LLAMAMIENTO POR LA PAZ EN SIRIA

marzo 25, 2017
 Movimientos, partidos y organizaciones que luchamos por un mundo más justo, con derechos sociales y democracia, contra toda forma de opresión y a favor de un mundo basado en la diversidad, la libertad y el mutuo respeto, mostramos un profundo rechazo a la cruenta guerra que desde hace casi seis años arrasa la República Árabe de Siria. Una guerra que ha causado ya centenares de miles de muertes, cientos de miles de familias desplazadas de sus lugares de origen, la destrucción de gran parte de las infraestructuras del país y todas las consecuencias negativas que puede acarrear una agresión imperialista de tal magnitud. Un conflicto creado y alimentado por los países integrantes de la OTAN y las monarquías feudales del Golfo, que en este caso se han servido de mercenarios a sueldo e integristas reaccionarios (a los que hipócritamente dicen combatir) que luchan con la pretensión de crear un estado fundamentalista, intolerante y discriminatorio en toda la región que sea a su vez servil a los intereses económicos de las grandes corporaciones y los monopolios financieros internacionales.

Creemos profundamente injusto que sean los seres humanos indefensos los que sufran las consecuencias de los intereses geoestratégicos de Israel y EE.UU por el control de los recursos de los países de Oriente Próximo y los pingües beneficios que proporciona la industria de armamento. Y en todo caso, al mismo tiempo que reconocemos el derecho del pueblo sirio a defender su país y las vidas de sus familias, creemos en la resolución de los conflictos de forma pacífica, por medio del diálogo y la negociación, en un clima alejado de la coacción, las amenazas, la violencia y las armas.

Nos proponemos crear un amplio movimiento de oposición a esta guerra de Siria para que cese la muerte, el desplazamiento y el exilio de esos cientos de miles de personas, para que más pronto que tarde, acabe la violencia y la destrucción, para que el pueblo sirio pueda regresar a sus lugares de origen, reconstruir su país y recuperar su soberanía, para poder desarrollar una vida normal y dar un futuro de paz a sus hijos.

Con este fin llamamos a las organizaciones y a los ciudadanos y ciudadanas de todos los rincones, a coordinarnos en un frente de resistencia contra la guerra y ser un altavoz de denuncia contra sus promotores, esos que incendian países bajo el pretexto de imponer su particular concepto de democracia.

Llamamos a la movilización y a emprender acciones con objeto de parar el flagelo de muerte y destrucción, para que acabe de una vez el flujo de familias que se ven obligadas a abandonar su país y arriesgar sus vidas en un viaje sin destino.

Igualmente proponemos hacer oír nuestras voces para que gobiernos implicados en esta guerra imperialista como EEUU, Francia, Reino Unido, Turquía, Arabia Saudí, Qatar e Israel, finalicen su apoyo o pretendida indiferencia ante una guerra que, como miembros del género humano, solamente puede perjudicarnos, además de convertirnos en cómplices de constantes violaciones de los derechos humanos, muertes y destrucción que no contribuyen precisamente al progreso de la Humanidad.

Por ello exigimos:

  1. La suspensión de las sanciones contra la República Árabe Siria.
  2. El impulso a políticas de paz y no injerencia que defiendan el derecho del pueblo sirio a decidir su propio destino.
  3. La necesidad de emprender conversaciones y acciones bilaterales entre los gobiernos de Siria y la Unión Europea para tratar la problemática de los desplazados sirios, con el fin de abastecerles de los medios de subsistencia necesarios y garantizarles su derecho de retorno a Siria.
  4. Exigir a los estados miembros de la OTAN y sus aliados regionales las indemnizaciones necesarias para sufragar la reconstrucción del país.

MOVIMIENTO DE APOYO A SIRIA (M.A.S.)


Granollers. Encuentro Ciudades educadoras

marzo 24, 2017

La Jornada de ayer fue majestuosa. Tras el Dialogo que ya comenté ayer, fue Federico Mayor Zaragoza quien, acompañado de Jordi Collet que le presentó, dictó una Conferencia para hablar de “Ciudad y Educación”. Lo hizo de forma magistral. No puedo decir todo lo que argumentó pero sí, lo que nos inspiró.

La necesidad de ser personas libres y responsables con capacidad de pensar, soñar, mirar. Este es el gran reto.

Podemos crear, buscar soluciones juntos, actuar según nuestras convicciones, escuchar, aprender del otro.

Al final debemos hacer lo que, libremente pensamos .  Información es una cosa, Educación es otra.

¿Por qué aceptamos todo? Estamos ante momentos de No retorno, de ahí la necesidad del rol de las Ciudades educadoras en contraposición con los abismos.

Habló de Jacques Delors, de sus enseñanzas basadas en el Aprender a Ser, Aprender a Conocer, Aprender a Hacer, Aprender a Convivir. La necesidad de Compartir sin olvidar que, Soy, porque tú eres.

Imprescindible Atreverse, que pocas veces osamos hacer, por miedo… Se trata de Delito de Silencio, de Sometimiento. No podemos callarnos Nunca más.

Todas estas razones son posibles, de ahí el papel de las ciudades desde sus calles, desde sus casas, desde su gente.  Los ciudadanos deben actuar-obrar. Así dicta el comportamiento Democrático, actuar desde la Cultura.

Recordó palabras del Papa Francisco: “Temo la globalización de la Indiferencia”.

El futuro está en  juego desde  las pequeñas ciudades como Granollers y sus redes, compartiendo proyectos, aprendiendo a aprender para conseguir ser multipoder.  Esto inspira Granollers con su Mensaje de atrevimiento, de Paz.

Paz, palabra peligrosa, ha sido sustituida por seguridad humana. Defendió como siempre el rol de las mujeres: optan por la fuerza de la razón y sus facultades inherentes, No, por la razón de la fuerza, cual hacen los hombres.

Digamos y clamemos como los movimientos del 15M: No dejemos dormir a los que no nos dejan soñar y, nos quieren acallar. Digamos ¡BASTA!


La izquierda, la derecha, los Gobiernos de recambio. Rudy López G

marzo 24, 2017
Definir el concepto de democracia es algo que en la ciencia política siempre ha dado qué hablar. La cantidad de características que se han incluido desde autores hasta entes (organismos) varía enormemente. Tenemos por ejemplo el Banco Interamericano del Desarrollo (BID), el cual define la democracia bajo estándares propios, y cualquier país que viole estos perderá cualquier crédito o ayuda financiera. Del mismo modo, autores como Robert Dahl, quien afirma que no existe una democracia propiamente dicha, sino que hablamos de “poliarquías”.

Hablar de democracia y de cada una de las características que conforman el concepto es un debate de no acabar. No obstante, se puede llegar a común acuerdo en algunos factores. Una característica común con la que nos encontramos es la alternancia en el poder.

Podemos hablar de que la democracia en que vivimos gran parte de los países del mundo, esto luego de la tercera ola democratizadora (nombre que le dio Samuel Huntignton a los procesos democráticos que iniciaron posterior a la caída de la Unión Soviética), es parte del sistema liberal imperante y que solo sirve para legitimar un sistema de dominación (hablando en términos marxistas). Lo cierto es que vivimos en esta realidad y, quiérase o no, en estas democracias. Los gobiernos de izquierda que fueron proliferando en la región desde 1998, alcanzaron el poder dentro de esta democracia. En algunos cambió a una democracia más radical y en otros se mantuvo estática, pero sigue siendo el mismo sistema.

Conscientes de esto, algo que debió quedar en la mente de todos es que tarde o temprano el proceso iba a cambiar de rumbo. A no ser que retomáramos las medidas fraudulentas que otrora se utilizó en países como México, con el PRI, o los pactos entre cúpulas, como fue el caso del puntofijismo en Venezuela, era inevitable el retorno de los partidos de derecha y centro-derecha a los gobiernos.

Desde 1998 que en la región se ha dado un surgimiento tanto de gobiernos de izquierda como de nuevos partidos, posicionados en ese espectro político, con capacidades de disputar elecciones. Pero a la par de esto, los partidos de derecha fueron adaptando su estrategia y su discurso a los tiempos cambiantes. Una suerte de resiliencia en un momento que fue adverso para ellos.

En el caso argentino, encontramos al PRO (Propuesta Republicana), partido que llevó al poder a Mauricio Macri, el cual comenzó su actividad política desde lo más pequeño, siendo un partido distrital.

El partido de Macri inició en la ciudad de Buenos Aires, con ayuda de una fuerte inversión en propaganda logró obtener diputados en Capital Federal y el distrito de Buenos Aires (únicos lugares donde se hallaba inscrito). Posteriormente, Macri logra obtener la jefatura de gobierno de la ciudad de Buenos Aires. Ya en este punto, el PRO comenzaba a crecer en adherentes, extendiéndose en 2011 a provincias como Mendoza, Tucumán, La Pampa, etc. y en 2013 se extiende a Córdova.

Todo este crecimiento se daba en el mismo momento en que Argentina pasaba por una inestabilidad económica, además de serias acusaciones de corrupción (la mayoría de ellas con dudosa veracidad) lanzadas desde los medios de comunicación, afines a la oposición, contra el gobierno. Fue así como el 2015 logra la ajustada victoria contra Daniel Scioli, lo que lo llevó a la presidencia de la república.

Un caso diametralmente distinto es el brasileño, el cuál fue producto de un golpe de estado. Para lograr llegar al poder y asegurar cierto nivel de estabilidad, el PT brasileño tuvo que pactar con el Partido del Movimiento Democrático (PMDB), el cuál se posicionaba en el centro político. Pero así como el centro puede ser tomado con la izquierda, también lo puede ser por la derecha.

En Brasil, los partidos de la oposición no lograban conseguir la votación necesaria para expulsar al PT del Palacio de Planalto. Es por esto que, aprovechando el alto contingente legislativo con el que cuenta el PMDB, la derecha decidió pactar con este partido. Su dirigencia aceptó el nuevo pacto en medio de un ataque constante de los medios de comunicación contra la imagen de la presidenta Rousseff y del PT en general.

En Brasil aun falta definir cómo irá el rumbo político, luego de que nombraran a Lula nuevamente como candidato y ver que la oposición se ve seriamente dañada en su imagen por nuevas acusaciones de corrupción.

Esta nueva ola, con diversas tácticas políticas y comunicacionales se repite en otros países de la región. En Ecuador vemos como el balotaje entre Lenin Moreno y Guillermo Lasso ha cortado la respiración al correismo, que esperaba un porcentaje mayor o ganar en primera vuelta.

En Bolivia, mientras tanto, la derecha se encuentra dividida pero no por esto débil. Se ha recurrido a casos de manipulación de información comprobada (caso Zapata), pero también se ha aprovechado errores en que el oficialismo ha caído, reiterado o no ha solucionado. La mayor ventaja que ostenta el gobierno es el propio liderazgo de Evo Morales, liderazgo que mantiene a flote al MAS. Es indiscutible que la figura del presidente, cómo ocurre en varios países de la región, pesa más y obtiene más votos que el partido que lo apoya.

En Venezuela es donde se da la coyuntura más crítica. Debido a la crisis de abastecimiento que existe, producto de una guerra económica con distintos frentes, el descontento con el oficialismo fue aumentando. La derecha, dueña del oligopolio alimenticio en Venezuela (Empresas Polar, por ejemplo), intentaron aprovechar esta situación sin mayores resultados. El gobierno ha logrado mantenerse estable dentro de todo y aunar fuerzas, no sin una notoria disminución de su apoyo. Por otro lado, la Mesa de Unidad Democrática se encuentra enfrascada en peleas internas que le impiden tener un liderazgo claro. Esta división ha llegado a la sociedad venezolana, reflejándose en una falta de apoyo por considerar que no es apta para ocupar cargos de gobierno aun.

En todos los países en que la izquierda gobernó, se lograron hacer grandes avances en materias sociales. Las políticas públicas realizadas durante más de 10 años en cada país han caldo hondo y generaron un path dependence dentro de la política interna.

En Argentina, el actual gobierno ve con dificultad el avance de políticas de corte neoliberal sin que estas encuentren roces con las políticas sociales. Vemos como los sindicatos se han empoderado de esos logros y cualquier cambio brusco puede detonar un estallido social.

En Venezuela vemos lo mismo, leyes como la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras (LOTTT) serán muy difíciles de cambiar. Si bien se perdió la mayoría dentro de la Asamblea Nacional, el PSUV controla la mayoría de los sindicatos, consejos comunales, etc. No se debe olvidar que estas organizaciones son un peso importante dentro del escenario político.

¿Existe un problema con el recambio de gobierno? No, como ya expuse al inicio, es algo normal en los regímenes democráticos. Si alguno esperó que los gobiernos de izquierda iban a durar hasta el fin de los tiempos, pecó de ingenuidad.

Entonces ¿cuál es el verdadero problema? Pues que no sepamos ser oposición, ese es el problema que se nos presenta y se nos presentará. Acostumbrarnos a ser gobierno y solo manejarnos en esa arena es un error, tenemos que saber cómo nos moveremos en la otra vereda.

El chavismo puede que haya perdido la Asamblea Nacional, pero no significa que esté muerto. El PSUV ya se ancló dentro de la política venezolana e imaginarla sin este partido resulta difícil. Del mismo modo es el caso argentino, donde el Frente Para la Victoria es, efectivamente, un conglomerado de peso.

Tener el poder no es sinónimo de estar en él, ya que no es vertical, sino que es complejo en sus formas. Las ideas y acciones que se tomaron durante más de 10 años seguirán, algunas se cambiaran, se reformaran, etc. pero ya se generó un cambio. Lo importante es ver cómo nos moveremos en el futuro.


“Derecho a la Ciudad y derecho a la educación: dos realidades interdependientes”. Jordi Collet Sabé

marzo 24, 2017

Presentación de la primera sesión plenaria de la Asamblea general de la Asociación Internacional de Ciudades Educadoras (AICE). Granollers 23 de marzo 2017

Dice David Harvey “Que no podemos separar el tipo de ciudad que queremos, de la forma de vida que queremos llevar y del tipo de personas que anhelamos
ser”. Así es, esta primera sesión de debate, de duda, de reflexión y de propuestas de la asamblea general de la AICE versa sobre esa moneda que tiene dos caras
absolutamente interdependientes: el derecho a la ciudad y el derecho a la educación.
En un momento especialmente complejo y adverso de este cambio de era que vivimos, es más imprescindible que nunca volvernos a hacer las preguntas clave:
¿qué ciudad queremos? ¿qué educación anhelamos? ¿qué tipo de personas y de sociedades queremos ser?

En efecto, durante 50 años, el estado y el mercado han sido las respuestas dominantes a estas preguntas clave qué ciudad, qué educación y qué subjetividad queremos. Pero hoy somos plenamente conscientes que sus respuestas ya no son válidas. Especialmente des de los años 80, con la hegemonía del neoliberalismo, estado y mercado se han dedicado a producir una ciudad y una educación cada vez más cercada, más encerrada, más privatizada.

La ciudad y la educación está cada vez más llenas de “cercamientos”, de “enclosures” como dirían Elinor Ostrom o David Bollier. Unos cercaminetos urbanos o educativos que incluyen a los privilegiados y excluyen a la inmensa mayoría a los márgenes. El derecho a la ciudad y el derecho a la educación están cada día más en riesgo.

Por eso la Asamblea de la AICE quiere preguntarse de nuevo esta tarde por esos derechos fundamentales: el derecho a la ciudad y el derecho a la educación.
Según mi parecer, esas preguntas clave tienen matices nuevos que nos invitan a interrogarnos sobre estos derechos des de tres nuevas miradas:

1. Primera mirada: La ciudad y la educación no son singulares, son plurales. Existen muchas ciudades dentro de cada ciudad y muchas educaciones dentro de cada educación. Así, una primera perspectiva a ser incorporada en nuestro debate hoy es que, tal vez, nos pueda resultar sugerente hablar del derecho a las ciudades y el derecho a las educaciones. A todas las ciudades y a todas educaciones. Porqué des de la Carta de las Ciudades Educadoras de 1990 sabemos que cada tiempo,
cada espacio y cada relación educa y nos educa, transforma y nos transforma. Y no podemos tolerar que, para muchas personas, haya ciudades y educaciones que sean inaccesible, que sean cercamientos exclusivos de unos pocos. Pensar los plurales de ciudad y de educación nos puede facilitar pensar en esos derechos para todo el mundo.

2. Segunda mirada: el derecho a la ciudad y el derecho a las educaciones como dos caras de la misma moneda. Decía Katarina Tomasevski, relatora especial de la UNESCO sobre el derecho a la educación, que para que este derecho pueda ser realmente ejercido tienen que darse cuatro condiciones (las conocidas 4 A en sus siglas en inglés: Available, Accesible, Acceptable, Adaptable). Traduciéndolas un poco, podemos encontrar tres condiciones para que el derecho a las ciudades y a las educaciones se den de verdad:
– Toda la ciudad y todas las educaciones deben estar disponibles para todo el mundo a lo largo de toda la vida. Ni en la ciudad ni en las educaciones hay que encontrar cercamientos, barreras, vallas o muros. Físicos o simbólicos, económicos o urbanísticos, Como diría Nancy Fraser, una ciudad y unas educaciones justas son las que trabajan para remover todas esas injustas barreras.
– Las ciudades y las educaciones deben reconocer y partir de los poderes, los saberes y las capacidades de todas las personas. A menudo, estado y mercado nos han tratado y nos tratan o como clientes o como usuarios. Como personas pasivas. Pero como dice Harvey “El derecho a la ciudad y a la educación no son simplemente el rececho de acceso a lo que ya existe, sino el derecho a cambiarlo a partir de nuestros anhelos más profundos”. Es decir, el derecho a la ciudad y las educaciones no va de aceptar lo que hay o escoger lo que nos proponen sino, sobre todo, tiene que ver con el derecho a construir juntos y juntas a partir de nuestras
capacidades, saberes y poderes, personales, familiares, vecinales y colectivos. Construyendo juntos y junta en lo que nos es común y por el bien común. Va de co-producir, de con-vivir, de co-operar, de com-partir… en definitiva, va de comunizar la ciudad y la educación. De co-producirlas juntos y juntas.
– En tercer lugar, partimos de que cada territorio y cada persona es diversa y por ello, un tesoro. El derecho a la ciudad y a las educaciones es también
el derecho a la singularidad, a la diversidad, a la riqueza y al conflicto que todo ello conlleva. Estado y mercado nos han remarcado que el conflicto urbano y el conflicto educativo es negativo per se, porqué cuestiona el status quo. Lo que les molesta es la diversidad. Pero en la ciudad y en las educaciones el conflicto es algo normal, natural y puede ser positivo. Como dice Joan Subirats, una democracia no es más fuerte como más consensos genera, sino en función de la cantidad de conflictos que es capaz de contener, encauzar y hacer fructificar en algo nuevo y mejor paratodo el mundo.

3. Tercera mirada: Ciudad, educación y subjetividad. A menudo, el derecho a la ciudad y a las ciudades se plantea como un derecho vinculado a lo exterior, a lo “objetivo”, a lo físico. Pero en realidad, el derecho a la ciudad y las ciudades es algo también subjetivo y que tiene mucho que ver con el tipo de persona y de relaciones interpersonales que estamos produciendo. La ciudad educa y nos educa, y las personas con una u otra subjetividad producen una u otra ciudad. El estado y sobretodo el mercado nos han educado en una subjetividad muy masculina, basada en la autosuficiencia, la competición, el gerencialismo, los ránkings… y
esa es la ciudad que estamos produciendo día a día las personas que hemos sido educadas en esos valores. Por eso, el derecho a la ciudad
nunca podrá conseguirse sin un derecho real y pleno a la educación crítica. Lo subjetivo y lo urbano, la carne y la piedra, el derecho a la ciudad
y el derecho a la educación no son más que dos caras de la misma moneda, dos realidades interdependientes que se necesitan para construir un presente y un futuro mejores para todo el mundo. Por eso, la doble pregunta que orienta esta sesión de tarde es:
¿Qué ciudad para qué educación – qué educación para qué ciudad?


Record especial per l’Oriol

marzo 24, 2017

Avui, Sant Josep Oriol, era dia senyalat a casa nostra.

El meu espòs es deia Oriol i, no cal dir, que festejàvem, amb la família, el seu sant.

Et trobem a faltar.

La teva mirada ens manca.

T’estimem!


Assemblea General de l’Associació Internacional de Ciutats Educadores

marzo 23, 2017

Interessant encontre a Granollers de persones procedents de 60 ciutats de 15 països, que, durant dos dies discutiran, a Granollers, en l’Assemblea General de l’Associació Internacional de Ciutats Educadores.

Han programat activitats obertes a la ciutadania, que, avui, ens han permès escoltar a Josep Mayoral alcalde de Granollers i a Emilia Sáiz, secretària general adjunta de CGLU -Ciutats i Governs Locals Units- , en un interesant Diàleg menat per Jordi Collet, Professor de Sociologia de l’Educació de la Universitat de Vic que ha engegat l’encontre dient que hem d’afirmar, amb contundència:  que tots tenim Dret a la Ciutat i a l’Educació. Que hi ha preguntes clau: quina ciutat i quina Educació volem, en un món en el que tristament, no existeix educació per a tots. Tenia de participar en el Diàleg l’alcaldessa de Madrid Manuela Carmena que, no ha pogut ser-hi present però ha enviat un Vídeo de salutació i unes qüestions pel Diàleg.

Han estan d’acord en afirmar que, l’Educació,  ha de ser justa, sense barreres. Que els educadors han de reconèixer des del saber de totes les persones, en tant que persones, no només en tant que usuaris. Han insistit amb la necessitat del dret a canviar, a somniar. Que educar no pot ser una gestió amb llums de mira curtes sinó llargues, compartint-produint. Reconeixent que, a cada territori hi ha persones diverses. Que el conflicte urbà educatiu ha de ser sempre positiu, per tal que l’educació sigui crítica,  no masculinitzada

Les qüestions? Quina ciutat per l’educació volem? Quina Educació per la ciutat aspirem a tenir?

Emilia Sáez i Josep Mayoral han insistit en la necessitat d’eliminar tots els riscs que la segresten. Que cal posar els ciutadans en el centre de la ciutat per poder construir la convivència, Dret permanent. Mayoral ha senyalat que cal Inventar, construir lo no inventat. Sáiz ha deixat clar que, per salvar la Democràcia, fa falta la fortalesa del món local, que eviti repetir els errors dels Estats.

Han tingut un gran record per la bona feina feta per Pasqual Maragall i Marta Mata, persones que van obrir portes i finestres amb ciutadans participatius.

Som ciutats educadores perquè ens empenyem a ser-ho. Educar és aconseguir fer persones responsables. Cada ciutat és diferent per tant, no hi ha fórmules. Han deixat clar que, l’equivocació “no forma part de la nostra Educació.”

 

 


Tertulia a Radio Granollers

marzo 22, 2017

Avui, conduïts per l’Elisenda, hem tingut Tertúlia interessant a Radio Granollers amb la Montse Eras i el Vicenç Relats.

Hem parlat del Dinar d’aprofitats -referint-nos als aliments-,  que es farà el 8 d’abril a la Porxada de Granollers, organitzat per diverses Entitats. Tindrà com a referent l’Ada Parellada que cuinarà amb tots aquells que hi vulguin participar. Calculen que seran unes 300 persones.

Si algú no s’ha apuntat encara i, està interessat a participar, encara hi és a temps. Hi haurà moltes activitats complementàries a l’entorn de l’efemèride, que s’aniran anunciant.

Hem parlat del nou coordinador de l’ANC de Granollers Manel Gener Ferrer que relleva a Adolf Belío. De l’emoció del moment, de la feina feta i de la que cal fer encara.

El tema estrella ha sigut els 50 anys de Lluis Llach als escenaris de la cançó, de la carrera artística i el compromís del nostre cantant-poeta-polític. Hem recordat moments estel-lars prop de Lluis Llach, les nostres-seves cançons preferides.

Tots hem fet esment de l’Estaca, la que ens va fer de guia quan tot era més negre i confós que ara.


A %d blogueros les gusta esto: