Adolfo Suárez referente a imitar. Federico Mayor Zaragoza

marzo 24, 2014

Tuve el honor de conocerle bien. Su imaginación, su intrepidez, su profundo conocimiento de lo realidad, su permanente preocupación por el porvenir, su increíble capacidad para la conciliación y su perseverancia le permitieron llevar a cabo la difícil -y dificultada- transición desde una dictadura militar a una democracia parlamentaria. federico mayor

El primer paso era conseguir el pluralismo político a través de la atenta escucha de todos los pareceres, en particular de quienes durante tantos años habían sido silenciados. A pesar de la frialdad o claro rechazo con que fue recibido en no pocos casos, dirigió con gran lucidez el complejísimo concierto de acuerdos y disentimientos, de generosas renuncias y exigencias indebidas hasta alcanzar el gran objetivo de unas condiciones adecuadas para la celebración de elecciones plenamente libres.
La Ley de Reforma Política representa una inflexión fundamental en la trayectoria de la Nación española. Los Pactos de la Moncloa, la exquisita habilidad con que logró el regreso del Presidente Tarradellas… acreditan su insólita estatura de estadista.
“Lo conseguimos porque no sabíamos que era imposible”. Cuando trabajaba con el Presidente Suárez tenía el convencimiento de que él sabía bien que lo que se decía “imposible” podía dejar de serlo si se inventaban las soluciones.
Yo mismo experimenté su rapidez persuasiva cuando me ofreció encabezar la lista de UCD por Granada a las elecciones de 1977. Le dije que creía que debía ser un granadino. “Lo hiciste muy bien de Rector…” Contesté que una cosa es la vida académica y otra la política. Y que no conocía bien el programa de UCD ni a la mayoría de los miembros del partido. Raudo dictó una orden por la que me exoneraba de cualquier dependencia de UCD y me confería total autonomía para decidir la composición de la lista electoral y el contenido del programa.
La Constitución refleja su inmensa capacidad para construir un Estado plenamente democrático, teniendo en cuenta su magnífica diversidad. Hizo cuanto pudo para respetarla y protegerla, pero no le dejaron -fue un acoso sobre todo militar, pero no sólo militar- terminar de atribuir las características de autogobierno que su visión de la vertebración del Estado requería. El capítulo octavo de la Constitución quedó, según sus propias palabras, como “sinfonía inacabada”.
Más adelante, cuando había sido ya capaz de “asegurar el suministro de electricidad al tiempo que cambiaba las redes eléctricas” y empezaba a hacerse evidente la desafección progresiva de muchos, así como las dificultades para su nuevo partido CDS, el presidente Suárez aparecía, en la intimidad, entristecido y consternado. Le dije entonces algo que repetí años después al presidente Gorbachev: “no se puede pretender estar en la historia y el poder al mismo tiempo”.
Suárez, figura clave para recuperar la dignidad nacional, es ya referente inmarcesible de la historia de España. La mejor manera de recordarlo y rendirle homenaje es tratar de imitarle.


Federico Mayor Zaragoza. Única solución: refundar unas Naciones Unidas capaces de establecer un nuevo orden mundial

febrero 26, 2014

Es patente el caos en que han desembocado la codicia y las ambiciones hegemónicas de unos cuantos países y la total irresponsabilidad intergeneracional con que han intentado gobernar el mundo. Federico Mayor
Es necesario y apremiante poner en práctica la Carta de las Naciones Unidas y el diseño de cooperación, solidaridad, justicia y libertad para la “igual dignidad de todos los seres humanos”, tan bien establecidos en los “principios democráticos” de la Constitución de la UNESCO.
Está clara la crisis sistémica –ética, social, política, económica, medioambiental,…- que estamos atravesando y que, como tantas veces he repetido, requiere múltiples transiciones:

• La transición desde una economía de especulación, deslocalización productiva y guerra a una economía de desarrollo global sostenible y humano.
• La transición desde una cultura de imposición, dominio, violencia y enfrentamiento a una cultura de encuentro, conversación, conciliación, alianza y paz.
• Una transición, en suma, de la fuerza a la palabra.

La Carta de las Naciones Unidas se inicia con un párrafo en el que, insisto, se sintetiza la razón de ser de las Naciones Unidas en 1945 y, hoy mismo, las soluciones que podrían permitir a la humanidad en su conjunto iniciar una “nueva era”: “Nosotros, los pueblos… hemos resuelto evitar a las generaciones venideras el horror de la guerra”. No se cita a los gobiernos o a los Estados sino a los pueblos, que son quienes deben tener en sus manos las riendas del destino común. Y no se aplica, una vez más, como se ha hecho a través de la historia, el perverso adagio de “Si quieres la paz, prepara la guerra”. Se tiene que “evitar el horror de la guerra”, es decir, se debe construir la paz. Paz en uno mismo, paz en relación a los demás, en relación a nuestro entorno, paz a escala nacional, a escala regional, a escala mundial. Pero el inicio de la Carta nos da otra clave esencial para el mañana: la responsabilidad intergeneracional, el tener en cuenta, como compromiso supremo, según palabras del Presidente Nelson Mandela, a la generación que llega a un paso de la nuestra. Debemos cuidar la habitabilidad de la Tierra, y debemos cuidar también desde un punto de vista conceptual nuestro legado, de tal manera que todos los seres humanos, y no sólo unos cuantos, puedan vivir dignamente.
El neoliberalismo globalizador sustituyó a las Naciones Unidas por grupos plutocráticos y los valores éticos por los bursátiles, por el mercado. El resultado está a la vista: crisis de toda índole y de gran profundidad, en la que todos los parámetros se agravan, con en efecto, desigualdades inadmisibles -85 personas, según OXFAM, acaparan una riqueza equivalente a la de la mitad de la humanidad (¡!), estimada en 3.300 millones de seres humanos, que sobreviven (o mueren) en condiciones de pobreza extrema-; amenaza nuclear; tráficos supranacionales de drogas, personas, armas…; incumplimiento reiterado de las responsabilidades propias de ciudadanos democráticos, puesto que evaden los impuestos en lugar de procurar comportarse como corresponde a las representaciones fidedignas de la voluntad popular… Hace años, a principios de la década de los ochenta, puse de relieve que la adopción de medidas no podía aplazarse, especialmente en casos de potencial irreversibilidad. Y hoy, de manera particular en todo lo que tiene que ver con los procesos sociales y naturales, en lugar de asumir con criterios socialmente apropiados y con rigor científico la situación, nos dejamos guiar exclusivamente por el cortoplacismo de los beneficios dinerarios. El mercado lo domina todo, mientras que la propia habitabilidad del planeta se deteriora.
Sólo el poder ciudadano, sólo “Nosotros, los pueblos…” puede ahora terminar con la deplorable situación mundial y esclarecer los sombríos horizontes actuales.
Los siguientes títulos publicados en los últimos días en un periódico (“El País”) pueden hacernos reaccionar y expresar en un gran clamor popular el rechazo total, la objeción de conciencia y la desobediencia cívica a quienes intentan, a pesar de la severidad de los retos y amenazas que afligen a la humanidad, seguir favoreciendo la pujanza de unos cuantos cuando los muchos ven cómo se van mermando cada día sus necesidades materiales, intelectuales y culturales:
• “La rebelión laica en Siria se rompe”.
• “Ucrania se hunde en la violencia” y “La represión desencadena una matanza”.
• “Los desmanes de la mayor mina europea de cobre a cielo abierto” (las multinacionales mineras siguen produciendo estragos en el medio ambiente… llenándose los bolsillos y colmando los paraísos fiscales).
• “El negocio del cambio climático. Empresas y fondos apuestan por industrias que se beneficiarán del aumento de las temperaturas. Para los inversores, la clave estará en el agua…”.
• “Tres años después de la primavera árabe”… (y once años después de la invasión de Irak… en medio del total desconcierto, aunque, eso sí, los yacimientos de petróleo ya están, desaparecidos Sadam Husein y Gadaffi, en manos de los “grandes del poder energético”…)
• “Se ven luces, pero Oriente Próximo no mejora”: es de especial urgencia terminar con la vergüenza del “eterno” conflicto palestino—israelí… sólo, con la autoridad de unas Naciones Unidas dotadas de un apoyo global y de los medios humanos, financieros y técnicos necesarios, podría reorientarse adecuadamente y sin mayor retraso, el futuro de Siria, Egipto…
• “Inflamable” (las noticias que llegan de Ucrania, Tailandia o Venezuela hacen evidente que la historia es una pelea perpetua…).
• “59 años de cárcel para siete acusados de inducir a la prostitución a menores…” (el tráfico y consumo de drogas, inmensamente mortíferos, no se resolverán hasta que se enfrenten, con acciones reguladoras apropiadas, como problemas de orden sanitario y no de seguridad, y dejen de promoverse, por los fabulosos réditos que proporcionan y por la existencia de paraísos fiscales, que nunca desaparecerán porque son los países más ricos de la Tierra, cuya brújula está desquiciada por la ambición, los que los protegen celosamente).
• “Pequeña guerra fría: el contraataque de Bruselas a Suiza intenta contener la escalada populista en Europa”…
• “Justicia Universal, sí, si no afecta al amigo… La presión política y la diplomática se imponen sobre los derechos si los criminales son socios. Prima la geoeconomía”…
• El G-20 promete un plan para acelerar el crecimiento un 2% en cinco años”, y “las tensiones por la fragilidad de los emergentes afloran en el G-20”

Ya ven: “Para muestra, dice el refrán, vale un botón”. Este desolador panorama requiere con gran apremio un Sistema de Naciones Unidas eficaz para toda la humanidad, sin excepciones. El Partido Republicano de los Estados Unidos se opondrá siempre –como lo hizo ya en 1919 con la Sociedad de Naciones- a que la justicia, la seguridad y la paz sean garantizadas por la unión de todos los países, capaces de reaccionar con prontitud y contundencia cuando un país recurra a la violencia, contraviniendo los principios de convivencia democrática.
Democracia a escala mundial es la solución.
Por primera vez en la historia, podemos construirla e incorporarla a nuestro comportamiento cotidiano. El tiempo de la obediencia ciudadana y de la sumisión ha terminado. Podemos expresarnos libremente y tenemos que hacer posible la gran inflexión histórica de la oligocracia a la democracia, del bienestar de unos cuantos al bienestar generalizado, donde cada ser humano único pueda desarrollar plenamente las facultades que le distinguen.
“Nosotros, los pueblos…” tenemos la palabra. Unos cuantos tienen la fuerza. No estemos distraídos ni atemorizados: ha llegado el gran momento, después de tantos siglos de oprobio y sumisión, en que la palabra prevalezca sobre la fuerza.


El hambre y el paro aumentan…

febrero 26, 2014

Los porcentajes de hambruna abruman, personas de entre 40-50 años lss más damnificadas. Sin trabajo, con hijos pequeños, con vivienda hipotecada. Cruz Roja ha dado un toque de alarma, por lo que respecta a Catalunya.
montserrat 9
Llamada que debe dirigirse a quienes tienen poder, no podemos seguir en estas condiciones, sobre todo, cuando tanto defraudador anda suelto, y sigue alardeando de su ingenio para evadir.
No se puede aceptar, cuando las familias se desmoronan y, no disponen de lo necesario para dar de comer a los suyos, que, una ficha futbolística, pueda superar los 100 millones de euros.
Como aceptar que los impuestos se ensañen con quienes tenemos una pensión, o una mensualidad pequeña, mientras que, los Bárcenas de turno, demasiados, vivan a sus anchas.
NO, NO, NO… ¿Cuanto tiempo podremos resistir? ¿Qué nos espera?


La plata era de papá afirma Messi que paga, recurre las actas y negocia un acuerdo con Hacienda. José Félix Díaz

septiembre 28, 2013

¿Héroe? ¿Villano? ¿Campeón? ¿Ladrón? Leo Messi llegó al juzgado de Gavá aclamado y se fue firmando autógrafos. La acusación de la fiscalía por no declarar entre 2007 y 2009 llevó al azulgrana y a su padre a los juzgados. Hacienda quiere ejemplarizar con el argentino y con alguno más que tiene apuntado en la lista de morosos. Messi y sus asesores han optado por la mala fe del anterior socio del padre como motivo del fraude, pero por si acaso, ya han pagado casi cinco millones por el periodo anteriormente citado y otros 10 millones de euros por los años 2010 y 2011, no denunciados por el momento.mESSI JUZGADO

De la plata se ocupa mi papá“, confesó el delantero olvidando la habilidad que tiene con un balón en los pies y haciéndose el sueco pese a su origen argentino. En España el fraude con Hacienda está penado con el pago de una multa del 150% de lo defraudado y con una pena de hasta seis años de cárcel. Jorge Horacio, el padre del jugador, asumió todo tipo de responsabilidad al ser menor de edad durante la época denunciada. La orden de los responsables de la Agencia Tributaria es la de ser duros, pero Messi negocia con Hacienda con la intención de llegar a un acuerdo.

Messi, padre e hijo, se han ofrecido a colaborar, pero dentro de su táctica está la de recurrir las actas levantadas y el pago de esos otros 10 millones de euros que hizo en su día. Están en su derecho. Hasta el momento, ningún juzgado ha tumbado la famosa ley que permite el pago de parte del contrato a través de la imagen. El problema con los que se ha encontrado la familia Messi es, en esta ocasión, la organización ideada por Schinocca, anterior agente del argentino. Los pagos realizados a través de sociedades en Belice y Uruguay a través de sus filiales en Suiza y Reino Unido llevaron a no pagar euro alguno en la Hacienda española.

Con esta medida lo que buscaban era que los ingresos transitaran desde los países donde radicaban las empresas o entidades pagadoras hasta las sociedades instrumentales domiciliadas en los paraísos fiscales sin someterse a tributación alguna y, además, con total opacidad a la Hacienda española.

El jugador del Barcelona se ha declarado ajeno a toda esta instrumentación, siguiendo las instrucciones del abogado Cristóbal Martell. “La familia quiere actuar con transparencia y demostrar la escasa voluntad defeaudadora. Queremos colaborar con la administración para el esclarecimiento de los hechos”. Messi ocupa, según la lista de Forbes, el décimo lugar entre los deportistas mejor pagados. En 2012, ganó 15 millones de euros y 16 en publicidad.

A mi modo de ver, Hacienda debería revisar muchas más cuentas de todos conocidas y, procurar, que no queden impunes.


A %d blogueros les gusta esto: