Alfred de Zayas aboga por crear una entidad en la ONU contra la evasión fiscal

octubre 22, 2016

El experto de la ONU sobre la Promoción del Orden Internacional Democrático y Equitativo solicitó a la Asamblea General de Naciones Unidas el establecimiento de una Autoridad Internacional Fiscal para combatir la evasión de impuestos y promover el cierre de los paraísos fiscales. alfred-de-zayas-onu
En un informe, Alfred de Zayas afirmó que estas prácticas tienen un impacto muy adverso para el goce de los derechos humanos y en el avance de la Agenda 2030.

De Zayas consideró que el establecimiento de ese ente regulador internacional tendría entre sus competencias combatir las jurisdicciones secretas o paraísos fiscales que propician la corrupción, el soborno, el fraude en materia de impuestos y el lavado de dinero.
También propuso la adopción de un impuesto para las transacciones financieras.
Al menos 32.000 billones de dólares se encuentran en paraísos fiscales.

“Hago un reclamo al nuevo Secretario General de la ONU, António Guterres, a darle prioridad a este problema. Creo que, si las Naciones Unidas, que es el órgano primordial internacional toma el problema de la evasión fiscal en serio, podemos avanzar”, dijo.

En ese sentido, el experto independiente solicitó la celebración de una conferencia mundial dedicada este tema que permita la adopción de un instrumento legal que obligue a las corporaciones a pagar impuestos e insistió en la importancia de que los Gobiernos no dejen escapar recursos clave, para cumplir los objetivos de desarrollo plasmados en la Agenda 2030.


Manifiesto de los movimientos sociales en México frente a los paraísos fiscales

septiembre 20, 2016

manifiesto

Los paraísos fiscales constituyen uno de los peores enemigos de la democracia, por su relación con la evasión fiscal, el ocultamiento de transacciones, el fomento del crimen organizado, e incluso, como sostén del terrorismo.

Todo es oscuro en este tipo de regímenes, permitiendo ocultar datos, nombres de los verdaderos titulares de las cuentas e información de las operaciones financieras.

A estos paraísos fiscales no llevan su dinero los obreros, los campesinos, los trabajadores, los maestros, los médicos ni miles de pequeños empresarios y emprendedores que confían en su país y que a diario construyen el futuro de sus familias en su propia patria.
A estos paraísos fiscales acuden quienes buscan evadir su responsabilidad, no pagar impuestos u ocultar el origen de su riqueza –incluso a veces ilícito- empleando sofisticados métodos de empresas de papel que cuentan con el asesoramiento de firmas de abogados y expertos tributarios. Todo esto no solo genera corrupción, sino que también ahonda la desigualdad y las diferencias sociales.
Aunque la evasión fiscal perjudica a todos los países, en proporción, los países en desarrollo son lo más perjudicados. En Latinoamérica, 32 millones de personas podrían salir de la pobreza si los capitales escondidos en paraísos fiscales pagaran el impuesto sobre la renta que les corresponde.
Sacar la riqueza de donde se generó y en donde tanto se necesita es sencillamente inmoral.
Por estas razones, los firmantes de este Manifiesto, apoyamos las acciones que algunos países hermanos han venido desarrollando para frenar este flagelo.
Apoyamos, por ejemplo, la iniciativa del Economista Rafael Correa Delgado, Presidente del Ecuador, quien ha sometido a consideración de su población la siguiente pregunta en una consulta popular:
¿Está usted de acuerdo en que, para desempeñar una dignidad de elección popular o para ser servidor público, se establezca como prohibición tener bienes o capitales, de cualquier naturaleza, en paraísos fiscales?
En caso de que gane el SI, los funcionarios públicos y políticos tendrán un año para retirar sus fondos de los paraísos fiscales.
Este es un ejemplo de como con liderazgo político y con la participación directa de la población se puede incidir en temas de la coyuntura política que tienen una gran connotación en el devenir de los pueblos.
Esta lucha contra los paraísos fiscales debe basarse en un sistema transparente de gestión pública, la aprobación de nuevas leyes y la creación de instancias de transparencia y control social que actúan a nivel nacional.
A nivel mundial, demandamos que se establezca un compromiso inalterable de denuncia y combate a este fenómeno que tanto daño ha causado a nuestras economías y sociedades y a nuestra democracia.
Respaldamos la iniciativa registrada el pasado 29 de junio, en el Comité de Descolonización de la ONU, en el que se aprobó condenar el uso por potencias coloniales de los territorios no autónomos bajo su administración, como paraísos fiscales
Respaldamos la campaña internacional de la organización Oxfam para erradicar los paraísos fiscales.
Sometemos estos puntos fundamentales a consideración de los actores y movimientos sociales. Juntos podremos llevar adelante los combates necesarios para que se transformen en realidad.

Movimiento de Solidaridad Nuestra América

Coordinadora Mexicana de Solidaridad con Venezuela

Grupo de Apoyo al Frente para la Victoria de Argentina en México

Grupo de Frenteamplistas de Uruguay en México por la Izquierda

Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad (Capítulo México)

Movimiento Mexicano de Solidaridad con Cuba

Comité Mexicano de Solidaridad con Bolivia

Izquierda Democrática Nacional

Movimiento Nacional por la Esperanza

Izquierda Democrática en América Latina

Departamento de Relaciones Internacionales del PRD

Movimiento Nacional por la Esperanza

Montserrat Ponsa. Fundación Cultura de Paz España


Paraísos Fiscales: Atentado contra la ética y dignidad humana

agosto 4, 2016

Me parece digno de encomio que, el Presidente de Ecuador Rafael Correa emprenda una Cruzada contra los Paraísos Fiscales, decisión que, quienes luchamos a favor de los Derechos de Hombres y Pueblos tenemos en el punto de mira desde siempre, más ahora cuando la comunicación virtual nos conecta con el mundo y podemos manifestar nuestra opinión allende los mares.

paraisos fiscales

¿Qué es un Paraíso fiscal?
Es aquel territorio o Estado que aplica un régimen tributario favorable a los ciudadanos y empresas no residentes, que se domicilien a efectos legales en el mismo. Los más antiguos Suiza-Andorra.

¿Pretensión?
Absolutamente defraudatoria. Quienes entran en este juego ansían, únicamente, obtener ventajas tal vez exenciones totales o parciales de sus impuestos, naturalmente bajo secreto bancario.
¿Dónde han conseguido sus lucros? ¿Cómo?
Lo más probable estrujando a sus trabajadores, pagándoles sueldos irrisorios. Tristemente para ellos no cuentan, son simple mano de obra barata.
Tanto, que aquellos impuestos que evaden, servirían para ayudar a los menos afortunados a disponer de una buena asistencia social desde todos los ámbitos: Escuelas para sus hijos -sin educación NO existe futuro-, Sanitaria -la mayoría de ciudadanos no tiene posibilidad de acceder a un centro sanitario privado o Mutual-, Cultural, de vivienda, todo lo que supone Vida.
Son, en general, los mismos patronos que, además de pagar mal a sus empleados, discriminan hombres-mujeres, si son nativos o tribales, también por lo que respecta a la edad, fuerza, similar a lo que sucedía en tiempos de esclavitud. NUNCA les hablan ni les proponen preparación, la que permitiría elevar los conocimientos de sus empleados.
La mayoría de Gobiernos del mundo omite este tema. Son unos pocos, los que dirigen la economía mundial, que elaboran planes sin tener en cuenta las premisas obligatorias: la obligatoriedad de devolver a su país, a través de los impuestos, parte de sus ganancias.
Quienes defraudan al Estado y a la ciudadanía deben ser castigados de forma severa y modélica además de inhabilitarles para ocupar responsabilidades públicas. Los Currículums de los aspirantes a candidaturas así deben exigirlo.
Debemos rechazar, clamar contra los Paraísos fiscales, fórmula utilizada para las élites, no para quienes debemos calcular lo que podemos hacer con nuestros sueldos o pensiones.
De vez en cuando, para darle de comer a la fiera, se destapan algunos, así hicieron en Andorra, recién con los Papeles de Panamá.
Pero, no sirven las migajas para alimentar a una Humanidad que, carece de lo elemental: EDUCACIÓN, sin la cual no podrá conseguir emanciparse y ganarles batallas a los indeseables.
Se trata de una magna responsabilidad de los Gobiernos del orbe. Deben tener como prioritaria esta Ley de conducta. ¿Por qué se callan?
Queremos que acabe este desafío. El ser humano deber estar por encima del capital, de este poderoso caballero don dinero que todo arrasa a su paso.
Ahora, cuando muchos países nos encontramos en momentos de configuración de Gobiernos, no debemos aceptar a NADIE que tenga como lema la Evasión Fiscal.
Se trata de un horrible atentado contra la ética, contra la dignidad de los seres humanos todos. Está solo al servicio de una élite restringida, la que quiere doblegarnos, como siempre a su antojo y conveniencia.


Rafael Correa: Por un mundo mejor, No a los paraísos fiscales.

julio 18, 2016

correa_rafael 20 ebrero 2011

Los paraísos fiscales se constituyen en uno de los peores enemigos de nuestras democracias por lo que significan, en cuanto a evasión fiscal, ocultamiento de transacciones, fomento del crimen organizado e, incluso, apoyo al terrorismo.
En estos regímenes todo es oscuro, permitiendo ocultar datos, nombres de los verdaderos titulares de cuentas y toda la información de las operaciones financieras que en ellos o a través de ellos se realicen.
A esos “paraísos” no llevan su dinero los obreros, los campesinos, los trabajadores, los maestros, los médicos, ni miles de pequeños y medianos empresarios y emprendedores que confían en su país y que a diario construyen el futuro de sus familias y de la Nación entera. A esos lugares acuden quienes buscan evadir su responsabilidad, no pagar impuestos u ocultar el origen de su riqueza –incluso a veces ilícito- empleando sofisticados métodos de empresas de papel y con el asesoramiento de grandes firmas de abogados y expertos tributarios. Todo esto no solo genera corrupción, sino que también ahonda la desigualdad y las diferencias sociales.
Aunque la evasión y elusión fiscal perjudica a todos los países, en proporción, los países pobres son los más perjudicados. En Latinoamérica, 32 millones de personas podrían salir de la pobreza si los capitales escondidos en paraísos fiscales pagaran el impuesto sobre la renta que les corresponde.
En nuestro país, en los años 2014 y 2015, salieron a esos paraísos 3.379 millones de dólares, cantidad equivalente a reconstruir íntegramente las zonas afectadas por el terremoto de abril pasado.
Sacar la riqueza de donde se generó y en donde se necesita tanto, es decir, su propio país, es sencillamente inmoral. Sostener, como dicen algunos, que “yo puedo hacer con mi plata lo que me da la gana”, demuestra una total falta de ética y compromiso con la Patria.
La lucha contra los paraísos fiscales debe trascender toda ideología. Debemos poner fin a esta economía sin rostro y sin un objetivo verdaderamente humano, como nos dice el Papa Francisco.
Desde el inicio de nuestro gobierno hemos luchado contra estos paraísos fiscales. Por ello, impulsamos varias iniciativas legales. Sin embargo, ningún esfuerzo será suficiente si quienes se encuentran al frente de una Nación o aspiran a representarla en cualquier dignidad o cargo público, buscan ocultar o sacar del país sus recursos,
Por eso, en el último informe a la Nación del 24 de mayo pasado, propuse al país un pacto ético: que todos rechacemos a los candidatos que tienen sus capitales en paraísos fiscales. Muchos sectores, incluso algunos opositores, reaccionaron a este llamado y lo aceptaron, pero como era de esperarse, otros sectores justificaron su amoralidad e incluso dijeron que era atentar contra su derecho de participación política.
Nadie les impide que desarrollen actividades empresariales, pero que cumplan su responsabilidad legal y ética de pagar impuestos; nadie les impide que amen a sus bolsillos, pero si quieren ser dignatarios o servidores públicos, deben tener como primera obligación ética amar a la Patria, confiar en ella, invertir en ella.
Llegó el momento de pasar del discurso a los hechos: en la mañana de hoy, he enviado a la Corte Constitucional un pedido para que, previo el control de constitucionalidad que debe realizar dicho organismo, el Consejo Nacional Electoral convoque a una consulta popular en la que sea el pueblo, que de manera directa y con su voto, el que se pronuncie sobre la siguiente pregunta:

¿Está usted de acuerdo en que, para desempeñar una dignidad de elección popular o para ser servidor público, se establezca como prohibición tener bienes o capitales, de cualquier naturaleza, en paraísos fiscales?

Por lo tanto, en el plazo de un año, contado a partir de la proclamación de los resultados definitivos de la presente consulta popular, la Asamblea Nacional reformará la Ley Orgánica de Servicio Público, el Código de la Democracia y las demás leyes que sean pertinentes, a fin de adecuarlos al pronunciamiento mayoritario del pueblo ecuatoriano. En este plazo, los servidores públicos que tengan capitales y bienes, de cualquier naturaleza, en paraísos fiscales deberán acatar el mandato popular y su incumplimiento será causal de destitución.
Nadie está impedido de ser candidato. Sin embargo, en el caso de ganar el SI, en el lapso de un año todo dignatario y funcionario público deberá empezar a creer en su Patria, deshaciéndose de cualquier empresa off shore o capitales en paraísos fiscales.
Como dice nuestro querido Pepe Mujica, ex presidente del Uruguay, “si aman tanto el dinero, que sigan en sus negocios, pero que no se metan en política”.
Esta consulta prácticamente no tiene costo para el país, pues se la realizará con las elecciones generales de febrero de 2017.
Preparémonos a una campaña feroz en contra de la consulta, ya que importantes medios de comunicación son de los principales grupos económicos que mantienen capitales y empresas en paraísos fiscales.


A %d blogueros les gusta esto: