Palabras por bombas… Hiroshima 1945

julio 31, 2010

El año pasado, el 6 de agosto, escribí este artículo que de nuevo reproduzco, todo sigue igual, nada ha cambiado. Sed de poder para unos, de venganza para otros. Tal vez miedo para una gran mayoría, pero obcecados todos en el dominio del mundo, este planeta que nos pertenece a todos por igual.
Se diría que se oyen, no muy lejanos, vientos de guerra, ojalá sea simple temor. Las grandes potencias se preparan, todos “embombados” hasta la médula. Un simple toque a un botón puede suponer el eclipse final, tantas veces pregonado.
Cuan fácil sería sentarse, barajar posibilidades, discutir sobre desarme total, caminar hacia la senda de la amistad, la concordia, el buen entendimiento, compartiendo lo que tenemos entre todos, que es mucho. Nuestra Naturaleza pródiga en recursos nos ofrece un gran abanico de posibilidades, compartamos en lugar de retener para unos pocos, tierra, mar, montañas, cielo… El mundo puede ser una maravilla, no perdamos la ocasión

6 de agosto de 1945. Granollers

6 de agosto de 1945, yo tenía 8 años. Recuerdo perfectamente el horror que sentí, lloré, era difícil imaginar que un ser humano fuera capaz de provocar tanto dolor.
Solo así entraran en razón los japoneses, eran los estribillos que se emitían.
Lo que pudo servir para que la Humanidad dispusiera de energía, mediante una reacción nuclear se convirtió en la más mortífera bomba.
Se dijo que Einstein, el año 1939, había hablado con el Presidente Roosvelt, de la posibilidad de fabricar bombas muy potentes.
El problema que incitó al lanzamiento de aquella primera bomba, a la que seguiría otra tres días después en Nagasaki era el mismo que nos aqueja hoy en el S XXI, el dominio del mundo.
Japón discutió, en aquel entonces con EEUU, en un intento de expansión. Siguió un duro bloqueo americano –ahora con Cuba- con reducción de suministro de petróleo, embargos comerciales.
Japón ataca las tropas americanas en Perl Harbor el diciembre de 1941, duro golpe para los americanos.
EEUU ante tal oprobio, fabrica las primeras armas nucleares a partir del Proyecto Manhatan dirigido por Openheimer.
La primera bomba se prueba en Nuevo México, el 14 de julio, el 6 de agosto se castiga Hiroshima y el 9 Nagasaki. Aquellas extrañas nubes de humo que se alzaban amenazando el cielo, causaron de inmediato más de 200 mil muertos, luego, lastre a por vida para los habitantes de las zonas limítrofes, los residuos serán responsables de centenares de miles de damnificados, cáncer, leucemia…

¿Solamente las armas pueden disuadir a los gobiernos? La ley de la selva sigue vigente, el más fuerte, el más poderoso, sale vencedor. Pero, ¿vencedor de qué? ¿Segar vidas humanas a beneficio de qué, de quién?

¿De que sirven los avances de la ciencia que ha conseguido alargar la vida de los ciudadanos del planeta si los obcecados de siempre deciden que la vida de los seres humanos, que forman parte del mundo, les pertenece?

Como dice Federico mayor Zaragoza, es hora de cambiar comportamientos. Cuando una grave crisis afecta la Humanidad toda, el primer paso a seguir, debe ser para modificar actitudes, cambiar estas obsesiones de dominio, de posesión, de autoridad.

Bombas por PALABRAS, a través del diálogo, de negociación.
No podemos aceptar que nadie diga que el terror solo se combate con terror y rabia.

Mesas de dialogo, con personas adecuadas, no todo el mundo está capacitado para este noble oficio de negociar. Sí, existen personas que a lo largo de sus vidas han demostrado su eficacia. No permitamos que las bombas prendan fuego en nuestros corazones, destruyan nuestra esperanza.


Martina se va a Canadá

julio 30, 2010

Una de mis nietas gemelas, Martina, viaja esta madrugada a Otawa-Canadá donde pasará un mes para mejorar su inglés. Ha venido a despedirse, nos comunicaremos via skype. Su gemela Paula se irá de vacaciones con su madre, mi hija Silvia a Italia. Jaume, su padre, ha viajado por su cuenta, ha llegado hoy. Creo interesante este sistema, para quienes vivimos juntos a lo largo del año. Es importante este lapsus vacacional para recomenzar luego la vida normal de trabajo.
Si a mis quince años me hubiesen ofrecido esta oportunidad me habría parecido increíble. Si me hubiesen hablado de la posibilidad de viajar por separado con mi marido, tal vez no lo habría entendido pero ahora lo encuentro fenomenal. Hay que adaptarse a usos y costumbres, todo es cambiante, es preciso aceptar los nuevos, si son a beneficio de todos


Ha muerto Alain, compañero de Verenice

julio 30, 2010

Siempre duele la muerte de un amigo, por lo que rerpesenta su ausencia, por el vació que deja en los demás. Me duele más en esta ocasión por Verenice, gran amiga, parte de mi família con la que tanto hemos compartido. Ahora necesita merecido descanso, es demasiado duro lo que ha sufrido. Se diría que la vida se ha cebado con ella, ojalá que a partir de este momento la suerte empiece a sonreirle. Lejos de su país, en tierra lejana y desconocida, han debido soportar los embites del destino cruel de una enfermedad que no perdona a nadie. De forma estoica han superado meses y meses, hasta llegar al destino inevitable. Suerte que Dieguito estaba con ella, acompañándola en el último momento de Alain. Amigos, estoy con vosotros, con vuestro pesar, acompañándoos en vuestro dolor. Se que no es mucho pero contad con mi cariño y mi amistad. Os quiero.


Amigos…

julio 30, 2010

Nunca pude imaginar que una máquina tonta como facebook podría acercarme a los amigos de allende los mares. Hoy encontré a Rafael de Costa Rica, recién a otros con quienes la vida nos había separado y de nuevo entablamos relación. Menos mal que no todo es malo en este extraño mundo en el que estamos inmersos… Qué bueno poder contactar de forma directa, con la dificultad de no poder mirar al interlocutor a los ojos… Rafa, si tienes skype nos veremos. Saludos a todos los compañeros.


Escuchemos a los niños

julio 30, 2010

Pasar unos días con cinco de mis dieciséis nietos ha sido una grata experiencia. Quedan lejos mis recuerdos de cuando debía atender a mis nueve hijos, solo tenía 33 años.
La vida maternal suele ser como uno la plantea. La mía fue hermosa, llena de sentimiento, de amor, de cariño, aunque también con momentos de dolor –perdimos un hijo por muerte súbita, otro estuvo enrolando en el mundo de la droga, superado con la fuerza de todos, laborando juntos día a día, minuto a minuto-. No fué fácil criar y educar nueve hijos, solo es posible cuando existe plena comunión con tu pareja, este era nuestro gran secreto, nuestra única arma.
Estar al frente de una casa de once personas, con un marido amoroso que debía trabajar sin desfallecer para sacarnos a todos adelante, tenia su precio. También intentar ser ecuánime con todos, descubrir que ninguna de las once personas tiene semejanza con las demás, es un ejercicio que tenía olvidado y ahora, junto a mis nietos recuperé. Me pregunto ¿por qué si a todos les has parido igual, les has educado de forma pareja, les diste de comer los mismos alimentos, el mismo cariño, reaccionan de forma tan diversa?
Ahí está el secreto de los padres que se ocupan de los hijos. Nunca ningún profesor/a, cuando me llamaba para comentar el comportamiento de mis hijos en la escuela o liceo, me descubrió ninguna faceta que no conociera. Es imposible conducirles de la misma mano a todos por igual. Es necesario hablar y discutir con unos, con otros hay que actuar con severidad. En alguno de los casos hace falta ternura extra sin la cual nada consigues. Éste es el gran papel que jugamos los padres. Procurábamos turnarnos en lo duro y en lo suave, cambiando el papel de malo por el de tolerante constantemente. No es bueno que sea siempre el mismo quién deba decir no. Considero que un NO a tiempo evita males peores.
Comprendo que existan hoy mayores fracasos que en tiempo pasado, ha cambiado el papel importante de la família que algunos concebíamos. Ahora, todo es cambiante, parejas, costumbres, ideas. Ni mejor ni peor, diferente. Nos ahoga la prisa, las obligaciones, el trabajo, a menudo el qué dirán… Triste pero son elementos que se anteponen en la educación y conocimiento de tus vástagos. ¿Cómo educarles si no conoces sus reacciones?
Tengo unos nietos encantadores, nos hemos comprometido en hacer un texto común, a manera de historieta, en el que cada cual exponga sus criterios, su pensamiento respecto al mundo que nos rodea, como ven el futuro. Me interesa escuchar como discuten, su valoración de tantas cosas que, igual que yo misma, sienten injustas y aseguran que es preciso modificar… La voz de los niños, maravillosa, la que nadie tiene en cuenta y deberíamos atender. Sus criterios, enormemente dignos, que muchos adultos no conseguirán por muchos años que vivan. Escuchémosles…


Llafranc, seis días con nietos

julio 29, 2010

Desde el lunes 26 hasta el viernes 30 estoy en Llafranc con mis nietos Oriol, Berta, Mariona y Rita disfrutando de unos días de playa. Mi hija Maria y mi yerno Ciscu trabajan aún en Barcelona, y me pidieron de acompañar a Carla, la canguro, en el cuidado de los niños. Está también Marc hijo de Natàlia, que comparte con los primos unos interesantes momentos ,secretos, normal en estas edades inocentes donde todo son enigmas, misterios a descubrir, hablan de amores, de novias… Lindo escucharles, se aprende mucho. El mayor es Oriol con 13 años, Marc los cumplirá el día 3 de agosto.
Llafranc es un pueblito hermoso de la Costa Brava. La playa es agradable, casi todos se conocen, de ahí el encanto. Nos bañamos, caminamos, jugamos… Por las mañanas los tres mayores van en bici al Club de tenis donde siguen un curso. Con Marc i Rita bajamos a la playa. Almuerzo, siesta y de nuevo playa hasta las 8 de la tarde, ducha, cena y paseo para ir a tomar un helado. Ayer contemplamos una maravillosa luna, hicimos fotos, esperamos verlas…
Hoy miércoles Natàlia subió a vernos, se llevó a los cuatro mayores a las “tirolinas” de Sant Feliu de Guixols, lo pasaron de maravilla, creo que dormirán de un tirón, tan dura fue la experiencia. Carla Rita y yo caminamos hasta Calella, tomamos un refresco y regresamos cansadas de andar. Qué rico hacer salud…


¿De qué color nos vestimos en Occidente?

julio 29, 2010

Hoy me siento crítica, a veces es mejor no leer, provoca ansias de respuestas con comentarios que no me apetece escribir pero, dignidad obliga.
“Fidel Castro vestido de sí mismo resulta un anacronismo. Este largo adiós del Comandante de casi cuatro años sugiere metáfora de un régimen que sobrevive en la UVI, aunque sin cura posible.” Marius Carol, La Vanguardia.
Cuba, igual que cualquier país de los que conozco –conozco muchos- tiene sus déficits, pero tiene muchos valores que, los países “desarrollados” hemos perdido empezando por el sentimiento de dignidad hacia el ser humano, al que se le procura educación, cultura, sanidad…Conste que las necesidades que deben afrontar son muchas pero, son para todos por un igual, el pueblo raso y los dirigentes que tienen un mismo rasero. Nadie se muere de hambre, tal vez no comen lo que les apetecería pero tienen lo indispensable para vivir. Lo mismo sucede con la ropa, nadie va desnudo, tal vez van vestidos y calzados con unas mismas telas, mismos zapatos pero, no sucede como en otros lugares del mundo donde los chicos, al pedirles que supone para ellos la palabra paz su respuesta sea:
Tener unos zapatos,
Poder comer al menos una vez por día,
Poder ir a la escuela no a trabajar.
¿Y quién fue el alma de estos dignos logros?
Este personaje vestido de verde que tanto incomoda a la gente que lo tiene todo. Hace años –creo que fue el año 1992 le hice una larga entrevista que se publicó en las páginas centrales de La Vanguardia un domingo-, al preguntarle a Fidel porqué iba siempre de verde y con botas su respuesta fue simple, no tengo que estar pendiente de la moda, mi ropa es siempre la misma. Las botas, porqué soy torpe caminando con unos zapatos.
Muchos de nuestros políticos quisieran tener lo que tiene Fidel, una cultura extraordinaria, una memoria de elefante, un encanto y poder de seducción capacidad de poder hablar de no importa qué según audiencia.
Puedes o no estar de acuerdo con sus planteamientos pero nadie puede discutir que es uno de los grandes personajes de estos siglos tan cambiantes, en los que tantas desventuras se han forjado. ¿Porqué da tanto miedo? Todo depende del color del cristal con que se mire.
Aquí nos vestimos del color que toque en cada momento, cual camaleones ávidos de complacer a quién corresponda en cada momento


A %d blogueros les gusta esto: