Construir puentes. ¡No muros! Federico Mayor Zaragoza

agosto 31, 2018
Uno de los peores presagios que hoy nos acucia es el retorno del racismo, de la xenofobia. He escrito en varias ocasiones -pensando en los años 1936 a 1939, en particular- que el supremacismo genera odio y confrontación. Y mata. Por eso he reclamado tolerancia cero y ser actores -no espectadores impasibles distraídos por el inmenso poder mediático- porque “mañana puede ser tarde”.
Hoy he vuelto a leer un lúcido artículo -como es habitual en ella- que Rosa Montero publico en “El País Semanal” del 8 de julio pasado, titulado “Fronteras”, que reproduzco a continuación abreviado, por su aleccionador y apremiante contenido:
“Durante gran parte de mi vida he habitado en un mundo en el que… el planeta estaba dividido por el telón de acero, y uno de los argumentos esenciales que esgrimían en nuestro lado capitalista para evidenciar la maldad aberrante del sistema contrario era la denuncia de la falta de libertad de sus ciudadanos para moverse. No podían salir de sus países, no podían cruzar según qué fronteras, les era muy difícil obtener un pasaporte . Y debo decir que era una crítica muy atinada: un sistema que convierte a sus ciudadanos en reclusos de su propio país es un sistema profundamente enfermo. En contraposición a eso, a nosotros en Occidente se nos llenaba por entonces la boca de encendidas loas a la movilidad individual. Todo ser humano poseía el derecho inalienable a trasladarse allá donde deseara, consagraba la propaganda de nuestro sector. Yo me la creí.
Veintinueve años después de la caída del muro de Berlín vivimos en una sociedad en la que ese mismo sistema occidental prohíbe a decenas de millones de personas que crucen fronteras y que ejerzan su supuestamente inalienable derecho a moverse libremente. Según ACNUR ahora mismo hay 68,5 millones de desplazados forzosos, una cifra récord en la historia. Se diría que estamos copiando a la antigua URSS, sólo que, en vez de restringir la movilidad a nuestros ciudadanos, estamos haciendo del resto del mundo una prisión… A medida que la tragedia aumenta y el moridero engorda (más de 3.000 ahogados en el Mediterráneo en 2017 intentando llegar a Europa), va creciendo también un populismo xenófobo de una ferocidad aterradora. Trump…, Hungría aprobando una ley que criminaliza a quien ayude a los inmigrantes, e Italia, con el ministro Salvini a la cabeza, en plena deriva neofascista. Los energúmenos se han quitado los disfraces; incluso se jactan de su brutalidad. Me siento como en la cobarde Europa de los años treinta, observando la subida de Hitler con cierta inquietud pero sin querer preocuparme de verdad, para así no tener que implicarme en combatirlo.
No digo que el problema no sea difícil de solucionar: es colosal, quizá el mayor reto que afronta el mundo hoy. Pero parecería que ni siquiera estamos intentando buscar una salida. Yo sólo veo que nos atrincheramos, que cerramos fronteras, que condenamos a millones de personas a la muerte o al infierno. La magnitud del drama nos paraliza; preferimos no pensar en ello, convertir a las víctimas en frías cifras. Los xenófobos incluso las culpabilizan: para qué vienen. Hay un poema estremecedor que lleva un par de años incendiando las redes. Es de Warsan Shire, una joven británico -somalí: “Nadie abandona su hogar, a menos que su hogar sea la boca de un tiburón… Nadie deja su casa a menos que su casa le persiguiera hasta la costa”. Es un poema largo. Merece la pena buscarlo en Internet y leerlo. Merece la pena hacer el esfuerzo de no olvidarlo. Merece la pena asumir que las fronteras son hoy el problema mundial más acuciante, y que están en la tierra pero también dentro de nosotros, lindando con la indignidad de nuestra indiferencia”.
Construir puentes. Hasta hace poco, la inmensa mayoría de los seres humanos nacía, vivía y moría en unos pocos kilómetros cuadrados. No sabían lo que acontecía más allá de su entorno inmediato y eran, en consecuencia, temerosos, sumisos, silenciosos… La mujer no se asomaba más que fugaz y miméticamente a las escenas del poder, ejercido siempre de forma absoluta por varones.
En las últimas tres décadas, gracias en buena medida a la tecnología digital, podemos expresarnos libremente y saber lo que acontece en todas partes. Ahora “nosotros, los pueblos” por primera vez en la historia somos mujer y hombre, y tenemos voz. No podemos ser cómplices. No debemos seguir indiferentes e insolidarios. Vamos a construir puentes y derribar muros. Si no lo hacemos, si no aprendemos las lecciones de la historia, seremos culpables… “Fingí que no sabía… y ahora voy con mi conciencia a cuestas, insomne noche y día”.
Sabemos. Actuemos. La indiferencia, nos advierte Rosa Montero, es una indignidad.

Brasil puede revertir la ofensiva derechista en América Latina. Emir Sader

agosto 31, 2018
mst_lula_brasil.jpg

Después del auge de los gobiernos antineoliberales en América Latina, la derecha ha retomado la iniciativa y ha desatado una fuerte contraofensiva de restauración neoliberal. Ese movimiento ha empezado con la violencia de la oposición y el aislamiento internacional de gobierno de Nicolás Maduro, en Venezuela. Ha seguido con la victoria electoral de Mauricio Macri en Argentina. Ha continuado con el golpe en Brasil que destituyó a Dilma Rousseff. Tuvo un nuevo episodio con la derrota de la consulta popular convocada por el gobierno de Evo Morales sobre la posibilidad legal de ser candidato a un nuevo mandato presidencial. Y se ha completado con la reversión del gobierno de Lenin Moreno que, elegido por la izquierda y con el apoyo decisivo de Rafael Correa, cambió de rumbo rápidamente y adhirió al movimiento de restauración conservadora en el continente.

Este año es decisivo para los rumbos futuros de América Latina, en particular por las elecciones en dos países de más peso en la región: México y Brasil. En México se dio la victoria de la izquierda, con la elección de López Obrador. Pero ese país podría quedar aislado y no representar un cambio significativo para el conjunto de la región, dependiendo del resultado electoral en Brasil.

El viraje conservador en el continente tuvo,  en el golpe del 2016,  un momento determinante, al sumar a la derrota de la izquierda en Argentina, otro gobierno de derecha, desarticulando el eje que había sido el soporte fundamental de los avances en los procesos de integración latinoamericana. Desde aquel momento los dos gobiernos han pasado a ser referencia del nuevo panorama latinoamericano, con predominancia de gobiernos de derecha.

De ahí viene de ahí también la importancia latinoamericana e internacional de las elecciones brasileñas de este año. En caso de que la derecha lograra, a través de nuevas trampas y violencia institucional, mantenerse en el gobierno, el viraje hacia la derecha se proyectaría como un proceso consolidado y de largo plazo. En caso de que, al contrario, como se puede prever ahora, la izquierda brasileña vuelva al gobierno, cambia la correlación de fuerzas en América Latina, con los gobiernos de México y Brasil pasando en tener un rol protagónico en retomar los procesos de integración continental.

La probable nueva victoria de la izquierda en Brasil, además del inmenso significado que tendría dentro del país, frenando la más brutal ofensiva de la derecha y, al mismo tiempo, comenzando un proceso de reconstrucción nacional con un programa antineoliberal, significaría que, en principio, la contraofensiva conservadora habrá sido revertida en América Latina.

El conjunto de las últimas elecciones presidenciales, a pesar de los triunfos de la derecha en Chile y en Colombia, principalmente, significaría el retorno de los gobiernos antineoliberales, interrumpido con la ofensiva de la derecha. En caso de que se confirmara la proyección del triunfo de la izquierda en Brasil, Lula volvería a proyectarse como el más importante líder popular del continente e incluso de toda la izquierda, volviendo a tener un rol de dirección estratégica para el futuro de la izquierda en el mundo.

Asimismo, Brasil reasumirá inmediatamente su rol en los Brics, propiciando la recuperación de los procesos de integración latinoamericana en el marco de ese proyecto de construcción de un nuevo orden mundial.

El fracaso estrepitoso del gobierno Macri dificulta mucho su proyecto de reelección en 2019, aunque no sea caro qué tipo de candidatura pueda predominar en la oposición. En Bolivia, aunque enfrentando dificultades más grandes de las que tuvo en las elecciones pasadas, Evo es favorito para ser reelecto. Lo mismo puede ocurrir en Uruguay, quienquiera que sea el candidato del Frente Amplio.

De cualquier manera, una probable victoria de la izquierda en Brasil, sumada a la de México, tendría seguramente consecuencias sobre el conjunto del continente y los destinos de varios países. Sería posible frenar el proceso de desarticulación de la integración latinoamericana, que afecta duramente al Mercosur, a Unaur y a Celac y dar un nuevo impulso y amplitud a esos procesos.


Jaume Ponsa B. ¡Hasta siempre!

agosto 31, 2018

Hoy hemos acompañado a nuestra familia Ponsa-Quetglas en una ceremonia, triste, despedir a un ser amado,  el primo Jaume, tras dura enfermedad.

Tengo muchos recuerdos junto a Jaume, de cuando niños, vivía en Hospitalet con sus padres -mis tíos- Francisca y Carlos y sus hermanos Carles y Esteve. Era el menor.

Maravillosa resistencia la suya, muchas ganas de vivir, de aceptar todos los ensayos y Proyectos que podían reconducir su salud. Pero, la Ciencia no ha podido curarle.

Hospitalizado, falleció anteayer y hoy, le despedimos.

Gran tipo en todos los sentidos, así explicó su hijo Jaume en la ceremonia. Increíble lo que dijo y, cómo lo dijo. Habló de su amor por Margarita -su amantes esposa-, por sus hijos Jaume y Margarita, por sus nietos y familia toda.

Jaume ha sido para todos un regalo, de aquellos que no suelen prodigarse.

Nunca te olvidaremos, seguiremos tus consejos, intentaremos emular tus esperanzas, las que has acumulado y ejercitado los  últimos cuatro años. ¡Te queremos!

 

 

 


Adolfo Pérez Esquivel a la Conaie

agosto 31, 2018

Hermanos y hermanas de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (CONAIE)

 

Un fraterno abrazo solidario, deseándoles mucha fuerza y esperanza.

Les dirijo esta carta guiado por la hermandad y solidaridad con los pueblos originarios de nuestra Abya Yala.

Hoy nuestros pueblos se encuentran sometidos a políticas de exclusión, pobreza y pérdida de derechos que mucho nos costó y aún cuesta conquistar. La CONAIE es un ejemplo de resistencia y lucha en defensa de los valores, identidad y pertenencia de los pueblos originarios. Siempre tengo presente al hermano y compañero de caminada, el Obispo de Riobamba, Monseñor Leonidas Proaño quien desde la fuerza del Evangelio y su compromiso concreto acompañó y lucho por la vida y respeto de los pueblos indígenas, en Ecuador y en todo el continente.

Los últimos días nos llegó la noticia de que el gobierno de Lenín Moreno les ofreció convertir la sede de la Unión de Naciones de Suramérica (UNASUR) en una Universidad Indígena de la CONAIE.

La UNASUR es un organismo compuesto por 12 estados de Nuestra América y que con esfuerzo logró estatus de observador ante la ONU. Su objetivo es la integración regional, la defensa de nuestra soberanía, nuestras democracias y el bienestar de los pueblos de la “Patria Grande”. Es un espacio abierto para que todos y todas tengamos derechos a la vida, los territorios y culturas de los pueblos, por eso la UNASUR adhirió a la declaración de los derechos de los pueblos de la Organización de las Naciones Unidas, e incluso hoy está presidida por un indígena, el Presidente Evo Morales.

Lenin Moreno, junto a otros mandatarios de países con políticas neoliberales, están buscando destruir estos espacios de integración y participación continental como son la UNASUR, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y el Mercado Común del Sur (MERCOSUR).

Los pueblos indígenas del Ecuador siempre estuvieron presentes en la lucha por sus derechos y libertad, y sería lamentable que acepten este ofrecimiento que busca desproteger las democracias de nuestros pueblos. La CONAIE no puede desconocer que el rol clave que tuvo la UNASUR para evitar y denunciar golpes de Estado en Bolivia, Ecuador, Paraguay y Honduras, entre otros.

La unidad de los pueblos es fundamental y determinante en el continente. Algunos quieren ser colonia y estar sometidos a los intereses extranjeros, y otros aprenden de la historia y pelean por ser pueblos libres y soberanos. Los desafíos son grandes en estos momentos que vivimos donde los golpes de Estado mediáticos, judiciales y parlamentarios en todo el continente, acompañados por la remilitarización, el aumento de la pobreza y la marginalidad, condicionan nuestro presente e hipotecan nuestro futuro.

Con la esperanza de que recapaciten esta decisión les envío un saludo de Paz y Bien.

 

Buenos Aires, 28 agosto de 2018

 

Adolfo Pérez Esquivel

Premio Nobel de la Paz


Carne caliente. Gustavo Duch

agosto 30, 2018

Como se ha informado masivamente, Bayer, recién compradora de la firma estadounidense Monsanto, ha recibido un fuerte revés. Solo un par de días después que un tribunal de San Francisco ordenara a Monsanto pagar 290 millones de dólares a un encargado de mantenimiento de un establecimiento educativo que argumentó que contrajo cáncer por culpa de su producto estrella, el glifosato, las acciones de Bayer retrocedieron un 10,8% y la corporación perdió más de 11.000 millones de euros de su capitalización.

Ante esta situación es evidente que Bayer no se quedara inmóvil. Las demandas que acumula Monsanto son muchísimas más (solo en en referencia al glifosato, en Estados Unidos, Monsanto debe hacer frente a más de cinco mil demandas) y el precedente de San Francisco puede acarrear nuevas multas y más desprestigio asociados a una marca tan devaluada y despreciada como Monsanto, que llevarán a nuevas pérdidas a la multinacional alemana. La compra (y beneficios) que le representará Monsanto, por si sola, no sé hasta que punto podrá permitirle a Bayer soportar estos nuevos escenarios. Más cuando el sector agrícola donde se mueve Monsanto con sus semillas, genética y pesticidas, como bien se sabe, ha llegado a un estancamiento. Es difícil crecer más en productividad, difícilmente habrán tendencias de crecimiento. Explotar la estabilidad, aunque sea mucha, es poco e impensable para cualquier empresa capitalista.

Entonces, ¿qué estrategia puede estar pensando Bayer? Me aventuro a pensar que que sea más de lo mismo, hacer la bola de nieve más grande, es decir seguir creciendo y creciendo hasta el infinito y más allá, en este caso, a base de nuevas adquisiciones. Pero eso sí, mucho más seguras. Sin dejar el campo de la alimentación, no hay duda que la gallina de los huevos de oro, nunca mejor dicho, está en el sector de la proteína animal, tanto carne como leche y sus derivados. Mientras otros sectores no tienen grandes perspectiva, si tenemos en cuenta las cifras que maneja la compañía más grande de carne del mundo, la brasileña JBS, el consumo de carne en el 2030 habrá aumentado un 30%, lo que equivaldrá al consumo de unos 48 kg. de carne por persona en el 2030.

El patrón neoliberal y globalizador es el escenario perfecto para esta fórmula de crecimiento. Hemos visto como los tribunales de la competencia están permitiendo las megafusiones sin grandes problemas. Los múltiples tratados de libre comercio en marcha y por venir, como el recientemente aprobado entre la UE y Japón, ofrecen suficientes garantías para el negocio de producir carne y leche en los lugares más eficientes y distribuirlo libremente (sin aranceles) por todo el mundo. Y los cambios culturales alimentarios de nuestra sociedad, contagiados por el modelo de vida occidental o macdonaldiano, a nivel global, nadie los va a detener, están pensando los directivos de Bayer, aunque ellos mismos procuren para ellos y sus familias, dietas menos cárnicas, más vegetarianas y saludables.

De hecho todas las empresas del sector aspiran y proyectan crecimientos. El reciente informe “Emisiones imposibles. Cómo están calentando el planeta las grandes empresas de carne y lácteos” de la organización internacional GRAIN y el Institute for Agriculture and Trade Policy, ofrece datos concretos de 3 de las 20 empresas más grandes del sector. La estadounidense Tyson espera un crecimiento anual de 3 a 4% en las ventas de carne de vacuno y aves de corral. Arla, la gigante danesa de los lácteos, proyecta aumentar 2 millones de kg. de leche a su cadena de suministro europea entre 2015 y 2020, un incremento de 14%. Y Fonterra, de Nueva Zelanda y quinto gigante en este sector, proyecta un impresionante aumento del 40% en su volumen de leche procesada para el periodo 2015-2025.

La distopía de dos o tres empresas controlando todo el sector alimentario de la carne y la leche, sea Bayer comprando a JBS y Danone, sea Nestlé comprando a Bayer y Cargill, o finalmente Amazon comiéndoselas a todas, es, a mi entender, perfectamente posible. Verlas así, todas ellas convertidas en una sola tiene una gran virtud. Es una buena fotografía del drama. Es un aplauso a la capacidad profética de Huxley, Orwell o Harry Harrinson con su libro ¡Hagan sitio! ¡Hagan sitio!que inspiró la película Cuando el Destino Nos Alcance, donde toda la comida (galletas) las producía la empresa Soylent. Es una fórmula que, como explica el informe mencionado de Grain y el IATP, asusta climatológicamente hablando. A día de hoy, las emisiones combinadas de las cinco principales compañías de proteina animal son responsables de un número de emisiones anuales de gases con efecto de invernadero igual al de la supercontaminante Exxon, y superiores a otras petroleras como Shell o BP. Si el cálculo lo hacemos sumando las emisiones de las 20 principales empresas de industria cárnica y de lácteos (donde está la española Coren Group con casi 7 mil millones de toneladas de CO2 equivalentes), entonces vemos que ellas solas producen más emisiones que potencias como Alemania, Canadá, Australia, Reino Unido o Francia.

Lo terrible será que, si no hacemos nada, ese destino sí nos alcanzará. Todas las ficciones se quedaran cortas. Si volvemos al informe, éste hace otra extrapolación estremecedora. El consenso científico dice con rotundidad que para evitar un cambio climático “peligroso” – evitar el cambio ya es imposible – tenemos que mantenerlo por debajo de dos grados centígrados, por lo que los “Acuerdos de París” del 2015 fijaron limitar el objetivo en 1’5 grados. Pero si el crecimiento que desean estas empresas cárnicas y lecheras se cumple, en el año 2030, ellas solas [o ella sola si las profecías se cumplen] generarían unas emisiones que representarían aproximadamente el 30% del total de gases permisibles para mantenernos por debajo del adjetivo “peligroso”. Y en el año 2050, este porcentaje sumaría el 81% del total. Por lo que bien podemos decir que, si no hay cambios positivos, el beneficioso negocio de una o dos empresas de alimentar mundialmente a la población con galletitas de carne de pollo, de ternera o de cerdo hará que sea imposible impedir que el destino sea morir grasos y obesos en cualquiera de las ya constantes oleadas de calor.


Comunicat de les Guilleries

agosto 30, 2018

⚠️COMUNICAT DE LES GUILLERIES (56)⚠️

 

Quan encara cueja una nova infame manipulació de la realitat procedent dels hereus sociològics del franquisme, consistent en afirmar falsament que un independentista, per motius ideològics, havia trencat el nas a una dona que arrencava llaços grocs, hem assistit a un altre atac contra el nostre Cos, ara provinent de la Fiscalia.

El Ministeri Fiscal requereix els números professionals dels companys que havien identificat a un grup organitzat d’encaputxats que actuaven de matinada provistos d’armes blanques i estris perillosos.

La institució estatal que no va obrir cap investigació quan un funcionari uniformitat del CNP va escopir al costat de dos diputats catalans independentistes mentre els deia “hijos de puta” o quan un comandament del mateix cos espanyol al crit de “Viva Franco” fracturava el nas al periodista Jordi Borràs.

El mateix organisme que tampoc va incoar diligències quan les FCSE van lesionar a 1.066 persones que no feien cap acte il·lícit. I ara demanen la identificació d’uns mossos que han actuat amb total professionalitat i escrupolós respecte a la legalitat.

Aprofitant aquesta nova agressió al CME, el president del PP català, immers en el seu deliri catalanofòbic i en frenètica competició amb C’s per obtenir el certificat de puresa d’extrema dreta, ha arribat a demanar al govern d’Espanya que assumeixi les competències dels Mossos, quan aquestes estan reconegudes per una llei espanyola de rang constitucional.

Donem tot el nostre suport als companys víctimes d’aquesta nova cacera i ens posem a la seva disposició, a la vegada que animem a tot el col·lectiu a no deixar-se atemorir i a seguir actuant amb professionalitat i servei a la ciutadania catalana.

ELS MOSSOS D’ESQUADRA DEFENSAREM LES INSTITUCIONS CATALANES I VETLLAREM PER GARANTIR ELS DRETS I LES LLIBERTATS DELS NOSTRES CONCIUTADANS. TAMBÉ EXIGIM LA LLIBERTAT DELS PRESOS POLÍTICS I EL RETORN A CASA DELS EXILIATS.

 

Les Guilleries, 30 d’agost de 2018


Josep Camp Puigdoménch ha mort

agosto 29, 2018

 

Granollers perd un dels seus grans referents. Josep Camp Puigdomenech, el factotum de Sabons Camp, que juntament amb els seus germans van crear aquella empresa innovadora que va travessar fronteres,  per la seva qualitat, quan res era fàcil.

Qui no recorda JABONES CAMP, aquella fàbrica familiar de sabons i altres productes de neteja, que es va establir a Granollers els anys 70 i va donar feina a molta gent de la nostra ciutat.

En moments difícils van catapultar Granollers al món. La seva fàbrica de sabons va ser pionera en detergents per les màquines de rentar roba.

No ho trobo enlloc, ningú me’n dona fe però el Josep m’havia explicat que els seus pares eren originaris de Riells, que feien sabó a casa i l’anaven a vendre per les cases. Ell, amb pocs anys, va deixar l’escola i anava a repartir el sabó amb bicicleta.

Era un home senzill, a l’abast. Mai tenia un No per a ningú quan el necessitaven. De conversa amena, gens donat a fer discursos bans. Sempre amb un gran somriure als llavis.

Col-laborava amb tot allò que se li proposava de manera especial pel que fa a temes d’Educació-Culturals-Artístics.

Duia Granollers al cor, després de la seva esposa i fills. Estimava la ciutat i a la gent. Tenia paraules per a tothom.

M’encuriosia que no li agradés parlar d’ell.  En moltes ocasions vaig intentar fer-li una Entrevista per algun Diari, la resposta sempre igual, faig la feina que m’agrada, la que se fer, i procuro que es faci el millor possible. No cal explicar-ho. No interessa a ningú.

Sí li agradava conversar, conèixer què passava a la nostra ciutat i a la nostra gent. Manteníem sovint llargues converses.

Personalment em dol que mai se li hagi retut cap homenatge. Considero que Granollers te un deute pendent amb ell. El seu nom ha de ser plasmat per a la posteritat.

Gràcies amic, mai t’oblidarem!

 

 

 


La bicicleta de Lenín Moreno y el nuevo equilibrio Neoliberal en Ecuador

agosto 29, 2018

Observadores críticos. Unidad de Debates Económicos, CELAG.

El presidente de Ecuador Lenín Moreno, al igual que Mauricio Macri, ha construido una economía de bicicleta. En Argentina, Macri impuso una economía basada en la famosa “bicicleta financiera” por la que el Estado estimuló la entrada de divisas al pagar altas tasas de interés a los capitales de corto plazo, y permitió que éstos salgan libremente al imponer reducidas exigencias para su permanencia. La bicicleta de Macri acaba de explotar y la economía argentina se acerca peligrosamente a un abismo de la mano del FMI (Fondo Monetario Internacional).

Moreno, por su parte, ha instaurado en Ecuador una “bicicleta de importación”: el Estado se endeuda en el exterior y con esos dólares financia a los importadores quienes, una vez desmontado el sistema de restricción a las importaciones, se aseguran una tasa de ganancia oligopólica. Finalmente, deja que las divisas vuelvan a salir libremente por dos vías: (i) como consecuencia de las mismas importaciones y (ii) reduciendo –paulatinamente- el impuesto a la salida de divisas y reinstaurando escudos fiscales para que la ganancia fugue a paraísos fiscales.

Con ello, Moreno se aleja de su antecesor, Rafael Correa, y forma un esquema piramidal similar al argentino con dos agravantes: primero, éste no fue el plan económico que ganó en las urnas y, segundo, Ecuador es una economía pequeña, sin soberanía monetaria y sin mecanismos de alerta que anticipen un colapso. En la gestión de los equilibrios monetarios del gráfico 1 se muestran las diferencias del modelo económico de Lenín Moreno y el de su antecesor, Rafael Correa.

imagen 2

Durante 2015 y 2016, Correa experimentó el descalce más importante de los términos de intercambio de las últimas décadas, la apreciación del dólar y un terremoto en la costa ecuatoriana. En 2015, la entrada neta de dólares por hidrocarburos (exportación de petróleo menos importación de derivados) fue negativa en -631 millones de dólares, y ligeramente positiva en 2016 (536 millones); en todo caso, insignificante respecto a los más de 4.000 millones que recibió en 2014 el país andino como excedente neto del petróleo. A esto hay que sumar que la guerra mediática de los grupos de poder, más la desaceleración económica, provocaron un retiro neto de divisas de las bóvedas del sistema financiero que alcanzó los 2.314 y 1.701 millones de dólares durante 2015 y 2016, respectivamente.

Este movimiento tuvo dos destinos: las élites fugaron divisas al exterior en metálico y la gente prefirió guardar los dólares en su casa al tener fresco el recuerdo del feriado bancario de 1999. Para compensar, creció significativamente la entrada neta de divisas por deuda (desembolsos menos servicio de deuda), al tiempo que se controlaron las importaciones. En 2015, Correa restringió las importaciones y logró que el sector privado (exportaciones menos importaciones) sólo saque en neto -544 millones, inferior a los más de 5.000 millones que en 2014 se habían perdido de las reservas producto del rentismo importador privado. Y, en 2016, consiguió que el saldo de giros del sector privado sea positivo con una entrada neta de divisas de 210 millones. En definitiva, la política económica de Rafael Correa consistió en contratar deuda para sortear la caída del precio del petróleo y, al mismo tiempo, cuidó que cada dólar se quede en la economía al restringir importaciones.

En cambio, Lenín Moreno entre 2017 y 2018 -como muestra el gráfico- ha seguido financiando la piscina de dólares de la reserva internacional con más deuda para garantizar las ansias importadoras que dejan ya un saldo negativo en las reservas: entre 2017 y el primer semestre de 2018 se han perdido 3.900 millones de dólares por giros netos (exportación menos importación) del sector privado hacia el exterior, mientras garantizó una entrada neta de divisas vía deuda de +4.565 millones en el mismo período. El actual presidente de Ecuador muestra estos resultados a pesar de contar con una entrada neta de divisas por hidrocarburos de +2.877 millones.

En resumen, Moreno ha creado una “bicicleta” donde el Estado vía deuda financia la importación de una élite selecta y reducida. Hay que recalcar que el monto de deuda contratada por Lenín Moreno es mayor a la que contrató Correa en el peor momento del precio del petróleo, lo que pasa es que en el gráfico 1 se muestra el aporte neto a las reservas -restando la salida de divisa por servicio de deuda-. A su vez, durante el 2018, se detiene completamente la fuga de divisas en metálico (por bóvedas). Esto denota el boicot mediático y económico que existía por parte de una burguesía hacia Rafael Correa que hoy está trabajando con Lenín Moreno. El gráfico 1 es una radiografía de la fractura en el modelo de economía política y de la instauración de una bicicleta al puro estilo neoliberal.

El sector externo a la deriva y una deuda en crecimiento

Desde la llegada de Lenín Moreno el pacto con los importadores fue evidente. Desarticuló el sistema de las salvaguardias al comercio exterior, tibiamente intentó imponer una tasa aduanera para marear a la perdiz; acto seguido la desechó y finalmente consolidó una ley económica que permite al sector comercial importar libremente y restablecer la arquitectura de planificación fiscal agresiva para que los capitales fuguen sin restricción a guaridas fiscales. Moreno les ha dado patente de corso, para que la burguesía importadora actúe a discreción y diseñe la política económica; él confía y se siente cómodo en quitarse un problema a la hora de gestionar la economía. Se nota la incomodidad que siente al discutir de economía y qué mejor que tercerizar la política económica al Comité Empresarial (su presidente es el actual ministro de Economía).

Este equilibrio de fuerzas en la economía política ya se siente en la cuenta corriente: las importaciones de bienes en 2017 crecieron en 22% respecto a 2016 y 17% en el primer trimestre de 2018 respecto al mismo período de 2017. Las rentas de factores, el otro componente de la cuenta corriente, también se debilita. La salida neta de renta de factores alcanzó en 2017 los 2.330 millones de dólares, lo que significó un 26% más que el año 2016 y un 67% mayor a lo que salió, en promedio, entre 2008 y 2014. La principal salida se da por el servicio de deuda. Durante el 2017 y 2018 Lenín Moreno tuvo la ventaja de que el precio del petróleo se recuperó respecto a lo que fue 2015 y 2016. No obstante, a pesar de las mejores condiciones externas, la cuenta corriente mostró un déficit de 380 millones de dólares en 2017, un deterioro notorio respecto al superávit de 1.316 millones de 2016.

Estas decisiones no son gratuitas, e inexorablemente los déficits de la cuenta corriente deben ser financiados mediante la cuenta financiera. Hasta el momento, Ecuador lo ha hecho con deuda externa. El Gobierno anterior optimizó sabiamente la deuda contraída durante 2015 y 2016 al frenar la importación de bienes suntuarios, aumentar impuestos para financiar el gasto público y precautelar así que la demanda agregada no se desplome. Desde que Moreno asumió el poder, a inicios de 2017, la deuda externa ha servido para financiar la importación. Desde el segundo trimestre de 2017 y el primer trimestre 2018, la economía recibió, a través de la cuenta financiera, 8.085 millones de dólares por concepto de deuda pública, la cual sirvió para seguir pagando importaciones y alimentando la tasa de ganancia del rentismo importador, mientras bajó y perdonó impuestos a grupos selectos. Evidentemente, la bicicleta de importación de la economía ecuatoriana, al igual que la argentina, se acerca  a una crisis de pago.

Una economía enferma y asintomática: ¿qué riesgos en ciernes?

La economía no va bien. Pese a lo que diga el Gobierno y el oasis mediático creado por los medios de comunicación, la calle es un buen termómetro de lo que pasa. La ciudadanía está, según varias encuestadoras, cada vez más pesimista respecto al futuro. Hay un silencio cómplice de muchos analistas que creen que la economía consiste en seguir el manual de austeridad, mientras los riesgos silenciosos de la economía siguen creciendo.

En una economía dolarizada y sin tipo de cambio, no existe forma de alerta un colapso del modelo. La devaluación, como la fiebre, alerta que las economías han entrado en un proceso de desequilibrio y, de no corregirse, la crisis llegará inevitablemente —véase ejemplos recientes como Argentina, Turquía o China—. Ecuador, al no tener tipo de cambio, es una economía asintomática que puede padecer de muerte súbita. La supuesta calma que vive el país, al no sufrir la devaluación de su moneda, esconde una crisis que se forja en silencio. El Gobierno mira hacia otro lado, la prensa lo apoya y los “analistas” siguen pensando que cerrar el déficit fiscal es toda la solución a los problemas de la economía.

Mientras tanto, las reservas internacionales siguen en caída libre (ver la tabla a continuación). Desde junio de 2017 el Gobierno de Moreno ha llenado la piscina de dólares en tres ocasiones, mediante deuda externa: en junio 2017, octubre de 2017 y, la última, en enero de 2018. Y a pesar de que hoy disfruta mejores condiciones externas, no logra frenar el desangre de dólares a causa de la importación.

imagen 3

Al 9 de agosto el Banco Central de Ecuador reporta que las reservas internacionales se ubican en 2.648 millones de dólares, lo que indica que se han perdido más de 3 mil millones de dólares (54% menos) en 6 meses, a pesar de tener un balance petrolero positivo. En una semana, entre el 3 y el 9 de agosto, las reservas cayeron 9%. Este panorama es, simplemente, insostenible.

El modelo neoliberal instaurado en Ecuador es, sin duda, una bomba de tiempo que acelera su marcha. El Gobierno, se apura por minimizar el Estado con nuevas medidas de austeridad, mientras todo apunta que deberá salir al mercado para una nueva contratación de deuda. La calificación de los bonos de Ecuador se ha reducido y el Gobierno avanza su marcha para acudir a un rescate del FMI sin sospechar que se gesta una crisis en silencio.


Festa Major Granollers: Blancs i Blaus

agosto 28, 2018

Mujeres-hombres-niños-bebes, llenaban esta tarde la Porxada, frente al Ayuntamiento, participando en el inicio de la Fiesta Mayor 2018 en la que, cual todos los años, la Competición está servida.

Los blancos y los azules deberán demostrar, a lo largo de la semana a través de múltiples actividades lúdico-culturales-deportivas que serán controladas  por jueces voluntarios.

Ellos decidiran cuales son las más atrevidas, originales, las que más pasión inspiran a los ciudadanos.

Agrupados en dos bandos: azul y blanco, hombres-mujeres, niñas-niños competirán con  multiples actividades, adecuadas para las diferentes edades, sean bebés como los que hemos visto esta tarde, jóvenes y adultos.

La oferta es extra, no sólo para los conformistas habituales sino que para los más exigentes.

También estabamos los de amarillo, recordando a nuestros presos y exliados políticos, para quienes exigimos su Libertad, cómo hacemos todos los martes a las 19’30h en la Porxada.

 

 


Las autocriticas de la izquierda. Emir Sader

agosto 28, 2018

 

bolivia_movimientos_x_alai_custom.jpg

Foto: ALAI
“la autocrítica no es una noria”

Mario Benedetti

 

Cuando hay reveses, nada más natural que autocriticas. Si la izquierda, aún más en una era neoliberal, en que la derecha no tiene nada de muy atrayente para ofrecer, sufre derrotas, claro que por lo menos parte de las responsabilidades caben a la misma izquierda.

¿Pero cuál es el marco en que deben dar esas autocriticas? Que Benedetti decía que no debe ser una noria:

“no voy a anquilosarme en el reproche

  y  no voy a infamar a mis hermanos…

… el baldón y la ira los reservo

que esto quede bien claro

yo los reservo para el enemigo.

Con mis hermanos porfiaré

es natural

sobre planes y voces

trochas, atajos y veredas

pasos atrás y pasos adelante

silencios oportunos omisiones que no

coyunturas mejores o peores

pero tendré a la vista que son eso

hermanos”.

 

El marco inicial de los balances de la primera etapa de la lucha antineoliberal en América Latina tiene que darse en el escenario descrito sabia y bellamente por Benedetti. Como balance en el campo popular, en el campo de la izquierda, de todas las fuerzas neoliberales. Los reveses no han cambiado: la polarización fundamental de nuestra época, la que se da entre el modelo neoliberal, como proyecto capitalista para el actual periodo histórico, y las fuerzas anti y posneoliberales.

En segundo lugar, todo balance tiene que darse a partir del éxito sin precedentes de los gobiernos antineoliberales. En el continente más desigual del mundo, en el marco internacional de generalización de los gobiernos neoliberales, que aumentan las desigualdades y la exclusión social, los gobiernos de Venezuela, Brasil, Argentina, Uruguay, Bolivia y Ecuador, han logrado disminuir sensiblemente las desigualdades y la exclusión social, a contramano de la tendencia global.

La primera autocritica tiene que ser hecha por los que no creyeron que esos gobiernos fueran posibles. Los que preveían, por ejemplo, que el gobierno de Lula sería una continuidad del gobierno de Cardoso, que el gobierno de los Kirchner repetiría el gobierno de Menem. Se han equivocado profundamente. Las trasformaciones en esos seis países fueron inmensas, las más importantes que esos países han vivido en mucho tiempo.  Quien afirmó que el PT había traicionado en Brasil y que el gobierno Lula fracasaría, ha cometido error grave y debieran hacer autocrítica respecto a esa previsión equivocada.

Los errores cometidos por los gobiernos antineoliberales tienen que ser enmarcados en ese escenario. Los triunfos de la izquierda fueron posibles cuando lograron convencer a la mayoría de la sociedad de que nuestros problemas fundamentales son los de carácter social, de ahí la necesidad de gobernar poniendo la prioridad en las políticas sociales.

Fue así que han logrado conquistar el apoyo de la mayoría de la población, ser elegidos y reelegidos sucesivamente. Cuando la derecha ha logrado desarticular ese consenso e imponer los suyos (los gastos excesivos del Estado habrían desorganizado la economía, más el tema de la corrupción), ha logrado obtener victorias políticas.

En lo fundamental, no fueron las políticas gubernamentales las que han fracasado, sino la capacidad de convencimiento, de persuasión, de la izquierda en su conjunto: gobiernos, partidos, movimientos sociales. Se ha perdido el apoyo de gran cantidad de gente beneficiaria de las políticas sociales de los gobiernos.

Este fue el factor fundamental que llevó al debilitamiento del apoyo popular a los gobiernos, a su relativo aislamiento y a su derrota. Ello vale para aquellos países en que la izquierda ha sido derrotada en elecciones, como Argentina; por un golpe, como en Brasil; por una reversión de la naturaleza del gobierno, como en Ecuador, o por perdida de apoyo popular, como en Venezuela.

Esa es la más grande autocritica que la izquierda debe hacer. Por qué y cómo, después de lograr imponer su hegemonía al conjunto de la sociedad, la ha perdido. Pero la autocrítica, para las fuerzas de izquierda, no es solo un proceso teórico. Lo que pasa en Brasil es un buen ejemplo: cuando se decía que Lula y el PT estaban superados, fueron ellos los que han dado vuelta a la situación, no mediante una autocrítica teórica solamente, sino en la forma de acción, que ha llevado a la recuperación de la hegemonía de la izquierda sobre la sociedad brasileña, con buenas perspectivas de victoria y de la primera superación de la contraofensiva de la derecha en América Latina.


A %d blogueros les gusta esto: