Cuando la nave se hunde. Federico Mayor Zaragoza

abril 24, 2019

De pronto, escribió Leonardo Da Vinci, ya no hay a bordo ricos o pobres, jóvenes o ancianos, blancos o negros… sólo pasajeros afanados, trabajando en común para sobrevivir, para evitar el naufragio.

Ese es el consejo que ahora deberíamos difundir por todos los medios para que los “pueblos” tomen conciencia de la situación en la que, por primera vez en la historia, se halla la humanidad. En efecto, desde hace unos años, han aparecido una serie de amenazas globales como procesos potencialmente irreversibles, que exigen que se las aborde y trate a tiempo, antes de que sea demasiado tarde.

El cambio climático es ya una realidad incontestable. El océano glacial Ártico ha desaparecido prácticamente y la Antártida empieza a agrietarse. No se ha logrado reducir los gases “con efecto invernadero”… y la habitabilidad de la Tierra se deteriora sin cesar. La puesta en práctica de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), sabiamente adoptados por la Asamblea General de las Naciones Unidas en octubre de 2015 “para transformar el mundo”, no se llevan a cabo porque no cuentan con el respaldo efectivo de los grandes países… y los ciudadanos se hallan bajo la presión de un inmenso poder mediático que les aturde y les convierte en espectadores impasibles en lugar de actores responsables.

El neoliberalismo, capitaneado contra viento y marea por el Partido Republicano de los Estados Unidos, ha debilitado el Estado-Nación y ha sustituido el multilateralismo democrático de las Naciones Unidas por la gobernanza de unos grupos oligárquicos plutocráticos (G6, G7, G8, G20) que han conducido a la presente deriva, en la cual sólo cuenta el PIB, los intercambios mercantiles… y la discrecionalidad del Presidente Trump, al que nadie se atreve a enfrentarse.

Lo más preocupante es cómo germinan aquí y allá semillas de supremacismo, de racismo, de fanatismo, de dogmatismo… sin que nadie parezca acordarse de lo que sucedió en los año 1933 a 1939… Una gran mayoría de la ciudadanía se halla siguiendo aturdida y obsesionada a sus equipos de fútbol o atenta en exclusiva al pasado inmediato y al presente, con reivindicaciones que, fundamentadas con frecuencia en torpezas de los que han gobernado a uno y otro lado, tendrían cabida en situaciones de menor apremio, no se da cuenta de que ahora las generaciones jóvenes y venideras son las únicas que merecen atención para conseguir mantener el mundo a flote y asegurarles una vida en condiciones aceptables.

Aunque haya razones para soñar y procurar otros sistemas de gobernanza, aunque se estime que, por fin, se está cerca de convertirse en realidad lo que siempre se dijo que era imposible, lo único cierto es que ha llegado el momento de la unión de manos y voces y no de rupturas; el momento del multilateralismo eficiente y con autoridad a escala planetaria; el momento de la democracia genuina… porque, de otro modo, la zozobra será irremediable.

Que los medios de comunicación transmitan fidedignamente los datos sobre la sostenibilidad de la Tierra y alerten al mundo, sustrayéndose de las intencionadas noticias mercantiles y políticas que les incitan a lo contrario.

Que los grandes consorcios financieros se aperciban de la responsabilidad histórica que tienen, en situaciones sin retorno, de alentar y contribuir a la toma de conciencia y no a la confusión y la desmesura.

Que los pueblos –“Nosotros, los pueblos”, como tan lúcidamente se inicia la Carta de las Naciones Unidas- tomen en sus manos, ahora que ya saben lo que acontece y que pueden expresarse libremente, ahora que ya son hombre y mujer, las riendas del destino común.

La nave, por no haber prestado atención a las recomendaciones que se han formulado repetidamente en las últimas décadas, se está hundiendo. Es preciso y urgente que, como en el relato leonardino, reaccionemos todos, porque a todos nos concierne, para lograr mantener en toda su grandeza el misterio de la existencia humana. “Todo es posible,… pero ¿quién si no todos?”, nos advirtió Miquel Martí i Pol.

Repito una vez más, porque para mí su lectura fue determinante, los versos de José Ángel Valente en su poema “Sobre el tiempo presente”:

“Escribo desde un naufragio.

escribo sobre la latitud del dolor,

sobre lo que hemos destruido

ante todo en nosotros…

Escribo desde la noche,

desde el clamor del hambre y del trasmundo,

desde la mano que se cierra opaca,

…desde los niños infinitamente muertos,

…desde el árbol herido en sus raíces…

Pero escribo también desde la vida,

desde su grito poderoso

…desde la muchedumbre que padece…

Escribo, hermano mío, de un tiempo venidero”.

Inspirados por Leonardo Da Vinci, Miquel Martí i Pol y José Ángel Valente, depongamos cualquier actitud adversa al rápido restablecimiento de una adecuada y serena navegación. En los nuevos tiempos no será la razón de la fuerza la que prevalezca sino la fuerza de la razón, no las armas sino la palabra, no el gregarismo sino cada ser humano capaz de crear, de reflexionar y decidir por sí mismo.

Si logramos mantener el buque a flote, con todos los pasajeros, la humanidad podría inaugurar una nueva era.


Jordi Sánchez. Jordi Cuixart. Jordi Turull. Us recordem!

abril 23, 2019

Dia assenyalat per romandre empresonats, lluny de la familia, de la vostra ciutat, dels vostres amics.

Us recordem, agraïm la vostra penitència, imposada per un govern malfactor, que us ha empresonat sense jutjar-vos.

Us volem lliures prop dels que estimeu i us estimen que som molts.

Una forta abraçada.  Que Sant Jordi acabi amb l’aranya que us intenta agredir.

La Història els en demanarà comptes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Anécdotas y categorías. AlfonsDuran

abril 23, 2019
Fue Xènius (Eugenio D’Ors) quien puso el acento en la distinción entre las anécdotas y las categorías, refiriéndose a la práctica periodística. En ese tránsito, de las señales al concepto, está la clave para comprender el fondo de la cuestión que nos ocupa.Que una pandilla de psicópatas aproveche el espectáculo de una campaña electoral para insultar, amenazar y amedrantar a los catalanes, a sus representantes elegidos democráticamente y a sus símbolos, se puede considerar una anécdota. Que una gran mayoría de la población española aplauda estas algaradas o permanezca en una pasiva complicidad ante las mismas, deja de ser una anécdota y entra en el terreno de la categoría. Sólo se puede concluir que la sociedad española es una sociedad enferma. Que el virus catalanofóbico se ha extendido transversalmente y sólo una minoría residual no ha quedado afectada.

El denigrante espectáculo de un pueblo llamado Coripe, próximo a Sevilla, responde al patrón dominante y no es una excepción. Forma parte de la violencia popular e institucional que arengaba a los mamporreros oficiales (“a por ellos”), cuando estos acudían prestos a masacrar a unos ciudadanos de toda edad y condición que sólo pretendían expresar su voluntad política.

Si se ahonda en el protocolo de la chusma que ha paseado, ha quemado y ha tiroteado una reproducción del president Puigdemont y una bandera estelada por las calles de su pueblo, vemos que la elección del Judas simbólico (el “malo” del año) procede de las familias cuyos hijos estudian ESO en las escuelas públicas del lugar. ¿Qué diablos se enseña en esas escuelas? ¿En qué fundamentan la elección esos padres y madres? ¿Qué daño les ha causado el “malo” para que lo odien de tal forma?

Que el alcalde de esa localidad sea del PSOE o que entre el PSOE y el PP tengan allí la mayoría de los votos, es pura anécdota. Que la “fiesta” tenga la bendición explícita o implícita de la “autoridad competente” es categoría.

En otra ocasión ya describí lo que los sociobiólogos definen como “memes”   (http://www.alfdurancorner.com/articulos/son-los-memes-estupido.html  07/06/2018. ¡Son los memes, estúpido!), y me ratifico en aquella exposición. A los psicópatas se los puede aislar, pero cuando el comportamiento desviado se generaliza y se hace sociopático, no hay solución.

A mí me resulta gracioso que algunos ingenuos hablen de la “España republicana”, pidiendo una solidaridad que nunca van a encontrar. No hay que olvidar el frente común del PP, Ciudadanos y el PSOE para imponer su retorcida interpretación del artículo 155 y liquidar de facto las escasas capacidades de gobierno de la Generalitat.

La derecha oficial (PP y Ciudadanos) no se oculta y está dispuesta a borrarnos del mapa (fin de la inmersión lingüística, TV3, Catalunya Radio y lo que convenga). La izquierda oficial (el PSOE del señor Sánchez), pide ahora los votos para frenar a la “derecha”, sin darse cuenta de que hace ya mucho tiempo que forma parte de ella. Los primeros son unos trileros; los segundos unos tramposos. Basta de monsergas inútiles y de ir con el lirio en la mano. Ellos no van a cambiar y nosotros tampoco.

Somos una minoría en un Estado que nos oprime. Pero tenemos capacidades para actuar como una “mosca cojonera”, mientras esperamos que las circunstancias nos ofrezcan una oportunidad para desprendernos de esa tenaza bastarda.

Nada puede sorprendernos. Conocemos al enemigo, sus fuerzas y sus debilidades. Hay que elegir la estrategia adecuada y ponerla en práctica.

Entretanto, y en nuestra condición de ciudadanos catalanes demócratas y pacíficos, votemos por el president Puigdemont el 28 de abril, representado por Jordi Sánchez, Laura Borràs, Miriam Nogueras, Ramón Tremosa, Genís Boadella y un grupo de esforzados valientes que asumen el riesgo de ser elegidos en una atmósfera viciada e irrespirable.


Sant Jordi 2019 . XXI Lectura de Poemes

abril 22, 2019

XXI lectura popularde poemes d’arreu del món  23 d’abril de 2019  17h  Pl. Francesc Tarafa.

Sala Tarafa (Granollers-Vallès Oriental-Catalunya), reforma de l’hospital medieval en biblioteca per Manuel Raspall 1926


Resurrección de un torturado y crucificado: Jesús de Nazaret. Leonardo Boff

abril 22, 2019
La Pascua de Resurrección de este año la celebramos en el contexto de un Brasil en el que casi toda la población está siendo sofocada por un gobierno de extrema derecha que tiene un proyecto político-social radicalmente ultraneoliberal. Se muestra sin piedad y sin corazón pues desmonta los avances y los derechos de millones de trabajadores y de personas de otras categorías sociales. Pone a la venta bienes naturales pertenecientes a la soberanía del país. Acepta la recolonización de Brasil e intenta traspasar nuestra riqueza a manos de pequeños y poderosos grupos nacionales e internacionales. No tiene ningún sentido de solidaridad ni de empatía hacia los más pobres ni hacia los que viven amenazados de violencia e incluso de muerte por el hecho de vivir en favelas, ser negros y negras, indígenas, quilombolas o de otra condición sexual.

Andando por este país y un poco por el mundo, oigo en muchas partes gemidos de sufrimiento y de indignación. Entonces me parece escuchar las palabras sagradas: “He visto la opresión de mi pueblo, he oído el clamor que le arrancan sus opresores y conozco sus angustias. Voy a bajar para liberarlos y hacerlos salir de este país hacia una tierra buena y espaciosa” (Ex 3,7-8).

Dios deja su trascendencia (¿Deus acima de todos, «Dios por encima de todos», como dice el slogan de Bolsonaro?), baja y se pone en medio de los oprimidos para ayudarlos a dar el paso (pessach = pascua) desde la opresión a la liberación.

Es de resaltar el hecho de que hay algo de amenazador y perverso en curso: un jefe de estado exalta a torturadores, elogia a dictadores sanguinarios y considera un mero accidente que un negro, padre de familia, sea acribillado de 80 balazos a manos de militares. Y todavía propone el perdón para los que promovieron el holocausto de seis millones de judíos. ¿Cómo hablar de resurrección en el contexto de alguien que predica un perenne «viernes santo» de violencia? Tiene continuamente el nombre de Dios y de Jesús en sus labios y olvida que somos herederos de un prisionero político, calumniado, perseguido, torturado y crucificado: Jesús de Nazaret. Lo que hace y dice es un escarnio, agravado por el apoyo de pastores de iglesias neopentecostales, cuyo mensaje tiene poco o nada que ver con el evangelio de Jesús.

A pesar de esta infamia, queremos celebrar la Pascua de Resurrección que es la fiesta de la vida y de la floración, como la del semiárido nordestino: después de algunas lluvias, todo resucita y reverdece.

Los judíos, esclavizados en Egipto vivieron la experiencia de una travesía, de un éxodo desde la servidumbre a la libertad en dirección a «una tierra buena y espaciosa, a una tierra que mana leche y miel» (símbolos de justicia y de paz: Ex 3,8). La Pessach judaica (la Pascua) celebra la liberación de todo un pueblo, no solamente de individuos.

La Pascua cristiana se agrega a la Pessach judaica, prolongándola. Celebra la liberación de toda la humanidad por la entrega de Jesús, que aceptó la injusta condenación a muerte de cruz. Ésta le fue impuesta, no por el Padre de bondad, sino como consecuencia de su práctica liberadora ante los desvalidos de su tiempo, y por presentar otra visión de Dios-Padre, bueno y misericordioso, y no un Dios castigador con normas y leyes severas, hecho inaceptable para la ortodoxia de la época. Jesús murió en solidaridad con todos los humanos, abriéndonos el acceso al Dios de amor y de misericordia.

La Pascua cristiana celebra la resurrección de un torturado y crucificado. Él realizó el paso y el éxodo de la muerte a la vida. No volvió a la vida que tenía antes, limitada y mortal como la nuestra. En él irrumpió otro tipo de vida no sometida ya a la muerte, que representa la realización de todas las potencialidades presentes en ella (y en nosotros). Aquel ser que venía naciendo lentamente dentro del proceso de la cosmogénesis y de la antropogénesis, alcanzó por su resurrección tal plenitud que, finalmente, acabó de nacer. Como dijo Pierre Teilhard de Chardin, Jesús, plenamente realizado, explosionó e implosionó hacia dentro de Dios. San Pablo entre perplejo y encantado le llama novissimus Adam (1Cor 15,45), el nuevo Adán, la nueva humanidad. Si el Mesías resucitó, su comunidad, que somos todos nosotros, hasta el cosmos del cual somos parte, participamos de ese evento bienaventurado. Él es el “primero entre muchos hermanos y hermanas” (Rom 8,29). Nosotros le seguiremos.

A pesar del “viernes santo” de odio y de exaltación de la violencia, la resurrección nos infunde la esperanza de que daremos el paso (pascua) desde esta situación siniestra a la recuperación de nuestro país, donde ya no habrá nadie que se atreva a favorecer la cultura de la violencia, ni que exalte la tortura, ni que se muestre insensible al holocausto de millones de personas. Aleluya. Feliz Pascua para todos.


La Festa de Pasqua. Vivrant

abril 22, 2019

La festa de la Pasqua és molt estesa arreu del món. D’origen agrari, se celebra la floració que assegurava les collites. És tradició sortir al camp per gaudir d’aplecs i menges als berenadors i a les fontetes sempre acompanyats de molta gresca.

Les colles de caramelles sortien amb els queviures que havien recollit cantant. Tothom tornava de vesprada i les caramelles, amb atxes enceses, retornaven a la vila l’alegria dels seus cants i balls envoltats d’una gentada molt animada.

Per por als disturbis, les autoritats feien voltar un esquadró de cavalleria o un escamot de guàrdies fins al tard.

Com que, en passar els portals de la ciutat, la guàrdia feia pagar un tribut d’entrada del vi, els nostres avis ja se’n cuidaven de no entrar-ne ni una gota i en arribar al peu del portal, davant dels portalers, acostumaven sorneguerament beure’s les escorrialles que poguessin restar en botes i ampolles. Sovint hom feia quedar una mica de vi per poder beure i bromejar abans de passar el portal.

Font: Costumari català, J. Amades


Ecuador / Ricardo Patiño : “Moreno es un impostor profesional; todo lo que hace fue programado con la CIA

abril 22, 2019
Buen amigo, trabajó siempre a favor de su pueblo. El que debería estar entre rejas es Lenin Moreno por impostor. ¡Exigimos Justitica! ¿Hayla?

La Justicia ecuatoriana dictó este jueves prisión preventiva contra el que fuera ministro de Asuntos Exteriores del país latinoamericano por un presunto delito de instigación.

El exministro de Asuntos Exteriores de Ecuador, Ricardo Patiño, cree que el actual presidente ecuatoriano, Lenín Moreno es “un impostor profesional” y que “todo lo que está haciendo fue programado con la CIA”, según comentó este sábado en una entrevista exclusiva concedida a RT.

“Él [Lenín Moreno] es un impostor profesional, nos engañó a todos”, denuncia Patriño. “Durante diez años se pasó alabando el Gobierno que teníamos, del cual era vicepresidente”, afirma el exministro, recordando que Moreno “llegó a calificar a Rafael Correa como el mejor presidente del mundo”.

El excanciller ecuatoriano afirma que Moreno fue “captado por la CIA”. “Todo esto que está haciendo, tratar de desbaratar completamente lo que habíamos construido, no queda duda que había sido programado con la CIA porque él no tiene la inteligencia, la cabeza para armar una cosa de esta naturaleza, si no que es algo organizado desde la Embajada norteamericana”, subraya Patiño.

Patiño asegura que el embajador de EE.UU. en Ecuador, Todd C. Chapman, es ahora “el visitante principal del Gobierno de Moreno”, con quien se reúne frecuentemente, siendo “el invitado de todas las reuniones”. Por el contrario, durante la legislatura de Correa esta figura diplomática se limitaba a cumplir sus funciones y “no iba a dar órdenes al Gobierno nacional” sobre lo que tenía que hacer, recuerda el excanciller.

“Persecución política infame”

Por otro lado, Patiño asegura que la Justicia ecuatoriana ha dictado prisión preventiva contra él porque “querían tenerle preso por opinar distinto, por dar un discurso en el interior de una organización política”. Asimismo, asegura que con aquellas palabras quiso instar a la militancia de su partido “a acompañar al pueblo para salir a las calles y reclamar por la nefasta política económica y social del Gobierno de Moreno”.

En la misma línea, el excanciller ecuatoriano asegura sentirse víctima de “una persecución política infame” que busca tratar de silenciarlo. Asimismo, recalca que tras verse sometido a dos años de investigación “hasta por debajo de la alfombra”, finalmente no han podido encontrar nada”.

“Nos sentimos absolutamente defraudados”, añade Patiño, que califica la situación actual de “pesadilla” que nunca imaginaron que podrían vivir. El excanciller admite, asimismo, que pensaron en la posibilidad de perder los comicios presidenciales de 2017, escenario que —asegura— habría sido mejor que enfrentarse a “un traidor de dentro de sus propias filas”, que divide a la gente.

En definitiva, el excanciller ecuatoriano considera que la nación latinoamericana atraviesa un periodo de “neofascismo” impulsado por los “vasallos del imperio norteamericano” en contra de los partidarios de Correa, razón por la que considera una obligación “volver a recuperar la patria”.

“La entrega de Assange es ilegal”

En cuanto al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, el exministro ecuatoriano considera que el Ejecutivo de Moreno “cometió una ilegalidad tremenda” al retirarle en tan solo un día la nacionalidad que previamente le habían concedido, y califica su arresto de “atropello a la dignidad de Ecuador” y “barbaridad desde el punto de vista jurídico”. En la misma línea, considera ilegal la entrega del activista porque —argumenta— incumple la Constitución ecuatoriana al habérsele quitado la nacionalidad de manera ilícita.

Según Patiño, el Gobierno de Moreno se comprometió con el vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, en tres cosas: “entregar la cabeza de Assange, perseguir a Venezuela […] y destruir la integración sudamericana” algo que, en su opinión, ya casi han conseguido porque “han destruido Unasur y han creado un parapeto de gobiernos derechosos en América del Sur a cambio de apoyo económico”.

En la actualidad Patiño se encuentra en Perú, país al que salió la noche este miércoles horas antes de que el juez de la Unidad Judicial de Latacunga, Flavio Palomo, dictara prisión preventiva en su contra por su presunta participación en un delito de instigación cometido en octubre de 2018, cuando durante un acto político hizo un llamamiento a “tomar las instituciones públicas” y a salir a las calles contra el actual Gobierno de Moreno. Asimismo, Palomo tiene la intención de solicitar difusión roja a la Interpol para detener al que fuera ministro de Asuntos Exteriores de Ecuador entre 2010 y 2016.


A %d blogueros les gusta esto: