Hem perdut l’enteniment?

enero 31, 2020

Massa persones han perdut la manera de ser, de fer, de viure en el lloc que li pertoca.

Tothom vol ser el primer, el número ú i aconseguir allò que els joves d’avui en diuen tenir molts likes... Començant pels politics, acabant pel darrer de la fila…

Els que no som tant joves i hem viscut trifulgues de tota mena, sabem què signifiquen les enveges que, en temps de mal record, podien arribar a ser responsables de molts danys.

Em refereixo, de manera especial, a temps de guerra…  Els que no quèien be a determinades persones, hi havia qui s’ocupava d’apartar-los. Déu nos en guard d’arribar a moments terribles com aquells.

No ens agrada el món que, entre tots hem conformat.

L’enveja, és la pitjor companyia. Fa feredat la força d’aquest pecat, abans dit capital.

D’aquí la nostra preocupació: no perdem  la xaveta, per aquest vici tant cultivat.

Recuperem la dignitat. També en politica, avui tan mal parada. La PARAULA ha de ser el fil conductor.


El lento genocidio wichí: catástrofe humanitaria. Silvana Melo

enero 31, 2020

 

(APe).- Son siete los niños wichí que no llegaron a vivir dos años y que se murieron de hambre y de sed en este enero. El agronegocio desmontó, en los últimos diez años, 1.200.000 hectáreas. Y desalojó a cien mil mujeres, hombres y niños que vivían, comían y se curaban bajo su techo frondoso. La frontera agropecuaria se empuja y se corre e irrumpen la soja y la transgénesis donde estaba el monte. Un pueblo entero entre los árboles queda desnudo e inerme. Y se va muriendo, poco a poco. Con decenas de niños en la frontera de la vida y de la muerte. Ante la dimensión de la catástrofe, los médicos Medardo Avila (lo adelantó en esta Agencia), Carlos Trotta y Emilio Iosa elevaron el pedido a Médicos Sin Fronteras para instalar una misión humanitaria en un territorio donde la presencia del estado elige a quiénes abandona.

Dice el cacique Modesto Rojas que los muertos son nueve. Seguro que tiene razón. Nadie habla con ellos. Dicen las autoridades que hay otros siete muy graves. Dice el cacique Modesto Rojas que son más de veinte los niños que tienen la vida colgando de un hilito, como una llama que se sopla y se va. Y seguro que tiene razón. Nadie habla con los caciques. “Vino Arroyo y no quiso hablar con nosotros”, dice. Apenas habían muerto tres cuando el Ministro de Desarrollo Social pasó por Salta y, de la mano del Gobernador, paseó por donde lo llevaron. Lejos de lo terrible. Con las tarjetas alimentarias como panacea. Para un pueblo en extinción, puesto a morirse lo antes posible para usarles la escasa tierra en la que todavía dejan caer sus huesos por las noches.

Dice el médico Rodolfo Franco, desde las comunidades Misión Chaqueña y Carboncito, a APe: “en mi comunidad no ha muerto ninguno, las dos pertenecen a Embarcación, departamento San Martín. Son Hollywood mis comunidades porque todavía tienen monte para poder enfrentar el hambre. Las del norte son castastróficas”.

En 2009 el diario Crítica publicaba una investigación sobre los vínculos de la familia y de los funcionarios del entonces gobernador de Salta , Juan Manuel Urtubey, con las empresas del desmonte en esa provincia. Urtubey gobernó 12 años. Y la semana pasada se fue a vivir a España.

“Vengo advirtiéndolo desde hace años. He avisado al hospital que hay mucha desnutrición. Pero es un plan premeditado: se trata de sacarles la tierra y para eso primero los tienen que matar; es feo matarlos a balazos. Entonces lo hacen con hambre, con mala educación, con mala salud”. La Organización Mundial de la Salud, dice Franco a esta Agencia, “sostiene que es necesario un médico cada 600 personas. Yo atiendo dos pueblos con 4000 y 2000. A veces mandan algún refuerzo esporádicamente, pero vienen apurados y se van apurados. Yo estoy atendiendo sin parar y los dos ganamos lo mismo obviamente. Los sueldos están muy relegados”.

Dice Octorina Zamora, líder wichi. “¿Tengo la culpa de morirme de hambre cuando me sacaron mi hábitat, me sacaron el monte? En Salta que no haya casi algarrobos, que es alimento principal. Cuando yo era chica no había chicos desnutridos. Entonces ¿qué culpa? Donde había algarrobos no hay nada”. Le habían dicho que el problema era cultural. Que los wichí se llevaban los enfermos y los escondían en el monte. ¿Qué monte?.

Mientras los ex gobernadores se marchan a Europa y los ex presidentes presiden fundaciones del fútbol mundial, desde hace diez años los niños muertos se pueden contar de a racimos, como decía Alberto Morlachetti. Y anotarlos en las listas de los crímenes sociales más crueles, con culpables concretos, con nombres, rostros e historias.

De enero a junio de 2011 murieron trece niños en Embarcación, Pichanal y Tartagal. De desnutrición y de enfermedades parientes del hambre en la Salta que Urtubey había heredado de Juan Carlos Romero. En 2016 se fue un niño por mes en el norte terrible, en la Salta y el Chaco que comparten el desmonte y el desprecio. El último en Rivadavia, una de las parcelas más castigadas de la provincia de los urtubeyes que partieron buscando nuevos horizontes. El verano de 2017 se devoró a 21 niños wichis en Santa Victoria Este, ahí donde la Salta se acaba, como cayéndose en Paraguay. Doce bebés en ese verano brutal de Santa Victoria Este nacieron muertos porque sus madres languidecían de hambre y de sed. Cercadas por el abandono y la desidia.

2020 amanece con otro racimo de niños que se mueren. Mientras el ex gobernador se va y el ex presidente asume en la Fundación FIFA. Ambos responsables de abrir las puertas al exterminio. Ambos responsables, al menos, de no evitarlo.

Mientras se apunta el pánico hacia el coronavirus de la China los niños se mueren de hambre y de sed en el verano feroz sin árboles ni agua del chaco salteño desmontado, desguazado y expoliado.

“Salieron a prohibir la palabra desnutrición al principio, pero no se pudo –sostiene Rodolfo Franco a APe-. Siempre la restringen en los certificados de defunción, no hay que poner síndrome febril, hay que poner otra causa” pero “yo tengo 69 años y 43 de médico y hablo de desnutrición, deshidratación, porque al no poder tener agua para sembrar, cosechar y regar plantas, no pueden hacer nada. La tierra es muy fértil, pero sin agua no hay nada”. Para el médico “forma parte del plan de genocidio. Las balas son caras. Hay que matarlos con cuchillos, como decía un general de la campaña del desierto”.

Modesto Rojas, cacique, habla de “una mujer que murió en Santa María por dar a luz. Fallecieron ella y el bebé”. Para el conteo oficial ya serían siete los niños muertos. Para el de Modesto, casi una decena.

Santa Victoria Este tiene un secretario de relaciones Institucionales de origen diaguita calchaquí, Antonio César Villa. El intendente es wichí. “Lo que más se dificulta es el acceso al agua. En este momento tenemos una sequía que está devastando la región, se nos están muriendo todos los animales que ni siquiera se pueden comer porque muchos de ellos están enfermos”, dice Villa. Mientras tanto el Pilcomayo acecha. “Llega cada vez más caudaloso y en cualquier momento comienza a desbordar en medio de esta sequía”. Es que el río, que baja por los cerros de Bolivia y serpentea por la frontera con Argentina y el sur de Paraguay está tapado en algunos sectores “por el lodo acumulado por inundaciones anteriores; año tras año bajan aludes y se producen inundaciones cada vez más frecuentes, debido al desmonte”, relata Villa con ojos de quien lo vio de cerca.

Las muertes, una por una

Uno. Fue el 7 de enero. No le reconocieron la desnutrición. Tenía un año y dos meses. Era de la comunidad wichí de La Mora, departamento de San Martín. Pegadito a Tartagal.

Dos. Tenía dos años. Murió el 11 de enero en su casita. Era de Misión El Quebrachal. Tenía, dicen, bajo peso.

Tres. El mismo día en Santa Victoria Este. Tenía dos años y era de la comunidad de Rancho El Ñato. Deshidratación por vómitos y diarrea, decía el informe. Insuficiencia orgánica.

Cuatro. El 17 de enero. La nenita tenía dos años y 8 meses. Murió tras ser trasladada de Morillo (en Rivadavia Banda Norte) al hospital de Orán. Tenía diarrea. Culparon a los padres.

Cinco. Fue el 21 de enero en el Hospital Juan Domingo Perón de Tartagal. Era de la comunidad Las Vertientes, Santa Victoria Este. Lo trasladaron en un vuelo sanitario. Culparon a los padres.

Seis. Tenía desnutrición crónica. Lo llevaron a Morillo, desde la comunidad El Tráfico. Lo derivaron al Hospital de Orán y murió en la ambulancia, que se detuvo por fallas mecánicas.

Siete. Murió la mamá en el parto. Y, dice Modesto Rojas, cacique wichí, el bebé también. Ella era de la Misión Santa María y tuvo su parto número doce en su casita sin asistencia. Intentaron trasladarla al hospital pero murió en el camino.

Mientras tanto los doctores Carlos Trotta, (ex presidente de Médicos Sin Fronteras para América Latina), Medardo Avila Vazquez, (Red de Médicos de Pueblos Fumigados), y Emilio Iosa (ex Presidente de Fundación Deuda Interna) elevaron formalmente el pedido de una misión humanitaria que se instale en el NEA ante el horror sanitario que están viviendo los pueblos originarios sobrevivientes en el norte más profundo. “La situación sanitaria es gravísima, el hambre y el estrés del despojo para un pueblo tan manso es terriblemente traumatizante, la desnutrición es generalizada, y niños con marasmo y kwashiorkor (enfermedades derivadas de la desnutrición) al estilo africano se detecta en casi todas las comunidades, la tuberculosis y el chagas tiene índices de incidencia altísimos, la mortalidad materna se sospecha que es muy elevada también”, dice el documento.

La respuesta del estado nacional y provincial ha sido totalmente insuficiente para ayudar a los pueblos nativos despojados de sus bosques. Incluso el gobierno de Urtubey siguió autorizando desmontes a favor de grandes grupos sojeros en el lugar y sus equipos de salud en el terreno son muy escasos y no cuentan con recursos suficientes ni capacidad para enfrentar la crisis humanitaria”. Los médicos Medardo Avila, Carlos Trotta y Emilio Iosa están convencidos de que “la única posibilidad es que una organización humanitaria honesta, eficiente e imparcial como MSF se instale en la zona y desarrolle acciones de contencLa muertión sanitaria y de infraestructura básica, hasta que los argentinos podamos reconocer y dar una respuesta al problema que nuestro sistema productivo está generando a esta población que se estima entre las distintas etnias de casi 100.000 personas”.

Un sistema permanente que transcurre a través de los gobiernos, vena por la que circula el poder real. El que determina quiénes serán parte del mundo que viene y quiénes tendrán que quedar inexorablemente en el camino. La condena ancestral es para aquellos que se hermanaron con la naturaleza para comérsela y bebérsela, para volver a ella como abono y espirituarse como mariposas en el cielo de los algarrobos. Un genocidio que hace cinco siglos y medio que no se detiene.


Contigo. Poema de Luis Cernuda

enero 30, 2020

Me permito plagiar el poema de Cernuda y dedicarselo a Maria…

 

¿Mi tierra? Mi tierra eres tú.

¿Mi gente? Mi gente eres tú.

El destierro y la muerte para mi están adonde no estés tú.

¿Y mi vida? Dime, mi vida, ¿qué es, si no eres tú?


Diálogo en ADN. Entre la octava y la cuarta estrella en una guerra simbólica. Iván Padilla Bravo

enero 30, 2020

Cuando el Comandante Hugo Chávez, en su condición de Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, en ejercicio de sus funciones, tomó la decisión de liderar los procesos para dar cumplimiento al Decreto emanado por el Libertador Simón Bolívar, de incorporar la octava estrella en nuestra bandera, lo hacía siguiendo los argumentos históricos esgrimidos por el Padre de La Patria para reivindicar a la provincia de Guayana y su determinación dentro de las luchas independentistas en Venezuela.

El oposicionismo ultraderechista y archireaccionario en el país, tomó de inmediato la decisión de negarse a tal incorporación de esa octava estrella y, en un acto de sumisa irracionalidad, desplegó por todas partes una batalla para, en el plano hegemónico, «doblegar» a Venezuela y mantener al pabellón patrio tan sólo con las siete conocidas hasta entonces.

No se trató en ningún momento de una polémica argumentativa con determinación política e histórica por un símbolo patrio. No. Una vez más el servilismo de la oposición apátrida se colocaba en el bando ultraconservador y proimperialista empeñado en desestabilizar a Venezuela y vencer a la Revolución Bolivariana para mantener la hegemonía yanqui-sionista en un pueblo que está decidido a ser libre y no seguir siendo parte del «patio trasero» de los EEUU.

En las guerras unilaterales y multifactoriales, planificadas y ejecutadas por los amos del mundo, la cazada por el hegemón contra Venezuela y con el tema de la octava estrella,también la perdieron mientras nuestra Patria, una vez más, reafirmaba su soberanía y decisión de resistir y vencer.

Guardando las distancias, diferencias históricas y características de cada pueblo, me quiero referir a la reciente agresión, en lo simbólico, que un periódico danés acaba de hacer contra la bandera de China, al reemplazar muy alegremente las cuatro estrellas características de la misma y ubicadas en el cuadrante superior izquierdo.

Lo cierto es que el periódico Jyllands-Posten, de Dinamarca, y el caricaturista Niels Bo Bojesen, autor del dibujo, han sido demandados públicamente -por el Embajador de China en Dinamarca- para ofrecer disculpas a la República de China, objeto de una afrenta en el plano simbólico al haber sido intervenida su bandera, modificando intencionalmente elementos de la misma.

Guardando las distancia entre los casos de las banderas venezolana y china, lo cierto es que entre la octava y la cuarta estrella, hay similares expresiones de agresión imperial supremasista contra pueblos a los que el hegemón mundial considera «inferiores» o susceptibles de ser sometidos, degradados o banalizadas sus  soberanías y luchas.

Plantear comparativamente el tema es una invitación a reafirmar la lucha contrahegemónica de los pueblos y a estar alertas ante las permanentes y reiteradas agresiones imperiales, que no debemos dejar pasar y ¡NO PASARÁN!

Ilustración: Jyllands-Posten. Dinamarca


Palabreando: La Bruja. El Brujo. Gustavo Duch

enero 30, 2020

El brujo

La Fertilidad de la Tierra, Invierno 2019.

Isidro García nos lo contó en Benalauría, uno de esos pueblos blancos de cal y calientes de corcho que sobreviven amarrados a las montañas, en la Serranía de Ronda.

Ahora ya está jubilado, pero siempre que puede se acerca a la escuela del pueblo y desde la reja observa cómo se ejerce la que fue su profesión de maestro. Ya no son como él, profesores y profesoras nacidos en esos mismos pueblos o adoptados por ellos. De los casi dos mil enseñantes que hoy cubren las plazas de la Serranía, casi dos mil van cada día desde la ciudad más próxima al trabajo y vuelven cada día del trabajo a la ciudad.

— Estaban los niños haciendo clase de gimnasia en el patio, en el mes de junio, a más de 37 grados cuando, por fin — dice Isidro — el profesor comprendió que había hecho una mala propuesta. Y les dijo, “descansad a la sombra de ese olivo”. Después de esa instrucción imperativa vi cómo uno de los zagarillos se acercó al profesor diciéndole educadamente, “vale maestro pero ese olivo es un sauce llorón”.

Lucía Barrón

La bruja

La Fertilidad de la Tierra. Invierno 2019.

Miento si digo que la abuela de Danilo era medio bruja porque tengo pruebas fehacientes que su condición brujeril lo era al ciento por ciento. Una de tantas la esgrime su nieto cuando cuenta lo ocurrido aquel día en que desde una de las casas vecinas a la de ellos, en unos humildes campos del Brasil, trajeron con urgencia a un niño de año y poco, más blanco que muchos cadáveres.

— Danilo, anda tráeme un puñado de hojas del árbol que da sombra a las matas de café — pidió la abuela con urgencia pero sin perder la calma.

Con ellas en la mano las agitó en fuertes movimientos junto al enfermo a la vez que emitía unos gritos igual de fuertes y de desafinados. Danilo y el resto de observadores, acostumbrados a los extraños rituales de la abuela, no se asustaron aunque existían sobrados motivos. Sólo pasaron tres o cuatro minutos cuando el niño se incorporó, y ya con colores sanguíneos en los mofletes, sonrió.

Más sorprendente fue cómo a la vez, las hojas mágicas del árbol que da sombra a las matas de café que cultiva la abuela se marchitaron instantáneamente entre sus manos, demostrando que la muerte –a la que tanto miedo tenemos– no es más que el antes de la vida.

Lucía BarrónLucía Barrón


Fred. Por. Malaltia. Pobresa. Incertesa….

enero 29, 2020

Menys la mort, tot te possibilitat de superació. Hem viscut i vivim moments complexos que ens ha costat superar. He posat un enunciat que no ens és aliè: fred-por-malaltia-pobresa-incertesa. No tot son flors i violes com dèia la meva iaia. Quanta veritat!

D’aquí la necessitat de viure la vida amb profunditat.  Aprofitar els petits moments que ens depara: son irrepetibles.  Malauradament sovint ens passen desapercebuts, els recordem a temps passat.

Siguem perseverants, no deixem que se’ns escapi ni un segón. Trobem l’ocasió addient per passejar, caminar sense saber on anem gaudint de tot el què ens envolta.  Enraonem amb tothom, escoltem qualsevol insinuació per estrafolaria que ens sembli. És una gran riquesa, sovint desaprofitada. Tenim la sort de viure en un món on ningú és igual.

Siguem capaços de pensar i decidir sense dogmes, en aquest excèntric món que ens ha tocat viure, que entre tots hem construit.

 


Carta abans de la matinada. Josep Maria Boixareu

enero 29, 2020
Amics, amigues
Jo, que sempre he estat un ingenu, em pensava que el nostre enemic era el Madrid de l’Estat i, ara, amb pena, tristor i emprenyat, veig que també en tenim aquí, endemés dels botiflers de sempre.
Ahir els presos polítics que van declarar a la comissió del 155 del Parlament reclamaven UNITAT després del lamentable espectacle viscut el dia anterior al ple del Parlament. Haurem de ficar tot el govern actual i alguns caps de partits independentistes a la presó, a veure si des d’allí dins ho veuen més clar. O, tal volta, els haurem d’enviar a l’exili. Aquí sembla que les cadires son massa còmodes.
Sé que hi ha altres responsables darrera la decisió del president del Parlament, Roger Torrent, però ell és el cap visible en aquest cas: no va voler comptabilitzar el vot del M.H.Sr. Quim Torra com a diputat. Va tenir por; sí va tenir por! I… d’un tribunal electoral, o sigui administratiu. Quina vergonya! Que torni l’enyorada Carme Forcadell, la presidenta coratjosa que es va enfrontar amb el T. Constitucional! Per aquest motiu és a la presó. I, perquè hi son tots el demés? I els exiliats? Perquè des de la còmoda cadira de la llibertat traïm la seva gosadia i patriotisme?
Roger Torrent i tots el qui l’han recolzat han donat el cop de gràcia al moviment independentista per molt de temps. Els més vells ja no confiem en veure la República Catalana. Quina pena! quin desengany!
Jo, admirador d’Oriol Junqueras i, sovint, votant d’ERC, estic decebut i els meus vots no tornaran cap a ells si no rectifiquen de manera ràpida i rotunda. Em considero traït. No soc de cap partit; soc independentista i ara només em queden dues opcions.
Hi ha hagut, no explicacions, sinó excuses de mal pagador: Què és això de la desobediència “estèril”?  Per què vam votar l’1-O?  Per què hem sortit al carrer tantes vegades?  Per què hi ha tants desobedients a la presó, a l’exili, repressaliats, perseguits?  Per què alguns dels que cridaven a la desobediència, republicans independentistes, han estat els primers d’arrugar-se i enviar-ho tot en orris? Tenir l’enemic a casa és incòmode, insuportable. Jo no penso marxar; o sia que…
Quin pacte hi ha entre ERC i el PSOE. Ho volem saber!!!  Volem explicacions Clares.  No ens val, al menys a mi, el pragmatisme traïdor. Prefereixo les porres i els tancs a la vergonya i el deshonor. Han aconseguit el què l’enemic volia.
Cada vegada admiro més el president Torra. Convocarà eleccions, però despès d’haver aprovat el pressupostos, tant necessaris!  Això és un estadista que posa el país pel damunt seu i del partidisme!  Res mes..
Tan sols ens queda Perpinyà i Puigdemont! Serà possible? Ens cal reflexionar molt i destriar el blat de la palla.
Vostre,
Josep M. Boixareu Vilaplana

Sobre la unidad antiimperialista de los pueblos. Adán Chávez Frías

enero 29, 2020

Por la dignidad, por la soberanía de nuestros Pueblos, no nos queda más que unirnos contra esa amenaza común que es el imperio de los Estados Unidos, el imperialismo mundial, el capitalismo mundial”.

Hugo Chávez, 14 de junio de 2006

No hay solución para este problema del colonialismo y la dependencia, dentro de las fronteras de ningún país; el imperialismo es un problema internacional, y la solución al imperialismo es también internacional”.

Hugo Chávez, 21 de julio de 2006

Citando al Comandante Chávez inicio estas líneas dedicadas a la unidad de los Pueblos, que recientemente ha salido fortalecida, una vez más, durante el Encuentro Mundial Contra el Imperialismo celebrado en Caracas. Una cita histórica, sin duda, considerando la trascendencia no sólo de los temas y acuerdos que arrojaron los apasionados debates, sino del momento que vive la humanidad, en medio de la crisis global capitalista, la exacerbación de la política guerrerista imperial y el impulso de las fuerzas progresistas que resisten activamente, y a su vez suman voluntades y conciencias a un objetivo común, impostergable y vital: la victoria final sobre el capitalismo y la edificación del socialismo, única forma de garantizar la paz y la vida en el planeta.

Sabemos que esa victoria no será nada fácil, que el imperialismo recurre constantemente al uso de su poderío multifactorial para agredir, desestabilizar y mantener su hegemonía sobre las naciones: las guerras directas, los golpes de Estado, el bloqueo económico, financiero y comercial, las ilegales medidas coercitivas de carácter unilateral, el paramilitarismo, la persecución a líderes nacionalistas y progresistas, y el uso permanente de su aparato ideológico, de la mass media y su poderosa industria comunicacional, la imposición de la cultura del consumo y la individualización; son las armas recurrentes que, en su desespero por sostener la unipolaridad de sus dominios, utiliza para su infame propósito colonizador. El neoliberalismo se ha radicalizado, y busca formas extremas para proteger los privilegios de las multimillonarias corporaciones. Por eso observamos cómo estimulan el fascismo, la discriminación racial, la opresión de género y el fanatismo religioso, manipulando las creencias ancestrales para sus intereses de establecer el pensamiento único elaborado por sus ideólogos.

Es, como claramente lo dejó establecido nuestro Comandante Eterno, un problema que no se circunscribe a una sola nación, a un solo país; es un problema de todas y todos, habitantes del planeta, que debemos resolver aglutinando las fuerzas revolucionarias de cada continente. Por eso es fundamental la unidad mundial de los Pueblos, de los partidos y movimientos sociales, trabajadoras y trabajadores, intelectuales, jóvenes, mujeres, todas y todos mancomunados en torno a esa causa común, la causa antiimperialista. Como dijo el compañero Evo, el tiempo de estar arrodillados se acabó. Es el tiempo de actuar, porque sin duda alguna, las decisiones que tomemos ahora marcarán el curso de la humanidad.

Este encuentro de voluntades que acaba de concluir, en la agenda del Foro de Sao Paulo (FSP), es una muestra apenas de los avances del movimiento revolucionario en cada continente del mundo. Más de 400 delegadas y delegados de 73 países se dieron cita en la Patria Bolivariana, para iniciar el 2020 con la firme determinación de hacer frente a las políticas criminales que emanan de la Casa Blanca y sus aliados. Allí, nuevamente, los líderes progresistas reafirmaron su solidaridad con la Revolución Bolivariana, destacando la ejemplar defensa que el Pueblo venezolano y el Presidente Nicolás Maduro han hecho de su soberanía, de su dignidad y sus conquistas. Tal como señaló la compañera Terik Manson, destacada luchadora estadounidense del Movimiento Code Pink, refiriéndose a nuestro Pueblo, a su gallardía e inquebrantable voluntad de ser libre: “Venezuela nunca va a caer ante los EEUU, porque esa decisión es del Pueblo venezolano, y ese Pueblo jamás se rendirá a los EEUU”. ¡Así es, eso jamás sucederá, porque este Pueblo heredó la pasión libertaria de Bolívar y Chávez!

La defensa de la paz y la soberanía, la solidaridad con las luchas de los Pueblos oprimidos, el enérgico rechazo a la militarización de nuestros territorios por parte de los EEUU, la unánime condena a los bombardeos en el Medio Oriente, la denuncia colectiva sobre los intentos de censurar las televisoras estatales TeleSUR e Hispan TV; forman parte de la declaración suscrita por las delegadas y los delegados. Las 12 mesas de trabajo realizadas durante el encuentro de tres días, derivaron en conclusiones y acuerdos de importancia vital para la unidad de los Pueblos, entre los cuales destaca la construcción de una Plataforma Unitaria Mundial para enfrentar las agresiones imperialistas y forjar un nuevo orden internacional de justicia, que fomente la inclusión y permita superar las grandes desigualdades sociales imperantes.

Será un año de movilización permanente, de grandes jornadas de lucha antiimperialista. No puede ser de otra forma. El Pueblo venezolano ha decidido su destino, y a su lado daremos las batallas que sean necesarias para un porvenir de prosperidad. Recordando al Che: “el presente es de lucha, el futuro nos pertenece”. Sólo así podremos legar a las generaciones venideras el mundo posible que soñamos, el mundo socialista.


On va Catalunya? Som ramat? Qui el pastura?

enero 28, 2020

Com diuen els amics de l’Empordà: Poc anem be….

Vivim moments difícils, com si ens trobessim a qualsevol país del mal nomenat tercer món on manen els més forts i traidors, els que maneguen i decideixen sobre vides i bens.

Sapiguem apartar-nos-en, decidir el camí atinat, aquell que ens pertoca. No volem ser ovelles que caminen emmig el ramat al so dels xiulets del seu amo. Urgeixen accions sàvies.

Nosaltres, els ciutadans, som sers pensants, capaços de distingir entre el be i el mal.

No acceptem ni acceptarem allò que ens volen fer empassar els que aspiren dirigir el futur del nostre poble, de manera enganyosa i furtiva. NO ho permetrem!

Catalunya és de TOTS els catalans que vivim i maldem per la Llibertat i la Independència.

Montserrat Ponsa. Primàries Granollers


Convocatoria cultural en Buenos Aires en apoyo a la Revuelta chilena y a la primera linea contra la Dictadura de Piñera

enero 28, 2020
Domingo 2 febrero 17 hs Parque Los Andes

A %d blogueros les gusta esto: