Catalunya, urgente: reencuentro. Federico Mayor Zaragoza

julio 7, 2018

“A fuerza de sacrificar lo esencial a lo urgente,
se termina por olvidar la urgencia de lo esencial”.
Edgar Morin
En las situaciones de gran complejidad el mayor peligro radica en que, entre la multitud de cosas, importantes unas, accesorias otras, y el bullicio de tantas voces, se pierde el hilo conductor, la razón misma que originó tal confusión. Y, sin apercibirnos apenas, la emoción y la pasión sustituyen a la razón, hasta el punto de que, de pronto, nos damos cuenta de que ya no sabemos por qué gritamos… Lo apremiante nos envuelve y sumerge en su inescapable remolino.
En estas circunstancias, es altamente recomendable concertar una pausa para la reflexión serena y abrir luego una “nueva página” habiendo aprendido bien las lecciones del pasado pero teniendo sólo en cuenta la “memoria del futuro”. Estos fueron, precisamente, los títulos de los dos ensayos que escribí al inicio de mi actuación como Director General de la UNESCO porque, desde el primer momento, consideré que la única solución era pensar sosegadamente sobre el complicadísimo panorama al que debía hacer frente, llevar a cabo un gran esfuerzo de conciliación y reconciliación sabiendo que lo único que está por-hacer es el por-venir. El pasado y el presente como lección. El devenir, como objetivo supremo, adaptando cada amanecer la “hoja de ruta”.
Nunca es demasiado pronto ni, sobre todo, nunca es demasiado tarde para el encuentro y el diálogo. Nunca es tiempo de desesperanza ni de proclamar que “ya no hay remedio”. Sólo los pusilánimes y los obcecados no procuran que los imposibles hoy sean feliz realidad mañana. Como ejemplo, recuerdo cuando en la “transición” no fueron pocos los que dijeron que el retorno del Presidente Josep Tarradellas a la Generalitat de Catalunya constituía una propuesta impensable… y, sin embargo, se pensó, se actuó y aquel “imposible” fue posible.
Pensando en las generaciones que llegan a un paso de la nuestra, y en los procesos potencialmente irreversibles a los que la humanidad se enfrenta, es éticamente ineludible inventar un futuro distinto. Así lo he propuesto en varias ocasiones en los últimos años: reforma de la Constitución, multilateralismo democrático, nuevo concepto de seguridad, el derecho a decidir… (http://federicomayor.blogspot.com.es/ ). Hay que tener presentes a todos los catalanes y respetar sus ideologías y creencias, sin imponer –hasta el arriesgado límite de la ofuscación y la defensa apasionada- unos criterios que, con gran capacidad movilizadora, no representan opciones adecuadas en el contexto internacional actual que, por primera vez en la historia, requiere con apremio respuestas consistentes y oportunas a escala global.
Basados en los resultados de unas leyes electorales que hubieran debido  mejorarse hace tiempo, se habla “en nombre del pueblo catalán” y de “mandatos” recibidos en consultas carentes de las mínimas garantías democráticas. Por cierto, “democracia” no significa “mayoría” (sobre todo mayoría enardecida) sino, según la Constitución de la UNESCO en su preámbulo, “justicia, libertad, igualdad y solidaridad”…
Para progresar hacia el entendimiento es imprescindible una  información veraz. Saber muy bien lo que se pretende y adherirse a unas ideas o ideales por convicción y no por reacción, urgencia o miedo. Es necesario conocer la realidad en profundidad para poder transformarla en profundidad. De otro modo, los cambios son superficiales, epidérmicos. Para llegar a ser plenamente lo que somos, los seres humanos debemos poder ejercer sin cortapisas las facultades distintivas de la especie: pensar, imaginar, anticiparse, innovar, crear…y debemos actuar en virtud de las propias decisiones y nunca al dictado de nadie o nada. El dogmatismo, el fanatismo, el supremacismo… deben ser excluidos con “tolerancia cero”, porque conducen inevitablemente a la violencia y al enfrentamiento.
Pero no debemos olvidar que la Constitución se redactó –con la excelente colaboración de dos ilustres catalanes, Miquel Roca y Jordi Solé Tura- en momentos de inmensa inercia y apasionamiento, hasta el punto, de pretender la reposición de un gobierno militar. El Título VIII, relativo a  las Comunidades Autónomas que tan buenos resultados han dado en su conjunto, quedó como “sinfonía inacabada”, según el propio Presidente Suárez y después, a pesar de reiteradas sugerencias, no se ha querido –el gobierno, impasible- completar lo que entonces impidieron los nostálgicos de la dictadura.Sin embargo, a pesar de los pesares, la Constitución logró asegurar el pluralismo político, la aconfesionalidad del Estado, los derechos humanos…
Después, inmovilismo total. Sólo por exigencias del neoliberalismo imperante, se modificó de urgencia el texto constitucional. Pero no sólo no quiso adecuarse la estructura del Estado sino que el Estatuto de Catalunya fue incomprensiblemente modificado a posteriori… y se recogieron millones de firmas en contra… y se negó que Catalunya fuera una “Nación” cuando Navarra era “Reino”, Euskadi era el “País Vasco”, y en Asturias el himno oficial la denomina “Patria”…
Catalanes son todas las personas que habitan Catalunya y son en buena medida los muchos migrantes que Catalunya ha incorporado los que hoy nos reclaman mayor sensatez, una “nueva mirada” y una solución que devuelva la concordia propia de la inmensa riqueza de la diversidad de identidades de España. Lo que debe lograrse es un mayor autogobierno, sin privilegios “históricos” ni ventajas comparativas, con un buen sistema federal o confederal, con una estructura de Nación pluriestatal, como los Estados Unidos de Norteamérica, o un Estado plurinacional, como en las otras múltiples federaciones (Alemania, Brasil, México…).
En lugar de favorecer una mayor autonomía, en los términos del párrafo anterior, se han prometido soberanías con autodeterminaciones y derechos que no se contemplan en la normativa internacional.  Actualmente no hay ningún país –salvo Formosa, que no figura como tal en la lista de las Naciones Unidas- que se haya originado por secesión. El “derecho a la autodeterminación” está estrictamente regulado por la Convención de la Conferencia de Viena de julio de 1993, que establece en su artículo I/2 que este derecho se aplica de forma exclusiva a los países coloniales o sometidos a poder militar. No es procedente, por tanto, transmitir a catalanes fatigados por el hostigamiento y la incapacidad política de sus autoridades y del gobierno, aspiraciones que –aparte de incoherentes con el momento en que vivimos, que requiere una reacción global frente a amenazas globales- conducirían, si se alcanzaran forzadamente, al aislamiento, necesidad de visado para desplazarse al exterior,… ¿qué ejército tendría?, ¿qué moneda?, ¿qué intercambios científicos y técnicos?, ¿qué fuerza productiva?, ¿qué fuentes de energía?, ¿cómo se gestionaría el caudal del Ebro?…
Ningún país, ninguna entidad internacional ha reconocido los resultados del 1-O. Diferencia, sí. Disidencia, sí (¡disiento de tantas cosas propias de este contexto, con espacios ya irreparables, en el que vivimos!) pero conscientes de que nos une más de lo que nos separa, y de que es preciso construir puentes y derribar muros. Es este “catalanismo” el que sedujo a muchos seguidores y no el de la separación diferencial y unilateral y de la auto-apreciación excesiva. Con todos los respetos, como ciudadano del mundo, responsable ante mis hijos, nietos y bisnietos no pienso en los 7 millones de catalanes ni en los47millones de españoles… sino en los casi 7.000 millones de seres humanos, todos iguales en dignidad, muchos de los cuales viven en condiciones de precariedad extrema.
La Constitución no se defiende conservándola tan sólo sino adaptándola oportunamente. Para el bien de todos. De todos los catalanes y catalanas, y de todas las personas procedentes de Andalucía, el País Vasco… de toda la ciudadanía española. El nacionalismo españolista tiene que tener en cuenta antes de que sea tarde para una solución serena que la vertebración territorial de España se hace con fórmulas políticas y no con  imposiciones.
En los últimos meses, de manera especial, los desaciertos por ambos “lados” han sido notorios y variados. Destacan la arbitrariedad de los acontecimientos en el Parlamento Catalán de los días 6 y 7 de septiembre de 2017…. y la convocatoria de un referéndum carente de fiabilidad, sin fijación de porcentajes mínimos, etc… y los excesos de algunos manifestantes y de la reacción policial del 1 de octubre, …. así como el “desuso” del artículo 56 de la Constitución que se refiere a la misión de “arbitrar y moderar conflictos inter institucionales” que se encomienda a la Corona… y la perseverancia en sortear los circuitos legales, sabiendo que ser independentista y, desde luego, republicano, es completamente “legal” pero que en este caso como en cualquier otro es insoslayable atenerse a los preceptos jurídicos (y, si no, modificarlos)… la resistencia a promover las adecuadas reformas constitucionales, especialmente las del Título VIII, y a dialogar sobre algunas propuestas concretas, sin apriorismos ni condicionamientos… ¡y sin confundir Estado con Gobierno!…
La mayoría de la ciudadanía catalana, según los resultados de las últimas elecciones, desean vivir formando parte,  con su preciosa e incuestionable diversidad, de una sociedad en su  conjunto integrada en Europa y en el mundo que, en estos momentos y en los que se avecinan apresuradamente, necesitan reacciones globales apropiadas para el debido cumplimiento de la suprema responsabilidad intergeneracional.
Por todo ello, ha llegado el momento álgido que reclama sustituir el enfrentamiento y la pasión por la palabra. Es el momento de interlocutores que abran una nueva página con la mirada puesta en el futuro y, así, imposibles hoy serán posibles mañana. Sin necesidad de recurrir a la prisión por riesgo de fuga ni de fugarse por riesgo de prisión, cada uno con su balanza íntima, con su propia trayectoria, para iniciar una nueva etapa. Restablecer la serenidad, la amistad y el respeto, la veracidad, para que prevalezca la razón.
Re-encuentro, rápido. Dialogar sinceramente. Escucharse. Que tengan “ambos lados” –en Catalunya y luego a escala estatal- la voluntad y la sabiduría necesarias para reorientar la compleja y aberrante situación presente, siguiendo puntualmente los versos de Miquel Martí i Pol: “No més amb risc i esperança podem reconduir la vida”.

Ternura-Amor

mayo 7, 2017

Como escribía Ángeles Caso en un artículo, “en este momento de mi vida no quiero nada, solo ternura-amor.

“Así somos las madres. No se debería festejar este día, mejor, que fuera conducta universal para todos los seres humanos.”

Nada cuesta conseguir estos ingredientes, simples, al alcance de todos los bolsillos, no importa el lugar del Planeta. Sobra el  afán de querer poseer un poco más que “el otro”, no importa el precio.

¿Madres? ¿No opináis así?

Debería ser conducta diaria, de palabras que necesitamos, de sentimientos de amor para con todos, propios y extraños.

Cuando escribo, deben imaginar que soy rara, pero es simplemente lo que creo desde siempre. He intentado inculcarlo.

Amor-Ternura, he ahí los polvos mágicos que todos/as deberíamos tener en nuestro corazón, pensar, obrar, decidir. Enseñemos a nuestros menores a aprender esta Asignatura, obligatoria en toda conducta humana. Se acabarían las guerras…

NO necesitamos un día, lo anhelamos siempre.


Amigos que se fueron. ¡Me faltáis!

febrero 16, 2017

josep-laporte-i-salasAyer 15 de febrero, se cumplieron doce años de la muerte de Josep Laporte i Salas, entrañable amigo con quien compartimos sueños y esperanzas. Su profesionalidad, su idealismo, su capacidad de trabajo fue notorio en todos los campos en los que actuó:  la Medicina con dedicación especial a la Farmacología , la Ciencia, la Académica, la Cultural. Conversar con Josep era placer de dioses, de ahí mi agradecimiento y admiración por su loable vida, por su amistad, por su buen hacer.

Compartimos encuentros pero también viajes, con Josep Laporte y su esposa Mª Jesús Rosello, con un vicio común: conocer la gastronomía de pueblos y ciudades.

Tema que también era común con Santi Santamaría. Con él en su casa o, en el mundo, tuve la oportunidad de conocer y trabar amistad con los grandes de la Cocina, en aquellos momentos álgidos en que, los fogones, jugaron papel notorio allende los mares.

 

santi_santamariaHoy hace seis años que, de forma repentina, en Singapur, falleció otro gran amigo Santi Santamaría, aquel joven e intrépido cocinero que dio un vuelco a la cocina tradicional para convertirla en Arte. Sencillo, sabio, trabajador ilustrado, se fue sin despedirse, pero dejando su huella en el arte de los fogones por los que tanto luchó. Nuestra amistad fue un regalo. Conversar con Santi era siempre un placer, hoy olvidado por muchos que no gustan de sentarse para conversar, en un intento de renovar “todo”.

Fue una lástima el trato que le dieron algunos de sus compañeros de oficio. También aquellos amigos que se alinearon con los “otros”, cuando no fueron capaces de comentar-discutir sobre lo que supuso una rotura que Santi no asimiló.

Santi fue un hombre lúcido, sus opiniones incomodaban pero, tenía sus razones.

Gracias por haber podido disfrutar de vuestra amistad. Vuestra huella sigue perenne. Os llevo en un apartado especial de mi corazón.


Hoy, Dia de la RADIO

febrero 13, 2017

Conste que soy de rádio, no de TV. Me acompaña cuando viajo, cuando estoy sola. La TV me aburre, demasiada frivolidad.

microfonos-antiguos-radio-philips1952Tengo ya muchos años y recuerdo Programas y anuncios que puedo cantar el dia que alguien me contrate, sobre todo, los del ColaCao: “Yo soy aquel negrito…” Mis nietos se rien cuando la canto pero, quieren aprenderla.

Las melodias que acompañaban la Consultas a Elena Francis. Aconsejaba a quienes la requerian para sus problemas generalmente amorosos, de pareja…El Consultorio de Elena Francis fue un programa de radio emitido  entre los años 1947 y 1984.  Las oyentes le enviaban cartas con consultas que, Elena Francis respondía.

Tambien aunque vagamente, programas de El Coyote…El llanero solitario…

Inolvidables algunas de las novelas de la época. Nos enamorabamos de la voz de los locutores.  Cuando les veíamos, no eran cual imaginábamos…

lfruto de aquella época eran las Canciones dedicadas a los amigos en su aniversario: con Gloria Lasso, con José Guardiola y su hija , con la voz de Machin incuestionable, de Juanito Valderrama, de pepa Flores, los tangos…

Otros temas eran los anuncios que sabíamos de memoria: de cremas de afeitar, de medias, de palillos para los dientes, de refrigeradoras -como llamaban a las Neveras-.

El Alkaseltzer que curaba todos los episodios de estomago, el cerebrino Mandri, para las jaquecas, usado por todas las familias…

Prefiero la rádio, porqué insta a imaginar lo que intuyes pero no ves, sin modelitos de ropa cara y raros peinados.

La radio no tiene rostros ni narices pasadas por los quirófanos.

Escuchando la Radio te enamoras de una voz, de como hablan determinados locutores a los que admiro. No necesitan mostrar su cuerpo para embelesar…

Gracias a todos los que la hacéis posible.


Federico Mayor Zaragoza. Feliz aniversario

enero 27, 2017

Desde estas líneas mis mejores deseos para Federico en su aniversario . Imagino que la jornada de hoy y de este fin de semana será familiar, junto a tu esposa, hijos, nietos, biznietos.FedericoMayorZaragoza ¡Que seas feliz siempre!

No dejes nunca de levantar tu voz para que, quienes pretenden dirigir nuestro futuro, nuestras vidas no lo consigan.

Palabra y Acción es tu lema y, tambien el mío y el de otras muchas personas que nos apoyan. Juntos conseguiremos el mundo de los seres humanos.

Gracias por tu labor, tu tesón, tu mirada atenta, para denunciar los desatinos de unos pocos, que pretenden llevar a la deriva nuestro mundo que consideran suyo.

Te seguimos. No aceptamos más Delitos de Silencio. Ha llegado el momento de pasar a la acción.

Decimos NO al oprobio contra los sencillos, al desatino de la Corrupción, al desacato a la Naturaleza que algunos se otorgan en propiedad.

Que disfrutes de tu famíla y no te olvides de nosotros, tus amigos. Te admiramos y, nos sentimos afortunados de disfrutar de tu amistad.


La única esperanza es la acción

enero 7, 2017
 Frase atribuida a Jean Paul Sartre, entendible y prodigiosa cuando se pone en práctica.

montserrat a VOTVBasta de lamentaciones, el futuro solo lo podemos ganar si juntos lo construimos a partir de la Democracia. Antes, sin tantos Partidos políticos –en los que pusimos nuestras esperanzas pero nos han fallado-, decidíamos lo que haríamos el día que acabase la Dictadura franquista. Cuántos anhelos perdidos por culpa de quienes prometieron fidelidad a unos ideales pero luego, subidos al carro del poder, le encontraron gusto a decidir por su cuenta, olvidándose de quienes les habíamos votado, porque sus ideales eran parecidos a los nuestros. Se convirtieron en pequeños o grandes dictadores, según su puesto en el ránking de autoridad.

Se acomodaron a sus sillones, de los que un gran amigo decía: deben emanar efluvios de dormidera, cambiando sus ideales de igualdad y justicia, por los del poder sobre los demás, viviendo a lo grande a perpetuidad. Triste realidad que nos ha conducido a no creer en casi nadie…

NO, es esto lo que queríamos ni queremos. Renovemos los ideales de los compañeros que, en mayo del 68, en Francia, se rebelaron y salieron a calles y plazas rompiendo el silencio con un claro objetivo: cambiar la historia. También hoy, enero de 2017, se acabó el capitalismo, somos pobres, necesitamos nuevas fórmulas de convivencia, de vida, si queremos sobrevivir. La imaginación al poder sabiendo que es temporal. NO a perpetuidad.

Siento vergüenza ajena cuando leo la mayoría de prensa. Adicta siempre a los de arriba, sin luz propia, cuando podrían colaborar en un cambio estructural que ayudara a construir este futuro de esperanza y dignidad para todos.

¿Cómo? Divulgando ideas, escuchando al pueblo soberano respecto a sus dificultades:

Si no hay trabajo digno no hay futuro. Si no se pagan nóminas que permitan vivir, no hay esperanza. Si nuestros Hospitales no pagan bien a los profesionales de la Sanidad, éstos deben emigrar y buscar en otros lugares no ansiados, trabajo digno para desarrollar su saber. Luego, son sustituidos por profesionales sin experiencia que, en muchos casos, no saben llevar a cabo su misión de sanar a quienes les piden ayuda.

Necesitamos que las Escuelas Públicas tengan lo necesario para preparar a nuestros niños y adolescentes para llegar a la Universidad y proyectar con su saber, un futuro de excelencia.

Imprescindible acabar con la Corrupción venga de donde venga. Castigar de forma severa a quienes han robado de las arcas que nos pertenecen a todos. También a quienes por su negligencia han causado muertes prescindibles, como las del avión Yak-42, en el que en 2003 perecieron 62 soldados españoles que regresaban de una misión en Afganistán y que, Federico Trillo, hoy Embajador en Londres, en aquel momento Ministro de Defensa, puso al servicio de los soldados en ínfimas condiciones y se estrelló. ¿Sabemos el coste de aquella tragedia? Digamos alto que: NO nos representa para nada esta clase de gente que sigue agarrada al poder por todo lo que le supone, hoy Embajador en Londres. Tampoco los evasores fiscales y defraudadores a Hacienda. Control y castigo con devolución de lo robado en aquellos impuestos que sirven para el bienestar de nos-otros-todos.

Cual empecé, la única esperanza es la acción, NO más mutismo, no olvidemos que la Palabra es nuestra gran arma. Esgrimámosla sin demora. ¡Mañana será tarde!



A %d blogueros les gusta esto: