Jóvenes, ciudadanos del mundo, es tiempo de acción. Federico Mayor Zaragoza

noviembre 17, 2017

“Habrá palabras nuevas para la nueva historia”
Ángel González

“¡Implicaos!” fue el grito – mensaje final de Stephan Hessel. “Tendréis que cambiar de rumbo y nave”, apostilló José Luis Sampedro. Pues bien, ha llegado el momento de implicarse, de cambiar de rumbo y nave, para el “nuevo comienzo” que preconiza la Carta de la Tierra, documento que deberíamos tener como referente esencial para los cambios radicales que debemos acometer.
La propia Declaración Universal de los Derechos Humanos establece claramente en el segundo párrafo de su preámbulo que, si no fuera posible el pleno ejercicio de los derechos humanos, estos podrían verse “compelidos a la rebelión”. Pues bien, ha llegado el momento, de manera pacífica pero firme de la rebelión, de expresaros, de haceros oír, de inundar el ciberespacio y las calles de vuestra presencia, de vuestra voz, de vuestros puntos de vista, conscientes de que la reacción frente a los desafíos globales es inaplazable.
Ciudadanos del mundo: no os dejéis embaucar por ideólogos que han perdido hace tiempo la brújula y no se aperciben –o no quieren hacerlo- de que es toda la especie humana –este prodigio formidable y esperanzador- la que se halla en riesgo, y no debe someterse a reducción alguna, a “localizarse”, sino que debe saber reaccionar junta ante unos poderes de toda índole, incluido el mediático, que pretenden reducir las voces de “Nosotros, los pueblos…” a simples espectadores, enfrascados y ofuscados en dilucidar pertenencias a pequeñas “parcelas”, cuando, como advertía hace poco, los desafíos son sin precedentes y las soluciones, de acuerdo con Amin Maalouf, deben ser así mismo sin precedentes. En lugar de concentrarnos en cuestiones relativas a lo más cercano y circundante, debemos abordar conjuntamente, manos y voces unidas, los peligros que nos amenazan y reaccionar antes de que sea demasiado tarde.
Debemos ser todos plenamente conscientes de que nos hallamos, por primera vez en la historia de la humanidad, en una situación de extrema gravedad y complejidad, enfrentados a problemas potencialmente irreversibles, de tal modo que, si no actuamos a tiempo y con firmeza, podrían alcanzarse puntos de no retorno en la habitabilidad de la Tierra.
Siempre recuerdo aquella frase terrible de Albert Camus: “Les desprecio porque pudiendo tanto se atrevieron a tan poco”. Actuemos conjuntamente de tal modo, que las generaciones venideras no pronuncien nunca o no tengan motivos para pronunciar estas palabras. El gran desafío y el deber supremo de cada generación es asegurar a las venideras una vida digna y el pleno ejercicio de las facultades distintivas de la especie humana: pensar, imaginar, anticiparse, ¡crear! Cada ser humano único capaz de crear, nuestra esperanza.
Está llegando el tiempo de la amistad, del desprendimiento, de la escucha, de la afirmación, de la rectificación, de caminar a contraviento. La alternativa a la involución es la evolución. La alternativa a la revolución también. Sólo una “r” de responsabilidad, separa la evolución de la revolución. Si somos responsables, unos y otros, elegiremos, como la naturaleza nos muestra con gran esplendor, la evolución. Es preciso inventar el mañana. Es acuciante atreverse a saber y saber atreverse. Jóvenes: es preciso sobreponerse al acoso mediático que quiere convertiros en espectadores en lugar de actores, dando alas al escepticismo en lugar de a la esperanza. Recuerdo aquella frase del 15-M que tanto me ilusionó: “Si no nos dejáis soñar, no os dejaremos dormir”. No os distraigáis en cuestiones locales, en obcecadas pertenencias, en favor de cuestiones irrelevantes cuando tenemos, entre todos, que hacer frente a problemas que nos incumben a todos, de una parte de mundo u otra, de un estatus social u otro, de un color de piel u otra, de una ideología u otra… Recordadnos permanentemente nuestras obligaciones intergeneracionales y aprended a com-partir, a con-vivir, a des-viviros por los demás, porque la solidaridad y el desprendimiento son, precisamente, los ignorados caminos del mañana que vosotros debéis señalarnos permanentemente.
Disponemos de muchas hojas de ruta dejadas al lado, marginadas, menospreciadas, que hoy son más importantes que nunca en el pasado: la Declaración Universal de Derechos Humanos, la Carta de la Tierra, la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea, la Declaración de las Naciones Unidas sobre el Milenio, la Declaración y Plan de Acción sobre una Cultura de Paz… Todas ellas deben servirnos en estos momentos para orientar nuestro comportamiento cotidiano. También actualmente gracias a la longevidad, disponemos de un tesoro normalmente infrautilizado: la experiencia de los que viven los últimos trechos de su recorrido humano. La experiencia es el balance de los aciertos y los errores de cada uno, acumulando un valor tan extraordinario como precariamente utilizado. Por esto animo a los jóvenes a compartir experiencias y vivencias para que les ayuden a no desfallecer, a decidir actuar con denuedo cuando todavía sus alas son fuertes para volar alto y sin decaimientos.
No toleréis ningún brote de supremacismo. Esta es la mayor fuente de enfrentamientos, la mayor responsable de víctimas a lo largo de la historia, de una historia que no puede repetirse. Todos los seres humanos iguales en dignidad, es el principio de la justicia y de la paz. Como escribía recientemente, “Quiéranlo o no reconocer interesados y cortoplacistas líderes actuales, nos hallamos en el antropoceno –influencia humana sobre las condiciones ecológicas- y debemos cumplir nuestros deberes oportunamente se convierte en una exigencia ética irrenunciable. Ahora ya no tenemos excusas: ya sabemos lo que acontece y podemos expresarnos libremente gracias a la tecnología digital. Y, sobre todo, la mujer, marginada totalmente hasta hace poco ocupa progresivamente un importantísimo lugar -“piedra angular”- que le corresponde en la toma de decisiones a todos los niveles.
Es preciso, en primer lugar, promover la refundación de un sistema multilateral democrático a escala mundial, con unas Naciones Unidas fuertes y capaces de acción rápida y eficiente, de tal modo que se prescinda inmediatamente de los grupos plutocráticos (G7, G8, G20) que establecía el neoliberalismo globalizador y que ha conducido a la actual situación de desconcierto conceptual, social y económico en que se halla el mundo.
La eliminación de la amenaza nuclear, asegurando una vida digna, a través de una puesta en práctica inmediata de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y de los Acuerdos de París sobre Cambio Climático, de tal modo que se pueda vivir dignamente en todos los lugares del mundo. Dos transiciones son imprescindibles: de una economía de especulación, deslocalización productiva y guerra –insisto en que es intolerable que cada día se inviertan 4000 millones de dólares en armas y gastos militares al tiempo que mueren de hambre y desamparo miles de personas como la mayoría niñas y niños de uno a cinco años de edad- a una economía basada en el conocimiento para un desarrollo global sostenible y humano.
La segunda transición, que debe acompañar ineludiblemente a la primera, es desde una cultura de imposición, dominio y guerra a una cultura de encuentro, conversación, conciliación, alianza y paz. La gran inflexión histórica, de la fuerza a la palabra, que permitiría este nuevo concepto de seguridad, que no sólo tuviera en cuenta la de los territorios sino, sobre todo, la de aquellos que nacen, viven y mueren en estos territorios.
Por cuanto antecede, es absolutamente intolerable que el Presidente Trump haya anunciado que no pondrá en práctica las medidas apremiantes sobre regulación del cambio climático que se acordaron en París en noviembre de 2015. Aquellos acuerdos fueron fruto de un intensísimo trabajo realizado, con todo rigor científico, desde hace muchos años. Ya en 1947, en la UNESCO se creó la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, y a continuación los programas internacionales sobre geología, hidrología, oceanografía… Y se crearon los grandes programas de “EL Hombre y la biosfera”, “Las reservas de la biosfera”… Sólo cegados por intereses cortoplacistas puede ahora decirse que se han improvisado medidas para asegurar la calidad en la habitabilidad de la Tierra. Sólo el insólito mediático Presidente de los Estados Unidos, señor Trump, podía proceder de esta manera: la juventud, sobre todo, la más afectada, incluidos los propios familiares del Presidente Trump, deben reaccionar de inmediato, anunciando que, si no modifica radicalmente estas actitudes, se procederá en una reacción mundial en las redes sociales, a no consumir productos procedentes de la gran nación norteamericana, que tanto padece las inconveniencias del Partido Republicano.
“No hay desafío que se sitúe más allá de la capacidad creadora distintiva de la especie humana”, proclamó el Presidente norteamericano John F. Kennedy en 1963. Debemos inventar el futuro. Todo imposible hoy puede ser feliz realidad mañana pero, como escribió tan sabiamente Miquel Martí i Pol, “¿Quién, si no todos?”.
Todos para promover el desarme para el desarrollo. Todos para favorecer la transición de la fuerza a la palabra. El tiempo del silencio y de la sumisión ha concluido.
Es indispensable proceder a la redefinición de cuestiones tan esenciales para una vida “normal”, como el nuevo concepto del trabajo, de la democracia, del Estado de “justicia”, etc. En suma, hay que inventar el futuro para poder llevar a efecto la “evolución pendiente”. Evolución, es decir, conservar aquello que debe conservarse, porque son los fundamentos básicos y los puntos de referencia absolutamente imprescindibles para la hoja de ruta, y cambiar todo aquello que deba ser cambiado. Evolución, para un futuro distinto. Aquel en el que soñábamos y en el que tenemos que volver a soñar con mayor perseverancia todavía.
Jóvenes, ciudadanos del mundo, el tiempo del silencio ha concluido, el tiempo de los esfuerzos irrelevantes cuando están en juego, por primera vez en la historia, cuestiones esenciales para la vida digna, debe dejar paso a la acción consciente y decidida. Atreverse a saber y saber atreverse: sólo así llegaremos a cabo la evolución y evitaremos la revolución.

Trio per a clarinet de Brahms. Jordi Masó, Xavi Castillo i Mireia Quintana

noviembre 16, 2017
Teatre Auditori de Granollers Sala Petita. Divendres 17 de novembre 20:00 h

El pianista granollerí Jordi Masó interpretarà, juntament amb el clarinetista Xavi Castillo i Mireia Quintana al violoncel, el Trio per a clarinet, violoncel i piano en la menor, de Brahms.

Aquesta obra és considerada una de les peces cabdals de la música de cambra romàntica.

El concert es complementarà amb dues peces de Schumann i  la Sonata per a clarinet i piano de Standford. El virtuosisme serà el protagonista.

Programació Familiar a les 19h. Concert pedagògic a l’entorn del romanticisme de Brahms, que comptarà amb l’actuació dels mateixos músics: Jordi Masó piano, Xavier Castillo clarinet, i de la violoncel·lista Mireia Quintana.  Aclariran, als més joves: Què és un trio? Com es combinen els sons del vent i la corda? Quin paper juga el piano? I Brahms?

Les respostes, les trobaran en aquest concert familiar de trenta minuts de durada, dins el Cicle Carles Riera, l’amic, l’artista que aquest novembre fa vuit anys ens va deixar, rera una ingent tasca al Conservatori de Música Josep Mª Ruera que va dirigir i fer gran.  Aquells Concerts mensuals que ell va iniciar per tal de fer conèixer els instruments als alumnes. Una manera óptima per a descobrir amb quin millor s’identificaven i els convenía escollir.

Instigador  de l’Orquestra de Cambra de Granollers que va posar en marxa, a partir dels músics que es formaven a l’Escola.

Qui era Carles Riera? Un Clarinetista insigne que va passejar la seva música apassionada, arreu.

Era l’home culte que ens va enamorar a través del seu art, la seva paraula, la seva saviesa, la seva bondat.  L’home de família,  de la bona taula, de sobria conversa, de generositat extrema. Amic de tothom, amb el que vaig tenir el goig de compartir tasques en el Festival Internacional de Música de Granollers, i , a la Fundació de l’Orquestra de Cambra des de la seva creació. Gràcies Carles, et tenim sempre present i, et trobem a faltar. Vas morir quan teníem, encara, molta feina a fer.

Sàpigues que et portem al cor i, mai t’oblidem.


Llegó el frío.

noviembre 15, 2017

Llegó el frío, mi gran enemigo. No admite diálogo ni negociación.

Llega todos los años cuando el día se acorta, en algunas ocasiones con retraso pero, nunca falla.
Para mi es la peor estación del año, me aturde. No tiene conmiseración con nadie. Mata sin piedad a los indefensos, a los sin techo, a los ancianos, pero también incomoda y a menudo acaba con nuestros frutos de la tierra, a los que es preciso proteger.

No atiende a razones, no se deja tentar por mucho que le ofrezcan. Aleja a nuestras aves que deben emigrar para protegerse. ¡Quién tuviera alas! Yo también me largaría donde luciera el sol no importa en qué lugar del mundo.
Es triste ya que no todo el mundo se siente seguro cuando el frío nos ataca, no tiene muchos amigos, no perdona a nadie por importante que sea. Puede acabar con la vida de los más débiles, aquellos que no tienen un techo bajo el cual “dormir”, una cama, ropa de abrigo, una taza caliente de leche o, de sopa, de café.
Me gustaría hibernar como hacen las tortugas, las hormigas para reaparecer sana y salva cuando las temperaturas recuperan los 20º aunque, personalmente, prefiero los 25º.

 


Presos polítics. Els volem a casa

noviembre 14, 2017

Vergonyant la situació que viu el nostre país, repressió per part d’un Estat que fa figa, que te por de caminar sol. Com que necessita el nostre suport econòmic, no permet que ens en anem.

Diuen que enraonant la gent s’entén però, el diàleg ha estat sempre de sords…No volen escoltar-dialogar, simplement, volen imposar i, ho fan.

Curiosament els ciutadans de Catalunya ens hem enfortit. No tenim por de dir que volem ser lliures, que volem viure sense cuirasses, sense esglais.

És una situació com la que es produeix quan un fill vol emancipar se. Ha de tenir clar que, a partir d’aquell moment tota la responsabilitat serà seva, i haurà de fer front al que es presenti, en el moment que els deixem lliures per a decidir el seu futur.

Nosaltres ho tenim clar però els nostres “veladors” els que fins ara ens han “dirigit” -no pas amb l’estima necessària-  NO ens deixen marxar. Si tant ens volen, per què no s’ho han plantejat abans i ens han tractat millor?

De moment els EXIGIM que deixin en llibertat els Jordis, tot recriminant la inacceptable la forma en què els van empresonar. Pura vergonya! Ho estan disfressant de manera que, els de més enllà de l’Ebre es creuen el què els diuen des del Govern de la Nació, mentides inacceptables.

També cal que puguin tornar de l’exili els nostres governants… Sabem la trama que els havien preparat, amb grans dosis de ciència-ficció de la més burda.

Amics empresonats i exiliats: us volem a casa sans i estalvis. Les vostres famílies us necessiten i nosaltres, els vostres amics també. Som un poble que estima els seus com hem demostrat abastament.  Sense violència hem sortit a carrers i places, hem reclamat el vostre retorn amb gent arribada de tot Catalunya amb la que hem fet amistat.

Tots volem-exigim la vostra llibertat, escoltar les vostres experiències. No ens deixa dormir pensar amb la vostra soledat, gent acostumada a molta feina. Vet aquí que heu romàs en quietud inusitada, no buscada, tancats a pany i clau en lloc poc engrescador.

Us necessitem, vénen temps de feina grossa, la que vosaltres sabeu fer. Cal que ens ajudeu a reconquerir aquesta nostra vella-bella esperança, la Catalunya que ja havien somniat els nostres pares-avis i, ara, tenim a l’abast de la ma.

Que ningú escolti les veus de sirenes, com sempre nefastes, per enredar-esporuguir els menys valents.

Som-hi doncs! TOTS fora de la presó i de l’exili i, a treballar de valent.

 


La vida y su costo. Alfredo Vera Arrata

noviembre 14, 2017

 

En el tiempo primitivo los objetos y las personas se vendían a un precio tan irrisorio que se lo comparaba con un plato de lentejas.

Al correr de los tiempos, y con todo lo que ha evolucionado la sociedad, este fenómeno que tiene que ver con el costo de la vida, empeora porque cada vez, los seres humanos tienen un costo tan minúsculo y devaluado que casi ya no valen nada.

Este es un fenómeno universal y nuestra realidad tiene semejanza y ya los individuos también incrementan su devaluación, sin importar las funciones que ocupan, ni los niveles de formación académica que ellos hayan alcanzado.

En el ámbito de la política la crisis de valoración se deteriora más por las ambiciones de figuración que los sujetos  anhelan alcanzar.

Analicemos lo que acontece en estos momentos cuando se ha descubierto una inmensa red de corrupción en las contrataciones de importantes obras públicas por parte del Estado.

Casi una docena de países están afectados por el descubrimiento de negocios sucios y corruptos desplegados por varias empresas internacionales, entre ellas, una brasilera que pertenece a un magnate de apellido Odebrecht y nuestro país no está excluido de este perverso fenómeno que nos afecta desde hace más de diez años.

Varios contratos de obras importantes para el desarrollo de nuestra colectividad fueron concertados con la mencionada empresa y no fuimos excluidos de este azote infernal.

A la hora de arreglar cuentas, aparece que ciertos individuos que cayeron en la tentación de vender su conciencia, hasta reniegan de su pasado y no tiene escrúpulos para enseñorear públicamente su acto de traición ante la confianza con la que el pueblo los eligió para diversos cargos.

Después de participar con una cuota de beneficio personal, los que hace poco tiempo se proclamaban militantes de Alianza País no tienen empacho en traicionar  al gestor de ese movimiento político y se convierten en aliados de quienes han patrocinado la persecución de los que fueron sus compañeros y, sin justificación alguna, están siendo víctimas de acusaciones desprovistas de pruebas evidentes de haber tocado parte de esos dineros mal habidos.

Los argumentos en algunos casos son derivados por el vínculo de parentesco entre los presuntos actores de los delitos, lo que atenta contra el contenido de la norma Constitucional, que universalmente no admite que se juzgue como complicidad en la comisión de esos entuertos, por afinidad familiar.

EL Fiscal que  investiga esos latrocinios, proclamó la inocencia de los extranjeros corruptores que confesaron su culpabilidad.

Para castigar a los inocentes hay una confabulación que no puede justificarse, porque responden a razones políticas.

Los maledicentes no se saldrán con la suya y, más temprano de lo que puedan imaginar, los que vendieron su conciencia serán castigados por la vindicta popular.


Los prostíbulos del capitalismo. Emir Sader

noviembre 14, 2017
Gracias amigo, España debe ganar la partida en cuanto a uso de prostíbulos y, No pasa nada. Increíble en el S XXI.
Los mal llamados paraísos fiscales funcionan como prostíbulos del capitalismo. Se hacen allí los negocios turbios, que no pueden ser confesados públicamente, pero que son indispensables para el funcionamiento del sistema. Como los prostíbulos en la sociedad tradicional.

A medida se acumulan las denuncias y las listas de los personajes y empresas que tienen cuentas en esos lugares, nos damos cuenta del papel central y no solo marginal que ellos tienen en la economía mundial. “No se trata de ‘islas’ en el sentido económico, sino de una red sistémica de territorios que escapan a las jurisdicciones nacionales, permitiendo que el conjunto de los grandes flujos financieros mundiales rehúya de sus obligaciones fiscales, escondiendo los orígenes de los recursos o enmascarando su destino.” (A era do capital improdutivo, Ladislau Dowbor, Ed. Autonomia Literaria, Sao Paulo, 2017, pag 83)

Todos los grandes grupos financieros mundiales y los más grandes grupos económicos en general tienen hoy filiales o incluso matrices en paraísos fiscales. Esa extraterritorialidad (offshore) cubre prácticamente todas las actividades económicas de los gigantes corporativos, constituyendo una amplia cámara mundial de compensaciones, donde los distintos flujos financieros ingresan a la zona del secreto, del impuesto cero o algo equivalente, y de libertad relativamente a cualquier control efectivo.

En los paraísos fiscales, los recursos son reconvertidos en usos diversos, repasados a empresas con nombres y nacionalidades distintas, lavadas y formalmente limpias. No es que todo se vuelva secreto, sino que con la fragmentación del flujo financiero el conjunto del sistema lo vuelve opaco.

Hay iniciativas para controlar relativamente a ese flujo monstruoso de recursos, pero el sistema financiero es global, mientras las leyes son nacionales y no hay un sistema de gobierno mundial. Asimismo, se puede ganar más aplicando en productos financieros y, encima, sin pagar impuestos, es un negocio redondo.

“El sistema offshore creció con metástasis en todo el globo, y surgió un poderoso ejército de abogados, contadores y banqueros para hacer funcionar el sistema… En realidad, el sistema raramente agrega algún valor. Al contrario, está redistribuyendo la riqueza hacia arriba y los riesgos hacia abajo y generando una nueva estufa global para el crimen.” (Treasured Islands: Uncovering the Damage of Offshore Banking and Tax Havens, Shaxon, Nicholas. St. Martin’s Press, Nova York, 2011.

El tema de los impuestos es central. Las ganancias son offshore, donde escapan de los impuestos, pero los costos, el pago de los intereses, son offshore, donde son deducidos los impuestos.

La mayor parte de las actividades es legal. No es ilegal tener una cuenta en las Islas Caimán. “La gran corrupción genera sus propia legalidad, que pasa por la apropiación de la política, proceso que Shaxson llama de ‘captura del Estado’” (Dowbor, pag. 86).

Se trata de una corrupción sistémica. La corrupción involucra a especialistas que abusan del bien común, en secreto y con impunidad, minando las reglas y los sistemas que promueven el interés público, en secreto y con impunidad, y minando nuestra confianza en las reglas y sistemas existentes, intensificando la pobreza y la desigualdad.

“La base de la ley de las corporaciones y de las sociedades anónimas, es que el anonimato de la propiedad y el derecho a ser tratadas como personas jurídicas, pudiendo declarar su sede legal donde quieran e independiente del lugar efectivo de sus actividades, tendría como contrapeso la trasparencia de las cuentas” (Dowbor, pag. 86) Las propinas contaminan y corrompen a los gobiernos, y los paraísos fiscales corrompen al sistema financiero global. Se ha creado un sistema que vuelve inviable cualquier control jurídico y penal de la criminalidad bancaria. Las corporaciones constituyen un sistema judicial paralelo que les permite incluso procesar a los Estados, a partir de su propio aparato jurídico.

The Economist calcula que en los paraísos fiscales se encuentran 20 trillones de dólares, ubicando a las principales plazas financieras que dirigen estos recursos en el estado norteamericano de Delaware y en Londres. Las islas sirven así como localización legal y de protección en términos de jurisdicción, fiscalidad e información, pero la gestión es realizada por los grandes bancos. Se trata de un gigantesco drenaje que permite que los ciclos financieros queden resguardados de las informaciones.


Barcelona, 13 de noviembre 2009. La MM encandila Barcelona

noviembre 13, 2017

Cópio lo que escribí hace 8 años, el 13 de noviembre 2009 cuando, con la Marcha Mundial por la Paz y la NoViolencia llegámos a Barcelona, procedentes de Roma. Tras una Jornada con mucha responsabilidad, fuí a cenar con mi familia a l’Ametlla. Cuanto cariño me esperaba.Gracias.

Llegamos en avión desde Roma. Impresionante recibimiento en el aeropuerto, amigos, familia, radios, TV. No faltaba nadie ni nada. El clamor era grande, el punto de salida de los pasajeros lleno a rebosar me aligeró la tensiones que comporta llegar a tu ciudad y ver qué repercusión vivirás. ¿Habrá alguien que nos espere?
El EB debió, como siempre, dividirse en equipos para poder compartir que ciudades, entidades, escuelas, y estamentos oficiales nuestro proyecto.
Con Rafael de la Rubia y Alexander Mora, acompañados de Carles Martin, Mercé Duch y Pau Segado, fuimos recibidos por el representante del alcalde, Manel Vila, que nos dio la bienvenida, nos mostró el hermoso ayuntamiento y su satisfacción por nuestra visita a la ciudad condal.
Fuimos a continuación a la Generalitat donde nos esperaba Jordi Menéndez, quien representaba al Presidente Montilla, que no pudo estar con la MM. Tras escuchar el propósito de nuestra aventura manifestó la adhesión de Catalunya en la persona de su Presidente, a la vez que nos deseaba suerte para acabar con éxito nuestro cometido.
Por la tarde fue el President Ernest Benach quién nos dio la bienvenida en el Parlamento. Comentamos, de forma distendida nuestra experiencia, las vivencias recopiladas desde Nueva Zelanda punto de partida hacía 49 días.
Tuvimos a continuación un interesante coloquio con representantes de diferentes partidos que, en el Parlament, trabajan sobre temas de Paz: Dolors Camats, Toni Comín, Anna Figueras, Miquel Carrillo. Contrajimos el compromiso de seguir en contacto para dibujar, si es preciso, labores conjuntas en un futuro inmediato.
A las 6 de la tarde se inició una manifestación por las calles de Barcelona, desde la plaza Universidad hasta el Arco de Triunfo, unas dos mil personas acompañaron la MM al son de música, radiantes de alegría.
Parlamentos, música, espectáculo pusieron la nota final a una jornada inolvidable. Nuestro temor inicial fue modificado por el agradecimiento a tanta participación. La verdad es que me sentí agobiada y avergonzada, tantos besos y abrazos de personas que no conocía. Me indujeron a considerar la gran responsabilidad que sobre mi recae. Intentaré no defraudarles. Amigos, os quiero, gracias por vuestro cariño. He tenido la suerte de participar en este proyecto gracias a Federico Mayor Zagoza y a su Fundación Cultura de Paz que me honra representar.

Montserrat Ponsa
Fundación Cultura de Paz


A %d blogueros les gusta esto: