Cuba contra el tráfico ilícito de drogas. Pedro Martínez Pírez

junio 26, 2017

El trigésimo aniversario de la proclamación por la Organización de Naciones Unidas del Día Internacional de Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas, que se cumple este lunes 26 de junio, será recordado en la oriental provincia cubana de Holguín mediante la celebración del Primer Encuentro Internacional de Trastornos Adictivos.

El foro es auspiciado por la Comunidad Terapéutica Internacional Cocal Quinqué, así como las sociedades científicas de Psiquiatría y Psicología, y la Universidad de Ciencias Médicas de Holguín, y se extenderá hasta el próximo miércoles.

Según indicaron sus organizadores el Encuentro Internacional está dirigido a profesionales dedicados a la prevención, asistencia y rehabilitación de los trastornos adictivos, así como a pacientes rehabilitados, familiares y agentes de viajes que promueven los servicios de salud.

El Día Internacional de Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de drogas, que fue instituido por la ONU el 26 de junio de 1987, llama a accionar en aras de un mundo libre de drogas, uno de los veinte principales factores de riesgo para la salud a nivel mundial, y que afecta especialmente a los países altamente desarrollados con Estados Unidos a la cabeza.

Como ha expresado la Organización Mundial de la Salud el consumo de drogas está asociado al VIH-Sida, la hepatitis, la tuberculosis, el suicidio y las enfermedades cardiovasculares.

En La Habana la fecha será recordada por la ACNU, la Asociación Cubana de las Naciones Unidas, en cuya sede se efectuará un taller sobre Los Criterios Médico-Legales del Consumo de Marihuana.

El pasado mes de mayo, en Buenos Aires, durante la reunión del Comité Rector del Programa de Cooperación entre la Unión Europea y América Latina en materia de Políticas de Drogas, Cuba ratificó como prioridad su lucha contra el tráfico ilícito de drogas.

 


La salud es lo primero.

mayo 20, 2017

Por fin creo que estoy ya recuperada. Temo los resfriados.

He estado tres semanas largas confinada, sin ganas de nada. Ojalá no se repita.

La próxima semana reiniciaré mi vida normal. Demasiado tiempo fuera de juego.

Cuando no te apetece leer ni escribir es que algo pasa.

Suerte que tengo familia que se preocupa de mi. Ah! y un médico de cabecera que me ha cuidado.

Mañana espero también conocer a mi nueva biznieta Lila. No era oportuno hasta ahora.

Gracias a todos…


Albóndigas caseras y Compota de manzana.

diciembre 23, 2016

Receta publicada en Diario 16, sección Ocio y Cocina de Resistencia.

montserrat a VOTVNada como la cocina que preparamos en casa. Fácil, si nos gusta aliarnos-pelearnos con los fogones. A mí me sirve de tranquilizante si, en algún momento, algo me agobia.

Cuando la familia es larga, es importante preparar platos con antelación. Son más ricos a la mañana siguiente. Las albóndigas es bueno prepararlas con los hijos o, en mi caso nietos. Les encanta, manos limpias, tocar la carne, modelar las bolitas que todos reconocerán después, más pequeña, más redonda, o cual pelota de béisbol. Prueben estas vacaciones.

Ingredientes:

1kg de picada de ternera.

2 huevos.

Cebolla confitada.

2 cebollas

3 dientes de ajo

12 Almendras-avellanas tostadas.

Unos hilos de azafrán

1 hoja de laurel

¼ de caldo de pollo

¼ de vino

1 tostada.

Una barrita de canela en rama o puede ser en polvo.

Sal-pimienta

Una cucharada de azúcar

Poner la picada en un cuenco, añadir los dos huevos enteros, sal-pimienta y unas 6 cucharadas de cebolla confitada -la que tenemos con los Fondos de nevera-. Si no tenemos, rallar una cebolla mediana. 4 cucharadas de pan rallado del que sirve para rebozar. Trabajar con las manos hasta obtener la mezcla lista. Hacer las albóndigas que colocaremos sobre papel de plata. Suelen salir unas 72. Poner harina en el cuenco donde teníamos la carne. Ir pasando las albóndigas moviendo el cuenco, que colocaremos sobre papel de aluminio cerca de los fogones.

Poner una cazuela grande en el fuego con aceite, en el que freiremos las albóndigas. Mover la cazuela para que no se pequen, apartar cuando las tenemos doradas.

En el aceite resultante, añadir las dos cebollas y dos dientes de ajo troceados a láminas finas. Dejar que se doren a fuego suave. Ya en su punto, añadiremos las albóndigas más el caldo en su defecto –puede ser agua con una pastilla de Knorr- , el vino, el laurel, la canela. Preparar una picada a la catalana con el diente de ajo sobrante, el azafrán, las almendras-avellanas, la tostada desmigada. Desleír con un poco de agua y añadir a las albóndigas. Fuego suave, mínimo 90 minutos. Podemos añadirles patatas, o alcachofas -ahora que están en su punto-, o setas, o guisantes. Se ponen en crudo y se dejan hervir los últimos 20 minutos.

COMPOTA DE MANZANA

Me gusta, con las albóndigas, servir una compota de manzana, simple, de fácil elaboración.

Pelar manzanas, trocear, poner en cazuela con un poco de agua, un poco de azúcar, un chorrito de jerez o coñac y menta troceada. Hervir unos 15 minutos a fuego suave. Se puede servir tal cual si la hemos troceado de forma igual a trocitos pequeños o, chafada con la batidora.


La salud…

octubre 21, 2016

Me duele que muchas personas pongan como prioritario el dinero, a la salud.
Grandísimo error. Sin salud de nada sirve “nada”, ni los bienes, ni las haciendas, ni las ambiciones.
Siempre lo tuvimos mejor asimilado quienes tenemos una edad determinada, sin las oportunidades que existen hoy, no importa el campo….
A menudo recuerdo la canción de un argentino Rodolfo Sciammsrella que titulaba: salud, dinero y amor.
montserrat a VOTV¿A qué viene este comentario? Tengo amigos con enfermedades complicadas, cuesta saber qué decirles, siempre acaba igual: total, para lo que me queda…
Estoy con un resfriado de los que suelen acompañarme los inviernos, ya de repetición. Espero que no sea crónico, hasta que llegue el calor.
Cuando no te encuentras bien no apetece hacer nada, ni moverte, ni llamar a los amigos…
Quienes me conocen saben que prefiero el calor al frío, en un porcentaje del uno al mil.
Cuando la salud nos acompaña, deberíamos dar brincos de alegría, celebrar la vida que, cuando no te encuentras en plenitud, intuyes que se puede escapar.

Mi canción sería un canto a la salud y al amor…elementos prioritarios para seguir vivo.
¿Dinero? Sabemos acomodarnos con lo que tenemos, obviar lo que no nos está permitido, sin problema alguno.
¡No es conformismo! Es una manera de ser y obrar.
No dudemos que somos unos afortunados.
Si no están de acuerdo miren la TV, lean las noticias. Cada día, poco para celebrar.
Sí, el hecho de estar vivos y sanos.


CEIC Hospital de Granollers 2006/2016

enero 27, 2016

Desde el 23 de octubre de 2006 momento de su creación hasta ayer, 26 de enero de 2016, he tenido el privilegio de pertenecer al Comité de Ética e Investigación Clínica del Hospital de Granollers.

ceic-granollers-2006-2010

Mes a mes nos hemos reunido para estudiar, discutir y valorar Proyectos presentados por parte de Profesionales o Industrias relacionados con la salud y el bienestar de los individuos. Necesitan Veredicto favorable, de unos cuantos Comités, para sacar adelante nuevas maneras de trabajar, preparar medicamentos, todo lo que puede mejorar la salud de nosotros, los seres humanos del Planeta. Mi papel era participar en los Debates, esgrimir mis dudas y pensamiento, en representación de la ciudadanía.
He aprendido mucho y, si hace diez años me costaba identificar determinados temas de salud-enfermedad, estos diez años me han servido para entrar en este mundo médico. Hoy los tengo superados.
Fué interesante, desde el comienzo, ver crecer nuestros conocimientos, escuchar voces sabias, tener que votar y defender el voto en momentos cruciales cuando al menos a mi me parecía, que el medicamento a discutir era tema comercial aspirante a gran consumo.
Me voy con cierta nostalgia, ha formado parte de mi vida, he conocido a personas que, de no haber sido por el CEIC, difícilmente se habrían cruzado en mi camino, con quienes espero mantener relación.
Sí, quiero aclarar que ha sido una muy interesante labor, naturalmente a fondo perdido.
La imagen corresponde al CEIC inicial, del año 2006. Gracias.


El salmón está llorando. Gustavo Duch

diciembre 18, 2015

Ríen cuando se riega la noticia que dice que “en breve podremos tener en nuestros platos lomos de salmón transgénico” puesto que este pasado mes de noviembre y por primera vez en la historia, la Administración de Medicinas y Alimentos de Estados Unidos (FDA) ha concluido que desde el punto de vista nutricional el salmón AquAdvantage es un alimento idéntico al salmón atlántico convencional.
Ríen porque bien saben que, transgénico o no, criado en granjas intensivas, en un monocultivo de salmón, estos animales engordan en condiciones inaceptables. En Chile, potencia destacada en el sector con una producción anual de 800.000 toneladas brutas de salmónidos, usan unos 7 kilos de antibióticos por cada 10 toneladas de producción.

gustavo duch

Ríen cuando la noticia explica que la modificación transgénica permite que los salmones en cuestión alcancen su peso comercial, unos cinco kilos y medio, entre los 16 y 18 meses, a diferencia de los 30 meses que requiere un salmón convencional.
Ríen porque bien saben que, criado en granjas intensivas, lo que aumentará será la capacidad de producir salmones: si crecen más rápido podrán conseguir más ciclos en un mismo periodo y por lo tanto mayor será la sobreexplotación de las principales pesquerías pelágicas del planeta con las que se abastecen estas granjas del mar. Como el jurel, cuyas capturas en aguas chilenas, por ejemplo, han caído entre 1994 y 2010 de los 4,4 millones de toneladas anuales a menos de 800 mil toneladas.
Ríen y piensan en la ballena azul, el más emblemático de los afectados por la contaminación que genera la industria intensiva de engorde de salmones enjaulados. Saben que con un salmón de crecimiento más rápido la contaminación se acelerará y los acuerdos que las empresas del salmón han adoptado para “favorecer modelos de producción responsables, social y ambientalmente” serán, como ya lo son ahora, sólo palabras bonitas de un negocio muy sucio. Las playas del Sur de Chile y sus fondos marinos son depósitos de residuos plásticos, cables metálicos, redes viejas y otros elementos provenientes de esta industria.
Ríen porque este animal transgénico avance de la ciencia no está pensado para mejorar las condiciones laborales y sanitarias de su trabajo, que no son nada buenas. De hecho según el gobierno chileno más del 80% de las empresas del sector incumplen las normativas más elementales y sólo entre septiembre y octubre tres trabajadores han muerto en su puesto laboral, por accidentes en las lanchas que les transportan a las jaulas de cautivo o en labores de buceo para control de las mismas. Ríen cuando oyen el discurso que repite que los avances transgénicos han venido para salvar al mundo.
Ríen porque la noticia presenta al salmón transgénico como al superman “que ayudará al desarrollo de un sector económico convertido en un activo fundamental para la economía chilena”. Un sector, el de la industria del monocultivo intensivo de salmónidos para la exportación, que, ríen, saben que si aún se tiene en pie es porque lo están subsidiando toda la población chilena con sus impuestos. Se estima que antes de finales de año en Chile se despedirá un primer grupo de 400 personas trabajadoras como parte de procesos de ‘ajuste’. Y entre las muchas causas de una ‘tormenta perfecta’, como dicen allí, está un crecimiento acelerado y una sobreproducción, con caída de los precios internacionales que el salmón transgénico tal vez solo hará que empujar más y más. A día de hoy la gran mayoría de empresas chilenas de salmonicultura están en una situación muy delicada, de hecho sus acciones en bolsa han registrado como promedio una caída del 93% desde que salieron al mercado.
Ríen porque se imaginan los océanos primero invadidos por salmones colosales que comen y engordan sin cesar. Después, un océano desértico. Porque digan lo que digan los señores de la empresa de salmones transgénicos, tomen las medidas que tomen, sean estériles o sean criados tierra adentro, no es imposible que estos especímenes se reproduzcan en el mar.
Y ríen, con una mueca que ya no disimulan, cuando explican que todo esto no es cosa de salmones. Aprobar un animal transgénico es el primer paso -en un mundo entretejido por tratados de libre comercio- para impulsar el consumo masivo de productos de origen frankenanimal, que serán producidos industrialmente, mediante un pequeño puñado de compañías transnacionales y comercializados por, otras pocas grandes cadenas de supermercados, controlando los patrones de consumo de las poblaciones urbanas, a la vez de constituir un demoledor impacto para quien produce alimentos en modelos de pequeña y mediana escala.
Ríen.
Pero ríen para no llorar.


Sin salud, no existe vida

noviembre 28, 2015

Triste realidad ver a un ser querido, incapacitado para conocerte, para mantener comunicación, para entablar una charla, con la cual ponerle al día de lo que sucede en su-nuestra familia.

eulàlia montserrat novembre 2015

El único consuelo es que, en muchas ocasiones, como la que nos atañe, es que no se dan cuenta de su situación, comen, duermen, sonrien pero no sufren. Maldito Alzheimer, que nos sume en el desconsuelo, al ver disminuidas las facultades de una persona muy querida.

Sin salud no existe vida, las familias no están preparadas para atender a determinados enfermos, las 24 horas del día, 365 días año. Afortunadamente hay Residencias donde están bien controlados, con muchas actividades, entretenimientos. Buena comida.
En l’Ametlla del Vallès, no lejos de casa, se encuentra Can Camp Residencial, con amplios espacios interiores pero también exteriores, para quienes pueden moverse. Para aquellos que disfrutan de capacidad para caminar, pasear.
Excelente profesionales, muy capacitados, les acompañan las 24 horas del día. Cuentan con servicios de toda índole, en un entorno agradable, saludable, seguro.
Curiosamente, tras nueve meses de estancia, nos hemos convertido en una gran família. Todos esperan tu llegada, un abrazo, unas palabras, una sonrisa que nos hace cómplices.
Con ellos festejamos fiestas, aniversarios, verbenas.
Reimos y lloramos juntos. Así es la vida, cambiante, para bien y para mal.
Disfrutemos de la salud, su ausencia modifica TODO.


Salud-Amor…

agosto 22, 2015

Hace algunos años se cantaba una cación que decía, “tres cosas hay en la vida: Salud, Dinero y Amor”…
Imprescindibles Salud y Amor… Sin salud nada se puede, sin Amor menos aún. ¿Dinero? Necesitamos el imprescindible, el que nos permita vivir dignamente junto a nuestros seres queridos. montserrat Eulàlia Sant Jaume 2015
Pasar una tarde en el Hospital junto a un familiar o amigo que se encuentra en situación precaria, confirma la canción, al menos los dos tercios aludidos: Salud-Amor. ¡Que tristeza descubrir que alguien a quien quieres no goza de su plenitud mental, que no sabe lo que hace, que no dice lo que quiere, porqué no le salen las palabras. Les damos amor pero, NO les basta ni a ellos ni a nosotros. Que triste es la vida sin Salud.
Una visita al mes, a un Hospital, debería ser obligada para todos, pequeños medianos y mayores. Seguro que recapacitarían, descubrirían la pequeñez del ser humano, indefenso, ante los achaques que les roban el entendimiento, la razón.
Compensar con amor y dedicación es lo único importante, no dejarles solos, no abandonarles, cuando sus fuerzas declinan.


Una buena Residencia, un nuevo hogar

junio 23, 2015

Cuando se producen situaciones irreversibles, es preciso tener a mano un buen lugar donde pasar los últimos años de vida. Es importante el espacio, pero, de manera especial, es, imprescindible, una buena atención personalizada a las personas que les hemos confiado, nuestros seres queridos.

can Camp

Estoy hablando de Can Camp Residencial en l’Ametlla del Vallès, donde, lo que fue una vivienda particular, se ha convertido en Residencia, al cuidado de la cual están los propietarios, con un gran elenco de personas calificadas.
Muchas actividades, cuidados médicos y de enfermeria, psicóloga, fisioterapeutas, monitoras de trabajos manuales que varian la modalidad cada semana. Música, Cine, y hoy, verbena de San Juan, baile incluido. Sin tiempo para aburrirse.
Todos hemos cantado y bailado, excepto los que estan en sillas de ruedas pero que también hemos hecho partícipes, les hemos movido. Caras sonrientes, buena armonia.
Cuando es preciso llevar a algun ser querido, es importante que el numero de residentes no sea muy amplio. Es bueno también que las personas se conozcan, compartan, que es lo que ocurre en Can Camp, donde la mayoria de residentes provienen de famílias son conocidas, de Granollers y comarca.
Sin esperarlo, hemos ganado una nueva y amplia familia. Compartimos unos tiempos irrepetibles de amistad, de amor, de esperanza.
Can Camp Residencial dispone, además, de un amplio y hermoso jardín, rincones donde acomodarse para respirar, para tener la intimidad necesaria donde no sentirse agobiado.
Un lugar acogedor donde pasar un tiempo, sea por necesitar cuidados tras una fractura, situación complicada para algunas familias, porque los domicilios tienen escaleras y, no reunen las condiciones necesarias.
Son muchas casas que no estan preparadas para atender necesidades que, comporta la vejez o alguna enfermedad neurológica.
Desde estas lineas quiero decir: gracias amigos Pique y todo el equipo del que disponéis. Vuestra labor es digna de encomio.


Un tratado inmenso. Gustavo Duch

marzo 10, 2015

gustavo duch

Una pregunta para usted. Si fuera parlamentario o parlamentaria, de izquierdas o de derechas, no importa, ¿rebajaría las normativas alimentarias para dar permiso a que en nuestros mercados se puedan vender pollos que saliendo del matadero han estado bañados, digo sumergidos, en cloro, o carne de vaca y cerdo tratada con ácido láctico? ¿Daría su voto favorable a retroceder unos años y que en las granjas el uso de hormonas y antibióticos campe a sus anchas? ¿Tendría problemas éticos en hacer más flexible el uso de pesticidas en nuestros campos aceptando aquellos que se demuestran son responsables de la muerte de millones de abejas? ¿O de permitir dosis más altas de aquellos que en combinación con tantos otros que ya están presentes, acaban combinados en nuestra sangre -como quien hace un cocktail- sin saber qué efecto puede tener esta mezcla? ¿Se dejaría convencer para que las etiquetas que informan de lo que contienen lo que compramos no tuvieran que llevar tantos datos, que en fin, total, nadie se las lee? ¿Aceptaría todo tipo de transgénicos en nuestros platos? O, y disculpe tantas preguntas, ¿daría un paso atrás en aquellas normativas que han venido a ‘humanizar’ un poco el trato y el bienestar de los animales de granja? Pues mire, parece ser que la respuesta general es que no, que un parlamento en su sano juicio, donde la precaución estuviera presente, no aceptaría este tipo de cambios en las normativas higiénico-alimentarias.
CHAPA-11-OCT-TTIPDesde hace más de un año, y por el ya demasiado habitual sistema de filtraciones, tanto la sociedad civil europea ¡como el propio Parlamento Europeo!, hemos conocido que lo descrito podría suceder si salen airosas las negociaciones secretas que entre la Comisión Europea y los EEUU están llevando adelante para firmar un tratado que liberalice aún más las relaciones comerciales entre las dos orillas del Atlántico. Las reacciones están siendo sustanciales pues numerosas organizaciones de todos los países europeos estamos trabajando coordinadamente para impedir esta firma y, lógicamente, en el Parlamento Europeo tanto por la presión ciudadana en el cogote, tanto por responsabilidad pública o por haberse sentido ninguneados, no reina el clima propicio para aceptarlo. Entonces, ¿nos podemos quedar tranquilos? Las multinacionales que esperaban redoblar sus ganancias en estas operaciones soñadas ¿se han rendido?
Pues no, claro que no. Como cita el informe ‘Exborrando Derechos’ de VSF-Justicia Alimentaria Global, solo el mencionado sector de aves de corral, calcula que si a través de la firma de la ‘Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión (TTIP)’, que así se llama el tratado, se eliminaran las barreras normativas que impiden que desde 1997 tengamos en Europa pollos hormonados, con sobredosis de antibióticos y un baño de cloro para que reluzcan, podrían estar comercializando más de 500 millones anuales de US $ a la UE. Y como esto es solo un ejemplo del mucho dinero que sueñan embolsar, ya pueden ustedes imaginarse que los lobbies de la agroindustria están desde sus despachos orquestando una nueva estrategia.
Nueva pero vieja. Como decía es obvio que será muy complicado que, con secretos o no, se apruebe en Europa una regulación, o una desregulación, que abre la puerta a más transgénicos, a más pesticidas y todo sin etiquetar, así que están optando por esperar al momento adecuado, cuando los focos se apaguen. Ya tenemos experiencias similares.
En concreto el diseño de acuerdo que promueven estos lobbies y que la Comisión Europea está aceptando, consiste en incluir entre los puntos del Tratado la figura de un ‘Consejo de Cooperación Regulatoria’. Con el argumento de disponer de un espacio permanente y dinámico para abordar aquellas diferencias que ‘de salida’ ya existen, como aquellas que puedan ir apareciendo, y así ir encontrando una armonización de normativas, se pone en marcha un aparato fuera del control ciudadano e incluso político donde se capacita a un grupo de técnicos a ir tomando las decisiones que consideren. Las bonitas noches de verano, cuando la gente baila en las verbenas populares, será cuando por multiconferencia se decidirá lo que comeremos, quien lo producirá y cómo lo producirán. Una bomba nocturna a la soberanía alimentaria de nuestros pueblos.
El citado informe explica muy bien como en uno de los últimos documentos filtrados, la propia Comisión Europea propone un funcionamiento para este Consejo de Cooperación Regulatoria que, sospechosamente cual correa de trasmisión, recoge a la perfección lo deseado por los grupos de presión. Sintetizando, se propone que para tomar decisiones la directriz principal sea sus resultados desde el punto de vista del comercio, vamos que lo que les mueve es que se venda más a costa de cualquier otra cosa; que para tomar decisiones se han de contar con las aportaciones de las partes interesadas, léase, las corporaciones; y que quienes negociarán y decidirán serán organismos técnicos que muchas veces ya han sido denunciados porque su composición, después de que las puertas hayan girado y girado, son de personas muy próximas a las propias empresas interesadas.
En estas rutas de la neoliberalización hay una lógica aplastante. Cuanto más grande es el mercado y más abierto está, las leyes de la competencia hacen que ganen aquellas que se han hecho grandes a base de explotar al personal, al medio ambiente y fagocitar a las más pequeñas. Eso decía, una lógica que aplasta.
¿Nos dejaremos aplastar por un tratado tan inmenso?


A %d blogueros les gusta esto: