respecto a cualquier gobierno central que los quiera meter en cintura para adelantar un proyecto de unidad nacional moderno.
De manera que la crisis de la política dominante también se expresa en el faccionalismo que protagoniza la extrema derecha, el derrumbe del imaginario nacional y su reemplazo por la política al menudeo donde sus microempresarios se reparten la burocracia, el presupuesto público y los contratos con el estado.
Los días están contados para que este pueblo sumiso sea otra vez llevado al matadero, es decir, a la guerra interminable entre colombianos que promete continuar Zuluaga, el candidato de Álvaro Uribe. Pero aún es tiempo de reaccionar juntando las voluntades de paz que hay en todos los sectores de la sociedad y movilizando a aquellos abstencionistas dispuestos a votar por la convivencia y la solución dialogada de nuestros grandes conflictos. Hace doce años los ideólogos de la violencia les vendieron a los colombianos la idea de acabar con las FARC por la vía militar. Ocho años tuvieron para hacerlo y ahora quieren que les demos otros ocho, y así sucesivamente porque al fin de cuentas, su guerra la hacen con hijos ajenos, con los hijos de los pobres.
La solución negociada del conflicto armado es una necesidad histórica de la sociedad colombiana. Cualquier “pero” encierra una mezquindad. Toda guerra es en sí misma una situación de impunidad descontrolada donde unos contrincantes se aplican mutuamente sus propias “justicias”; si fueran los jueces los que definieran el final de las guerras, o quienes las negociaran, ellas serían eternas; todas estarían vigentes. La única salida posible es la paz política y negociada, donde la justicia cumple un papel accesorio y se aplica en función de la convivencia misma. Los colombianos no nos podemos dejar confundir como hace doce años por los justicieros de ocasión, que repartieron impunidad mientras gobernaron y ahora que no lo hacen, posan como campeones de la severidad penal. Ellos permitieron que Mancuso, Báez y compañía intervinieran en el congreso de la República de Colombia, pero ahora niegan la misma posibilidad a insurgentes que hayan firmado la paz y abandonado las armas.
El debate para la segunda vuelta de las presidenciales está prendido. No está en juego el asunto de la ética pública y la corrupción, pues ambas campañas se han ensuciado lo suficiente en la contienda, sin mencionar sus cuestionadas trayectorias y sus aliados de dudosa reputación. Tampoco está en juego el modelo económico, ya que el libre comercio, los TLCs, el extractivismo, las privatizaciones y la “confianza inversionista” constituyen el credo de ambos candidatos. Lo que sí divide y tiene carácter decisorio en este certamen es el tema aún más crucial de la paz nacional. Después de sesenta años de violencia, un acuerdo de paz significa una línea divisoria de aguas, el final de muchos procesos y el inicio de otros, una luz al final del túnel que alumbrará sobre la economía, el ordenamiento territorial, la cultura y principalmente, sobre el orden político y la tramitación de los conflictos sociales.
No es desde luego, la primera vez que la presidencia en Colombia se juega alrededor de los asuntos de la guerra y la paz. Pero nunca las alternativas habían sido tan opuestas y polarizadas, ni habían tenido lugar en simultaneidad con una negociación. La ruptura de ella y ocho años más de seguridad “democrática” podrían ser un costo definitivo que paguemos como sociedad, si no frenamos a tiempo el avance de una extrema derecha que necesita un enemigo armado al cual amarrar su propio discurso. En otras palabras, el uribismo necesita a las FARC como al aire que respira, mientras los ciudadanos necesitamos desarmarlos a ambos mediante un diálogo nacional que nos permita a todos algún día amanecer en paz.
http://www.campo-el.blogspot.com

Medellín, may 28/14


Federico Mayor Zaragoza. Inmigración: la solución está en el desarrollo sostenible, humano, endógeno.

marzo 11, 2014

¡Qué cosas tan terribles estamos consintiendo! Federico Mayor

La Europa “democrática”, la Europa de los derechos humanos –descritos en el año 2000 en una de las “Cartas” más precisas y preciosas-, la Europa “desarrollada” y próspera… mirando hacia otro lado. La Europa que hace pocos años era ejemplo de cooperación, de solidaridad, de ayuda… es ahora reticente, llegando incluso a la xenofobia. La Europa de los mercados ha olvidado los “principios democráticos” que tan lúcidamente se escribieron en la Constitución de la UNESCO al final de la segunda gran guerra.
La Europa de los paraísos fiscales, del cortoplacismo, de la deslocalización productiva, de la codicia de los más prósperos… y, a su lado, sumisos, países que hace bien pocos años parecía que habían comprendido que era indispensable la refundación de un Sistema multilateral democrático,… pero que, bajo la inmensa presión de las grandes potencias neoliberales, al fin se hincaron.
España, que tanta inmigración provocó en tiempos de la “burbuja” inmobiliaria (sin regularizar por quienes la consideraban únicamente “mano de obra”), ¡sólo se le ocurre ahora poner más objetos cortantes en las vallas! y pedir 45 millones de Euros a Europa para elevarlas y hacerlas más hirientes e inaccesibles con las “concertinas”.
Esta no es la solución. La solución es el desarrollo. Un gran plan de desarrollo. Recuerdo aquellos años en que el programa de las Naciones Unidas para el desarrollo, con las palabras “com-partir” y “co-operar”, pretendía que el mundo pudiese lograr progresivamente una convivencia pacífica centrada en la igual dignidad de todos los seres humanos.
El Banco Mundial tiene un apellido: “para la cooperación y el desarrollo”. Pero todo cambió, y la cooperación se sustituyó por la explotación, y la democracia por la plutocracia, los valores éticos por los bursátiles, y la economía de desarrollo global sostenible y humano por una economía de especulación, deslocalización productiva y guerra (no me canso de repetir que cada día se invierten más de 3.000 millones de dólares en armas y gastos militares al tiempo que mueren de hambre miles de personas, la mayoría niños y niñas de uno a cinco años).
Miren a los ojos de quienes consiguen “saltar” la entrada a Europa por Ceuta y Melilla. O los que intentan entrar por Lampedusa… No son personas que han elegido, tal como está el patio, “darse un garbeo por Europa”. Si intentan acceder a la UE, es porque se están muriendo de hambre, porque viven en la pobreza extrema, porque sobreviven en condiciones inhumanas.
Señor Ministro: no pida 45 millones para cerrar todavía más las entradas. España y los países más prósperos de Europa deben dar una ayuda al desarrollo a la altura de “todos los seres humanos iguales en dignidad” para que no se vean forzados a tener que abandonar su país. ¡Ah y no digan “es que no hay dinero”! Esto ya se dijo por parte de los más ricos de la Tierra en el año 2000, cuando las Naciones Unidas propusieron los Objetivos del Milenio. “No hay dinero”. No había dinero para el SIDA (unos 8.000 millones de dólares al año, que es lo que se gasta en 2-3 días en armamento). No había dinero para un gran plan de alimentación mundial (40-60 mil millones de dólares, lo que se invierte en medio mes, como máximo, en seguridad… del 20% de la humanidad, que es la que vive en el barrio próspero de la aldea global).
Si es verdad que, como acaba de comunicar OXFAM, 85 personas tienen unos medios económicos equivalentes a los de la mitad de la humanidad (unos 3.300 millones de seres humanos)… no cabe duda de que la solución no está en pedir 45 millones sino en fortalecer los medios de convivencia pacífica a escala mundial. Abandonen de una vez los ridículos grupos G6, G7, G8, G20… y únanse, únanse todos los Estados, especialmente los que todavía tienen algún convencimiento democrático, para ofrecer a todos los jóvenes del mundo unos horizontes menos sombríos.
También les aconsejo que lean la Carta de la Tierra, el preámbulo y el artículo 1º de la Constitución de la UNESCO,… en lugar de fiarse exclusivamente de los informes de instituciones económicas, y muy especialmente del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial, que ha eliminado de su “apellido” la referencia al desarrollo.
Sobre todo cuando se han dado para la recuperación bancaria millones y millones de Euros que, por haber comenzado a construir Europa por el tejado, con una Unión monetaria sin una unión económica y política previas, se amplían las desigualdades en lugar de reducirlas.
La Europa xenófoba, que no pone en práctica su excelente Carta de Derechos Humanos del año 2000, no aporta subvenciones relevantes para el desarrollo, no debe tener como símbolo en España las “concertinas” sino el fomento del desarrollo humano, empezando por aquellos países que viven en la más completa desesperanza.


A %d blogueros les gusta esto: