Lula da Silva, absuelto de obstrucción a la justicia. EFE Brasil

julio 13, 2018

El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, en una imagen de archivo. NELSON ALMEIDAAFP

En prisión desde el pasado 7 de abril, Inácio Lula da Silva fue absuelto hoy en una de las seis causas que se enfrenta en los Tribunales, con referencia a cargos de obstrucción a la justicia.

La sentencia fue dictada por el juez Ricardo Leite del décimo Tribunal Federal de Brasilia, quien halló a Lula inocente de los cargos formulados sobre la base de una declaración prestada por el ex senador Delcídio do Amaral.

La absolución de Lula en este caso había sido solicitada por la Fiscalía, que en septiembre pasado ya había manifestado que no existían pruebas sobre la responsabilidad del ex Presidente. Lula insiste en su inocencia.

A pesar de su situación jurídica, Lula ha sido proclamado como candidato presidencial del PT para las elecciones del próximo 7 de octubre.


Justina y Brisa, leyes con nombre de niñas. Silvana Melo

julio 13, 2018

Las victorias suelen cimentarse sobre la tragedia. Y la verdad se oficializa en leyes y se legitima en las calles a partir de la muerte. Demasiadas veces fueron niñas y niños los que asumieron el sacrificio. Y parieron leyes con su nombre. La muerte de Justina y la marca a fuego de Brisa gestaron dos derechos incontestables. Pero ciertas hectáreas de la naturaleza humana suelen renegar de la empatía con el dolor.

El planteo militante de negarse a la donación de órganos como si la letra legal dispusiera una carnicería en cualquier esquina, impone la infamia más pura ante cualquier argumento científico o de rodaje medianamente sensible.

La resistencia a la reparación económica de los niños huérfanos del femicidio suele tener fundamentos que cuestionan la elección de las mujeres asesinadas. Y la supuesta financiación del resultado de parejas erróneas por parte del estado. Que asumen los mismos contribuyentes a los que se obliga, vivos, a inmolar sus órganos en la feria.

Brisa tenía dos años cuando su madre murió víctima del femicida que también era su padre. Brisa es brutalmente huérfana. Hija de aquel padre que primero asesinó a su madre y luego denunció que se había fugado con un amante. Hija de una madre martirizada y de un padre femicida. Brisa es uno de los 3300 niños huérfanos de los últimos nueve años. Mutilados de padre y madre. Con un porvenir marcado por la tragedia de la dominación, por el ejercicio de la apropiación hasta la misma sangre, por la imposibilidad de destejer el amor y el desamor. Y que aparezcan parte de la misma herida.

El rechazo a la ley que dispone que un cuerpo baldío y apagado puede distribuir sus órganos y volver a vivir en otros, convierte el sortilegio de un hecho científico en un patrón de la ruindad. En un flaco paradigma de la condición humana.

Justina tenía doce años y murió en la lista de espera del Incucai. Antes de que un corazón volara desde un cuerpo baldío hacia el suyo, vivo y en agonía desesperada. En el transcurso de su padecimiento murieron centenares. Miles. De accidentes, de enfermedades, de vejez, de juventud, de violencia, de injusticia. Pero ningún corazón voló hacia ella.

La ley que determina que todo aquel que no aclaró lo contrario en vida es donante en la muerte, fue escrita por el cuerpo de Justina. Una piba hermosa que les pidió a sus padres que lucharan por otros como ella. Para que hubiera corazones que volaran y, como pájaros, anidaran en otros pechos vacíos. Para que la muerte fuera menos muerte, para poder vencerla más, mucho más que ahora.

A pesar de los ejércitos que vomitan sentencias en las redes sociales y en las esquinas del mundo. Esos mismos que defienden vaya a saber qué vidas. Mientras los niños tienen que perseguir un futuro anémico para ser visibles. O morirse para ofrendar una ley con su nombre.

 

 


Armas-guerras-hambre-. NO es el futuro que anhelamos

julio 12, 2018

El Periodico de Catalunya: Trump pide a los europeos que dupliquen su gasto en Defensa.

El presidente de Estados Unidos se la tiene jurada a Europa pero, muy especialmente, al Gobierno alemán, al que acusa de estar “controlado” por  Rusia.

“Hacemos nuestra propia política independiente y tomamos independientemente nuestras decisiones”, ha respondido Merkel.

Menos mal que Merkel es más sensata. Esperemos otras respuestas.

Exijamos la Abolición total de armas. Ésta debería ser la PROPUESTA  de todos los Gobiernos.

¿Lo conseguiremos? Exijamos con contundencia. No nos callemos. Trump necesita voces que griten más que él

 


Granollers la meva ciutat

julio 12, 2018

 

Em costaria decidir-me per altra ciutat. Malgrat que el meu domicili és altre -per raons familiars-, les meves activitats son sempre a la ciutat que estimo, Granollers, on vaig viure feliç, on van néixer vuit dels meus nou fills. La novena ja estàvem instal-lats en un poble veí. ¿Raó?  Els nostres fills necessitaven terra… Cada any en demanaven als Reis Mags.

Segueixo però connectada amb diferents Entitats amb les que col-laboro o, per trobar-me amb els amics o, per anar al cine o teatre. ¿Qué hi he fet aquesta setmana?

Dilluns, dia molt senyalat per a mi vaig escapar-me als Cinemes Oscar. Era un dia especial i va servir-me d’evasió una estona.

 

 

Dimarts matí de  Voluntariat a l’Hospital General de Granollers com cada setmana.

 

A la tarda a la Porxada, a les 19.30h per clamar a favor dels Presos i Exil.liats polítics, acte que organitzen l’ANC i Òmnium Cultural Entitats a les quals pertanyo.

Deu n’hi do de la gent que ens hi apleguem. Donem tantes voltes a la Porxada com mesos fa que els nostres amics romanen empresonats.

Al final cantem el nostre Himne: Els segadors

 

 

Dimecres a la Tertúlia de Radio Granollers que mena l’Elisenda Cuquet.

Els convidats, en aquesta ocasió: Carles Riobó periodista,  Jordi Ribó fotògraf i jo.

Vam parlar molt de Granollers. Com veiem la ciutat. Temes viaris. Preus d’habitatges.

Dijous passejada pel Mercat. Hi ha coses que únicament es troben allà.

El capvespre, trobada amb l’Anna Mª a la Fonda Europa. Llarga i molt interessant conversa mentre preníem un Vermut.

Divendres. Demà: Visita a la Consulta dels meus fills  Muntanya-Dentistes.


América Latina ante el reto de la imaginación. Gustavo Espinoza M.

julio 11, 2018
 
unidad_de_pueblo_al_5-7-2018_custom.jpg

Impedir la liberación de Lula en Brasil, dictar orden de captura contra Rafael Correa en Ecuador, amenazar con cárcel a Cristina en Argentina, acorralar a Daniel Ortega en Nicaragua, incriminar al paraguayo Lugo, desplegar una ofensiva en todos los planos con Nicolás Maduro en la República Bolivariana de Venezuela, y centrar fuegos contra Cuba.

En algo más de cuatro líneas, ésta formulación refleja la esencia de la táctica del Imperio en nuestro continente. Su objetivo estratégico, en consonancia, sigue siendo el mismo: mantener maniatados a los países de la región para arrebatarles petróleo, gas, cobre, productos cárnicos, agrícolas, recursos hídricos, y otros. Y avasallar la Independencia y la Soberanía de los Estados, para uncir a todos a su carro de dominación a fin de extender su control sobre el hemisferio, y otras latitudes del planeta.

Es curioso que justo en esta coyuntura es que se celebre en La Habana el XXIV Encuentro del Foro de Sao Paulo precisamente para analizar la ofensiva imperial y las tareas de los pueblos de América Latina en el escenario que nos rodea. Tendrá ante sí el reto de la imaginación: es decir, idear conceptos que ayuden, en esta hora difícil.

Se ha dicho –y es verdad- que desde enero de 1959, cambiaron las cosas en nuestro continente. La epopeya de la Sierra Maestra abrió cauce a un nuevo proceso emancipador que fue asumiendo variantes, y adquiriendo modalidades diversas. Las más notables, en los años 70 del siglo pasado fueron la gesta insurgente de los militares peruanos liderados por Juan Velasco Alvarado; el gobierno de la Unidad Popular en Chile, conducido por Salvador Allende; y la episódica, pero rica, vivencia boliviana de Juan José Torres.

El “Triángulo rojo” le llamaron los voceros del Pentágono a estos tres países unidos, en ese momento, por su experiencia liberadora. Y no sólo por odio al color, sino sobre todo por miedo al ascenso de los pueblos, aplastaron con las armas que tuvieron a la mano, cada uno de esos procesos sociales que marcaron época en el siglo XX, y que fueran complementados, en su momento, por la valiosa experiencia sandinista, que aún perdura.

En el nuevo siglo –y cuando el Imperio ya cantaba victoria definitiva- la gesta venezolana liderada por Hugo Chávez cambió el rostro de todos. A partir de allí cobraron fuerza movimientos emancipadores que enarbolaron la bandera de los pueblos. “El Socialismo del Siglo XXI” se le llamó -quizá con precipitación- a esa ola de verdaderas acciones antiimperialistas que pergeñaron un camino inédito de luchas al sur del rio Bravo.

Un trago amargo para los Estados Unidos, sin duda, del que busca hoy recuperarse en una nueva etapa de contraofensiva. Esa, es la que anotamos hoy; y a la que debemos responder con la fuerza de una causa que se levanta desde la base misma de la sociedad latinoamericana. Bien mirada la cosa, ya van casi veinte años de lucha en este escenario complejo en el que los pueblos avanzan y sufren derrotas; y el Imperio retrocede, pero no renuncia. Eso explica, en buena medida, lo que hoy ocurre.

Como línea general, la administración norteamericana y las oligarquías criollas buscan escarmentar a los pueblos castigando a sus conductores más calificados. Piensan que, de este modo, van a lograr que la gente renuncie a luchar por los cambios, y que quienes lideran las acciones emancipadores, habrán de terminar “tirando la esponja”. Craso error, sin duda. Que los pueblos no se cansan nunca lo acreditan los hechos que hoy nos conmueven: el ascenso de Cuba, la consolidación del proceso bolivariano, la derrota de los grupos sediciosos en Nicaragua; pero también el 42% de los votos alcanzados por la oposición progresista colombiana, y la impresionante victoria de López Obrador en tierra azteca..

No hay mucho tiempo para ponerse a analizar si se mantendrá, o no, la fuerza popular colombiana que ungió como su vocero a Gustavo Petro. Más importante que eso es trabajar para que la unidad surgida –casi imprevistamente- en los comicios pasados en la tierra de Nariño, se consolide y avance Y asegurar, al mismo tiempo que el proceso mexicano cuente con la solidaridad de los pueblos de todo el continente, a fin que no retroceda, ni muestre debilidad alguna.

Lo mismo puede decirse de otras experiencias que hoy asoman en nuestro suelo. Lo fundamental no es discutir los supuestos –o reales- errores de Lula, sino arrancarlo de la prisión; ni examinar con lupa las deficiencias del Sandinismo, sino derrotar a los grupos sediciosos que trabajan para derribar a Ortega. Tampoco resulta hoy lo mejor especular en torno a la capacidad que tenga el nuevo mandatario mexicano de resistir las maniobras del Imperio, sino dotar a su gobierno del apoyo continental necesario para enfrentar la agresividad de la Casa Blanca en cada una de sus modalidades operativas.

Y para eso, lo que hace falta es consolidar la unidad de los pueblos, encontrar un lenguaje común, que nos permita enfrentar unidos la agresividad del Imperio, y diseñar una práctica concreta que nos ayude a avanzar por la ruta compleja de la liberación nacional y social. Pero, sobre todo, empinarse sobre la imaginación para multiplicar esfuerzos, voluntades solidarias, caminos entrecruzados y batallas simultáneas.

Cada uno de nuestros países -sobre la base de una historia común- tiene vivencias distintas. Nos une la herencia cultural y los elementos de una lucha que se entroncara desde los años de Túpac Amaru hasta nuestros días. Para salir adelante debemos dar rienda suelta no sólo a nuestra lucha, sino también a nuestra rica capacidad creadora. Ella, nos ayudará a encontrar la ruta del futuro. Para eso necesitamos –decía José Carlos Mariátegui- “una poderosa facultad de imaginación. Los libertadores fueron grandes porque fueron, ante todo, imaginativos. Insurgieron contra la realidad limitada, contra la realidad imperfecta de su tiempo”. Y es eso, lo que nos corresponde hoy.


Lula ¡casi libre! Emir Sader

julio 11, 2018
 
mst_lula_brasil.jpg

En una confirmación de que el Estado de derecho en Brasil se ha vuelto un campo de guerra, una verdadera “lawfare”, un juez ha aceptado una solicitud de habeas corpus para Lula, solicitado el viernes por tres diputados del PT y ha decretado un orden de libertad para el ex-presidente de  Brasil. El documento ha llegado a manos del delegado en la policía Federal de Curitiba, donde Lula está detenido ya hace 3 meses, de forma ilegal y arbitraria, como prisionero político. La decisión anunciaba la liberación de Lula para el mismo domingo por la mañana.

De inmediato la noticia se propagó por todo Brasil, provocando reacciones por demás contradictorias. Manifestaciones populares han empezado a saludar la decisión aguardada por tanto tiempo, la gente pasó a concentrarse frente a la Policía Federal de Curitiba, donde hay una vigilia permanente junto a Lula, desde que está en prisión. Se han convocado manifestaciones por todo el país. En Sao Bernardo do Campo, cerca de la casa de Lula, hubo una gran concentración para espera su retorno.

Por el otro lado, TV Globo suspendió la cobertura al detalle que hacía del rescate de los niños en Tailandia, para noticiar, con pánico, que Lula sería liberado de inmediato. Pasaron entonces a deducir las consecuencias de que Lula fuera liberado, de que aun así no podría ser candidato, pero que saldría a hacer campaña por todo el país por su candidato y que ello cambiaría totalmente el escenario electoral.

Llamaron a sus juristas, para alegar de la supuesta ilegalidad de la medida del juez, aguardando una reacción de Sergio Moro, quien,  sin poder para ello y gozando de vacaciones en Portugal, mandó instrucciones al  delegado  y difundió su opinión de que la decisión no debiera ser cumplida. Empezó en ese momento una escalada de escaramuzas entre el juez que reiteró la decisión de liberación de Lula, puso plazo – las 17h30 horas – para que se cumpliera, y jueces contrarios a liberación de Lula. Jueces en vacaciones, medios de comunicación, movilizaciones populares en todas las grandes ciudades de Brasil, incluso en Curitiba, aguardando la liberación y en Sao Bernardo do Campo, cerca de la casa de Lula.

Dos de los diputados del PT que han presentado la solicitud de habeas corpus han llegado temprano a la PF para garantizar el cumplimiento de la decisión judicial, pero se dieron cuenta de inmediato de la actitud del delegado de postergarla.  Hasta que llegó una llamada telefónica de Serio Moro, de vacaciones en Portugal, ordenando que la decisión no fuera atendida. Enseguida mandó un largo texto intentando justificar su decisión, sin que tuviera el derecho de rechazar el habeas corpus.

La inmensa euforia de la posibilidad de tener Lula libre sirvió, por lo menos, como ensayo general para su liberación. Volvió a quedar viva en la mente de todos la posibilidad concreta de que Lula salga. Y no hay nada que mueva más al pueblo brasileño que esa esperanza concreta.

Lula, por su lado, se mantuvo sereno y dijo a un diputado el PT que estuvo con él, que no creía que sería liberado ahora. A pesar de que corrieron noticias, al final de la tarde, de que estaría siendo sometido a exámenes para ser liberado.

De todas maneras, la cuestión jurídica no está resuelta, ni siquiera con la anulación de la concesión del habeas corpus por el presidente del Tribunal de donde salió la decisión, porque solo lo podría hacer el pleno del Tribunal. Queda siempre la decisión del Supremo Tribunal Federal, pero un juez afirmó que la decisión de la concesión del habeas corpus fue legal y que Moro actúa con desesperación.

Un grupo Abogados por la Democracia entró con un pedido de prisión de Sergio Moro, por desacato de decisión judicial, dado que no le compete a él irrespetar una decisión judicial.

El pueblo se movilizó en las calles como no lo había hecho durante el Mundial de Futbol, con entusiasmo, alegría, con esperanza, como si este domingo fuera un ensayo general para cuando Lula efectivamente salga libre.

Si Lula ya era el centro de la vida política brasileña, aun preso, ahora, entonces,  la esperanza de que efectivamente sea liberado y el fantasma de que ello ocurra para la derecha, comandarán más todavía la vida política brasileña, a menos de tres meses de la primera vuelta de las elecciones presidenciales.


15 anys sense l’Oriol 2003/2018

julio 10, 2018

Fa quinze anys, el dimecres 9 de juliol de 2003 vaig perdre l’amor de la meva vida, l’Oriol, pare dels nostres fills, avi-besavi dels nostres néts-besnéts la majoria dels quals no ha conegut.

Sento gran enyorança. Per què em vas deixar? Aquella mort sobtada em va colpir per sempre més…

Necessito sentir-me abraçada-protegida-estimada. La Tristesa d’amor no m’abandona. Tampoc els dubtes, molts per què… Em costa somniar i em demano: per què si no et tinc?

Perdura en mi l’esperança del retrobament! Ara però, enyorança,  nostàlgia del què plegats vam viure, crear, compartir: AMOR, amb tot el que abasta la paraula.

Saps? Segueixo mirant el cel cada dia, sobretot cada nit. Sempre em demanaves, “hi has vist quelcom diferent avui? Sí, et responia, Sí, et dic novament malgrat que, sense tu res és igual.  Sàpigues que Et sento molt a prop… T’estimo!

Foto amb la nostra filla Silvia quan tenia pocs mesos 1957

 


A %d blogueros les gusta esto: