Hoy se cumplen 592 años de la llegada de los gitanos a España. Juan de Dios Ramírez Heredia

enero 13, 2017

Efectivamente, fue el 12 de enero de 1425 cuando el Rey de Aragón, Alfonso V el Magnánimo, estando en Zaragoza, otorgó a Juan, gitano, Duque de Egipto Menor, un salvoconducto que le autorizaba a viajar libremente por el país en su peregrinación a Santiago de Compostela.

. Barcelona, 04/02/05...JUAN DE DIOS HERNANDEZ HEREDIA..., ....FOTO YOLANDA CARDO....ARCHDC.....

Tardaron 300 años en atravesar los territorios que les separaban de Europa. Pasaron por lo que hoy es Afganistán, Irán, Armenia y Turquía hasta desembocar en Grecia, de donde, entre otras muchas palabras, tomamos la forma de contar. Curiosamente nuestros gitanos no lo saben, pero cuando contamos lo hacemos en griego antiguo.

Fue durante el siglo XV cuando la presencia gitana en Europa fue del todo patente. En 1416 ya estaban en Rumanía, en Bohemia (Chequia) y en Lindau (Alemania). Fue precisamente el rey Segismundo de Bohemia el que les extendió un salvoconducto que fue muy prolijamente utilizado por los gitanos de entonces para circular por todas partes. De ahí que también se nos haya llamado, especialmente en las composiciones literarias, como “bohemios”. Entre 1418 y 1419 ya se ven gitanos en Suecia y en Francia. En Bruselas y en Flandes aparecen en 1420 y ese mismo año acudieron a Bolonia para pedirle al Papa un salvoconducto que les acreditara como peregrinos cristianos que acudían en penitencia a los más importantes santuarios. En 1415 ya están en Perpiñán (Francia) y en 1425 en Zaragoza.

    El documento mediante el cual el Rey Alfonso V el Magnánimo autoriza a Juan, Duque de Egipto Menor (es decir, la actual Turquía, que así se llamó en la antigüedad) a peregrinar a Santiago de Compostela puede ser visionado en su versión original escrito en catalán antiguo, así como en castellano y en inglés, pulsando en el siguiente enlace de Internet:

    Los primeros gitanos que llegaron a España en el primer tercio del siglo XV fueron bien tratados y bien acogidos por los habitantes de la península, hasta que los Reyes Católicos firmaron en 1499 la terrible Pragmática que redactó el Cardenal Cisneros condenándonos a terribles martirios. Pragmáticas, leyes y disposiciones que han sido una constante contra nuestro Pueblo hasta que, gracias a la nueva democracia española se puso fin a tanta ignominia cuando logré, en 1978, que el Congreso de los Diputados, en mi primera intervención parlamentaria, votara favorablemente la desaparición de tres nefastos artículos del Reglamento de la Guardia Civil donde se nos daba un trato absolutamente discriminatorio.

    Y a partir de ahí comienza una nueva historia de nuestro Pueblo en España.


¿Politicamente correcto?

agosto 31, 2015

hungary-border_fence-749x415

“Políticamente correcto” será para quienes lo promulgan y ponen en práctica. Es una increíble barbaridad, los palabreos que nos pretenden inculcar quienes ostentan el poder.
Nadie puede erigirse en guardián de la Humanidad, ya que, la pretendida Democracia, falla por su raíz…
“Democracia es Gobierno del pueblo”, por tanto, somos nosotros, el pueblo TODO, quienes debemos procurar que, esta humanidad elija-proponga, quienes, de forma democrática, hayan salido elegidos en las urnas, y ejerzan con dignidad, el poder que les ha sido otorgado.
Siria, el Mediterráneo, Austria, Afganistán, Bangladesh, Hungría… Nadie, desde la distancia, puede gobernar, como si de un juguete se tratase.
Cada país tiene su idiosincrasia, usos y costumbres. Sí tenemos en común que, somos seres humanos con unos mismos derechos, mismos deberes.
No podemos aceptar rejas ni muros, ni fronteras bajo control policial.
Es preciso reconducir el mundo, NO permitir que nadie muera de hambre ni sed. Tampoco que muchos-demasiados, deban emigrar para sobrevivir, si logran pasar estas murallas del S XXI, no menos terribles que, los aniquilamientos que llevaron a cabo los nazis.
La vergüenza del Muro de Berlín, ha quedado en el olvido. La Memoria histórica ayuda a mantener vivas aquellas crueldades, para muchos olvidadas, que tristemente se repiten hoy con nuevas caras, no menos crueles y asesinas.
¿Son políticamente correctas las medidas tomadas para evitar los éxodos producidos por el hambre, las guerras, el miedo? ¡NO, NO, NO!
Terrible que el Mediterráneo sea hoy, un mar de muerte.
Que Hungría construya 175Km de alambradas para evitar el paso al pueblo serbio.
Qué decir del éxodo masivo de sirios y afganos, más de seiscientos mil, que piden ser acogidos en Europa.
Y tantos otros, imposible enumerarlos.
Y nosotros los ciudadanos, el pueblo soberano, se queda impasible, no sabe, no contesta. No fuera el caso de que….
No piensan que tal vez ellos, o sus hijos, o nietos, pueden estar a no tardar en su lugar, pidiendo ayuda a un mundo de sordo-mudos.


A %d blogueros les gusta esto: