Tortell Poltrona en la Filmoteca de Catalunya

febrero 1, 2016

Espectacular Documental sobre la vida de nuestro payaso universal Jaume Mateu “Tortell Poltrona”, su obra, su familia, su legado, su manera de conciliar, de construir puentes de dialogo a partir de la risa, la amistad, el buen humor.

tortell-poltrona-acordio

Presentaron el acto Marcel·lí Parés, director y guionista, y Jordi Ambròs, productor ejecutivo de TV3 que, con un equipo de profesionales, han hecho un trabajo sensacional que retrata a la perfección este singular artista, hombre de bien, cuya misión es procurar sonrisas y alegría allende los mares, donde los niños han perdido su fe y confianza, donde el hambre mata a diario, además de las bombas y la iniquidad.

Bien documentado, excelentes diálogos, bellas imágenes, resaltan la magia cautivadora de Tortell Poltrona, en su intento de modificar este extraño mundo que entre todos hemos construido.
Paisajes del Circo Cric en Sant Esteve de Palautordera, emotivas palabras de Montse, su mujer, de sus hijos, formando parte activa de esta hermosa noria de la vida circense.
Sonrisas de niños, música de grandes artistas, palabras sensatas para construir un mundo en el que todos tengamos nuestro espacio vital asegurado.
Vienen a mi memoria aquellas palabras de San Pablo: Aunque yo hablara las lenguas de los hombres y de los ángeles, si no tengo amor, no soy más que una campana que resuena o unos platillos que aturden. Aunque yo tuviera el don de profecía y penetrara todos los misterios, aunque yo poseyera en grado sublime el don de ciencia y mi fe fuera tan grande como para cambiar de sitio las montañas, si no tengo amor, nada soy. Aunque yo repartiera en limosnas todos mis bienes y aunque me dejara quemar vivo, si no tengo amor, de nada me sirve.
AMOR en grado superlativo es lo que tiene Tortell Poltrona y su gente. AMOR en mayúscula, para todos los seres humanos del Planeta, de manera especial para los niños que sufren…


Carles Riera. Homenaje en Granollers

noviembre 9, 2015

Granollers es una ciudad que no olvida, se acuerda de su gente, no importa el paso de los años. Hay personajes, como Carles Riera, que nos dejó hace seis años, que perduraran en el pensar y en el corazón de todos los que tuvimos la suerte de compartir con él, ideas y sueños.

Carles Riera

Emotivo acto celebrado en la Sala Tarafa, organizado por l’Escola Municipal de Música i Conservatori Josep Mª Ruera de Granollers dentro del Cicle “L’un L’altre o tots dos”, ofreció el Concierto mensual iniciado por Carles hace treinta años, uno de media hora de duración, familiar, a través del cual los alumnos pueden conocer todos los instrumentos, y otro para todo el público que llenaba la sala a rebosar.
Interesante programa: “Un Segle XVIII apassionant”, con instrumentos antiguos, a cargo de profesores del Conservatorio, algunos de los cuales forman parte también de la Orquesta de Cámara Granollers, concebida por Carles, hace 20 años, de la que se sentía muy ufano. Pura delicia, en marco incomparable.
Felicitaciones a los intérpretes: Eduard Herrero y Chus Castro, violín, Mireia Quintana, violoncelo, Joan Bosch, flauta, Oriol García clarinete, Eva del campo, clavicémbalo, Velada para el recuerdo, que nos ayuda a seguir soñando, conscientes de que, a través de la música, todos somos más humanos, más nobles, más esperanzados. Carles sentía pasión por la Música, por sus alumnos, por la vida.


La expedición del Gabo. Katiuska Blanco -La Jiribilla-

abril 19, 2014

katiuska blancoEl Gabo, desde ayer, es uno de los hombres que partió del barco encallado en lo profundo de la selva. Rompe monte como uno más del grupo, mientras los pájaros de alas refulgentes van cayendo muertos delante de sí para que sepa el rumbo que debe dar al sendero en la húmeda y copiosa madeja de las frondosidades del follaje vivo, furiosamente vivo en sus espinas o inerte en la hojarasca por sobre las teclas. Lo circundan luciérnagas.
El trueno de las cuatro de la tarde resonó ayer con una exactitud de relojero. Las costureras de Aracataca abandonaron de súbito sus ensimismamientos y levantaron la vista al cielo asombradas de que, por primera vez, fuera tan tremendo el estruendo al que están ya habituadas. Les pareció extraño, casi insólito.
Remedios, la bella, descendió de los cielos a esa misma hora, precisa, además, para que los disparos regresaran a los revólveres o las ametralladoras, y volvieran a la vida, de una buena vez, los muertos… el de la muerte anunciada, el de La Mala Hora, la Mamá Grande… la muchedumbre infinita que la Compañía masacró en Macondo, tal vez más numerosa que la nube de mariposas amarillas que revoloteó esparcida por el monte de helechos sorprendentes y las casas de los pueblos olvidados de la costa Caribe o las mansiones antiguas de Cartagena o los rascacielos de las grandes ciudades alrededor del mundo y … ¡el mundo es tan pequeño y efímero! Relumbran alas de mariposas amarillas en el contraste de la luz de las estrellas o la oscuridad insondable de la nada.
El pelo de una niña que duerme un sueño eterno ya no alcanza a ser recogido en cola de caballo —parece cable coaxial que anuda a la Tierra— y los amores que en tiempos del cólera eran imposibles, se consuman con la misma naturalidad con que las cafeteras se resisten a rezumar los aromas del café. Ahora son insípidas las bebidas y los hombres buscan otra vez, con persistencia audaz e ilusa, la fuente de la juventud eterna y la sustancia mágica, buena para los desvelos o los insomnios.
La magia desapareció y tal vez no, porque todo es magia —ahora existen los alquimistas y los magos que hablan y escuchan en el aire y ven a las gentes aunque estén en las antípodas del paisaje—. Los aconteceres se anuncian antes de sucedidos. Los seres parece que están de cuerpo entero, pero no están y son una presencia inatrapable y transparente.
Los amigos tienen memoria y están los poetas y los cineastas de nuevo en el Distrito Federal. Ayer lo visitaron todos a Gabito, pero en especial Juan Rulfo.
Fidel, el revolucionario, el amigo de piel de monte, de historia de monte, de alma de monte, con la noticia de que El Gabo es uno más de la expedición en la selva, regresó a sus recuerdos de Bogotá, en 1948, Abril también pero más temprano en los días de mes… a aquella tarde de pianos en andas y multitudes en grito al pie de la Ermita, cuando ambos tenían 21 años, estudiaban Derecho y estaban allí… cada uno en un lugar que prometía confluencias astrales. La pensión donde El Gabo se hospedaba refulgía envuelta en llamas… perdido todo de lo poco que tenía ¡hasta su máquina de escribir!… El amigo ya en las luchas, en el camino que lo llevará al encuentro para revivir el nueve del Abril tremendo cuando mataron a Gaitán, en una cena para conversar con El Gabo, él, tiernamente exagerado en metáforas, afirmará que era quien en medio de la calle intentaba romper una máquina de escribir… pero en verdad, entonces, El Gabo la lloraba inconsolable como un niño.
Ya las últimas noticias no reportan el secuestro de alguien, sino el intento de robarse los sentidos, los conceptos, los sueños, las utopías, las palabras. La gente, que antes no habría entendido nada, ahora tiene aguzada la percepción… El intento existe, pero lo que queda son las palabras, las utopías, los sueños, los conceptos, la sensibilidad clarividente de los de abajo, acostumbrada a las arremetidas, pero feliz de sus hallazgos… son las noticias que llegan de todas partes, sin naufragios.
A estas horas, en este siglo, en las tierras continentales donde alguna vez alguien —equivocadamente— se cansó de buscar El Dorado que sí existe, y en el mar que las baña, poblado de Islas, los contadores de historias ya no pueden narrar el otoño porque esa estación está, como los patriarcas mismos, en extinción… y ese, que es suceso fantástico, soñado como imposible largamente, ahora es desmesura de la realidad que muchos descreen… pero que va siendo cierta… como las mariposas, Remedios, el trueno, el tiempo, el hielo y el viento… Sin tristezas, sin soledad, el General salió de su laberinto y anda por Nuestra América.
Un galeón zarpó ayer de lo profundo de la selva colombiana y El Gabo se enroló como navegante. El polvo se arremolina y esparce por toda Aracataca en la partida, luego invade hasta la última esquina del planeta. Llueve desde ayer torrencialmente. Nadie consigue descifrar el rumbo de las nubes ni cuándo amainará la fuerza de las olas o las ramas, más allá del horizonte boscoso.
Ni los partes ni los viejos pueden predecir cuándo demonios escampará.


Publican diario -1951-1957-, inédito, de Alejo Carpentier

diciembre 27, 2013

De “verdadero acontecimiento cultural” calificó la doctora Graziella Pogolotti la publicación del Diario de Alejo Carpentier —Premio Miguel de Cervantes 1977— escrito en Venezuela entre los años 1951-1957. La obra fue presentada ayer, día del nacimiento del escritor, en la Fundación que lleva su nombre. El referido diario fue escrito entre las etapas de la creación de “Los pasos perdidos” y “El siglo de las Luces” y lo elabora en medio del trabajo cotidiano en la radio, la publicidad, y otros quehaceres profesionales.
Diario (1951-1957) Alejo Carpentier.
Alejo Carpentier y Valmont nacido el 26 de diciembre de 1904, fallecido el 24 de abril de 1980, fue un novelista y narrador cubano que influyó notablemente en la literatura latinoamericana durante el llamado «boom latinoamericano». La crítica lo considera uno de los escritores fundamentales del siglo XX en lengua castellana, y uno de los artífices de la renovación literaria latinoamericana, a través de un estilo que incorpora diferentes dimensiones y aspectos, de la imaginación, para recrear la realidad. Fue tambien periodista, profesión que ejerció a lo largo de su vida, dedicando mucho de su tiempo a temas musicales: investigación organización de Conciertos… Fue un auténtito erudito.


Eduardo Galeano 73 años de apasionada vida.

septiembre 3, 2013

Eduardo Galeano, uno de los autores más notables del siglo, cumple hoy 73 años. De mente lúcida, lengua afilada, está siempre presto a levantar la voz,  cuando los derechos de hombres y pueblos sean vulnerados, no importa el lugar del mundo .  Es un hombre, comprometido, de manera especial, con la realidad Latinoaméricanz.

Conocido por sus obras “Las venas abiertas de Latinoamérica” y “Memoria del fuego”, Galeano se ha distinguido por su capacidad  de indagar en las raíces y en los mecanismos sociales y políticos de Hispanoamérica.  Comparte sus pensamientos, ideas y experiencias sobre su labor como escritor, en las redes sociales. De forma amical, sin perder nunca la compostura, pone en vilo a no importa quién, que no cumpla con sus obligaciones.

Nacido en Montevideo-Uruguay el 3 de septiembre de 1949, empezó a trabajar como dibujante en medios de comunicación cuando tenia solo 14 años. Años más tarde comenzó a escribir crónicas de arte y tambien sindicales.

Una de sus grandes obras “Las venas de la America Latina”, publicada el año 1971, ha sido traducida a más veinte idiomas. Aborda el tema de la opresión y tristeza del continente. Durante la dictadura de Uruguay, se exilió en Argentina donde fundó y dirigió la Revista “Crisis”. Regresó a Montevideo el año 1985

Entre 1987 y 1989 integró la Comisión Nacional Pro Referéndum, constituida para revocar la Ley de Caducidad de la Pretensión Punitiva del Estado, promulgada en diciembre de 1986 para impedir el juzgamiento de los crímenes cometidos durante la dictadura militar en su país (1973-1985).

Es un persoanje entrañable, uno de los autores más destacados de la literatura Latinoaméricana. Sus obras de gran belleza, profundas, novedosas, curiosas, se distinguen por la variedad de géneros que abarcan. Felicidades amigo! Que cumplas muchos mas….Galeano


A %d blogueros les gusta esto: