Macri, una mala persona. Angel Guerra Cabrera

septiembre 5, 2019
macri_crisis_argentina.jpg

Mauricio Macri prometió acabar con el “cepo” cambiario kirchnerista y lo suprimió no más llegar a la presidencia. Pero ahora, aunque acotado, termina su mandato reinstaurándolo. Sin embargo, no para proteger las reservas internacionales y la economía popular, como era el caso con Cristina Fernández de Kirchner(KFK). Al contrario. El gobierno macrista ha llevado al país a una situación límite. Default o cesación de pagos, palabras malditas ahora traducidas eufemísticamente por los tecnócratas como “reperfilamiento” de la deuda y una devaluación acumulada del peso al cierre de agosto de 304 por ciento. Argentina, que estaba desendeudada y con inflación controlada en el gobierno de CFK ha pasado a ser uno de los países más endeudados del planeta, con las más altas tasas de interés, la segunda mayor inflación, el mayor riesgo país y una de las más acentuadas caídas del PIB.

Todo ello significa una enorme pérdida en los ingresos de las mayorías, pobreza, cuando no indigencia de millones, hambre de niños y ancianos. Asombroso, multitud de personas con trabajo malcomen una o dos veces al día. A la vez, la desenfrenada especulación financiera, los privilegios fiscales y en el uso de divisas que conservan los capitales concentrados han propiciado un enriquecimiento obsceno de una pequeña elite local e internacional, comenzando por Macri y los miembros de su gabinete. No ha de extrañar que el objetivo del cepo cambiario macrista, a diferencia del de CFK, sea crear otro mecanismo para continuar facilitando la fuga de capitales, como lo denunció el miércoles 4 el periodista Horacio Verbitsky.

Neoliberales compulsivos, Macri y sus socios capitalistas financieros son insaciables y estarán apropiándose de las ya mermadas reservas internacionales de Argentina mientras algo quede. Junto al sueño de la reelección, posiblemente, esa sea la principal causa de su angustia por el riesgo de que el Fondo Monetario Internacional no autorice el faltante de cinco mil millones de dólares, última tajada del mayor financiamiento concedido por la institución en su historia. El inquilino de la Casa Rosada se aferra a la esperanza de una nueva manito de su amigo Trump, sin cuyo apoyo jamás habría conseguido tamaño empréstito para una economía destruida en menos de cuatro años por la ortodoxia neoliberal. Su plan de medidas para enfrentar las carencias ocasionadas por la nueva devaluación son cosméticas, electoreras y no lo salvarán de caer aplastado por el Frente de Todos. CFK lo radiografió al calificar a Macri de mala persona.

Criminalmente, los 57 mil millones del préstamo se están gastando solo en pagar deuda, intereses, contener la caída del peso con la venta en las últimas sesiones de 300 millones de dólares diarios por el banco central. Esta semana, al acelerarse la corrida cambiaria llegaron a inyectarse casi 1000 millones en una jornada. O sea, con esa suma colosal no se han construido una escuela, un hospital, ni comprado alimentos para los desabastecidos comedores escolares y populares, ni medicamentos para los necesitados, como el caso apremiante de los jubilados. Tan grave, que el candidato a la presidencia del FT, Alberto Fernández, ya aseguró que, de ser electo, una de sus primeras medidas será dotar de remedios gratuitos a ese grupo tan vulnerable. Dijo que con solo dejar de pagar los intereses de ciertos papeles del gobierno por unos días era perfectamente posible financiar el proyecto.

Pero una medida como esa nunca pasará por la cabeza de un neoliberal, para quien es mucho más importante salvar un banco que dar de comer a un niño. A la vista de esta megacrisis argentina y del catastrófico cuadro social, económico y cultural que vemos dondequiera se aplican las cada vez más destructivas políticas neoliberales, los pueblos, los luchadores sociales, los militantes y organizaciones populares están en el deber de unirse para batirlas frontalmente. El neoliberalismo no es solo un modelo económico, sino una estrategia para controlar a los pueblos en el orden material, de identidad, valores, cultura y educación aplicando la violencia. Qué son, si no, las intervenciones militares de Washington, pero también sus llamadas guerras contra el terrorismo y las drogas. Por eso es necesario estudiar sus causas y efectos, su evolución, sus viejas y nuevas caras, para poder combatirlo con éxito.

El neoliberalismo no puede ser erradicado del todo en un solo país, pues consiste en una política económica impuesta por el Consenso de Washington a escala global. Pero como se ha visto en Venezuela, Argentina, Brasil, Bolivia, Uruguay etc. sí es posible hacerlo retroceder, en mayor o menor rango, mediante una clara voluntad política de combatirlo con todos los recursos del Estado. En México lopezobradorista, pese a la camisa de fuerza del T-MEC y la Iniciativa Mérida, lo demuestran la política energética soberana, la fuerte injerencia del Estado en la orientación social de la economía y la no intervención en Venezuela.


Ecuador: ¿Soberanía, progreso, justicia y dignidad o Neoliberalismo? Bartolomé Sancho Morey

marzo 7, 2017

El próximo día 2 de Abril, Ecuador, celebrara entre dos candidatos y programas antagónicos la segunda decisiva e histórica vuelta electoral.  Por una parte Lenin Moreno de Alianza Pais, partido gobernante y Guillermo Lasso un corrupto banquero ultra liberal.

 

Se puede afirmar, sin lugar a equivocación, que los logros [legado] del gobierno presidido por Rafael Correa, despues de 10 años, [década ganada], además de ser el más estable y democrático de los últimos decenios,  en defensa de los derechos [en mayúscula] humanos, como: Libertad, democracia, lucha contra las desigualdades políticas-socio-económicas, pobreza extrema, Etc. etc.,  ha sido para la gran mayoría de los ciudadanos y con mucha diferencia el más progresista-democrático de la historia.

Recordemos a título de ejemplo, que en este país de 14 millones de habitantes, las obras publicas de infraestructuras: puentes, aeropuertos, carreteras, autopistas, túneles, han sido espectaculares, de igual forma en esta, llamada con toda razón  [década ganada], se han construido decenas de Universidades, escuelas, Hospitales etc… La clase media paso del 29% al 47%, de igual manera se consolido y beneficio como nunca antes la pequeña y mediana empresa, más de 250 mil niños dejo de trabajar y se integro al sistema  educativo. Hay más de un 1,200.000 nuevos estudiantes. Miles estudian becados en Universidades extranjeras. En materia de atención a los discapacitados, Ecuador es ejemplo en el mundo, hace una década, solo trabajaban 1039 descapacitados; ahora lo hacen más de 80 000, con todos los derechos que les corresponde, y 70 000 estudian. Las pensión por discapacidad, cubrían solo a 5.039 personas; hoy protegen a más de 126.000, en cuanto a vivienda  el gobierno entrego más de 300.000 viviendas de ayuda social. Etc. etc. Todo ello a pesar justo es reconocerlo, de un terrorismo-mediático cobarde sin límites ni escrúpulos en contra del gobierno Democrático Constitucional de Rafael Correa.

Con estos datos en la mano, si los trabajadores, campesinos, clase media, artistas, deportistas, pequeñas y medianas empresas [verdaderos empresarios], etc. etc. o sea el 95% de las fuerzas vivas creadoras de la riqueza,  [que a diferencia del gran especulativo y corrupto poder financiero además de  pagar religiosamente sus impuestos  no tienen “como Guillermo Lasso su “mal habido” dinero en paraísos fiscales. Etc. etc. etc.] estuviera “medianamente”  informado de la realidad Ecuatoriana de quien es quien y a que intereses sirven. Y no a través de la gran mayoría de los grandes medios [Prensa, radio, TV. etc. etc.] globalizados de difusión, los cuales hay que tener siempre muy presente, están en mayor o menor grado, en manos de una ínfima minoría de insaciables usureros de la modernidad como el Sr. Lasso, mintiendo y decidiendo sistemáticamente-descaradamente sin escrúpulos, además de lo que es verdad o mentira, lo que es o no noticia.

Está claro que nadie absolutamente nadie, de este 95% antes mencionado de la sociedad, “al margen de ideologías”  votaría por los motivos antes expuestos. Por aquello de que un hombre bien informado [no tira piedras sobre su propio tejado] vale por dos y a veces por 10, en ningún caso el próximo día 2 de Abril, salvo “algún que otro masoquista” insisto votaría a un mentiroso especulador y corrupto banquero.

¡Más hipocresía, cinismo, indecencia y desprecio a los más elementales derechos humanos imposible!

 

 

 

 


¿Por quién votaria el Papa en Ecuador?Alfredo Serrano Mancilla

febrero 13, 2017

“El problema es que Latinoamérica está sufriendo los efectos de un sistema económico en cuyo centro está el dios dinero, y entonces se cae en las políticas de exclusión. Hoy día Latinoamérica está sufriendo un fuerte embate de liberalismo económico”. Esto fue lo que dijo el papa Francisco recientemente en una entrevista en El País, el pasado 22 de enero.

alfredo-serrano-mancillaEste tipo de frase ya ha dejado de sorprender a propios y extraños. El máximo representante de la Iglesia católica nos ha venido acostumbrando con cuestionamientos frontales al actual modelo económico capitalista. “Esta economía mata”. “Los sistemas liberales de no dan posibilidades de trabajo”. Así de contundente se expresa cada vez que expone sus ideas económicas ante sus feligreses.  No duda ni un instante en responsabilizar al vigente orden económico dominante de la mayorías de problemas sociales que afecta a los pueblos latinoamericanos. Indudablemente el papa Francisco, en estos años, se ha convertido en uno de los principales referentes ideológicos de la propuesta progresista latinoamericana en este tiempo de ofensiva restauradora.

Precisamente es en Ecuador el lugar donde está en juego la hipótesis del fin de ciclo que tanto alienta la derecha en la región. ¿Qué votaría el papa Francisco en este país? ¿Le daría su confianza a la propuesta progresista-humanista de Lenin Moreno para que siguiera adelante con la Revolución Ciudadana? O por el contrario, ¿apoyaría al binomio opositor Guillermo Lasso-Cinthia Viteri para que Ecuador vuelva al eje neoliberal latinoamericano?

El Papa jamás votaría a ningún cipayo porque él está en contra de “aquel que vende la patria a la potencia extranjera que le pueda dar más beneficio”. Esto decanta claramente la balanza a favor de la única propuesta que ha demostrado en los últimos diez años haber recuperado la soberanía. Acabar con la base militar estadounidense en Manta es el mejor ejemplo de esta forma de hacer política. Ecuador, gracias a la gestión de Correa, ha sido capaz de recuperar soberanía en muchos frentes. En lo económico, el cambio ha sido irrefutable a pesar de tener que encarar actualmente una situación complicada. ¿Qué sería de Ecuador sin soberanía frente a una restricción externa tan asfixiante? Gracias a sus avances en soberanía tributaria: el país tiene mayor capacidad para sostener sus propias necesidades. Se ha mejorado y mucho en soberanía energética. Se inició la auditaría de los Tratados Bilaterales de Inversión firmados en el pasado a favor de las transnacionales. Ecuador es cada vez más independiente, con alianzas más diversas en este mundo multipolar, y eso le permite ser un país con voz propia que no pide permiso a nadie para opinar ni decidir.

Al otro lado, está la derecha ecuatoriana, con Lasso-Viteri, que se empecinan en “abrir Ecuador al mundo”. El objetivo es que vuelvan las carabelas. Suplican que vengan desde afuera a arreglar los problemas internos. No lo disimulan. Quieren un país subordinado. Dicho claramente: son cipayos. Y justamente es esa la razón por lo cual el Papa no los votaría.

En lo social, aún cabe menos duda. Lenin Moreno propone un programa social ambicioso, Toda una vida, para garantizar los derechos sociales desde que se nace hasta los últimos días de vida. Esta propuesta está en la misma sintonía con las políticas públicas inclusivas que se han venido desarrollando por la Revolución Ciudadana. Enfrente de este paradigma, Lasso-Viteri cacarean el credo neoliberal: achicar Estado, privatizar, mercantilizar derechos sociales. Una suerte de sálvese quién pueda, generador de exclusión, por lo que el Papa tampoco los votaría.

Se mire por donde se mire, el papa Francisco elegiría a la Revolución Ciudadana, encabezada por Lenin Moreno, para pilotar Ecuador por los próximos años. Jamás votaría a cipayos ni por el retorno del neoliberalismo económico. Jamás votaría a ninguna propuesta que condenara a la gente a vivir en condiciones de pobreza. Jamás votaría por un proyecto político que expulsara del país a sus ciudadanos tal como ocurrió en décadas pasadas. El Papa no tendría dudas en votar por la continuidad por un proceso soberano de cambio en favor de las mayorías.


La disputa antiglobalización entre la extrema derecha y la izquierda. Emir Sader

noviembre 11, 2016

trump-lula

La globalización neoliberal buscó imponer un nuevo sentido común en el mundo: sería imposible oponerse a la globalización económica, cada país tendría que abrirse inevitablemente hacia el mercado mundial, cada economía tenía que hacer sus adecuaciones correspondientes, con el debilitamiento de los Estados nacionales. Los grandes capitales, a su vez, buscarían desterritorializar sus inversiones, buscando las mejores condiciones de exploración de la fuerza de trabajo, de los recursos naturales, así como de acceso a los nuevos mercados mundiales.
Se pretendía que todos ganarían, salvo los que tardaran en rendirse a esa ola supuestamente inexorable y avasalladora. Los Tratados de Libre Comercio serían los pasaportes hacia ese inmenso mercado mundial, con cada región preparándose para competir con las otras en las mejores condiciones.
La unificación europea, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte serían apenas los primeros pasos hacia esa nueva configuración mundial que, sin darse cuenta, iba dejando atrás contingentes cada vez más grandes de desamparados, de excluidos, de olvidados, de marginalizados, de huérfanos de la globalización. Países enteros, sectores de la economía, contingentes enormes de trabajadores, se fueron sintiendo como victimas impotentes de la globalización, que era la fiesta del capital internacionalizado.
La actitud frente a los inmigrantes en Europa fue definitoria de la nueva configuración política e ideológica del continente. La extrema derecha se ha fortalecido en la crítica a la llegada de los inmigrantes, redespertando con fuerza los sentimientos chovinistas y racistas que alimentan a esa corriente. A la vez critican la renuncia a la soberanía nacional representada por la Unión Europea y por el euro.
Al mismo tiempo que las políticas de austeridad han pasado a desgastar aceleradamente a los partidos tradicionales, dado que tanto los conservadores como los socialdemócratas se unieron en la política suicida asumida como una especie de destino inexorable impuesto por la globalización neoliberal. La extrema derecha pasó a disputar con las nuevas corrientes de la izquierda los espacios que habían quedado vacíos por la asimilación de los partidos tradicionales a la unificación europea y a su moneda común.
El Brexit fue tan solamente la proyección internacional del malestar y del rechazo a la globalización como respuesta de sus víctimas. No por acaso sectores de la clase obrera blanca, víctimas de la desterritorialización de las inversiones hacia países periféricos y, según la propaganda, de la llegada de los inmigrantes, fueron protagonistas del Brexit, al igual que componentes esenciales de la votación de Donald Trump.
Junto a esa crítica, se difundió la crítica a la política tradicional, a la forma de hacer política, cada vez más parecía entre sí, de parte de los partidos tradicionales. La rotación entre la derecha tradicional y la social democracia dejo’ de funcionar como alternancia real, para tan solamente hacer suceder en el gobierno a modalidades cada vez más similares de aplicación de formas de neoliberalismo.
Al Brexit se suma ahora la victoria de Trump en EEUU, que se asemeja a ella no solamente por la sorpresa respecto a las encuestas, sino principalmente por ser un tipo de protesta en contra de la globalización y la política tradicional, de la que Washington y su más legítima representante, Hillary Clinton, son los símbolos.
La izquierda que no se ha rendido al neoliberalismo, sino que lucha por su superación, tiene que participar de esa disputa en los dos frentes: por una parte, no rendirse a la globalización neoliberal y sus Tratados de Libre Comercio, ahora en retracción. Tiene que proponer y promover un nuevo orden mundial, del que los Brics son el eje emergente.
Y debe, a la vez, proponer nuevas formas de hacer política, distanciándose radicalmente de las formas tradicionales, con liderazgos transparentes, con estrechos vínculos populares, con critica a toda forma de desvío de recursos públicos, con formas de rendición de cuentas regulares, con mandatos parlamentarios limitados en el tiempo, con refundación del Estado por medio de la Asamblea Constituyente, que genere un Estado realmente democrático, en su forma y en su contenido, representante de la ciudadanía, al que deben tener acceso en igualdad de condiciones todos los individuos.
Se trata ahora de una fase de la globalización neoliberal que se cierra con nuevos fenómenos, del que el Brexit y la elección de Trump son sus expresiones más claras. Se abre un nuevo campo de disputas sobre la geopolítica mundial y nuevas formas de hacer política. Le toca a la izquierda formular nuevas perspectivas para estar a la altura de esos nuevos desafíos.


Mi Solidarida con Dilma Rousseff. NO, al NeoLiberalismo

agosto 30, 2016

En la Campaña de Dilma Rousseff envié un Video con esta palabras que, recupero. Siempre estaré con Dilma, con Lula, con su filosofía.

Montserrat Avui hi som amb Joaquin Daniel

El Brasil que yo conozco es el de Pedro Casaldaliga, el de su lucha a favor de los desheredados, los pueblos indígenas echados de sus tierras por unas pocas manos poderosas a costa de no importa vidas: los xavante, los carajá, los Tapirapé.
Conozco el Brasil de las Favelas. Estuve en Vila Prudente en Sao Paulo, donde colaboré con Patrick Clark en su labor de culturalización, de aquella gente sencilla, amorosa que ayuda, comparte. Con ellos compartí mesa, sus pocos bienes pero su gran corazón. De la mano de Pérez Esquivel he conocido Hogares de Niños de la calle en Abbay, Centros de rehabilitación de toxicómanos y su reinserción. Fue una gran alegría estar junto a ellos, seres sin zapatos, sin nombre pero, colmados de amor y de esperanza. Me llamaban mama…

Ahora ha llegado el momento de decidir que Brasil desean sus habitantes, si el del neoliberalismo desenfrenado para unos pocos, o el de Dilma Rousseff. Yo, lo tengo claro. Solo Dilma ha iniciado un nuevo camino, siguiendo el que tiempo atrás iniciara Lula, el de ACABAR CON LA MISERIA, LA INDIGNIDAD
Armas?
Solo tenemos dos pero muy potentes, expansivas cual minas:
EDUCACIÓN I PALABRA, herramientas que nos habían robado. Con ellas, y con la buena labor de Dilma, conquistaremos UN Mundo de respeto, de equidad en el que nuestras voces serán atendidas, y, juntos, dibujaremos el FUTURO DE LOS SERES HUMANOS, TODOS.


LA HUMANIDAD CONTRA EL GOLPE EN BRASIL

mayo 15, 2016

Estamos inmersos en un mundo de notícias alarmantes que atentan contra la humanidad y los Derechos Humanos de todos, contra la Democracia de pueblos y Naciones que han salido de la penumbra y, naturalmente, son codiciados por quienes les interesa, solo, la economia y el poder. La lista es trágicamente larga, ahora se ha sumado Brasil.

montserrat agost 2015

Quienes creemos en la personas, en la buena labor concluida, en su lucha para que nadie deje de comer, de ir a la escuela, de ser atendido en caso de enfermedad, de tener un techo bajo el cual cobijarse, NO aceptamos los últimos acontecimientos acaecidos en Brasil de apartar a la Presidenta Dilma Rousseff de la Presidencia de aquel vasto país que Lula supo encaminar de forma digna y Rousseff ha seguido con aquella magna labor llevada a cabo por su antecesor.
Nos permitimos pedir a la ciudadania apoye este Manifiesto, enviando un Mensaje a: contraogolpenobrasil@gmail.com Gracias.

LA HUMANIDAD CONTRA EL GOLPE EN BRASIL

Los abajo firmantes, intelectuales, artistas, escritores e investigadores del mundo entero, miembros de la Red de Intelectuales en Defensa de la Humanidad (REDH) denunciamos el golpe en curso en Brasil y nos solidarizamos con la presidenta Dilma Rousseff, elegida por 54 millones de brasileros hace sólo un año y medio.

No se trata de un “juicio político” tradicional, como pretende presentarlo el grupo Globo. Michel Temer, la cara visible del golpe, ya expresó sus intenciones: hacer ingresar a la banca privada a la esfera pública y “focalizar” la política social al 5% más pobre del país, lo que significaría excluir del Bolsa Familia a 36 millones de personas. Además, Temer se propone avanzar hacia acuerdos con Estados Unidos y la Unión Europea “con o sin el Mercosur”. En definitiva: un gobierno para la élite de su país, alejado de las mayorías, bajo la expectativa de derribar para siempre la experiencia del Partido de los Trabajadores en el gobierno.

Temer pretende ser el “nuevo Macri” de Brasil, tomando como ejemplo al nuevo gobierno argentino, que avanza en un desmantelamiento estatal pocas veces visto en el hermano país. No es de extrañar, entonces, que haya sido la cancillería de este país suramericano la que más haya apoyado la intentona golpista, en un vergonzoso comunicado público que respalda a “las instituciones” de Brasil. Por todo lo expresado, y por sus vínculos con el gran capital, consideramos ilegitimo e ilegal al espurio presidente de facto Michel Temer, corrupto comprobado, quien responde a los más oscuros intereses de la oligarquía rapaz.

Hacemos un llamado a UNASUR para que se aplique el Protocolo sobre Compromiso con la Democracia aprobado por todos los países de la organización, que podría detener la ruptura del hilo democrático en Brasil. Asimismo, exigimos a los presidentes y gobiernos del mundo no reconocer a Temer, y reclamar la restitución de la presidenta legítimamente electa Dilma Rousseff o la convocatoria inmediata a elecciones presidenciales -como ha reclamado la propia presidenta- para que sea el pueblo brasileño quien se exprese por la vía democrática y no se imponga un golpe de estado por un congreso cuestionado y corrupto.
Nao vai ter golpe!

Secretaría Ejecutiva REDH

Carmen Bohórquez (Coordinadora General de la REDH)
Marilia Guimaraes (REDH Brasil)
Atilio Borón (REDH Argentina)
Juan Manuel Karg (REDH Argentina)
Omar González (REDH Cuba)
Ariana López (REDH Cuba)
Nayar López Castellanos (REDH México)
Alicia Jrapko (REDH EEUU)
Hugo Moldiz (REDH Bolivia)
Katu Arkonada (REDH País Vasco/Bolivia)
Ángel Guerra (REDH Cuba/México)
Fredy Ñañez (REDH Venezuela)
Roger Landa (REDH (REDH Venezuela)
David Comssiong (REDH Barbados)
Luciano Vasapollo (REDH Italia)

Primeras firmas:

Alessandra Riccio (Italia); Alfredo Vera Arrata (Ecuador); Antonio Gaztambide-Géigel (Puerto Rico); Arantxa Tirado (España/México); Armand Mattelart (Bélgica); Arnold August (Canadá); Arturo Corcuera (Perú); Berth Carvalho (Brasil); Beto Almeida (Brasil); Bill Hackwell (EEUU); Bill Martinez (EEUU); Bruno Portuguez (Perú); Camille Chalmers (Haití); Carlos Fazio (México); Carlos Fernández Liria (España); Cecilia Roth (Argentina); Chiqui Vicioso (República Dominicana); Cindy Sheehan (EEUU); Claudio Katz (Argentina); Daniel Cholakian (Argentina); Daniel Viglietti (Uruguay); Dick Emanuelsson (Honduras); Diego de la Texera Barnés (Puerto Rico); Domenico Losurdo (Italia); Edmundo Aray (Venezuela); Enrique Ubieta (Cuba); Farruco Sesto (Venezuela); Fernando Buen Abad (México/Argentina); Fernando Moraes (Brasil); Fernando Rendón (Colombia); Frei Betto (Brasil); Gabo Sequeira (Argentina); Gastón Pauls (Argentina); Gyle McLaughin (EEUU); Gilberto López y Rivas (México); Gisela Alonso Domínguez (Cuba); Guido López Gavilan (Cuba); Hildebrando Pérez Grande (Perú); Horacio López (Argentina); Isabel Monal (Cuba); Ismael Clark Arxer (Cuba); Iván Padilla Bravo (Venezuela); James Cockcroft (Canadá); James Early (EEUU); Javier Biardieu (Venezuela); Joao Pedro Stedile (Brasil); John Kirk (Canadá); José Pertierra (EEUU); Julio Escalona (Venezuela); Katiuska Blanco (Cuba); Keith Ellis (Canadá / Jamaica); Leonardo Boff (Brasil); Leonardo Sbaraglia (Argentina); Lilia Ghanem (Líbano); Manuel Santos Iñurrieta (Argentina); Marco Tulio Restrepo Guzman (Ecuador); Martha Harnecker (Chile); Martín Almada (Paraguay); Michael Lebowitz (Canadá); Michael Parenti (EEUU); Michele Mattelart (Francia); Miguel Angel Conreras Natera (Venezuela); Miguel d´Escoto Brockmannn (Nicaragua); Mireille Fanon Mendes (Francia); Mónica Bruckmann (Perú/Brasil); Montserrat Ponsa (España); Nils Castro (Panamá); Osvaldo León (Ecuador); Pablo Guayasamín (Ecuador); Pablo Imen (Argentina); Paula Klachko (Argentina); Pedro Calzadilla (Venezuela); Pedro Véliz Martinez (Cuba); Peera Songkunnatham (Tailandia); Pepe Regato (Ecuador); Piero Gleijeses (EEUU); Poli Délano (Chile); Rafael Cancer Miranda (Puerto Rico); Ramón Pedregal Casanova (España); Raúl Perez Torres (Ecuador); Rita Cortese (Argentina); Salim Lamrani (Francia); Sandra Russo (Argentina); Stella Calloni (Argentina); Stephen Kimber (Canadá); Theotonio Dos Santos (Brasil); Vicente Battista (Argentina); Victor Heredia (Argentina); William Blum (EEUU); Winston Orrillo (Perú); Yamandú Acosta (Uruguay)


En Brasil golpe Estado consumado. Ahora la victoria o la derrota se juega en la calle. Carlos Aznárez

mayo 12, 2016

Brasil golpe estado consumado

El golpe de Estado ya ha sido consumado. Brasil pasa a integrar junto con Honduras y Paraguay el listado de países donde el Imperio probó con indudable éxito, como si fuera un gigantesco laboratorio, la nueva fórmula destituyente de gobiernos neo-desarrollistas. Una receta “moderada” según algunos analistas que no la viven en carne propia, pero brutal, como es el capitalismo en su verdadera esencia, si se la mide teniendo en cuenta el ejemplo argentino, donde en pocos meses decenas de miles de personas perdieron su trabajo y las esperanzas de construir un futuro más o menos estable. Una embestida que es regional en primera instancia y mundial si se piensa en términos absolutos, ya que viene siendo trabajada desde hace varios años, para recuperar el tiempo que les llevó a los estrategas de Washington comprobar que lo que buscaron en Medio Oriente -destruyendo un país tras otro- lo podían obtener más fácilmente en Latinoamérica.

Lo particular de estos golpismos es que no admiten las más mínimas reformas, ya que cada uno de los gobernantes destituídos fueron marcados a fuego sólo por el hecho de iniciar emprendimientos que contemplaban políticas sociales dirigidas a los sectores que el neoliberalismo de los 90 había arrojado a la exclusión pura y dura. Ni siquiera, en los tres casos citados, se puede hablar de planteos revolucionarios de peso, que incluyeran en lo interno nacionalizaciones del comercio exterior o reforma agraria, por citar algunos ítems. Al contrario, como ha quedado patéticamente expuesto en el caso brasileño, a pesar de que Dilma Rousseff hiciera todo tipo de concesiones y generara alianzas inadecuadas que derivaron en políticas de ajuste notoriamente anti-populares, la poderosa burguesía paulista siguió atacando por todos los flancos y fue desgastando día a día al gobierno del Partido de los Trabajadores.

A diferencia de la derecha argentina que impuso a Mauricio Macri por las urnas, aunque con un muy ajustado resultado, sus pares brasileños llegan al gobierno por la ventana y con un “candidato” que además de ser ostensiblemente débil (como dice un humorista brasileño:”si Michel Temer se presentara a elecciones dudaría de votarlo, porque lo conoce, hasta su propia esposa”) y con suficientes antecedentes delictivos como para ingresar en la emblemática cárcel paulista de Itaí y no en el Palacio de Planalto, como ahora le ha tocado en suerte. Sin embargo, las posibilidades que imponen las cada vez más desacreditadas democracias burguesas le permitirían a Temer intentar llevar adelante un plan de medidas que se han venido elaborando en distintas usinas de la oposición a Dilma. De hecho ya está anunciado el retorno de personajes que cohabitaron en la estructura política del ex presidente Fernando Henrique Cardoso, máximo exponente del neoliberalismo “a la brasileña”, o los aportes en tecnócratas y amigos del FMI y del Banco Mundial que llegarán de la mano del derechista Aecio Neves.
En ese marco de incorporaciones, quizás la que más ruido provoca es el retorno de Henrique Meirelles, quien acompañara a Lula al frente del Banco Central entre el 2003 y 2011, cuando corrían tiempos de auge económico y no los actuales, donde la novena economía del mundo hace aguas por donde se la mire. Meirelles, actual ejecutivo de grandes empresas trasnacionales y hombre de confianza de sectores del partido Republicano estadounidense, promoverá desde la cartera de Economía, una política de más ajuste y endeudamiento como ya probara su colega Joaquim Levy en la gestión Dilma.
Dulces por la “victoria” obtenida, los partidos de derecha más ligados a instalar a Brasil en la Alianza del Pacífico y emprender relaciones carnales con Estados Unidos y Europa, tratarán de aprovechar el tiempo que va hasta fin de año para evitar no sólo que Dilma vuelva (algo que a esta altura parece improbable) sino que Lula da Silva, el único dirigente carismático de los sectores populares pueda aspirar a vencer en futuras elecciones.

Sin embargo, la derecha puede imaginar escenarios idílicos -desde su punto de vista- de privatizaciones, despidos y devaluaciones encubiertas, pero hay un factor con el que necesariamente tendrá que contar y que no es precisamente un imponderable. Se trata de la inmensa resistencia popular que desde hace meses viene ganando las calles de Brasil. Esos trabajadores y campesinos que no tuvieron dudas de enfrentar las políticas de ajuste del ministro Levy ni las provocadoras gestiones en defensa de los agronegocios de la ministra Katia Abreu, ambos de la gestión que ahora ha sido destituída. Esos hombres y mujeres que bloquean las carreteras, que están a pie de barricada, a los que se les ilumina el rostro cuando se encuentran con sus pares gritando consignas de “tierra, techo y trabajo”, o que marchan de un punto al otro denunciando que el Brasil de los de abajo tiene años de estar esperando por demandas incumplidas. Gente de pueblo que prefirió no ocupar cargos y defender la autonomía de clase, precisamente para no sumergir las ideas revolucionarias que poseen, en las cloacas burocracia y la politiquería.
Allí, precisamente allí está el Brasil real, con los Sin Tierra y los Sin Techo, con los metalúrgicos de ABC o los operarios de la Mercedes Benz, que estos días gritaron para que lo escuche el mundo “Nao vai ter golpe”. En esas andaduras está la savia que alimentará la resistencia que a partir de este fatídico 12 de mayo, deberá intentar que Temer y sus secuaces se den cuenta que cualquier gobernabilidad que trate de llevar a cabo será imposible.
Los pobres de Brasil saben que si no se mueven con fuerza se impondrá el gobierno de los ricos. Por eso lo proclaman en sus asambleas: ya no es tiempo de conciliábulos sino de acción, de paro general, de rutas y calles cortadas por multitudes, de desobediencia civil en todos los órdenes, de sabotaje a quienes intenten vulnerar conquistas obtenidas, de armar frentes de rechazo a empresarios voraces, de denuncia constante al terrorismo mediático practicado por la Red O’Globo y otras similares. Esas rebeldías de las que indudablemente el pueblo brasileño está nutrido, son los elementos básicos para que el golpe producido no funcione. Ahora “es tiempo de guerra” cantaba Chico Buarque hace años, y no de mansedumbre complaciente. Ya habrá espacio para pensar en elecciones anticipadas o potenciar la candidatura de Lula, hoy lo más importante se juega en las calles, que es a lo más le teme la burguesía. El resto, para que esa resistencia no quede aislada, será obra de la solidaridad internacional de todos los pueblos que quieren que Brasil le tuerza el brazo al Imperio.


¡Ojo! los amos del mundo pretenden imponer de nuevo la razón de la fuerza y del dinero. Federico Mayor Zaragoza

agosto 11, 2015

Federico Mayor

Todos debemos prestar atención a los debates republicanos en los EE.UU. para alzar a tiempo la voz y, si es preciso, el grito ante la posibilidad de que los máximos representantes de los mercados, de la fuerza, de la hegemonía, de la insolidaridad… vuelvan a ocupar la Casa Blanca. “Poderoso caballero es don dinero”, sentenció Cervantes. El mundo ante la posibilidad de alcanzar puntos de no retorno en procesos sociales y medioambientales y de perpetuar como “efectos colaterales” situaciones humanamente intolerables como la extrema pobreza y la emigración forzosa, debe, ahora con gran apremio, reaccionar con firmeza ante quienes han impuesto el neoliberalismo, han debilitado el Estado-Nación, han marginado a las Naciones Unidas sustituyéndolas por grupos oligárquicos ineficientes y ridículos, han desplazado los derechos humanos y puesto en su lugar a los mercantiles, no han suscrito la Convención de Derechos Humanos de la Infancia, han situado la Organización Mundial de Comercio directamente fuera del ámbito de las Naciones Unidas, invadieron Irak sin el consentimiento del Consejo de Seguridad, se han resistido al Medicare y a la regularización de millones de inmigrantes…

Al imaginar a un tercer Presidente de la saga de los Bush… ¡temblemos! y reaccionemos. Es preciso transitar resueltamente de la razón de la fuerza a la fuerza de la razón y hacer valer, ante quienes siempre lo han despreciado, el valor de “nosotros, los pueblos”, que lúcidamente establece la Carta de las Naciones Unidas.

Es crucial que el liderazgo del Presidente Obama pueda ejercerse hasta el fin de su mandato… y continuar después, en los momentos de inflexión histórica que se avecinan, el establecimiento de un multilateralismo democrático para el “nuevo comienzo” social, político, económico y medioambiental que es exigible.


EL MUNDO DE LOS SERES HUMANOS ESTÁ EN JUEGO EN ECUADOR.

julio 3, 2015

montserrat en Quito 2013

Como afirmaba Danielle Mitterrand, luchadora en la Defensa de hombres y Pueblos, “la Paz en el mundo llegará a través de América latina”, y, el proceso está en marcha hace ya algunos años: Venezuela, Bolivia, Ecuador…
La Justicia Social lidera los programas gubernamentales, que impulsan la Educación, la Ciencia, la Sanidad, la Vivienda. Que se ocupan de los menores, chicos/as de la calle a los que preparan para la vida en Escuelas de Circo, Teatro, Música.
La derecha no soporta reconocer los logros conseguidos y, se rebela, a costa de daños y mentiras, tergiversando y prometiendo lo que nunca cumplieron cuando gobernaban, saliendo a la calle con provocaciones e injurias “mezclándose” con la plebe que no soportan.
Su voracidad no les permite ver a los, hasta ahora desheredados de la tierra, preparándose para una mejor vida gracias al empeño del Gobierno para erradicar el analfabetismo y procurar la preparación académica, que les permita un futuro digno.
Conozco Ecuador, de manera especial Quito, desde el año 1992 de la mano del gran pintor de Iberoamérica Oswaldo Guayasamin que, de estar vivo, estaría al lado de los que nunca tuvieron oportunidades y ahora, con el Gobierno de Rafael Correa, se están abriendo camino para ellos y, para sus familias.
Imagino a Guayasamin retratando a estos personajes que ahora caminan al frente de las manifestaciones, cual hizo antes con los grandes Dictadores y Terratenientes que oprimían al pueblo llano. Vean sus horribles faces en el Museo Guayasamin. Retratados, para que la historia no les olvide.
Jamás había visto las calles de Quito tan pulcras, sin gente pidiendo limosna, sin aquellos niños que, con hermanos más pequeños a cuestas, te pedían dinero a cambio de alguna pulserita. Niños que daban pena, sucios y harapientos intentando conseguir alguna moneda.
El capitalismo ha muerto, les guste o no a los ex mandatarios que quieren, al precio que sea, reconquistar el poder. ¡Es hora de Responsos!
Espero que el pueblo sepa discernir entre el bien y el mal, y no se deje comprar, como en una campaña electoral que seguí, con la tapadera de una olla a presión, con el compromiso de los caciques, de recibir la olla si votaba-ganaba determinado personaje, de los que ahora lideran el caos.
Amigo ecuatorianos, apuesten por el Mundo de los seres humanos, no el del capital, so pena de perder de nuevo, los Derechos Humanos conseguidos, desde que el Gobierno de Rafael Correa llegó al poder.


Venezuela contra el Neo-liberalismo

febrero 22, 2015

Montserrat image de cara

A nadie le pasa inadvertido que, lo que está sucediendo en Venezuela, está movido-subvencionado por el gran capital, por los señores que dirigen el mundo, a expensas de los demás.
No pueden aceptar que, un Estado, les plante cara, diga basta, que lo importante para ellos es el bien de sus ciudadanos TODOS.
América latina es como un furúnculo que les ha salido y no pueden atajar. Una especie de infección que se prodiga, y tienen que sustentarse, clamando contra los que ven más frágiles, en este momento Venezuela. NO pudieron con el malogrado Chávez, ahora intentan con Maduro. ¡NO lo permitiremos!
Lo peor es la prensa, la mayoría de la cual, mal-escribe, calumnia, y, quienes no tienen suficiente criterio, se embeben de unas razones que deberían pero, no pueden o no les permiten contrastar.
Resistió Fidel Castro décadas y décadas, siguen aún intentando calumniarle pero, nunca consiguieron ni conseguirán que desfallezca.
Lo intentaron con Evo Morales, con Rafael Correa, con Pepe Múgica, con Lula y Dilma Rousseff, con Cristina Fernández de Kirchner, con Michelle Bachelet.
Latinoamérica es una esperanza, frente a este mundo neo-liberal, comprometido solo con el capital, NO con el ser humano.
Estos presidentes han laborado con firmeza para erradicar la pobreza, para conseguir una educación para todos, para que su Sanidad esté a la altura de las mejores también para todos. Trabajan para acabar con los sin techo. Han conseguido trabajo para sus ciudadanos, inaudito en Europa.
Pero claro, les cuelgan la etiqueta de comunistas, y pretenden que de nuevo, sus “comisionados” recuperen los puestos de gobierno y acabar así con estos Derechos Humanos que solo quieren para ellos. Los indígenas, no cuentan.
Somos muchos quienes ansiamos el mundo que, América del Sur ha escogido como bandera: El de los seres Humanos, NO, el del Capital.
Amigos de Venezuela: No se dejen amedrentar, no están solos. El futuro será nuestro.

Montserrat Ponsa Tarrés. Fundación Cultura de Paz-España.
Miembro de Red de Redes en Defensa de la Humanidad, capítulo Río


A %d blogueros les gusta esto: