Poesia de Ramón Torres Galarza

octubre 17, 2019

 

Invento.

 

Quiero inventar una palabra

que cuando escriba o la diga

signifique AMOR…


Muere Alicia Alonso, la Prima Ballerina Assoluta de Cuba. Periodico Cubano

octubre 17, 2019
Falleció próxima a cumplir los 99 años en un hospital de La Habana

Muere Alicia Alonso

Muere Alicia Alonso, Prima Ballerina Assoluta de Cuba.

La bailarina cubana Alicia Ernestina de la Caridad Martínez del Hoyo, mundialmente conocida como Alicia Alonso, falleció este jueves en un hospital de La Habana donde ingresó horas antes por una baja de presión arterial.

Había nacido el 21 de diciembre de 1920 dentro del cuartel de Columbia de La Habana, mientras su padre ejercía de oficial de intendencia y caballería. Hunguita o Hunga, como era llamada en la intimidad por amigos y familiares (por su pelo moreno y ojos negros parecía húngara) estaba próxima a cumplir los 99 años.

Vivió de pequeña en España, llevada por su hermana mayor. Allí aprendió a tocar las castañuelas y los rudimentos de las danzas españolas.

Discípula desde los 9 años del maestro ruso Nikolai Yavorski, realiza su primera aparición escénica dentro de la Sociedad Cultural Pro-Arte Musical.

Contrae nupcias con apenas 15 años con el también bailarín y posterior maestro Fernando Alonso, de quién tomó el apellido Alonso, y junto al cual tuvo una única hija, Laura también una prestigiosa maestra de ballet.

En los Estados Unidos, Alicia entró en la Scholl of American Ballet. Donde entre otros, tuvo cuatro maestros decisivos: Enrico Zanfretta, Alexandra Fedorova, Anatole Vilzak y Anthony Tudor; posteriormente fue alumna de Vera Volkova en Londres y por Olga Preobrayenskaya en París.

Luego de varias apariciones en Broadway durante los años 30 y algunos papeles protagónicos, se vuelve leyenda el 2 de noviembre de 1943, cuando la inglesa Alicia Markova enferma y Alicia tiene que sustituirla como protagonista de Giselle, en 2013 en esa misma fecha, celebró los 70 años de esta aparición escénica asistiendo en el Teatro de La Maestranza de Sevilla a una representación de este título por su compañía, el Ballet Nacional de Cuba.

Bailó con todos los destacados partenaires masculinos de su tiempo, aunque su inseparable hasta 1960 fue Igor Youskevitch, con el que llegó a tener una complicidad escénica legendaria.

En 1948 vuelve a La Habana como bailarina invitada de Pro-Arte Musical. Es entonces cuando funda su compañía, el Ballet Alicia Alonso (después Ballet de Cuba y a partir de 1959 Ballet Nacional de Cuba) junto a su esposo.

Luego del triunfo de la revolución castrista, Alicia fue una de las que se “quedó en Cuba”, recibiendo un personal apoyo de Fidel Castro. El líder cubano dotó al ballet de Alicia de un generoso presupuesto para su desarrollo, además de la fundación de la Escuela Nacional de Ballet dentro del complejo de la monumental Escuela Nacional de Artes.

Continuó bailando con Azari Plisetski y posteriormente con Jorge Esquivel, bailando “Giselle”. Tras su divorcio con Fernando Alonso, se casó con Pedro Simón, historiador y director del Museo de la Danza de La Habana, que actualmente la sobrevive.


Vivir contra morir. Farruco Sesto

octubre 17, 2019

Publicado hoy en mi columna de Correo del Orinoco Mar de Leva
Tomo prestado el contundente verso de Gustavo Pereira, nuestro querido hermano mayor en la poesía y en la consecuencia, para darle título a esta columna y, con ella, a la idea de que eso es precisamente lo que nos toca, vivir contra morir, a quienes alentamos la llamarada de la revolución bolivariana. Pero no como responsabilidad de  cada uno por separado, a la orilla de su cotidianidad, sino como el gran reto del conjunto de todos nosotros, en el vital espacio de nuestro proyecto emancipador.
Queridos camaradas, yo sé que lo sabemos. Pero provoca reiterarlo, y hay que insistir en ello, cuando el cansancio o la desesperanza pudieran representar alguna de las piedras en el camino.
Vivir contra morir. Pues no hay otras opciones a la vista, ni otro plan B en el horizonte, ante las dificultades, las amenazas y las agresiones reales de nuestros enemigos. Necesario es vencer, como diría otro camarada, ya un poco más lejano en el tiempo, pero siempre presente.
Vivir, vivir, vivir.  Esto es, avanzar, consolidar nuestro proyecto colectivo sin renunciar a su esplendor, ni a su esencial pureza.
Vivir contra morir. Apretar duro el paso y el ánimo, afinar la mirada, y exorcizarnos de todos los demonios posibles, incluyendo no únicamente a los que siembra el adversario, sino también a nuestros propios diablos internos, que nunca faltan.
Vivir contra morir. Para ganar esta batalla y todas las batallas que haga falta. Para continuar la lucha que otros ya comenzaron hace siglos. Y para encender la luz en donde haya que prenderla, de modo que ilumine también a los que más tarde vengan para sustituirnos.
Lo sentimos así. Sabiendo al mismo tiempo, y por otra parte, que en la humana aventura no estamos solos. Puesto que el milagro de nuestra revolución, con todas sus circunstancias y particularidades, no constituye un hecho aislado, sino que de alguna manera se conecta con un gran propósito general de largo aliento que trasciende culturas, generaciones y fronteras: un viejo sueño milenario.
De modo que vivir es necesario. Vivir contra morir. Honrando la enseñanza  y profecía del comandante Chávez de que viviremos y venceremos. Y también la palabra de otro poeta que nos dejó escrito en algún lugar: “en esta vida morir es cosa fácil, hacer la vida es mucho más difícil”
Pues eso es, justamente, y no otra cosa, lo que hay que hacer: la vida. En nuestro caso, la revolución.
Con lo cual me provoca decir una vez más, de modo que lo digo: unidad, lucha, batalla y victoria.

Torra propone “volver a poner las urnas para la autodeterminación” esta legislatura como respuesta a la sentencia del Supremo

octubre 17, 2019

 

ERC admite que no conocía la propuesta y muestra su disconformidad al afirmar que “no es el momento de poner fechas, sino de recuperar consensos”.

El presidente de la Generalitat califica de “infame” las condenas a los dirigentes independentistas y apuesta por poner en marcha un acuerdo nacional que incluya a partidos y entidades para que en el actual mandato se “vuelvan a poner las urnas para la autodeterminación”.


Antes de la invasión. Luis Britto García

octubre 17, 2019

40.000 A.C. No hay devenir sin raíces. Los más antiguos pobladores de lo que luego será llamado América arriban en consecutivas oleadas por el estrecho de Bering y por el Pacífico y encuentran una nueva tierra frente a ellos. Echan a andar y no paran hasta que otro océano los detiene. Media circunferencia terrestre hacia el Sur, hacia lo que luego se llamará la Patagonia. No sólo recorren del extremo Norte al extremo Sur del continente: lo pueblan de manera estable.

La investigación arqueológica encuentra su material genético diseminado a lo largo y lo ancho de Nuestra América. De Bering a la Patagonia: Así, la herencia de los amurianos o caucasoides, arribados a América desde Siberia hacia el año 40.000 antes de Cristo, deja su rastro en América del Norte y América Central, en el macizo amazónico y en los sirionós de Bolivia.

La oleada de plánido-pámpidos, integrada por caucasoides mongoloides, se extiende desde el estrecho de Bering y se divide en dos ramas, una que puebla Norte América y otra Centro América, pasando por Bolivia hasta poblar la actual Argentina y las costas del Atlántico Sur.

Los carpentarios transponen Bering, se extienden por la Costa del Pacífico de América del Norte y habitan luego los Andes hasta lo que es hoy Bolivia. Y pueblos de Mongolia cruzan también el estrecho de Bering para permanecer en América del Norte y dar origen a los esquimales. También arriban abisinios negroides, guerreros que navegan por Indonesia, Australia, Nueva Zelandia y las islas cercanas, y bordean las costas americanas del Pacífico hasta Centro América. Así como originarios de Indonesia llegan hasta Nueva Zelandia, pasan por el Japón, llegan hasta California y originan la llamada cultura Valdivia en el Ecuador. Y los llamados andinos llegan igualmente por el estrecho de Bering, cruzan Norte América y se establecen en Perú. No se encierran en nichos parroquiales ni languidecen en incomunicadas aldeas. El continente es su ámbito: todo un hemisferio terrestre su hogar.

Las grandes civilizaciones

Tampoco tienen los nuevos pobladores vocaciones ínfimas. Dondequiera que establecen asentamientos estables, unifican territorios bajo una cultura y unas relaciones de intercambio comunes. Los mayas cubren con una misma civilización lo que hoy es parte de México, Guatemala, Honduras, Nicaragua, El Salvador y Belice. Los aztecas imperan sobre lo que actualmente es México, desde lo que ahora constituye el Sur de Estados Unidos hasta la península del Yucatán. Los incas sujetan a dominación común lo que hoy es Ecuador, Perú, Bolivia y el Norte de Chile. Las etnias caribes establecen una comunidad cultural que se extiende entre los dos trópicos: desde el río Xingu, al sur del Amazonas, hasta la Florida.

El perímetro que cubrieron estas grandes civilizaciones de la antigüedad es casi invariablemente superior al de las unidades políticas que terminaron constituyéndose sobre sus ruinas. Asimismo, las civilizaciones americanas generan cuerpos demográficos equiparables a los de Europa, cuando no más populosos. Para la época de la Conquista, América era más poblada que el Viejo Continente. Tenochtitlan y la capital de los incas tenían cada una más población que Madrid o París. En México vivían quince millones de habitantes para la llegada de Hernán Cortés; un siglo después apenas contaba con millón y medio. Estos colosales cuerpos territoriales y demográficos establecen y mantienen entre ellos redes estables de intercambios comerciales, crean asombrosas ciudades, poéticas mitologías precisos calendarios, complejas observaciones astronómicas, elaborados sistemas matemáticos e inventan el cero.

Igualitarios y estratificados

Pero no sólo logran imponerse sobre las vastedades americanas las sociedades jerarquizadas de la pirámide y del códice. También lo hicieron las comunidades de la palabra y la igualdad. Así como al Oeste de las cumbres andinas los aborígenes instituyeron civilizaciones estratificadas, en la vertiente atlántica y caribeña crearon sociedades igualitarias y libertarias cuyo dilatado ámbito no tuvo nada que envidiarle a los de los vastos imperios andinos y centroamericanos. Las de los caribes y los arawaks eran sociedades en las cuales no se habían desarrollado sistemas de estratificación ni clases sociales.

El cataclismo

La invasión europea cae sobre este mundo como un cataclismo. En poco más de un siglo la violencia de los conquistadores y sobre todo el contagio de sus epidemias causan la muerte a más del 90% de los pobladores originarios: unos 55 millones de víctimas. Las huestes de Cortés ocupan Tenochtitlan marchando sobre una alfombra de aztecas muertos de viruela. Con el asesinato de los pobladores viene el de sus culturas. Sus ídolos son fundidos o destruidos; sus códices quemados, sus religiones proscritas, sus relaciones familiares ilegitimadas, sus lenguas originarias prohibidas o marginadas, sus tierras usurpadas. Los asentados de manera fija y estable en sociedades agrícolas sedentarias y jerarquizadas, debieron aceptar la esclavitud o la servidumbre. Los nómadas recolectores, cazadores y agricultores itinerantes, como los caribes, resistieron durante centurias hasta el exterminio.

Perturbación global

La devastación invasora revistió magnitud planetaria. Los indígenas masacrados dejaron de cultivar 56 millones de hectáreas que fueron ocupadas de nuevo por selvas o malezas, y ello frenó un proceso de calentamiento global en curso. Como señalan Bauska y Francey, “La gran mortandad de los pueblos indígenas de América resultó en un impacto global causado por el hombre al Sistema Terráqueo que perduró en los dos siglos anteriores a la Revolución Industrial” (https://wattsupwiththat.com/2019/02/02/america-colonisation-cooled-earths-climate/). Sobre Nuestra América se cierne de nuevo la codicia del mundo. Quienes propician o sueñan invasiones de sus países por fuerzas extranjeras, llévense esta advertencia.


Ecuador rechaza el paquetazo. Ivan Lira

octubre 17, 2019
…«examinemos lo indígena,
aprendamos de lo nuestro
y hablemos de lo propio.
Entre nosotros mismos
se encuentran en botón
las nuevas formas de asociación
humana que harán posible
el florecer de un orden social
superior en América Latina»
Orlando Fals Borda

Yo diría que sí. Pero confieso que soy un adoctrinado europensador, que ignoro si mis hermanos indígenas que se oponen a ese mismo pensamiento neocolonizador alguna vez conciliaron con algún concepto, para la resistencia, como ese de socialismo.

Con un enorme margen de libertad creativa, muchos estudiosos de la realidad social suelen concluir en el presente en que al capitalismo se le sobrepondrán unas relaciones entre los seres humanos para producir en igualdad. A eso, en términos generales, se le denomina socialismo y muy poca gente lo cuestiona.

José Carlos Mariátegui, un nuestroamericano ocupado por estudiar nuestra realidad social desde un enfoque indigenista, lo creyó posible y marcó distancia de las llamadas «ciencias sociales» calcadas de la intelctualidad europea decimonónica.

Lo que no parece estar claro ni ser coincidente es si esa igualdad de condiciones entre los individuos era similar entre nuestros pueblos indígenas, habitantes de nuestra Abyia Yala, hace más de 500 años atrás, antes de que el proletariado fuese definido como «clase revolucionaria en sí».

Si lográsemos disipar la incógnita, es muy probable que lleguemos a la conclusión de que nuestros ancestrales pueblos indígenas fuesen tan socialistas como los revolucionarios anticapitalistas y antiimperialista de hoy.

El tema de este Diálogo lo traemos a colación a propósito del impacto de las grandes movilizaciones del pueblo ecuatoriano en función de presionar y conminar al Ejecutivo de ese país para la derogación del decreto firmado por el presidente Moreno, contentivo de medidas dictadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) para entregar la soberanía de Ecuador al Imperio del capital y al control hegemónico por parte del imperialismo yanqui-sionista.

Más de 12 días de movilización popular, de marchas indígenas hacia las ciudades de Quito y Guayaquil, en función de rechazar el paquete de medidas fondomonetaristas, alcanzar la derogación del decreto que las impone y la renuncia inmediata del presidente Moreno, lograron crear un ambiente de Comuna parecido al de París en 1871.

En ese contexto, el pensamiento hegemónico burgués intentó dividir las fuerzas trabajadoras unidas en lucha, separando a «campesinos» de «indígenas» y de «trabajadores» en general, como si se tratase de segmentos sociales diferentes. Si algo demostró el pueblo ecuatoriano en medio de esta lucha antiimperialista y antifondomonetarista es que «unido jamás será vencido», que el proletariado es uno y múltiple, compuesto indiferenciadamente por proletarios provenientes de las zonas industriales, del campesinado, de los pueblos originarios y de diversos otros sectores, movidos por la causa y conciencia de clases que nos mueve a la construcción de un mundo nuevo, no capitalista, no imperialista, no supremacista y sí de iguales, socialista.

Si algo se ha podido constar en la lucha unida del pueblo de Ecuador al enfrentar y vencer al FMI en su pretensión de imponer un paquete opresor de medidas económicas, es que, en Nuestramérica el pueblo proletario está significativamente integrado por nuestros pueblos indígenas que son fuerza de trabajo, mercancías en la relación de explotación con el capital y proletariado activo en la lucha de clases por alcanzar la construcción del socialismo.

Ilustración: Iván Lira


“BLOOP” PEP BOU. A Vilanova del Vallès

octubre 17, 2019

 

  • Demà divendres 25 d’octubre a les 20 hores “BLOOP” PEP BOU
  • Un espectacle familiar al Teatre-Auditori del Centre Cultural de Vilanova del Vallès

Preu de les entrades, 6€ fins a 12 anys i 10€ adults; es vendran el mateix dia al Centre Cultural i es podran cobrar en efectiu.

 

Es poden reservar trucant al 938456240 de 15:30 a 20 hores de dilluns a divendres.


A %d blogueros les gusta esto: