¿Donde quedó el espiritu del 15M 2011?

mayo 19, 2017

Triste realidad comprobar que somos inconstantes, que a pesar de ser capaces de movilizarnos y salir a la calle para protestar en determinados momentos, como aquel 15M que maravilló al mundo en actos multitudinarios por doquier,  luego, frenamos, inmersos en el quehacer diario, ante el problema de resistencia a esta vida que debemos soportar con falta de todo, DE MANERA ESPECIAL Y ALARMANTE de dignidad por parte de quienes tienen en sus manos nuestro futuro.

Decenas miles de personas acudimos a la aquella magna Manifestación del 15 de mayo, en muchas ciudades españolas convocadas por la plataforma “Democracia Real, Ya”.

En la Plaza de Catalunya de Barcelona, subidos a un camión, leímos a dueto, con Arcadi Oliveras, aquel Manifiesto que pretendía ganar el futuro.

Fue un movimiento de protesta inédito, en medio de la campaña para las elecciones municipales y autonómicas, cuando la situación era, cual ahora: marcada por una profunda crisis económica, sumidos en los grandes abusos por parte de quienes gobiernan con “demasiada” corrupción sin que les pase nada.

¿La pretensión?

Promover una regeneración política, que implicase una democracia más participativa y, para sacarnos de encima el dominio de bancos y grandes corporaciones financieras. Fuimos capaces de mostrar nuestra indignación y exigir una propuesta: que los ciudadanos dejásemos de ser considerados cual mercancías, en manos de políticos y banqueros.

¿Dónde estamos pasados seis años? ¿Qué nos está pasando?

Sumidos ante un futuro inaceptable.  Agarrotados por el miedo a perder lo poco que nos queda.

Recuperemos aquel sentimiento de protesta, no nos sintamos vencidos. NO lo permitamos. Como dicen los valientes: No te lamentes ¡REBÉLATE!


A %d blogueros les gusta esto: