Luces que celebran el genocidio. Claudia Rafael

octubre 16, 2020


(APe).- Se hizo la luz y tuvo los colores del imperio. El amarillo y el rojo de la bandera española pincelaron tres grandes símbolos en la ciudad para mostrarlos de rodillas al mundo. Mientras los desarrapados y los vulnerados deambulan con sus pasos por eternas oscuridades, los poderosos eyectaron sus destellos luminosos sobre el monumento a los españoles, la Usina del Arte y la facultad de Ingeniería de la UBA. “En esta fecha tan importante para el pueblo español, desde la ciudad los acompañamos encendiendo las luces de nuestros íconos porteños con los colores que los representan”, señaló el gobierno porteño desnudando su ubicación certera a la diestra de los dioses de la inequidad. “Esta fecha tan importante” es aquella en la que inició la masacre de 60 millones de originarios a manos de los colonizadores. “Esta fecha tan importante para el pueblo español” es la que se ilumina para festejar a los torturadores, los verdugos, los dueños de la vida y de la muerte que a fuerza de la cruz y de la espada, de las enfermedades y las cadenas, del martirio y de la aculturación sometieron a los pueblos del continente.

Los condenados de la tierra siguen ajenos a los paraísos iluminados. El único rojo profundo que los señala es el de su propia sangre, derramada por el sistema que les delineó los límites de sus propios territorios. A 528 años se sigue escuchando como ecos de todos los infiernos la voz de Galeano cuando escribe Vinieron. Ellos tenían la Biblia y nosotros teníamos la tierra. Y nos dijeron: “Cierren los ojos y recen”. Y cuando abrimos los ojos, ellos tenían la tierra y nosotros teníamos la Biblia”.

Los nadies resisten. Sus sombras vagan entre las oscuridades de Guernica, contando las horas y sabiéndose de los descalzos. Resisten, como resistió el Winni, mientras duró, en las puertas del banco Itaú de San Telmo, pero lo encontraron hace unas horas, sin respiros ni aliento, en San Juan y Defensa. Entre las oscuridades de un barrio que hoy, en tiempos pandémicos, rescata los latidos de las negritudes sepultadas en los tiempos de la colonia. Resisten, con el cuero curtido por los fríos que calan la piel gastada y los calores densos que amenazan cuando no hay techo ni agua ni la luminosidad de la vida incluida.

Son los hijos y los nietos de otros nadies. Que no saben más que de sombras mientras se les ocultan los gozos en un devenir sistémico construido durante vastos siglos y reafirmado año tras año. Como aquel reconocimiento al rey durante el bicentenario de la independencia: Ellos en ese momento claramente debieron sentir angustia de tomar la decisión, querido Rey, de separarse de España.

Aún hoy se escuchan los gritos heredados de los esclavizados y los torturados. Todavía hoy se alzan sus voces desde el fondo de todos los infiernos de la desmemoria. Aquellos cantos de los tiempos en que la propiedad privada no era un atributo de los originarios hoy se despliegan desde los territorios ocupados por los desplazados. Que miran atribulados a los que a fuerza de billetes y operaciones inmobiliarias se quedan con los sueños y las esperanzas de los que sostienen la vida misma con sus manos vacías.

Las instituciones se vistieron de luces rojas y amarillas para decir al mundo que los conquistadores siguen ahí. Agazapados. Listos con el billete o con la espada, según sea necesario en cada tiempo. Convencidos de que podrán torcer las resistencias.

Entenderán alguna vez que los pueblos no firman el certificado de olvido.


El pan siempre será nuestro. Silvana Melo

octubre 16, 2020

(APe).- Suele estar solo en la mesa de los pobres. Huérfano de maridajes. Pan, como símbolo de la comida, del alimento como derecho de la humanidad, canasta donde el sol y la tierra pusieron la vida, como semilla para el resto. Para transformar, revolucionar, hacer del estómago lleno un mitin de amaneceres. En estos días el gobierno aprobó el primer trigo transgénico del mundo. Y el pan palidece en su identidad de combustible para alterar lo establecido. El HB4, que no fue producido por Monsanto –para hablar de un demonio ya legendario- sino por Bioceres, llega con su veneno estrella en el paquete tecnológico que infectará las mesas y terminará de destituir la escasa soberanía alimentaria que se sostiene en los platos de esta tierra. Arrasados, hoy, por el hambre. Pero atravesados por la necesidad de generar divisas y de buscar fortaleza en la vecindad de las multinacionales.

El flamante trigo transgénico autorizado 24 años después de la entrada triunfal de la soja modificada resiste a la sequía y es tolerante al glufosinato de amonio. Una alianza tecnológica renovadísima entre la genética encaprichada y el veneno: la soja y el glifosato ya son matrimonio antiguo. Ahora es el trigo y el glufosinato de amonio, nombre que hay que comenzar a internalizar en la conciencia del aire, del agua, del alimento.

Si el trigo modificado logra llegar a la tierra, generará la multiplicación del uso de agrotóxicos. Porque es tolerante, entonces hay que aumentar y aumentar. Envenenar y envenenar. Y los productores, gastar y gastar en insumos perfectamente evitables. “Por esta razón el uso de agrotóxicos se ha incrementado exponencialmente desde su introducción demostrando la falsedad del discurso con que se impusieron. En Argentina ya se usan más de 525 millones de litros de agrotóxicos por año y esta autorización implicará aumentar aún más esa cantidad de por sí exorbitante”, dice el abogado Marcos Filardi a APe, desde el Museo del Hambre. Esa explanada donde se lucha por el pan libre, transparente, soberano, que alguna vez dejará al hambre reducido a un fósil museario.

El pan que comerán los niños en las barriadas donde la comida se reduce a la harina, el agua y la pizca de sal vendrá con un alienígena más tóxico que el mismísimo glifosato. “El glufosinato de amonio está ampliamente cuestionado y prohibido en muchos países por su alta toxicidad aguda y sus efectos cancerígenos, neurotóxicos y genotóxicos”, asegura Filardi. Es tan perfecto que no sólo es herbicida sino también insecticida y siembra la muerte “entre los organismos benéficos incluyendo arañas, ácaros depredadores, mariposas, numerosos microorganismos del suelo, y puede incrementar la susceptibilidad de la planta a enfermedades, con el consecuente aumento en el uso y dependencia de agrotóxicos”.

Los catorce millones de personas sometidas a fumigaciones en el largo territorio del país reciben hoy una noticia dramática: serán pulverizados todo el año con venenos a los que los Bioceres, las Syngentas y las corporaciones Aapresid insistirán con llamar fitosanitarios para emparentarlos a la salud (a la buena salud). “El trigo es un cultivo de invierno –explica Marcos Filardi a APe-. Hasta ahora, las fumigaciones masivas con agrotóxicos se circunscribían a las temporadas de primavera y verano”. Pero la llegada del glufosinato al trigo incluirá al invierno, cuando la inmunodepresión generada por los agrotóxicos es una ruta allanada para las enfermedades respiratorias.

El agronegocio, como generador de dólares y voraz propietario de la matriz productiva agraria en la Argentina, es el único pegamento que cicatriza la grieta. Es la verdad, en medio de la escena ruidosa donde todos se disputan la pintura de la fachada. Fue en octubre cuando el flamante presidente electo Alberto Fernández visitaba Bioceres en Santa Fe, junto a la opacidad del gobernador Omar Perotti. En esas probetas se delineaba el trigo transgénico. Después, Syngenta en la mesa del hambre, el acuerdo cérdico con China, la cuarentena desmontadora y fumigada y demasiados etcéteras más.

A pesar de la soberanía alimentaria cuyo concepto bastardearon para intentar expropiar Vicentín, a pesar del manoseo al ingeniero agrónomo Eduardo Cerdá –al que nunca terminan de nombrar en la Dirección de Agroecología- a pesar de ciertos discursos de agricultura familiar y popular que nunca van al hueso. Es decir, a la tierra. Y el campo que alimenta es siempre el mismo: el de los pequeños agricultores asociados que reniegan del veneno y se empeñan en pelearle a un sistema goliat. Promovido por el estado en todos sus rostros y colores.

“El trigo es la base de la alimentación de las y los argentinos: con él se elabora el pan y gran parte de nuestras comidas que están basadas en sus harinas”, dice Marcos Filardi. “A partir de esta autorización, el trigo tendrá residuos de glufosinato al igual que las harinas y sus derivados, es decir, habrá glufosinato en alimentos básicos de consumo diario, hecho inédito en la historia de nuestro país, con lo cual toda la población estará expuesta a la ingesta de este veneno en su dieta diaria”.

Dice el biólogo y filósofo Guillermo Folguera: “Glufosinato de amonio. Impera que aprendamos esos nombres. Tuvimos que hacerlo con el glifosato. También con el cianuro. Todos son químicos para que hagan sus negocios en nombre de un bien común que nunca es tal. Aprender los nombres de lo que nos hace daño parece un buen primer paso. No aceptar que nos hagan más daño parece el inevitable siguiente”.

Habrá que resistir, entonces. Montar ejércitos de amarantos masivos que les arrebaten la tierra a los glufosinatos. Y que rescaten al pan como alimento nuestro, bello, solidario. El que modificaron los panaderos franceses con avena, arcilla y restos de molienda por falta de trigo, el pan que llevó al pueblo hambriento a saquear las panaderías. Y que fue una de las causas tiernas y crocantes de la revolución francesa. El que los judíos hicieron sin levadura, ácimo, cocinado sobre las piedras mientras huían de Egipto.

El pan que está cuando no hay nada, pellizcado en su miga sagrada.

El pan que siempre será nuestro.


La raó de ser…

octubre 16, 2020

Aquesta pandèmia i confinament ens ha donat temps per fer un repàs de la nostra vida, de les diferents etapes, com les hem viscut, superat.

Hem intentat descobrir si les hem sabut aprofitar, si les hem gaudit, quins records ens venen al cap sense fer cap mena d’esforç. També les que ens han fet  plorar. Com valorem el nostre fer quotidià, quina mena de relació hem mantingut amb l’entorn, la natura, familiars, amics.

És un exercici que de tant en tant hauríem d’imposar nos. Segur que ens evitaria ensurts: paranys evitables si no obréssim tant a la lleugera com solem fer-ho. La raó de ser qui som, com som, per què?  Pot servir per recuperar pensaments oblidats i ajudar-nos a superar situacions complexes.


Llibertat presos polítics ja!

octubre 16, 2020
No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Exigim, amb aquesta entranyable imatge de l’amic Jordi Pagés, que els nostres presos polítics tornin a casa. Pocs recorden que, els primers empresonats Jordi Sánchez i Jordi Cuixart porten 1096 dias a presó. El meu suport a ells i a les seves families. Imagino el seu sofriment…

Massa persones els han abandonat i llençat a l’infern de la reclusió….Massa dimonis al poder…ELS VOLEM A CASA


EU: elecciones tempestuosas. Angel Guerra Cabrera

octubre 15, 2020

Las elecciones del 3 de noviembre en Estados Unidos se dan en un clima de odio y división del país y no debe descartarse violencia de los partidarios armados de Trump en caso que este pierda. Existen 165 milicias y acaba de ser arrestado por la FBI un grupo que planeaba secuestrar y derrocar a la gobernadora demócrata de Michigan, Gretchen Whitmer.

El magnate inmobiliario ha estimulado, un día sí y el otro también, el odio hacia los negros, las minorías, los extranjeros y particularmente los latinos; no se digan las constantes calumnias e injurias contra los mexicanos. Existe la duda de si aceptaría una eventual victoria de su rival Joseph Biden, o gritará que ha habido fraude y escalará un conflicto poselectoral, que ahora podría, como en 2002, terminar decidiéndose en la Corte Suprema, ya con la nueva jueza conservadora Amy Coney Barret adentro. Cabe recordar que entonces el máximo tribunal concedió la victoria a George W. Bush al ordenar el cese del conteo de votos en Florida, no obstante que su rival Al Gore lo superaba por más de medio millón de votos.

Y es que el propio Trump ante preguntas expresas de medios se ha negado a admitir que aceptaría la derrota. En varias ocasiones ha dicho que una victoria demócrata solo puede obedecer a una elección “amañada”(rigged). De la misma manera, lleva meses asociando, contra toda evidencia, el voto por correo al fraude electoral. En estos comicios el voto por correo se duplicará pues muchos de quienes lo ejercen son demócratas, que evitan contagiarse con el covid-19. El fanatismo, el culto a la ignorancia y el desprecio por la ciencia y la vida fomentados por Trump han llegado a tal extremo que muchos de sus partidarios asisten masivamente a los mítines del multimillonario sin observar la distancia social ni usar cubrebocas.

No debe olvidarse que, en relación a su población, Estados Unidos supera a casi todos los países por el número de infectados y fallecidos a consecuencia del nuevo coronavirus. El país con una de las dos mayores economías del planeta y con un extraordinario desarrollo científico en general, y de las ciencias médicas en particular, ha hecho una gestión muy deficiente de la pandemia, comparada, por ejemplo, con la de Cuba y Venezuela, a los cuales bloquea inmisericordemente aplicándoles una cruel y redoblada asfixia económica, incluso en medio de la contingencia. Queda claro, a diferencia de Washington, La Habana y Caracas le dan más importancia a la vida que a ninguna otra consideración y no cobran un centavo por su atención a ningún paciente.

Aunque muchos estadunidenses critican duramente el manejo del covid por la Casa Blanca, no es el caso del electorado de Trump, en el que muchos son negacionistas del coronavirus. Numerosas encuestas dan ventaja a Biden sobre Trump y el promedio de Real Clear Politics(RCP) arroja una ventaja, en general, de 9.2 para el demócrata y de 4.9 en los decisivos estados pendulares. Pero no pocos analistas insisten en que datos parecidos hicieron creer a muchos en la inevitable victoria de Hillary Clinton en 2016, incluso dentro del equipo de Trump. Varios apuntan, con sobrada razón que en el peculiar sistema electoral estadunidense no es el voto popular lo que decide sino el del Colegio Electoral.

Clinton sacó casi 3 millones en votos populares más que Trump pero perdió en ese órgano. Es interesante que según RCP Trump se está desempeñando ligeramente mejor respecto al Colegio Electoral que en esta misma fecha de 2016. Esto podría significar que consiguiera repetir lo que logró entonces: alcanzar la victoria en los estados pendulares y de esa forma reunir más votos que su oponente demócrata en la elección indirecta del Colegio Electoral. Y en estos datos no se considera la eventual “sorpresa de octubre” u otro hecho que pueda modificar a favor del presidente el ánimo de un electorado caracterizado por su volubilidad.

Muchas personalidades liberales, progresistas y de izquierda coinciden en que la reelección de Trump sería desastrosa para Estados Unidos y para la humanidad. Noam Chomsky ha expresado que votar por Trump es peor que haberlo hecho por Hitler en los treinta.

Chomsky argumenta que sufragar por el magnate es dar luz verde a una aceleración del cambio climático con las consecuencias trágicas que ya tiene para la vida y que significaría el fin de la democracia. A ello habría que añadir la continuidad del total desprecio al derecho internacional por Washington. En nuestra región implicaría el reforzamiento del bloqueo a Cuba y Venezuela, el total apoyo a los impresentables gobiernos neoliberales que sufrimos y la continuidad del uso de la fuerza para derrocar a los líderes progresistas o impedir que lleguen al gobierno. Biden se ha corrido bastante a la derecha y dejado clara su distancia del sector progresista de los demócratas, ha dicho que seguiría una “nueva política” hacia Cuba y ha sido menos claro sobre sus planes con Venezuela pero en ambos casos ha continuado con la cínica cantaleta de la democracia. En otra entrega realizaré una comparación de lo que podría ser la política exterior de ambos candidatos.


Sempre ens quedarà la natura, l’art

octubre 15, 2020

En moments difícils com els que estem vivint, quan no tenim clar què ens arribarà demà -sentiment conegut per alguns per haver-lo viscut en altres ocasions, nou per a altres -en aquells que consideren que ho poden comprar tot amb diners, jo els dic que no és possible!. Les dificultats actuals no es dominen amb diners, son altres les armes que ajuden a superar-les. Hem d’aprendre a compartir el què tenim; a gaudir del nostre temps a través de la contemplació visual,  la lectura, l’escriptura; a recórrer i descobrir el nostre entorn, per a molts desconegut.

   El producte del que parlo no es compra ni es ven, és al nostre abast de forma perenne i gratuïta, començant per la natura, generosa en produir-nos sensacions de plaer no importa l’època de l’any: sons, tons, olors… Tinc debilitat per la tardor, és quan es prodiguen i superen tots els colors de l’arc de sant Martí, que es multipliquen a partir del vent, de la temperatura, de la humitat, de la ubicació.

   Mai no em perdo cap a la vesprada, quan el sol i la claror comencen a esmunyir-se, moment que es produeixen visions que solen durar segons, no les veus si no estàs pendent a la seva moguda. Els núvols hi tenen un paper notori… Mai no es repeteixen imatges iguals, l’arc iris és un trencaclosques infantil comparat amb la immensitat del cel, l’ambient, les olors, flaires que, irrepetibles, intentes retrobar, però no figuren entre les nostres possibilitats. Sortir a passejar quan el sol se’n va a la posta és contemplar una mostra de llums i colors que no trobareu a cap galeria d’art. I és lliure de peatge. Només cal saber mirar, ensumar, escoltar i gaudir d’allò que la natura ens ofereix cada dia, si no és que la pluja ho impedeix.

   Tinc la sort de viure a pocs metres del bosc, de camins adequats per a caminar sense risc de trobar aglomeracions. Camins que abans no trobava ningú però ara molts han decidit caminar, imprescindible si volem reeixir i no caure en el parany de la por de sortir de casa. Una bona mascareta que ens protegeixi de mals efluvis i, a fer via… Ah! I llenceu-la sovint. Millor fer-se amb  les de roba que es poden rentar i reutilitzar. Parlant d’art, recomano una Exposició a la Gothsland Galeria d’Art de Barcelona al Carrer Consell de Cent 331. “Guayasamin i els seus amics catalans” (Antoni Cumella i Serret i Modest Cuixart), prorrogada fins el 24 d’octubre.

   Fem bondat, movem-nos  l’imprescindible protegits amb  la mascareta si sortim al carrer. Intentem que els joves escoltin les recomanacions que, si no es duen a terme, faran llarga la pandèmia i els damnats.

I avui a la Cuina de resistència els recomano un petit llibret: Nens a la cuina editat fa 17 anys. 

Quan vaig escriure i presentar el llibre Una dèria pels fogons amb la cuina de casa meva, els meus nets van reclamar: “I nosaltres què?” Poc després va sortir Nens a la cuina que, com a curiositat va presentar a Barcelona el Nobel de la Pau Adolfo Pérez Esquivel, que venia per unes activitats i em va demanar ¿puedo asistir y hacer la presentación? El assistents ho van agrair.


Tempesta es diria d’estiu

octubre 14, 2020

TARDA LA D’AVUI, DIMECRES 14 D’OCTUBRE 2020. Llamps, trons pedregada, aigua, vent…Gairebé negra nit. La Naturalesa es rebela. M’ha anat just d’arribar a casa. Tenia de recollir quelcom de compra, ho he fet amb prestesa i just, a l’arribar a casa ha començat a llampegar, tronar, bufar un vent amb forta velocitat i enrenou, aigua i calamarsa fins a deixar-ho tot negat.


Quan la vida està en joc…

octubre 13, 2020

Confinament, diuen alguns sensats, desori practiquen altres -una gran majoria-.

On som? On anirem a raure?

Les indicacions son clares: compte en moure’s enmig de molta gent, no deixar la mascareta vagis on vagis.

Rentar se les mans tantes vegades com toquem quelcom que ens arriba de fora. Utilitza guants si vas a comprar. Llençar-los abans de sortir de la botiga. Canviar-se de roba a l’arribar a casa.

Segons on hagis estat cal rentar-la o al menys, ventilar-la.

Beure aigua sovint.

No fregar se els ulls amb els dits, i compte també amb el nas.

El què entra per la boca passa a l’estomac i, és menys perillós, es destrueix pels àcids.

Diguem NO al Covid 19!


A 40 años de recibir el Premio Nobel de la Paz.

octubre 13, 2020

Queridos hermanos y hermanas un fraterno abrazo de Paz y Bien que tanto necesita el mundo y nuestro país.

Han pasado 40 años desde el día que me otorgaron el Premio Nobel de la Paz, cuando el país vivía en el dolor y la resistencia bajo la  dictadura militar, hacía poco que me habían liberado de la prisión y de la libertad vigilada.

 Cuando el embajador de Noruega me da la noticia el primer sorprendido fui yo, no esperaba  premio alguno, le dije al embajador que no podía recibirlo a título personal, el trabajo no es de una persona, sino de miles de hombres y mujeres en toda Latinoamérica que luchamos juntos por alcanzar y construir un mundo de iguales,  que lo asumía en nombre de todos los pueblos de América Latina, de los hermanos y hermanas indígenas, campesinos, religiosos y religiosas, organizaciones sociales de derechos humanos, de las queridas Madres y Abuelas de Plaza de Mayo y organismos de DDHH  que luchan día a día por un mundo más justo y fraterno.

Ese año 1980  es asesinado Monseñor Oscar Romero en El Salvador, da su vida para dar Vida y esperanza su pueblo y a la Iglesia. Estos años continúan siendo caminos entre dolores y esperanzas, pero hay que seguir andando, como decía el querido “pelao” Angelelli, tenemos que aprender a vivir como si “fuéramos eternos”, a pesar de nuestras pequeñeces y errores,  saber que lo que sembramos recogemos, siempre afirmé que nadie puede sembrar con los puños cerrados, hay que abrir la mano para que la semilla vuelva  a la Madre Tierra y de su fruto.

Hoy a 40 años el mundo se encuentra en zozobra, camina entre  angustias y esperanzas frente a la Pandemia del Covid 19 que ha cobrado miles de vidas y pone al descubierto las desigualdades sociales, económicas y políticas, el aumento del hambre, el desempleo, la pobreza. El daño que el ser humano ha hecho a la Madre Tierra en su afán mercantilista de aquellos que  privilegian el capital financiero sobre la vida y continúan su explotación y daños a nuestra Casa Común.

Vivimos en un mundo dónde sobran los alimentos y dónde  aumentan los hambrientos. Desigualdad   que viola  los DDHH y derechos de los Pueblos.

Son tantos los recuerdos y vivencia del caminar por nuestro continente y el mundo que no alcanzan las palabras. Sólo agradecer y decirles gracias…tomar fuerzas para continuar al servicio  de miles de rostros que nos cuestionan e interpelan y reclaman un lugar digno en la vida y sabe que otro mundo es posible si hay fuerza y unidad en la diversidad.

Violeta Parra nos ha regalado esa canción que debemos llevar en nuestra mente y corazón: “Gracias a la Vida que me ha dado tanto…”.

En este caminar de luchas y esperanzas, agradezco a cada uno y una el compartir caminos de un nuevo amanecer y agradecer a mi familia, a los compañeros/as del Serpaj en América Latina, a tantos amigos, amigas militantes de la vida en el mundo que nos acompañan, a las organizaciones de cooperación, a las Iglesias, a la Comisión Provincial por la Memoria , a la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, a mis alumnos/as. Quiero transmitirles que la Universidad Nacional de Buenos Aires, junto con el Serpaj hemos decidido que el Premio Nobel de la Paz, condecoraciones, obras de arte, biblioteca, archivos, se constituya La Casa de los Premios Nobel Latinoamericanos en la antigua sede del Serpaj en la calle México y Bolivar de la CABA, La UBA será  Custodia de todo lo señalado en nombre de los pueblos de éste continente como testimonio de quienes dedicaron sus vidas a la investigación científica, a la literatura y a la Paz.

Un fuerte abrazo y mucha fuerza y esperanza.

Adolfo Pérez Esquivel                         Buenos Aires, 13 de octubre del 2020


Catalunya suma 1.843 nous casos i 16 morts per Covid

octubre 12, 2020

El nombre de contagis i el risc de rebrot continuen disparat. Susanna Saez. El Periódico Dilluns, 12/10/2020 – 16:30

Catalunya suma 1.843 nous casos i 16 morts per Covid

Catalunya suma aquest dilluns l’elevadíssima xifra de 1.843 contagis en un marc amb un increment notable de nou del risc del rebrot, principalment a la ciutat de Barcelona. El risc a Catalunya se situa en 311 i a la capital catalana s’eleva fins als 337,95, en una progressió imparable des dels últims dies. Per sobre del llindar dels 200 indica un risc molt alt que l’epidèmia es descontroli. El percentatge de positius supera el 8%.


A %d blogueros les gusta esto: