Argentina. El 24M convocan a poner pañuelos blancos en ventanas y balcones y a 3 minutos de aplausos por los 30 mil

marzo 24, 2020

Por Ailín Bullentini, Resumen Latinoamericano

Un 24 de marzo con los pañuelos blancos y aplausos en los balcones

La cuarentena total que rige desde las 00 horas del viernes por el avance del coronavirus confirmó la decisión que tomaron los organismos de derechos humanos la semana pasada, cuando a modo de prevención solo se aconsejaba el distanciamiento social de suspender la movilización que cada 24 de marzo gana las calles de todo el país para homenajear a los 30 mil desaparecidos que dejó el terrorismo de Estado. Este martes, y por primera vez, el encuentro cuerpo a cuerpo, los abrazos y los gritos de “30 mil compañeros detenidos desaparecidos ¡presentes ahora y siempre!” se trasladarán a la virtualidad de las redes sociales, por donde Madres, Abuelas, Hijos y Familiares, entre tantos otres referentes del movimiento de derechos humanos, invitan a la ciudadanía a compartir fotos diferentes modos de hacer memoria. El discurso que cada año leen desde la Plaza de Mayo, después de marchar por la Avenida de Mayo, en esta ocasión será transmitido a través de internet y por televisión.

“Este 24 de marzo, sin marcha pero con memoria”, sostiene el breve video que muestra a mujeres, hombres y niñes armando pañuelos blancos con telas y servilletas, dibujándoles consignas, colgándolos de balcones y ventanas con el que los organismos que integran la Mesa Nacional de Derechos Humanos convocan a participar del “Pañuelazo blanco”, la manera que idearon para hacerle frente a la cuarentena que impide la manifestación callejera y la conmemoración en Plaza de Mayo del 44 aniversario del último golpe de Estado.

En el contexto de la emergencia sanitaria por la expansión de la pandemia generada por el Coronavirus “hemos sentido la obligación ciudadana de cumplir con las normas establecidas por el Gobierno Nacional y suspendimos la realización de la histórica marcha y el acto en la Plaza de Mayo. Sin embargo, nos manifestaremos junto a nuestro pueblo enarbolando bien alto los pañuelos blancos”, apuntaron Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, Familiares de Desaparecidos Detenidos por Razones Políticas e Hijos Capital, entre otros organismos, desde la convocatoria lanzada días atrás.

La actividad propone la visualización del pañuelo blanco “como símbolo de lucha”, como lo explicarona desde Hijos apital hace una semaa a este diario. La idea es que la gente lo cuelgue en los balcones y puertas, lo pinte en paredes, se saque fotos con él o se filme y luego comparta esas imágenes a través de Twitter bajo el hashtag “PañuelosConMemoria”, que estará activo desde principio a fin del 24, para hacer “viva nuestra presencia en esta Jornada de Memoria, Verdad y Justicia”. En cuanto al discurso que usualmente leen en la Plaza de Mayo al culminar la movilización, será trasmitido por internet a las 19.30, en la voz de referentes de cada organización, tal como suele suceder cada 24. La señal online podrá ser retransmitida por los canales de televisión que así lo deseen.


¿Qué pasaría si Australia fuera un planeta? Bill McKibben / Resumen Latinoamericano

enero 20, 2020

Como principal exportador mundial de carbón, Australia está quemando su propia casa.

Una forma de entender los incendios devastadores en Australia, y tal vez de comprender más claramente cómo se desarrolla el cambio climático en todo el mundo, es imaginar que el continente del sur es, de hecho, un planeta.

De alguna forma, así puede concebirse, ya que no se puede llegar a Australia desde gran parte del mundo sin un largo viaje. Y los australianos son autosuficientes en muchos sentidos, cultivan mucha comida en una nación bien dotada de tierra, sol y agua, aunque cada vez es más difícil debido a la sequía agravada por el cambio climático. Australia también tiene su propio sistema de flora y fauna que no se encuentra en ningún otro lugar de la tierra, no solo koalas y canguros, sino también cuoles, wombats y petauros de azúcar.

Durante mucho tiempo, su aislamiento le vino bien a Australia, el «país afortunado», como se autodefinía. Incluso estaba un poco protegido por su aislamiento del miedo a la guerra nuclear, como recordarán aquellos que tengan la edad suficiente para recordar la película clásica On the Beach.

Pero ahora Australia está sufriendo, con dureza, los primeros efectos del cambio climático. Resulta que sus características físicas únicas son especialmente susceptibles de verse afectadas por el calentamiento global que ahora se encuentra en sus primeras etapas. La Gran Barrera de Coral ha sido dañada por varios episodios de decoloración severa por el calentamiento del agua del océano. Los enormes bosques de algas marinas que rodeaban las costas del sur de Australia han sido prácticamente arrasados. Y ahora el fuego se ha extendido como nunca antes.

A medida que la tierra se calienta, las sequías se hacen más profundas y prolongadas. Lo hemos visto en California (cuyo clima está lo suficientemente cerca de Australia como para que millones de eucaliptos altamente inflamables prosperen también en el Estado Dorado), y ahora lo vemos en los estados australianos de Victoria y Nueva Gales del Sur, donde las temperaturas y la aridez récord han preparado el escenario para la tormenta de fuego, tan intensa que genera su propio clima. El fin de semana pasado, el suburbio al oeste de Sydney fue el lugar más cálido de la tierra, con el termómetro marcando cerca de los 49 grados Celsius y una humedad relativa de un solo dígito. Esta es la receta exacta para desencadenar un infierno, que se repetirá en todo el mundo en territorios similares.

Australia también es un microcosmos en su economía y actitudes. La mayoría de las primeras víctimas del cambio climático (islas bajas del Pacífico o comunidades indígenas del extremo norte) habían contribuido poco, si acaso, para causar el problema. Pero Australia es diferente. Sus ciudadanos compiten con los canadienses y los estadounidenses en la mayor emisión de carbono per cápita del mundo. Y mucho más perjudicial, Australia exporta más carbón que cualquier otra nación de la tierra. Sin embargo, la mayoría de los australianos ha optado por no hacer mucho al respecto. En sus últimas elecciones nacionales, le dieron el poder a un tal Scott Morrison, quien se convirtió en una figura política cuando, en 2017, llevó un trozo de carbón al Parlamento para pasarlo a sus compañeros. «No te asustes», dijo. «No tengas miedo».

En otras palabras, si Australia realmente fuera un planeta, rápidamente destruiría su clima por sí sola. No puede culpar a otros de la destrucción. En cualquier cálculo moral, Australia se ha hecho esto a sí misma. Lo cual no quiere decir que los australianos individualmente sean culpables. Como en otros lugares, la industria de los combustibles fósiles ha hecho todo lo posible para manipular los sistemas políticos: las elecciones que llevaron a Morrison al poder fueron testigo de como un barón del carbón gastaba más dinero en anuncios de campaña que los principales partidos políticos del país juntos. (El mismo barón del carbón, Clive Palmer, también está construyendo una réplica exacta del Titanic, si le gusta la exageración como metáfora). Y, por supuesto, el debate político australiano está envenenado por su hijo predilecto, Rupert Murdoch, que es dueño de la mayoría de los periódicos del país y los usa para, bueno, ya conocen Fox News.

Afortunadamente, los australianos de a pie se están levantando para decir que ya basta. Los jóvenes protestan a niveles récord, los bomberos voluntarios muestran un inmenso heroísmo y las comunidades afectadas demuestran un altruismo increíble ante el desastre. Los ciudadanos de pueblos devastadas por el fuego se negaron a estrecharle la mano a Morrison, que acababa de regresar de unas vacaciones en Hawai, cuando tuvo la desfachatez de visitar las cenizas ya tarde.

Pero la prueba del verdadero cambio será lo que hagan los políticos de Australia sobre las nuevas y masivas propuestas de explotación de combustibles fósiles, como la mina de carbón Adani (una de las minas de carbón más grandes del mundo), la posible apertura de la Gran Bahía Australiana para perforar petróleo en alta mar, y los proyectos de fracking de enormes cantidades de gas en el Territorio del Norte. Hasta ahora, los presagios no son buenos: Morrison ha dicho que está pensando legislación que haga ilegal que los activistas presionen a los bancos para que dejen de prestar créditos para el desarrollo de combustibles fósiles.

Australia es un microcosmos del mundo de otra manera también. Habiendo reprimido salvajemente a su población indígena, su gobierno ignora por completo la experiencia de esas personas en el manejo del fuego en el territorio. No sabemos si ese conocimiento indígena puede hacer frente a un clima que está cambiando tan abruptamente como el nuestro. Sigue siendo una pregunta abierta, pero emprender un diálogo real con las únicas personas que han experimentado la ocupación a largo plazo del continente parece una buena idea.

La idea de Australia como un planeta propio solo puede ayudarnos hasta un punto, por supuesto, incluso si dejara de exportar carbón mañana y decidiera impulsar su propia economía con abundante viento y sol, la temperatura de Australia continuaría aumentando. El país no puede, por sí solo, resolver el calentamiento global. Pero si el impacto de estas horribles tormentas de fuego es lo que se requiere para cambiar decisivamente la política, la tecnología y las relaciones de Australia con los habitantes originales del continente, ese ejemplo demostraría al resto del mundo que el cambio real no es imposible. Imagine una Australia que deja de construir nuevas minas de carbón y comienza a instalar más granjas solares y baterías gigantes; imagine una Australia donde las personas se retiran lo suficiente como para darle al mundo natural el margen que claramente necesita.

Lo que veremos, el próximo año o dos, es si las sociedades modernas son capaces de responder a este tipo de horror con la velocidad y el coraje que exige la ciencia. Planeta Australia puede ser el mejor experimento que podamos tener.

https://www.thenation.com/article/australia-fire-climate-change/

Traducción: Enrique García


Argentina. Otro revés judicial para Bayer Monsanto, Resumen Latinoamericano

enero 4, 2020

La empresa reclamaba los derechos de patente por la invención de una secuencia genética que permite a las plantas modificadas con transgen tolerar niveles de hasta 4 kilos por hectárea de glifosato. El Juzgado Federal Civil y Comercial N° 8 de CABA rechazó la demanda.

 

El Juzgado Federal Civil y Comercial N° 8 de la Ciudad de Buenos Aires rechazó la demanda iniciada por la empresa Bayer en la cual reclamaba los derechos de patente por la invención de una secuencia genética que permite a las plantas modificadas con transgen tolerar niveles de hasta 4 kilos por hectárea de glifosato.

La causa “Bayer Crospience SA c/ Instituto Nacional de la Propiedad Intelectual” comenzó en 2012 y estuvo frenada hasta fines de 2015, cuando la Cámara Federal Civil y Comercial de la Ciudad de Buenos Aires rechazó la pretensión de la empresa de patentar la totalidad de las plantas transgénicas.

La decisión del tribunal estuvo basada en que la molécula de ADN recombinante, las células vegetales transformadas por ella, y las plantas generadas a partir de estas últimas incluidas en la solicitud de Bayer, son materia no patentable.

Tras el fallo del juzgado, Bayer redireccionó su reclamo. Esta vez no fue por una molécula de ADN recombinante ni las células vegetales insertas, sino por el reconocimiento de los derechos de patentes de secuencias genéticas, considerando que las mismas son construcciones que se realizan artificialmente en los laboratorios, no forman parte de la planta, y por lo tanto serían patentables.

En octubre de 2016, en el marco la Asamblea de los Pueblos, la ONG Naturaleza de Derechos expuso la intención de Bayer. “El transgen con la secuencia genética, que sería como un código de barras, se insertan  en la planta y hace que tolere el glifosato. El primer transgen, de mediados de los 90, hacía que la planta tolerara 0.8 kilos/litros de glifosato por hectárea. El que reclamaba Bayer toleraba 4 kilos/ litros y apunta, sobre todo, a la soja y al maíz. Los nuevos códigos, por ejemplo los de 2019, toleran más de 10 litros”, sostuvieron.


A las y los lectores de Resumen Latinoamericano

octubre 28, 2019
Suerte amigos. Siempre con vosotros, contra la confabulación arbitraria de muchos, demasiados….

 
Como les comunicamos ayer, por razones que aún estamos investigando pero que creemos no fueron casuales en un día de elecciones en Argentina y Uruguay, nuestra web estuvo “caída” 24 horas. A pesar de todo no nos doblegamos y armamos un blog de emergencia que recibió miles de visitas. HOY YA VOLVIMOS A PONER EN PIE LA WEB DE RESUMEN LATINOAMERICANO que como siempre contará con toda la información que sea necesaria para romper el cerco mediático y el discurso único.
Les damos las gracias a todos y todas quienes nos escribieron dándonos ánimo y ya estamos otra vez en carrera con nuestra web y todos nuestros productos informativos.
Pueden encontrarnos en www.resumenlatinoamericano.org

 

 
Saludos solidarios
Carlos Aznárez
Director de RL

Pensamiento Crítico. Ecuador. La traición de Lenin Moreno: “…es peor que asesinar”. Sergio Rodríguez Gelfenstein

agosto 3, 2019
Estoy de acuerdo con el autor de este articulo que suscribo en su totalidad.

He intentado comprender la actitud de Lenin Moreno después de haber sido elegido presidente de Ecuador, o incluso mejor, tratar de saber si la forma de actuar que comenzó a manifestar a partir de su asunción a la más alta investidura de su país es nueva o, ha sido una constante de su vida. La respuesta a esta pregunta es muy importante porque aunque es evidente que Moreno traicionó al presidente Correa lo cual es el problema menor, toda vez que lo más relevante es el carácter pernicioso que lo llevó -con premeditación y alevoso cálculo- a engañar a millones de ecuatorianos que le dieron su voto pensando que iba a dar continuidad al proceso de la revolución ciudadana que se inició en 2007 y que cambió sustancialmente la vida del país.

Eso tampoco debe sorprender, en tiempos de Trump, Bachelet, Macri, Bolsonaro, Abdo Benítez, Uribe, Mujica, Kuczynski, Peña Nieto y otros, la simulación, los ardides y la utilización del pueblo con fines políticos personales y de grupos se ha transformado en la panacea de la democracia. Esta ha dejado de ser un instrumento para servir al pueblo para mutar en un instrumento para servirse del pueblo en pro de objetivos propios.

La democracia ha dejado de ser el gobierno de las mayorías, para ser el gobierno que sirve a las minorías. La democracia ha dejado de ser el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo para ser el gobierno de los ricos, por los ricos y para los ricos.

Es lo que ha hecho Moreno: en sentido estricto es solo un simple traidor, sin embargo debe considerarse que en su condición de gobernante ha seguido la impronta de lo que siempre ha sido y lo que con astucia ha logrado encubrir. De hecho, su carrera política en la administración pública comenzó en el gobierno del destituido Abdala Bucaram y continuó unos años después durante los gobiernos nada santos de Gustavo Noboa y Lucio Gutiérrez.

Una de las cosas de las que adolecieron casi todos los gobiernos progresistas de los primeros años del siglo XXI es la ausencia de una política de cuadros y una extrema debilidad del papel de los partidos políticos que soportaban esos gobiernos a favor de líderes sacramentados considerados casi infalibles que fomentaban las promociones a niveles superiores a partir de decisiones unipersonales basadas en elementos de carácter subjetivo que no consideraban la historia ni los antecedentes políticos de aquellos a quienes habrían de encumbrar a la categoría de líderes, sin serlo.

Sabedores de esta debilidad, la canalla mediática hacía silenciosamente su trabajo, ensalzando a sus candidatos con hábiles campañas que presentaban “cualidades” que les permitían a los designados ser susceptibles de “ascensos”, colocándolos para ello en la mira de los que unilateralmente decidían.

Aunque como se dijo antes, Moreno traicionó la confianza de Correa y engañó al pueblo, un análisis estricto lleva a concluir que en términos ideológicos no es un traidor, porque la traición es una actitud que se asume en contra de algo en lo que se cree y Moreno nunca ha creído en nada más que en su gloria personal, propia de personajes que se sienten disminuidos, a partir de lo cual generan complejos que los hacen actuar a la defensiva, atacando y agrediendo.

Esto es absolutamente normal que ocurra en la vida, lo que no es corriente, es que lo acometa el presidente de una nación. Moreno ha sabido acomodar su discurso a través de las épocas y de la moda, fue de izquierda cuando ésta estaba en el boom, después asumió una retórica empresarial y a continuación adoptó un sesgo social demócrata para hacerse más apetecible en ciertos sectores que lo aupaban, para posteriormente acoger la revolución ciudadana cuando el pueblo mayoritariamente la hizo suya. Ahora, en tiempos de Trump, es un neoliberal, pro imperialista y anti integracionista para seguir poniéndose en la dirección de los vientos que soplan.

He consultado con académicos en el ámbito de la sicología, si la traición es una sicopatía, algunos han rechazado esa idea y me han dicho que en la casi absoluta totalidad de los casos, el traidor no se considera en esa calidad, al contrario, creen que están haciendo lo correcto y que son incomprendidos. Para otros especialistas, la traición no es una enfermedad mental, pero si una incapacidad de manejar las tensiones internas, es decir es una falla de la personalidad. Lo terrible en este caso es que se produzca en la personalidad de un jefe de Estado.

A este respecto, el reconocido sicólogo venezolano Alberto Barradas expone que la traición esta relacionada directamente con el narcisismo entendido como “…la complacencia excesiva en la consideración de las facultades propias”, lo cual genera una tensión sicológica entre esa “excesiva consideración propia con el deber de mantener lealtad”.

Continúa explicando que esto ocurre porque mientras la lealtad tiene que ver con los otros, el egocentrismo responde a uno mismo. Agrega que el traidor tiene que resolver de forma permanente la contradicción entre la “lealtad a una idea o persona y su propia necesidad personal egosintónica” por lo que “el traidor es obligatoriamente vencido por sus fuerzas narcisistas y su necesidad del yo. Al final el traidor es un autofracasado”.

Barradas explica que los traidores generan una “habilidad compensatoria” que tiene su origen en una deficiencia de la personalidad, por lo que la traición nace para subsanar esa falla, la cual, con frecuencia se convierte en inteligencia y astucia. De la misma manera, el traidor suele tener una personalidad obsesiva como forma de manejo de la pugna entre la lealtad y egocentrismo, todo lo cual se desarrolla con el objetivo de reprimir su baja auto estima, que lo conduce a una mala autovaloración que lo hace sentirse mal

A diferencia de otros colegas, Barradas concluye diciendo que: “En este sentido, el traidor se sabe traidor y conoce su poca valía, eso lo lleva a traicionar más, para con su éxito, sentir que compensa su pequeñez” por lo cual no va a dejar de traicionar sencillamente porque no puede dejar de hacerlo. En ese marco: “Todos los procesos que impliquen símbolos de éxito (poder, fama, dinero, etc.) serán los objetivos del traidor para compensar su falla”

Este podría ser el sustento que explique las acciones de Lenin Moreno, las que no pueden verse en el terreno estricto de lo objetivo y lo racional, hay que ir más allá y tener amplitud de miras para percibir que nos encontramos ante una persona que está obsesivamente actuando con la necesidad de “compensar su pequeñez”, sabiendo además que no “va a dejar de traicionar porque no puede hacerlo”

De esta manera se puede comprender que haya entregado a Julian Assange a la justicia imperial incluso a costa de la violación de la soberanía de su propio país, así también se puede entender que haya firmado un acuerdo con el FMI, lesivo a los intereses del Ecuador porque significará una reducción de su PIB per cápita, un mayor desempleo y una mayor inestabilidad macroeconómica que afectará principalmente a los sectores más humildes, por las mismas razones se propone entregar las Galápagos, patrimonio de la humanidad, a Estados Unidos para que esta potencia pueda utilizar el aeropuerto de la isla de San Cristóbal como base aeronaval del Comando Sur, bajo el inmoral argumento dado por el Ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, quien dijo que “Galápagos es un portaviones natural”, violando de esa manera el artículo 5 de la Constitución Nacional que prohíbe la instalación de bases militares extranjeras en el país.

Esa personalidad obsesiva “para compensar su pequeñez” es la que lo lleva a ensañarse con Jorge Glas, quien fuera su vicepresidente, ordenando se violen todos sus derechos y haciendo que su vida corra peligro como lo certificó una comisión de diputados honestos del Parlamento Europeo que constataron in situ las condiciones infra humanas en que se encuentra detenido al punto tal que propondrán a la Eurocámara que Ecuador sea expulsado del Acuerdo con la Unión Europea por violación a los derechos humanos. Glas fue acusado en un juicio pleno de irregularidades, aunque su sentencia aún no está firme, faltando aún la revisión de un recurso de casación, que se hará en septiembre próximo. Por instrucciones directas de Moreno las condiciones carcelarias de Glas están al margen de cualquier norma de ese tipo en un país que vive un Estado de derecho.

Sin embargo, hay que decir que el valiente pueblo ecuatoriano ha comenzado a despertar con fuerza del letargo de la perfidia morenista. Así, a mediados de julio se desarrolló un multitudinario paro nacional en casi todo el país fue paralizado, removiendo las bases de la sociedad y del gobierno de Moreno: organizaciones de barrio, indígenas, estudiantes, centrales sindicales y transportistas entre otros, manifestaron su repudio al acuerdo con el FMI, al neoliberalismo y al entreguismo de la soberanía nacional por parte de Moreno. Su respuesta: la única que le queda, la represión violenta en contra del pueblo.

Esto es lo que ha llevado a que en una encuesta realizada en Quito y Guayaquil y dada a conocer el pasado martes 30 de julio, el 84,06% de los ciudadanos consultados considerara que la gestión presidencial de Moreno era mala, así mismo ante la pregunta de si Lenin Moreno como persona le agradaba o desagradaba, el 74.69 por ciento manifestó que le desagrada el presidente de Ecuador. Es normal, nadie quiere y a nadie le gustan los traidores.

Vale recordar un pasaje del “Rey Lear”, la obra de William Shakespeare, en el momento que el rey toma conocimiento de que su hija Regan lo ha traicionado dice que eso era “…peor que asesinar”. Esa es la verdadera dimensión de la macabra obra de Lenin Moreno como presidente de Ecuador, quien se ha transformado en un asesino de la confianza de su pueblo.


Ecuador / Ricardo Patiño : “Moreno es un impostor profesional; todo lo que hace fue programado con la CIA

abril 22, 2019
Buen amigo, trabajó siempre a favor de su pueblo. El que debería estar entre rejas es Lenin Moreno por impostor. ¡Exigimos Justitica! ¿Hayla?

La Justicia ecuatoriana dictó este jueves prisión preventiva contra el que fuera ministro de Asuntos Exteriores del país latinoamericano por un presunto delito de instigación.

El exministro de Asuntos Exteriores de Ecuador, Ricardo Patiño, cree que el actual presidente ecuatoriano, Lenín Moreno es “un impostor profesional” y que “todo lo que está haciendo fue programado con la CIA”, según comentó este sábado en una entrevista exclusiva concedida a RT.

“Él [Lenín Moreno] es un impostor profesional, nos engañó a todos”, denuncia Patriño. “Durante diez años se pasó alabando el Gobierno que teníamos, del cual era vicepresidente”, afirma el exministro, recordando que Moreno “llegó a calificar a Rafael Correa como el mejor presidente del mundo”.

El excanciller ecuatoriano afirma que Moreno fue “captado por la CIA”. “Todo esto que está haciendo, tratar de desbaratar completamente lo que habíamos construido, no queda duda que había sido programado con la CIA porque él no tiene la inteligencia, la cabeza para armar una cosa de esta naturaleza, si no que es algo organizado desde la Embajada norteamericana”, subraya Patiño.

Patiño asegura que el embajador de EE.UU. en Ecuador, Todd C. Chapman, es ahora “el visitante principal del Gobierno de Moreno”, con quien se reúne frecuentemente, siendo “el invitado de todas las reuniones”. Por el contrario, durante la legislatura de Correa esta figura diplomática se limitaba a cumplir sus funciones y “no iba a dar órdenes al Gobierno nacional” sobre lo que tenía que hacer, recuerda el excanciller.

“Persecución política infame”

Por otro lado, Patiño asegura que la Justicia ecuatoriana ha dictado prisión preventiva contra él porque “querían tenerle preso por opinar distinto, por dar un discurso en el interior de una organización política”. Asimismo, asegura que con aquellas palabras quiso instar a la militancia de su partido “a acompañar al pueblo para salir a las calles y reclamar por la nefasta política económica y social del Gobierno de Moreno”.

En la misma línea, el excanciller ecuatoriano asegura sentirse víctima de “una persecución política infame” que busca tratar de silenciarlo. Asimismo, recalca que tras verse sometido a dos años de investigación “hasta por debajo de la alfombra”, finalmente no han podido encontrar nada”.

“Nos sentimos absolutamente defraudados”, añade Patiño, que califica la situación actual de “pesadilla” que nunca imaginaron que podrían vivir. El excanciller admite, asimismo, que pensaron en la posibilidad de perder los comicios presidenciales de 2017, escenario que —asegura— habría sido mejor que enfrentarse a “un traidor de dentro de sus propias filas”, que divide a la gente.

En definitiva, el excanciller ecuatoriano considera que la nación latinoamericana atraviesa un periodo de “neofascismo” impulsado por los “vasallos del imperio norteamericano” en contra de los partidarios de Correa, razón por la que considera una obligación “volver a recuperar la patria”.

“La entrega de Assange es ilegal”

En cuanto al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, el exministro ecuatoriano considera que el Ejecutivo de Moreno “cometió una ilegalidad tremenda” al retirarle en tan solo un día la nacionalidad que previamente le habían concedido, y califica su arresto de “atropello a la dignidad de Ecuador” y “barbaridad desde el punto de vista jurídico”. En la misma línea, considera ilegal la entrega del activista porque —argumenta— incumple la Constitución ecuatoriana al habérsele quitado la nacionalidad de manera ilícita.

Según Patiño, el Gobierno de Moreno se comprometió con el vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, en tres cosas: “entregar la cabeza de Assange, perseguir a Venezuela […] y destruir la integración sudamericana” algo que, en su opinión, ya casi han conseguido porque “han destruido Unasur y han creado un parapeto de gobiernos derechosos en América del Sur a cambio de apoyo económico”.

En la actualidad Patiño se encuentra en Perú, país al que salió la noche este miércoles horas antes de que el juez de la Unidad Judicial de Latacunga, Flavio Palomo, dictara prisión preventiva en su contra por su presunta participación en un delito de instigación cometido en octubre de 2018, cuando durante un acto político hizo un llamamiento a “tomar las instituciones públicas” y a salir a las calles contra el actual Gobierno de Moreno. Asimismo, Palomo tiene la intención de solicitar difusión roja a la Interpol para detener al que fuera ministro de Asuntos Exteriores de Ecuador entre 2010 y 2016.


Brasil. Lula recurrirá a la ONU y al Supremo Tribunal Federal para garantizar su candidatur

septiembre 5, 2018

Resumen Latinoamericano*, 4 de Septiembre de 2018

El candidato a vicepresidente de Lula, Fernando Haddad, anunció las decisiones tras visitar al exmandatario.

Ignorando la presión popular y la decisión del Comité de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que determinó que el Estado brasileño debería garantizar la participación de Luiz Inácio Lula da Silva en las elecciones de este año en el país, el Tribunal Superior Electoral (TSE) rechazó la inscripción de la candidatura del exmandatario el pasado viernes.

Según la decisión del TSE, el Partido de los Trabajadores (PT) debería presentar, en el plazo de diez días – es decir, hasta el 11 de septiembre – la inscripción de un nuevo candidato. Sin embargo, en respuesta a la decisión en esa instancia, la defensa del exmandatario sigue presentando instrumentos jurídicos para mantener a Lula como candidato oficial de la lista electoral del PT.

Este lunes, tras visitar al expresidente en la sede de la Policía Federal en la ciudad de Curitiba, estado sureño de Paraná, donde Lula está detenido, Fernando Haddad, su candidato a vicepresidente, anunció que la defensa de Lula presentará una petición en la ONU para que la organización se exprese sobre la decisión del TSE.

“Hoy hemos presentado al presidente Lula todas las posibilidades jurídicas y él decidió, en primer lugar, presentar una solicitud en la ONU para que se manifieste sobre la decisión de las autoridades brasileñas en el marco de la determinación del Comité. En segundo lugar, decidió presentar un pedido de medida cautelar, en el ámbito electoral y en el ámbito criminal, para tener el derecho de inscribir su candidatura”, explicó Haddad.

“Sabemos que el pueblo está sufriendo una crisis sin antecedentes. La vida de las personas está cada vez más difícil y el expresidente Lula es el único camino para salir de esta situación”, defendió  el candidato a vicepresidente.

En un debate realizado el pasado domingo, Fernando Neisser, que forma parte del equipo jurídico de Lula, afirmó que la decisión del TSE viola la ley electoral.

Neisser afirmó que según el artículo 16 de la Ley Electoral [de nº 9504 de 1997], que determina que un candidato que sufrió una impugnación pero que todavía no tuvo sus recursos de apelación juzgados, es decir, sub iudice, independiente de la instancia, tiene el derecho de participar de la campaña electoral y estar en la urna electrónica. Del mismo modo, añade que este dispositivo previene el hecho de que “no hay como retroceder en el tiempo caso el candidato sea declarado inocente después de las elecciones”.

* Brasil de fato


A %d blogueros les gusta esto: