Mireia Belmonte. Campeona del mundo en 200 metros Mariposa

julio 31, 2017

Mireia Belmonte es campeona del mundo en los 200 metros Mariposa,  después de una carrera excepcional en la que ha conseguido la Medalla de Oro.

Ganó también dos Medallas de Plata: en los 400 metros estilos y 1500 libres, en los Campeonatos del Mundo llevados a cabo en Budapest, superando sus logros de Barcelona 2013 donde consiguió: Dos Platas y un Bronce

Mireia Belmonte tiene 26 años, lo que hasta hace muy poco era considerado barrera insalvable para las nadadoras. Ah! Y ha nadado, además, afectada de un fuerte catarro que le ha amargado la competición.

Mireia ha sabido sobreponerse a todo, lo que confirma lo grande y extraordinaria que es, en tanto que deportista y en tanto que persona.

Felicidades y, a disfrutar la Medallas.


UNA MESA…

julio 31, 2017

¿Para qué sirve? Elemento relevante no importa dónde.

Acompañada de unas sillas se convierte en punto de encuentro, de negociación y discusión. Espacio donde aprender a escuchar, a dirimir, a contrastar pensamientos e ideas, elementos a poner en primera línea de cualquier combate-propuesta. Tristemente, algunos, la utilizan para mostrar e imponer su dominio sobre los demás, sin opción a moderar algunos nefastos criterios, que mantienen adocenados a una gran mayoría servil.

Mesa que sirve para rodearse de familia y amigos. Que además de disfrutar de una buena comida, sirve para romper  hielos, los que entre todos hemos permitido solidificar. Es imprescindible que las aguas recuperen su cauce, no se congelen, y sean aprovechadas para la vida.

Mesa donde precisar que Necesitamos “urgen”,  deshielos en prensa, demasiados hablan sin conocimiento de causa o, porqué el dueño del periódico en el que escriben así lo exige y pone vetos en demasía. En la TV, no permitiendo algunos programas que, en lugar de ilustrar, adormecen y aborregan. “Demasiados”, faltos de criterio, siguen como si se tratase de una luz que les guía. Se sienten y actúan cual los protagonistas.

Mesa que, quienes dirigen la Humanidad, deberían abrir a quienes con conocimiento de causa, están preparados para ayudar a encontrar el Equilibrio justo para sobrevivir. Pueden construir una nueva realidad: social, económica, política, donde no sea únicamente el poder del dinero el único amo y señor del Universo, cual ahora. Ahora, deben emigrar a otros países donde su saber es bien aprovechado-remunerado. ¡Triste!

Mesas de Solidaridad con aquellos que necesitan ayuda. Que debieron abandonar país y familia en busca del sustento de los suyos. Inmigrantes que ya casi nadie se acuerda de ellos pero, son millones. ¿Hacia qué lado tienen puesta su mirada los-nuestros políticos?

Mesa en la que podamos discutir sobre cómo queremos que sean nuestros pueblos y ciudades. Abierta no solo a unos pocos cual sucede, sino a todos aquellos que puedan aportar razones e ilusiones para seguir caminando, disfrutando del don de la vida mientras la tengamos.

Mesa donde mirarse a los ojos, demasiados no se dejan, no miran. Nunca se sentaran con quienes no consideran de su alcurnia. Imprescindible para dirimir conflictos, para impulsar CULTURA, la gran “desconocida”, que ayudará a crear nuevas formas de vivir-pensar-actuar. Recordamos viejos tiempos cuando el dictador decía: “a más Cultura más conflictos.” Exijamos nuestros derechos con nuestro ¡SÍ a la Cultura!

Solo con muchas mesas de Dialogo, construiremos un futuro digno que impulse la Educación y, a partir de ella, ayudar a que nadie se sienta postergado. Aquí hay un “pero” importante: Instándoles a trabajar a beneficio de todos. Me recuerda aquella frase que los niños, en edad temprana repiten a menudo cuando cogemos alguno de sus juguetes : ¡Es mío!

¿Saben? Algunos empresarios deben traer de fuera de nuestro país personas que quieran trabajar. Aquí, NO las encuentran.

Otro “pero”. Las horas de trabajo deben ser remuneradas de forma que permita vivir con dignidad. Que todos sepan que su trabajo les servirá para vivir y abrirse a un futuro: Permitirse unos estudios, ir de vacaciones, vestirse…

De lo contrario, cobran del paro mientras pueden, trabajan unas horas en “negro” y, así, hasta que termina su derecho a cobro. Luego a buscar un nuevo trabajo que les permita cotizar de nuevo. Y así, sucesivamente.

¿Baja el paro? Pura falacia. Intenten averiguar y verán que no miento.

 

erán que no miento.


Venezuela: No hay quien pueda con el pueblo de Hugo Chávez. Carlos Aznárez

julio 31, 2017

30 de julio 2017. Escribo esta nota desde las entrañas y con toda la parcialidad que el momento que vive el continente exige. Conmovido hasta el límite por la nueva demostración de sabiduría, valentía y entusiasmo que brindó al continente el pueblo bolivariano.
¿Qué no han hecho en estos últimos meses los enemigos de la paz para que este día venturoso no llegara nunca? ¿Qué no ha generado la maquinaria de muerte y terror de una oposición que hoy ha quedado aplastada por toneladas de votos para que usted doña y usted don, se quedara paralizado en su vivienda y no saliera a cumplir con el mandato histórico de derrotarlos?.
Apelaron a todo: a querer matar de hambre con el desabastecimiento, a que niños y ancianos padecieran la falta de medicamentos elementales, solo por poner al chavismo de rodillas. Mientras en los barrios y parroquias humildes de cada gran ciudad surgían colas (a veces de desespero) para conseguir leche, harina pan o papel de baño, ellos, los opulentos de siempre se jactaban que en sus barrios del Este todo les sobraba. ¡Criminales!
Cuando esa maldita guerra económica ya no les alcanzaba movilizaron todo ese dinero que les llega por millones desde Miami o los centros de poder occidental adversos a esa Revolución que quisieran ver enterrada, y generaron otro tipo de guarimbas, más letales, más destructivas, más inimaginables para cualquier persona con sentido común.
Quemaron vivos a sus propios vecinos, lincharon con horcas que rememoraban al Klan estadounidense, o a golpes de bate de béisbol. Asesinaron por doquier, y se “enorgullecieron” de hacerlo porque para ello tenían y tienen a los medios hegemónicos de su lado. ¡Criminales!
Hoy mismo, desesperados porque el pueblo no les responde destruyeron máquinas de votación y atentaron con explosivos, allí en pleno centro de esa plaza de Altamira que utilizan como santuario, a guardias nacionales bolivarianos. Su propuesta siempre es el terror y se sentían impunes hasta hace muy poco, cuando las Fuerzas Armadas Bolivarianas (a las que intentaron vanamente quebrar) ganó las calles para defender al pueblo.
A nivel de presión internacional, estos que hoy no saben como explicarles a sus amos qué es lo que ha ocurrido, también tuvieron un acompañamiento descomunal. No faltó nadie en el tren de la injerencia y la desestabilización. Desde Trump con sus sanciones económicas y nueva forma de bloqueo hasta las maniobras de Almagro, la OEA, Macri, Temer, Bachelet, Kuzinsky, Cartes, Rajoy, Felipe González y la madre que los parió. Todos y todas ellos se anotaron en la lista de los posibles “reconstructores” de la Venezuela destruida por los cachorros locales del ISIS. Se imaginaban Libia e Iraq, pero no se dieron cuenta que Venezuela se parece más a la victoriosa Siria de Bachar y el pueblo hecho ejército.

Por fin, arribaron a esta última semana, de bomba en bomba, de incendio en incendio, de amenaza internacional a discurso provocador. Pusieron todo lo que tenían y más, para que Caracas ardiera por los cuatro costados y que algunos Estados se fragmentaran en islotes “balcánicos” frente al gobierno “tiránico” de Maduro. La CNN bramaba de mentiras, “El País” españolazo convocaba, junto a Felipe González, a un golpe militar. ¡Patéticos!
Todo este derroche para que un pueblo no votara. Parece broma, cuando los que tanto se llenan de la palabra “democracia” se oponen ahora a que el soberano emita un sufragio. Lo que no harían (ya lo sabemos, por experiencia) si este pueblo harto de provocaciones decidieran tomar otros caminos de autodefensa!
Sin embargo, el famoso “Día D” de la MUD se fue postergando hora a hora, el paro general quedó chamuscado por falta de apoyo, las barricadas del miedo se redujeron a su barrios y tanto destruyeron que hasta sus propios alentadores (los vecinos que antes les abrían sus puertas para que cargaran gasolina en sus molotov) empezaron a regañarlos y a apartarse. Un fiasco esta “resistencia” que jamás debería haber osado apoderarse de esa sacrosanta palabra de nuestros pueblos de la Patria Grande.

Hasta que llegamos a este domingo de júbilo para la democracia participativa. La gente salió a votar desde las primeras horas, desbordó algunos centros como el Poliedro de Caracas, cruzó ríos y caminó por montes (como en Táchira) para evitar a los violentos, se fueron ayudando unos a otros, mano con mano, haciendo de la fraternidad un símbolo tal que los mercenarios del MUD jamás habrán de conocer. Esa sublime dignidad que no se forja en el poder del dinero, sino en lo que el Comandante Eterno Hugo Chávez tanto repetía: “amor con amor se paga”.
El voto se hizo masa, y la masa arrasó con toda la carroña que intentó insuflar el imperio y sus discípulos locales. Este domingo es de gloria. Solo basta ver la impotencia en los rostros de los “comunicadores” del sistema. Queda reafirmada la Revolución, el liderazgo de los de abajo, los poderes comunales, la fuerza indestructible de la unidad pueblo y ejército, el mandato de Nicolás Maduro y por sobre todo el legado de Hugo Chávez Frías. Todos estos elementos se combinaron para que las mujeres y hombres de Venezuela se sintieran más bolivarianos que nunca y se echaran la mochila al hombro para salir a votar. Vencedores, alegres y rebeldes, auténticos resistentes para imponer la paz, le guste a quien le guste.
A partir de mañana, comienza una nueva etapa, el enemigo planeará nuevas maldades pero está herido del ala, y los que hoy se jugaron el cuerpo para decirle presente a la Revolución, exigirán profundizarla, corregir los errores, eliminar las barreras burocráticas, eliminar a los corruptos. Querrán más socialismo. ¿Con todo lo hecho este domingo, quien se animará a decirles que esperen, que aún no es tiempo?


7ème anniversaire du Droit à l’eau et l’assainissement : où en est-on aujourd’hui ? France Libertés

julio 31, 2017

28 juillet 2010 : les Nations Unies reconnaissent le droit de l’Homme à l’eau comme un droit fondamental, essentiel à la vie. Sept ans plus tard la France ne semble toujours pas prête à concrétiser son engagement.

Alors que nous sommes au 21ème siècle, une époque synonyme de modernisme, de richesse, d’avancée technologique et de prise de conscience écologique, la France n’a toujours pas reconnu le droit à l’eau. Pire, elle l’a concrètement ignoré en rejetant en février 2017 une proposition de loi issue de travaux coordonés par la Fondation France Libertés, la Coalition Eau et plusieurs autres associations visant à la mise en œuvre effective du droit à l’eau en France.

Amendement après amendement, le texte a été volontairement vidé de son contenu en subissant une opposition systématique et aveugle du groupe Les Républicains, qui a même jugé contestable le premier article du texte qui inscrivait simplement le droit à l’eau potable et à l’assainissement dans le droit français. C’est pourtant le Président Nicolas Sarkozy qui avait porté la signature de la France devant les Nations Unies en 2010.

Si la France ne reconnait pas le droit à l’eau et à l’assainissement, elle reconnait néanmoins le droit à un logement décent. De celui-ci résultent certaines garanties permettant notamment à toute personne ou famille éprouvant des difficultés particulières d’avoir accès à une aide de la collectivité afin de disposer de la fourniture d’eau, d’énergie et de services. Les coupures d’eau pour impayés dans une résidence principale ont ainsi été interdites par l’article L 115-3 depuis le 15 avril 2013, ce qui n’empêche malheureusement pas certaines multinationals d’y recourrir encore quatre ans plus tard. Dans un pays ou les politiques ne veulent pas faire du droit à l’eau pour tous une priorité et qui préfère laisser les multinationales faire leur loi, la défense de ce droit est devenu notre combat quotidien.

Malgré l’inertie de l’Etat français qui fait semblant d’ignorer la résolution de l’Assemblée Générale des Nations Unies reconnaissant le droit à l’eau potable et à l’assainissement comme un droit humain essentiel, nos associations continuent de se mobiliser pour la reconnaissance du droit à l’eau afin que cette ressource vitale puisse être accessible à tous et partagée pour faire humanité.

Certains combats sont longs mais si nous sommes déterminés nous finirons par atteindre notre objectif : le droit à l’eau et à l’assainissement pour tous effectif en France et dans le monde.


¿Punto de encuentro? Una mesa

julio 30, 2017

Hoy no ha sido un día cualquiera. Encuentro con amigos alrededor de una mesa con comida extra: un Asado argentino que nos emocionó, manjares exquisitos que aprendimos a degustar por el orden en el cual deben comerse. Gracias Joaquín.

 

Compartimos pues mesa y tertulia con amigos entrañables. Conversación amena, interesante, variopinta con Francina, Ana, Txell, Frederic, Joaquín.

Sin nadie que nos apresara, obviamos los relojes. Palabras-miradas-complicidad-atención.

Con ganas de escuchar opiniones hemos conocido los intereses de unos y otros. Cual una gran familia hablamos de nuestras vidas-trabajo-esperanzas.

De la economía que nos ahoga. De la precariedad del trabajo no importa cual.

Del futuro de este mundo que viaja a ninguna parte. Del país. De Europa.

De la violencia que acecha no importa dónde. De vivencias especiales. De cómo planear el inquietante avenir.

De la necesidad de promocionar CULTURA, y cómo culturalizar para que los seres humanos todos, seamos un poco más felices.

De la urgencia en priorizar la conversación, en detrimento de las maquinitas que todo lo saben y agobian. De manera especial a nuestros niños y jóvenes. Cuanta felicidad que, demasiados no saben aprovechar. Mirense a los ojos, abracense, hablen con sus famílias, con sus vecinos. También con desconocidos que, a partir de aquel momento ya no lo seran.

 

 

 


Paco Ibáñez en Temps Incerts. Vicent Luna

julio 30, 2017

Als vuitanta-tres anys l’incombustible Paco Ibáñez  continua pujant als escenaris. Així ho va fer el darrer divendres al jardí de la Casa de la Marquesa per cloure la XXXIV Escola d’Estiu de Gandia, acompanyat, en algunes cançons, per Mario Mas a la guitarra. Tot i l’edat, que mai no perdona, Ibáñez continua galopant ací i allà, pregonant els poemes dels nostres poetes, enviant missatges a una societat que camina, com deia l’eslògan d’aquesta escola d’estiu, en Temps Incerts. I és que cantautors com Paco Ibáñez en queden pocs. I em referisc, és clar, a cantautors compromesos, fidels i coherents amb allò que prediquen. I aquesta coherència, una vegada més, la vàrem poder constatar l’altre dia a Gandia.
Al meu parer fou un concert memorable, entranyable, únic i irrepetible. Vam poder veure un Ibáñez proper i amb moltes ganes de sincerar-se amb el públic valencià, deixant-se portar i contant-nos un munt d’anècdotes. I és que Ibáñez ha tingut una vida de pedra picada, modelada per una família que va haver de patir l’exili i la persecució. Fets que el portaren a viure la infantesa a Barcelona, l’exili a França, l’adolescència a un caseriu d’Euskal Herria, i més tard de bell nou a París per poder-se retrobar amb el pare que fou internat en un camp de treball. Tota aquesta experiència viscuda ha marcat el caràcter d’Ibáñez, un cantautor que s’ha fet a sí mateix, autodidacta.
I ens contà anècdotes de quan visqué al caseriu d’Aduna, a Guipúscoa. Com la d’aquell dia que, a lloms d’un burret que sabia el camí de memòria, hagué d’anar a moldre gra al molí. D’aquella etapa basca Paco Ibáñez l’any 1998 va traure el disc Oroitzen, i d’aquest treball ens cantà, Pello Joxepo, una cançó basca que sa mare li cantà moltes vegades. De son pare, que era ebenista, aprengué a fer castanyoles i amb el seu germà anava a vendre-les a grups de flamenc que anaven a París. D’aquella estada a França fou quan descobrí a  Georges Brassens, Edith Piaf, Jacques Brel, Barbara, Gribouille, Servat, Serge Utgé-Royo, Capart y Atahualpa Yupanqui.
El recital l’encetà amb La más bella nina, la primera cançó que va fer l’any 1956, sobre un poema de Luís de Góngora. I tot seguit anà intercalant cançons de poetes, com ara Quevedo, Miguel Hernández, León Felipe, Gabriel Celaya, Federico García Lorca, Pablo Neruda, José Agustín Goytisolo Salvador Espriu… Poemes d’amor com Palabras para Julia o Como tu, però on veiérem l’autèntic Paco Ibáñez fou quan ens cantà totes aquelles cançons de caire reivindicatiu com La mala reputación, Andaluces de Jaén, Soldadito Boliviano, Lo que puede el dinero, Ya no hay locos, Me lo decia mi abuelito, me lo decía mi papà…. I en moltes d’aquestes cançons demanà la col·laboració de la gent, un públic que no dubtà en participar, doncs sabien moltes lletres de memòria.
Paco Ibáñez, com a bon representant de la cançó protesta, no ha tingut pèls a la llengua i sempre ha dit allò que pensa. I per això en aquest recital, entre cançó i cançó, va fer algunes reflexions molt interessants i sucoses. Reflexions com que en cada nació de l’Estat espanyol la primera llengua important és la pròpia d’aquest territori, i després el castellà. Ell parla perfectament català, eusquera i castellà, i de fet per això té cançons en aquests tres idiomes. Ara bé, no entén massa bé aquesta febre que hi ha de parlar l’anglés, una llengua  que ho controla i ho domina tot. No seré jo qui estiga en contra d’aprendre aquesta llengua que, ens hi agrade o no, s’ha convertit en imprescindible per viatjar, fer negocis… Ara bé, estic amb Paco Ibáñez que hi ha gent que, sense cap mena de vergonya, no és capaç de dedicar el mínim esforç en aprendre la llengua del territori on hi viu, i fins i tot alguns tenen la barra de dir que “se’ls imposa”. En canvi dediquen un gran esforç a aprendre l’anglés, i a sobre s’omplin la boca de patriotisme. Per al jovent també va tindre unes paraules, unes reflexions al voltant del perill de caure en les drogues, de viure una vida immersa en els plaers, sense comprometre’s ni lluitar per res. Segons Ibáñez el rock va nàixer com un moviment reivindicatiu, d’alliberament, però ha acabat derivant, de vegades, en una música inofensiva, innòcua. I, com no podia ser d’una altra manera, parlà de la corrupció dels polítics, de la poca vergonya d’aquest Govern que cal fer fóra i d’una societat hipòcrita embogida pels diners. Els diners que ho embruten tot, com diu en la cançó Lo que puede el dinero: “[…]Y si tienes dinero tendrás consolación/placeres y alegrías y del papa ración/comprarás paraíso, ganarás la salvación/donde hay mucho dinero hay mucha bendición[…]. I també donà la seua opinió sobre el procés sobiranista de Catalunya, tot i afirmant que si hi ha una gran majoria pel sí, caldria donar-los la independència.
Fet i fet, en un món que camina en Temps incerts el recital de Paco Ibáñez fou, al meu parer, molt necessari i escaient. Davant d’una globalització que rossega les identitats, d’una enverinada llengua que va imposant-se, d’una societat que idolatra els diners, d’uns polítics populistes que roben a mans plenes, d’una televisió que fomenta la xafarderia en lloc de fer ciutadans crítics, d’una joventut manipulada per les drogues i certes músiques, d’una societat que camina cap al dret a decidir…, davant d’aquests temps incerts, les cançons de Paco Ibáñez són com missatges en una botella, com glopades d’aire fresc, “com pedres de fona”, que diria Vicent Andrés Estellés. Són cançons que encara ens posen els pèls de gallina i ens ajuden a creure que una altre món és possible,  que ens esperonen a lluitar, “a galopar, a galopar, hasta enterrarlos en el mar”.


Trump boicotea a la humanidad. Boicot a Trump. Federico Mayor Zaragoza

julio 29, 2017

 

Como científico especializado en procesos potencialmente irreversibles –alteraciones metabólicas del neonato que cursan, si no se tratan a tiempo, con grave y permanente deterioro neuronal- escribí en 1984 mi primer ensayo titulado “Mañana siempre es tarde”. En los últimos años he reiterado, con apremio creciente, la alarma que reclama el análisis riguroso del conocimiento científico adquirido sobre la sucesiva pérdida de calidad de la habitabilidad de la Tierra y, en particular, sobre el cambio climático.
Es necesaria e inaplazable la adopción de medidas correctoras para evitar situaciones que marcarían históricamente la incapacidad y oprobio de los actuales pobladores de la Tierra que no supieron cumplir con sus responsabilidades intergeneracionales.
Hace ya mucho tiempo -en 1947- la UNESCO creó la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCM), y puso luego en marcha los programas internacionales geográfico (IGP), hidrológico (IHP), oceanográfico (COI), el “Hombre y la Biosfera”, las Reservas de la Biosfera… Aurelio Peccei, fundador del Club de Roma, ya advirtió en 1971, en “Los límites del crecimiento”, la necesidad imperiosa de adaptar el crecimiento a las exigencias de un mundo finito. Y la Academia de Ciencias de los Estados Unidos alertó al mundo, en 1979, sobre las excesivas emisiones del CO2 y la agresión a la capacidad de recaptura por parte de los océanos -“pulmones de la Tierra”- debido a que el lavado de los fondos de los tanques petroleros en alta mar en lugar de hacerlo en las instalaciones portuarias adecuadas, asfixiaba el fitoplancton, cuyo papel es esencial para transformar en hidrocarburos el anhídrido carbónico… Y en la década de los 80, la Comisión presidida por la Primer Ministra de Noruega, Gro Harlem Brundtland, estableció que el desarrollo debía ser “sostenible” además de integral y endógeno, para poder asegurar, produciendo de nuevo lo que se consume, una estabilidad suficiente de las características ambientales terráqueas. Y Maurice Strong ya había contribuido a la fundación del Programa Medioambiental de las Naciones Unidas (UNEP) y fue luego el gran impulsor y Secretario General de la “Cumbre de la Tierra”, celebrada en Río de Janeiro en 1992, de la que salió la “Agenda 21”. Y el Panel de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático… y la Cumbre de la Unión Europea en Lisboa en el año 2000, que propuso una economía basada en el conocimiento para un desarrollo global sostenible y humano, que sustituyera a la actual economía de especulación, deslocalización productiva y guerra (4 mil millones de dólares al día en armas y gastos militares, al tiempo que se mueren de hambre más de 20.000 personas!)…
Y, ya más cerca, la recomendación expresa del Papa Francisco y del Presidente Obama, los Acuerdos de París sobre Cambio Climático y los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para el período 2015-2030. Parecía que, por fin, gracias a las Naciones Unidas, se había conseguido que los países se dieran cuenta de que era imprescindible actuar sin demora… a pesar de las objeciones que llegaban de los omnívoros “mercados” (poder mediático incluido).
Poco ha durado el respiro de satisfacción que miles de millones de seres humanos (algunos con plena conciencia, otros sin apercibirse) pudieron experimentar. El insólito Presidente Trump ha dicho que NO a los ODS y a los Acuerdos de París… y, obedientes, sumisos, los países de los grupos plutocráticos (G7, G8….) no sólo han asumido aumentos considerables en las inversiones militares y de armamento, sino que -¡qué indecencia!- han eliminado de las agendas de los encuentros el cambio climático y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.
“NOSOTROS, LOS PUEBLOS…” DEBEMOS REACCIONAR. Ahora ya podemos expresarnos. Debemos reaccionar y hacerlo masivamente, en grandes clamores populares.
DEBEMOS anunciar que si Trump boicotea a la humanidad, afectando de manera irreversible el futuro de los seres humanos en su conjunto, la HUMANIDAD boicoteará a Trump, dejando, por ejemplo, de adquirir productos norteamericanos. Y no permitirá que unos gobernantes miopes y amilanados adquieran más aviones para incrementar el poder de unos cuantos, hundiendo al mundo en su conjunto -ellos también- en una situación irreparable.
Ha llegado el momento de no tolerar ni un día más estas irresponsables actuaciones.
Ha llegado el momento de los pueblos.
¡La voz del pueblo! En otro caso, delito de silencio.

A %d blogueros les gusta esto: