Carme Forcadell: ”Defendemos la democracia, no la independencia”

junio 29, 2019

Sigo con mi Entrevista semanal, en esta ocasión a una mujer a la que admiro Carme Forcadell i Lluis, presa  hace ya 462 dias por su pensar. Pensar que es el de muchos, también el mío. El Gobierno de España NO dispone de suficientes cárceles donde aislarnos. Seguiremos fieles a nuestros ideales de Justicia-Paz-Equidad, clamando Independencia y República, para Catalunya. Tambien exigiendo la Libertad de nuestros presos politicos.

Mi entrevista de hoy tiene dos años. La Presidenta del Parlament de Catalunya Carme Forcadell aceptó hablar para Diario 16 el mes de abril de 2017. La admiro. Su pensamiento sigue vigente pero NO, su Libertad. Lleva 462 días encarcelada, acusada de Rebelión ????, pendiente del dictament del juicio llevado a cabo durante cuatro largos meses.

Era el 17 de abril 2017, hace poco más de dos años,  entrevisté a Came Forcadell Presidenta del Parlament de Catalunya, entrañable amiga. Transcribo su respuesta: en un Parlamento se puede hablar de todo, siempre que se respeten los Derechos Humanos.  También comentó de forma rotunda: en todo el proceso del referéndum no se busca la independencia sino la Democracia.

Carme Forcadell i Lluis, nacida en Xerta en el año 1956, es Licenciada en Filosofía y Ciencias de la Información por la UAB, Máster en Filología Catalana. Docente y Activista en todo lo que abarca la palabra, preocupada por el futuro de la Humanidad. Ha sido Presidenta de l’Assemblea Nacional de Catalunya desde su fundación hasta mayo de 2015. El mes de octubre de aquel año fue elegida Presidenta del Parlament de Catalunya por 77 votos a favor, 57 en blanco y uno nulo.

El 16 de diciembre de 2016 fue citada a declarar al Tribunal Superior de Justicia de Catalunya por haber permitido, tras debate, una votación sobre las conclusiones de la  Comisión del Procés Constituent, a pesar de las advertencias recibidas por parte del Tribunal Constitucional.

Es una mujer agradable, conciliadora, de mirada serena, sonrisa en sus labios. Sabe escuchar, le gusta dialogar, conocer a fondo a quienes tiene ante sí. Su labor al frente del Parlament es notoria.

Cómo se siente Carme Forcadell ante la acusación y veredicto del Tribunal Constitucional?

Muy tranquila, convencida de que mi obligación en tanto que Presidenta de este querido y representativo Parlament es ayudar a que se cumpla la voluntad el pueblo, defendiendo el Derecho de Opinión.

¿Cuál cree que será el próximo paso que dará el Gobierno de Madrid, cuándo, cómo?

Ahora, esperando que me llame a declarar el TSJC. Su persecución solo radica en que no podamos Votar.

¿Imaginaba antes de ser elegida Presidenta del Parlament de Catalunya que la Justicia del Estado Español podría actuar como lo ha hecho? Hay voces externas que no están de acuerdo. Otras callan, esperan. ¿Actuarán?

No, nunca llegué a imaginar que la Justicia me llevara ante los Tribunales  solo por lo que pienso. No por lo que he hecho. Lo corroboró la Fiscalía cuando excluyó a un Diputado porque no era Independentista. Me refiero a  Joan Josep Nuet al que, desde estas líneas felicito por su solidaridad. Quiero ratificar que Defendemos la Democracia, NO la Independencia. En un Parlamento se puede hablar de todo, siempre que se respeten los Derechos Humanos, todos. No podemos dejar entrar la censura NUNCA, pero el Tribunal nos exige que nos autocensuremos. Nosotros, desde el Parlament de Catalunya defenderemos siempre la Libertad de Expresión.

¿Cómo es un día normal en su vida en tanto que Presidenta?

Todos los días estoy en el Parlament, a no ser que tenga reuniones fuera. Leo Informes, mantengo encuentros, jornadas largas de discusión. Me gusta estar en contacto con la gente, hablar, maravilloso don que nos acerca a unos y otros. Naturalmente si el trabajo en las distintas Comisiones me lo permite.

Para quienes no la conocen, describa quién es, no la Presidenta sino Carme Forcadell?

Soy una mujer normal que ahora tiene el honor de presidir el Parlament de mi país Catalunya.

Conciliar la vida política con la familiar debe ser complicado, es preciso que la familia sea generosa y no se interfiera en su labor diaria. ¿Cómo lo explicaría?

Es verdad. Mis obligaciones resultan difíciles para mi familia. Las jornadas son largas, dejas de ver a quienes quisieras ver a diario, a tu familia, a tus amigos.

¿Qué dicen sus hijos respecto a su responsabilidad en estos momentos álgidos?

Afortunadamente mis hijos son ya adultos, lo entienden. De ahí la necesidad de que, el mandato de quien presida el Parlament debe ser limitado en el tiempo. Es un servicio que ennoblece a quienes como yo, hemos sido elegidos, pero no puede ni debe ser a plazo indefinido.

Tiene usted un gran CV de todo lo que ha estado haciendo a lo largo de su vida, ¿siente añoranza por alguno de las labores llevadas a cabo? ¿Alguno en particular fue especial?

Así como lo planteas supone que soy vieja, que mi recorrido ha sido largo. Es verdad. Considero que cualquier época de la vida tiene cosas buenas, otras menos interesantes. No soy persona de añoranzas. Miro el futuro y procuro hacer lo que creo pertinente en cada momento de la vida, en las distintas circunstancias. Soy Optimista y muy Positiva. Así he sido siempre.

¿Es más duro tratar con jóvenes estudiantes o, negociar con los Parlamentarios y autoridades?

Es mucho más duro aquí que con los jóvenes. Estar con y junto a ellos ha sido una experiencia muy agradable. Los jóvenes tienen clara visión de la vida, son abiertos, generosos.

Siempre afirmo que solo tenemos dos armas para salir adelante en este mundo que nos ha tocado vivir y que entre todos hemos prostituido con una única meta final: la Economía. Mis armas: son Educación y Palabra. Armas que son de expansión masiva si se usan con rigor y convicción. ¿Qué opina?

Yo digo Educación y Dialogo que es lo mismo. Educación: la mejor arma como instrumento de cambio. La educación tiene alas, sirve para todo, para con todos. Dialogo: Siempre imprescindible. Sin Dialogo nada funciona.

La TV es una herramienta que podría ayudar pero, debe ser revisada. ¿Lo cree así?

La TV es un instrumento importante, igual que todos los medios de comunicación. Penetra en todos los hogares. La TV herramienta popular pero, tristemente, la mayoría de contenidos no son educativos. Funciona en aras a la audiencia, son justamente los contenidos los que la consiguen. Sin lugar a dudas se puede hacer de distinta forma. En cualquier proceso es imprescindible revisar pros y contras. Nunca miro atrás, miro el futuro, para esto estamos aquí, para mejorar el futuro aprendiendo de los errores. Sirven para analizar y mejorar.

Nos conocimos un 11 de Septiembre, hace algunos años, junto a la escultura de Jaume Rodri, en Arenys de Munt, en tanto que ciudadanos de este pequeño país que es Catalunya. ¿Considera que el camino recorrido desde aquel entonces, ha sido el adecuado o pudo trazarse de forma distinta?

Lo recuerdo, estuvimos festejando un 11 de septiembre con el amigo Rodri, junto a su hermosa escultura en Arenys. Bella jornada.

Como afirmaba Fidel Castro en su defensa cuando fue detenido “La Historia me absolverá” y nunca aceptó que nadie le defendiera ¿cree que se podría aplicar a lo que está sucediendo en Catalunya: movilizaciones masivas, con la esperanza de un final feliz para convertirla en Nación con plenos derechos? Es hora de recoger el premio a la tenacidad?

Formamos parte de la Historia fraguada paso a paso de gente que sale a la calle con sus familias, bebes incluidos de forma tranquila, festiva, reivindicando derechos. Catalunya será lo que quieran-decidan los ciudadanos. Ningún Tribunal podría hacerlo simplemente “dictando”.

Defiendo que, las cosas, hay que hacerlas de forma democrática, tranquila. Así estamos haciendo desde el año 2012, absolutamente pacificas para demostrar que ésta es nuestra voluntad, demostrar que somos una gran mayoría.

¿Podemos confiar en que todo está bien tramado, que “los otros,” no podrán paralizar nuestra vida cotidiana?

Cuando el Govern de la Generalitat propuso el Referéndum conocía las dificultades y trabas que, el Gobierno español pondría en contra del proceso. Las dificultades no son insalvables, “habrá Referéndum.”

Los catalanes hemos dado muestra de ser civilizados. Somos gente de Paz, de negociación, de esperanza. Nunca, la fuerza fue nuestra ley. ¿Esta manera de ser puede ayudar al objetivo final?

Los catalanes hemos demostrado, a lo largo de estos cinco años que nuestra manera de obrar es pacíficamente, por el derecho y por el revés…

Explique razones para quienes desconozcan este futuro que Catalunya anhela y cuáles son las principales barreras a superar.

El Referéndum es un mandato democrático, un Compromiso de defender el futuro. Presupone tener los instrumentos necesarios para decidir, con nuestros propios Recursos.

También es imprescindible e importante, antes de llegar a la votación, exponer las razones del SÍ y las del NO. Ambas son legítimas, todas. Cada cual tiene derecho a decidir su vida, su futuro.

El camino ha sido largo, los tropiezos enormes. Resistimos con bravura de soñadores, sin utilizar jamás la fuerza, ¿estamos llegando al momento final?

Estoy convencida que sí, que ha llegado el momento importante años ha esperado. Sin ruido, sin exigencia, fieles a nuestras ideas y sentimientos.

¿Seremos europeos? Yo creo que Europa debería modificar comportamientos. Queremos la Europa de las Naciones, de los pueblos, de los ciudadanos. NO solo la Europa de la Economía

Nos replanteamos si la razón de Europa sigue siendo la de su fundación. Europa debe reconsiderar sus principios. Está configurada por Estados muy diferentes en ideas, en compromiso, en economía. No puede ser que siempre se decida a favor de los intereses. Debe insistir en replantear sus valores para que de nuevo, nos sintamos europeos.

¿El futuro de Catalunya es pues ahora, año 2017?

Rotundamente Sí

 


Deudas eternas. Silvana Melo

junio 28, 2019

En marzo se pagaron 8.921 millones de dólares que cayeron en el agujero negro de la deuda externa. Más de 300 mil millones de pesos. Capital e intereses. Mujeres y hombres se levantan cada mañana cuando todavía es noche y es invierno. Y se echan a la vida con sus críos y su desventura. Salen a los asentamientos de Orán, a la escarcha rural de Monte Maíz, a la agonía fabril de Rosario, a las changas del conurbano, al oficio cuentapropista, a la oficina del centro, al kiosquito, a la tercerizada, a la obra. Salen del parador, se despiertan tempranísimo en los colchones estratégicos a la entrada de los bancos, peinan al niño, lo mandan a la escuela y salen a buscar el almuerzo de la una.

Menos de la mitad (44,1%) (*) de los que se levantan y es de noche y trabajan pudo acceder a un empleo registrado, con aguinaldo, vacaciones y obra social. La mitad restante (49,3 %) fatigan diariamente un empleo más o menos precarizado, con escaso vínculo con la formalidad. Cobran el 41 % menos que el resto (el 81,7%), no aportan para la jubilación (75,9%).

La caída cualitativa y cuantitativa del empleo es un faro en el derrumbe de la calidad de vida de la mayor parte de la población. En una tierra dispuesta a la generosidad pero ahogada por los propietarios del cielo. Ese que de vez en cuando quieren tomar por la fuerza los confinados a todos los subsuelos.

Cuatro de cada diez hogares están poblados de trabajadores precarios. O desocupados. En esos hogares crece una infancia hacinada, mal nutrida, con los sueños recortados, una escuela fría y deteriorada, una educación clasista y un futuro perdido en las agendas de los que gobiernan y de los que aspiran a gobernar.

Junio supo ser el mes de la mitad del sueldo anual complementario. Cuando la mayoría de los trabajadores podían tirar la casa por la ventana. Porque había casa, había ventana y había, también, qué tirar. Hoy apenas uno de cada dos cobra un aguinaldo. Un sistema que en buenos tiempos crea una multitud de consumidores pero no un sector popular con conciencia, pone en la calle mujeres y hombres resignados ante el destino que viene. Sin la decisión de una pelea colectiva para torcer el rumbo. La trampa eleccionaria ha sabido entronizar a devastadores populares. En actos inexplicables cuando las multitudes, ciudadanías o gentes se disparan en el pie.

Más de ocho mil personas viven y duermen en las calles de la capital. Cerca de los carrefoures express, de los cajeros de los bancos, de cualquier chino de donde a alguien se le pueda caer una leche o un pan para esa hora cuando no hay.

El Indec de la Ciudad (**) dice que el 10% de mayores ingresos aumentó su participación en la distribución del 30,2 al 33,1% en doce meses. Es exactamente esa parte la que perdieron los demás. Los que van cayendo a la vera de los bancos. Los que están a las puertas de una casa de la que van a desalojarlos un día de éstos. En la arena de los ingresos, la mitad de los porteños recibió el 20%. La otra mitad se quedó con el 80, en una tormenta que arrastra lo poquito que les queda a los que se levantan a las 4 para buscar un turno en el hospital público. Porque lo que les duele les duele ya hace tiempo. Pero nunca hay consultorio vacante.

En marzo se pagaron 8.921 millones de dólares que cayeron en el agujero negro de la deuda externa. Más de 300 mil millones de pesos. Capital e intereses. Sea quien fuere gobierno próximo en diciembre tendrá por delante la piedra de Sísifo. Esa pesadísima que cuando lograba remontarla se desmoronaba y había que empezar otra vez.

Siete millones y medio de infancias pobres estarán empujando la piedra que se desbandará por la ladera y rodarán con ella una y mil veces. El día que sean tantos para arrojarla al abismo y volverla pedregullo tal vez amanezca. Y haya con qué marcar el sendero.

(*) Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina

(**) Dirección de Estadísticas y Censos porteña.


CONCERT DE MÚSICA I CIRC AMB LA TROBA KUNG-FÚ I CIRC CRIC

junio 28, 2019

Fotografies © Pere Virgili

Avui 28 de juny de 2019 a les 21:00h
CONCERT DE MÚSICA I CIRC
al CIRC CRIC.
Camí de la Serra de Can Vilatort 10
Tel. 667 480 010
08461 ST. ESTEVE DE PALAUTORDERA
Preus?
18 € – 21€

Després de dues edicions de festival sense Concert de circ i música.
LA TROBA KUNG-FÚ  es reuneix expressament per celebrar amb el CIRC CRIC
l’entrada de l’estiu.

JOAN GARRIGA i TORTELL POLTRONA convoquen als seus respectius equips.

UNA DE LES ACTIVITATS EMBLEMÀTIQUES DEL FESTIVAL DE NOU EN PROGRAMA.
www.latrobakungfu.net


Rostro doloroso de la migración. Carlos Ayala Ramírez

junio 28, 2019
migracion_muerte.jpg

Oscar Alberto Martínez y su hija Valeria, en el Rio Grande
Foto: Julia Le Duc

De nuevo la noticia de la “elección trágica”. La tarde del 23 de junio, los salvadoreños, Óscar Alberto Martínez, de 25 años, y su hija Valeria, de un año y 11 meses, perdieron la vida al intentar cruzar el río Bravo en la ciudad de Matamoros del estado de Tamaulipas, México. La madre de la pequeña, Tania Ávalos, quien también los acompañaba, salvó su vida, gracias a que una persona la rescató, sin embargo, presenció la trágica escena. Esta familia llegó a Tamaulipas para pedir asilo en Estados Unidos y tras dos meses de espera infructuosa, en el campamento Puerta México, decidieron cruzar el río Bravo que conecta a México con Brownsville, en Texas, Estados Unidos.

La causa de su emigración la explicó de forma precisa la madre de Óscar: “Ellos querían tener su propia casa. Él me decía que con el sueldo que ganaba aquí, no les alcanzaba para vivir, por eso optaron por irse”. En los informes sobre el desarrollo humano de las Naciones Unidas, cuando se aborda el drama de las migraciones, se usa el término “elección trágica”. Este apunta al hecho de que una persona o familia se ve presionada u obligada a cambiar su lugar de residencia debido a que su integridad física o su seguridad se ven amenazadas por la precariedad económica o por la violencia generalizada. Es una decisión difícil, concebida como la última opción de los desesperados, que se adopta cuando ya no hay más alternativas. Es también elección trágica por los peligros que supone un viaje en condiciones de indocumentado.

En consecuencia, el concepto remite a la realidad de una población que ve vulnerados sus derechos tanto en su país de origen como en los de tránsito y destino. Desde la perspectiva de los derechos humanos, es preciso recordar que, independiente de la condición migratoria, los migrantes son, ante todo, personas que poseen una dignidad que debe ser respetada y protegida. Frente a los discursos técnicos, peroratas políticas o medidas antiinmigrantes, se impone ahora, de nuevo, la fuerza de lo evidente: una niña que muere junto a su padre, buscando una vida mejor. Su sueño era mínimo: un techo digno, trabajo estable y garantizar el pan diario. Esta tragedia, que ha estado presente en los medios de comunicación y, que, probablemente, desaparecerá en semanas, debe ser un fuerte llamado a la decencia humana que empieza por “padecer con las víctimas”.

El papa Francisco, en su mensaje para la Jornada Mundial del Migrante 2019, recordaba que la expresión más sensible de nuestra humanidad es la compasión que lleva a estar cerca de quienes vemos en situación de dificultad. Y reiteraba que sentir compasión significa reconocer el sufrimiento del otro y pasar inmediatamente a la acción para aliviar, curar y salvar. Significa dar espacio a la ternura que a menudo la sociedad actual nos pide reprimir. Se trata, pues, de una actitud esencial que nos lleva a la acción. No es un sentimiento tranquilizante y pasajero.

Desde luego, que la compasión, entendida como un comportamiento activo y comprometido, desencadenado por el sufrimiento ajeno, requiere un corazón sensible para captar las legítimas necesidades de los grupos más vulnerables y alcanzar acuerdos que transformen su realidad. En esta línea, el papa Francisco ha exhortado a no quedarse en el análisis técnico ni en la polémica política, sino buscar y concretar soluciones. Para Francisco, éstas pasan por establecer planes a medio y largo plazo que no se queden en la simple respuesta a una emergencia. Implica, establecer prioridades como la integración de los emigrantes en los países que los reciben y la ayuda al desarrollo a los países de origen. Son estratégicas, en este sentido, las tres acciones que, con vehemencia, ha propuesto el papa: prevenir el tráfico de personas (invirtiendo en la gente); proteger a las víctimas (acompañándolas, sirviéndolas, defendiéndolas); perseguir a los criminales (estableciendo políticas de persecución de los casos de tráfico ilícito de migrantes y trata de personas).

Es un hecho que las políticas del presidente Trump, orientadas a levantar un muro, deportar masivamente, poner fin a las ciudades santuario, derogar leyes que protegen de la deportación, suspensión de políticas que amparan al emigrante, entre otras, no han logrado frenar la emigración a gran escala proveniente de los países centroamericanos. Según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), cerca de 400 mil indocumentados centroamericanos cruzan cada año el territorio mexicano para llegar a los Estados Unidos. Pero, este año, entre enero y marzo, se estima que más de 300 mil personas ya han cruzado la frontera sur de México de manera irregular.

Ahora bien, cuando se emigra desde la pobreza – como Óscar y su familia – la aversión al emigrante no es sin más un rechazo al extranjero (xenofobia). Es rechazo a las personas pobres. De ahí el término acuñado: “aporofobia”. Ante el rostro doloroso de la emigración forzada que golpea a las mayorías, miradas con repudio, temor y desprecio, se hace imperativo un cambio de perspectiva, que erradique la hostilidad por hospitalidad al extranjero pobre, que unifique compasión y justicia. Construir una sociedad justa, incluyente y compasiva, es un signo de progreso humano. Lo exigen las víctimas y los empobrecidos. Y desde la inspiración cristiana recordemos que, según el evangelio de Mateo, hay dos maneras de reaccionar ante los que sufren: nos compadecemos y les ayudamos o nos desatendemos y los abandonamos. “Vengan benditos de mi Padre, porque era emigrante y me recibieron […]” O, por el contrario: “Apártense de mí, malditos, porque era emigrante y no me recibieron”. Los compasivos, son los que aprueban la decisiva asignatura de lo humano.


El quilombo brasileño. Emir Sader

junio 27, 2019

Todavía no había terminado la reunión del Superior Tribunal de Justicia sobre el habeas corpus para Lula, cuando surgió la noticia de que un militar de la FAB (Fuerza Aérea Brasileña) había sido apresado en Sevilla, en un vuelo presidencial que iba a la reunión del G20, en Japón, con 29 kilogramos de cocaína.

Después de la sorpresa – a pesar de que en este año había ocurrido un caso similar con un militar brasileño en un vuelo hacia Paris -, vinieron las preguntas: antes de todo, ¿cómo había salido de Brasil con los paquetes de cocaína en su bolso de mano? ¿Qué significa que un miembro de la FAB estuviera involucrado en un caso de tráfico de drogas?

Además de los errores en la seguridad de la presidencia de Brasil, vinieron las especulaciones del riesgo de la extensión del tráfico hacia las FFAA brasileñas. Inmediatamente se han asociado el uso de las FFAA en el combate al tráfico en Rio

de Janeiro y cómo ese contacto puede haber contaminado a esa institución. La participación de un militar vinculado a la presidencia, viajando impunemente en un avión de la comitiva presidencial, es síntoma que está involucrada otra gente dentro de la Fuerza Aérea o incluso en otros sectores de las FFAA.

Otra preocupación es con la falta de seguridad de un vuelo presidencial, lo que refleja el desorden generalizado en el gobierno, que cambia de ministros y de secretarios semanalmente. En plena crisis de las denuncias de The Intercept, el presidente de Brasil abrió otro frente de crisis con dos sectores fundamentales del gobierno. Cambió a cuatro importantes asesores militares, incluido el de más rango en el gobierno, sustituyendo a éste por un miembro de la Policía Federal de muy bajo rango. El principal militar sustituido en una entrevista dijo que el gobierno es un quilombo, que solo se concentra sobre lo que no es prioritario, generando crisis tras crisis.

Por otro lado, el presidente pidió la renuncia al presidente del BNDES, un gran banco público de financiamiento, porque no se encontraron las irregularidades en el funcionamiento del banco, conforme el nuevo presidente siempre pregonó. Los empresarios han recibido de muy mala manera la forma abrupta y sin razones de la sustitución del presidente del banco.

En ese clima, el presidente de Brasil cambió su itinerario para ir a la reunión del G20, cambiando Sevilla por Lisboa, como si ello resolviera los problemas.  Se mostró incómodo con las declaraciones de Ángela Merkel de que está muy preocupada con la situación grave que vive Brasil y que pretende tener una conversación seria con el presidente brasileño, especialmente sobre los temas de la devastación forestal. Disgustado, el presidente brasileño dijo que aceptaría críticas en la reunión del G20, en la cual no tendrá ninguna figuración significativa, incluso porque ha publicado un documento con sus posiciones extravagantes sobre la globalización y los temas prioritarios de la reunión de Japón

Mientras tanto, el STF votaba dos requerimientos presentados por la defensa de Lula. El primero es una solicitud de cancelación de un proceso, por comportamiento nada imparcial de parte del juez que lo preside. El segundo es una declaración de recusación del juez Moro, lo cual, en caso de ser aceptado, ante las evidencias presentadas por The Intercept, implicaría que todos los procesos dirigidos por este juez serían cancelados, llevando a Lula a la libertad.

La presidenta dal PT, Gleisi Hoffman, dijo que Lula está sometido a una verdadera tortura jurídica. Cada cierto tiempo se crea un clima de tensión y expectativa alrededor de algún nuevo recurso de la defensa de Lula, como si se tratara de un partido final de un campeonato. Previsiones, análisis, entrevistas con jueces, trasmisión por el canal del sistema judicial, expectativas:  todo inunda los medios, los tradicionales y los alternativos.

Lula siempre recomienda tener los pies en el suelo, se mantiene sereno, sin grandes expectativas. Pero las decisiones actuales del Supremo Tribunal Federal revisten características especiales. Son las primeras desde la revelación de las conversaciones hechas por The Intercept, donde datos reiterados confirman lo que la defensa de Lula siempre dijo: Moro y todos los de la Lava Jato, no son imparciales, no actúan como jueces, sino como partido, coordinados, moviéndose como partido político, que tiene un objetivo: perseguir a Lula, impidiéndole ser candidato en las elecciones del 2018, cuando todas las encuestas apuntaban a la victoria de Lula en primera vuelta.

Entre las decisiones absurdas del STF está la declaración reiterada de que el juez Moro es apto para juzgar a Lula. La revelación de las conversaciones entre el juez y los acusadores de Lula, instruyéndolos directamente sobre cómo actuar – lo cual es absolutamente prohibido – han replanteado esa decisión.

La primera demanda de la defensa de Lula fue rechazada, la segunda fue aplazada para agosto, después de las vacaciones del Poder Judicial. Uno que otro juez se ha mostrado asustado con las revelaciones, uno que otro ya ha dicho que no ha cambiado su posición.

Lo cierto es que el clima político ha cambiado con esas revelaciones. Tras ser publicadas, la situación de Moro y de sus colegas queda más y más comprometida. Sospechosamente, Moro y su más cercano colaborador han viajado a EEUU. Moro proyecta visitar a organismos de seguridad del gobierno norteamericano. El mismo día en que aparecía el escándalo del tráfico de drogas en avión presidencial brasileño, Moro visitaba la DEA, órgano norteamericano encargado del combate a tráfico, para firmar un convenio con el gobierno brasileño.

Foto: Orlando Brito/Os Divergentes

Marta Harnecker y el marxismo como saber popular. Atilio Boron

junio 27, 2019
marta_harnecker_2.jpg

Decía en un posteo anterior que en los sesentas el auge de los movimientos guerrilleros tuvo como efecto secundario -en algunos sectores de la izquierda- un cierto relegamiento de la importancia de la teoría como “guía para la acción”, tal como Lenin lo señalara en innumerables ocasiones.

En algunos casos hasta se podría hablar de un sesgo “anti-teórico”, actitud asociada en no pocos casos con un culto al espontaneísmo y en la creencia de que en la lucha de clases lo esencial era la abnegación militante y mucho menos la reflexión teórica. El famoso dictum de Lenin: “sin teoría revolucionaria no hay praxis revolucionaria” había caído en el olvido. Sin duda que las urgencias de la lucha armada conspiraban contra la serenidad necesaria para enfrascarse en las complejidades teóricas de El Capital o los Cuadernos Filosóficos de Lenin, para no citar sino un par de ejemplos. Pero no era eso lo que había ocurrido en Sierra Maestra, donde Fidel, Raúl y el Che no dejaban de aprovechar cada respiro de la guerra para desarrollar su formación teórica. Y tanto en el Congo como en Bolivia la mochila del Che estaba cargada con muchos libros y notas sobre autores tan diversos como Wright Mills, Rosa Luxemburgo, Lenin, Trotski, Stalin, Borkenau, Mao, Lukacs, Marx, Engels, Fidel y tantos otros. De ahí la enorme importancia de la labor de Marta Harnecker que con sus obras e intervenciones periodísticas rescató la importancia esencial de la teoría marxista en las prácticas concretas de las luchas populares, en todas sus formas, pacíficas o no.

Por supuesto que esta labor de divulgación, imprescindible y que hoy día necesitamos con renovada urgencia, suscitó reacciones no siempre amables o razonables en algunos sectores de la intelligentzia marxista –en Chile así como en el resto del continente- que le reprochaban por su “vulgarización” del marxismo.

Para estos intelectuales elitistas, nutridos y encerrados en el asfixiante mundillo académico, lo de Marta era casi una herejía. Porque la teoría y sus instrumentos para entender y cambiar el mundo se suponía que reposaban en las sabias manos de una vanguardia iluminada que desde los claustros universitarios convocaba al pueblo a una revolución que nunca llegaba puntualmente a la cita. Por eso ella comprendió de inmediato el significado histórico-universal, al decir de Hegel, de la Revolución Cubana, cuando muchos intelectuales e inclusive partidos de izquierda la veían con profunda desconfianza cuando no la calificaban de aventurerismo pequeño-burgués. Revolucionaria comunista, y por ende anticapitalista, comprendió de inmediato que las revoluciones son procesos, y supo ver en la Unidad Popular de Salvador Allende las semillas de una revolución sumida en un laborioso trabajo de parto mientras algunos de los “marxólogos” abominaban de ese gobierno por “reformista” pese a la expropiación de las empresas norteamericanas de la gran minería del cobre, la estatización del sistema bancario y la reforma agraria y, por supuesto, la abierta agresión del gobierno de Estados Unidos que para aquellos era apenas una nimiedad. Por ser expresión de ese marxismo abierto y vibrante Marta fue de las primeras en Nuestra América en entender al proceso revolucionario encarnado en Hugo Chávez Frías, que una vez más desafiaba los dogmas establecidos por los “doctores de la revolución”, capaces de pontificar durante miles de páginas sobre el tema pero sin jamás haber logrado dar nacimiento a ninguna.

¿Eran todas éstas sólo divergencias teóricas o políticas? En parte. Pero había también un componente de otro tipo. La profunda envidia que suscitaba el hecho de que su libro Los Conceptos Elementales del Materialismo Histórico se vendiese como pan caliente por todo el continente.

Una primera edición de Siglo Veintiuno México salió en 1968, con una tirada de mil ejemplares. La tercera, de 1970, ya era de cuatro mil. En 1971 aparece ya una sexta edición “revisada y ampliada” por la autora. En 1976, instaladas las feroces dictaduras en casi toda la región, su libro alcanza a una exorbitante 35ª edición con una tirada de treinta mil ejemplares. Y así sucesivamente., con nuevas ediciones hasta el día de hoy. ¿Cómo puede ser que un texto marxista se convierta en un best seller sin precedentes, se preguntaban indignados y carcomidos por la envidia los custodios del dogma, cuyas obras circulaban entre unos pocos cientos de adeptos? La respuesta era sencilla: porque el libro de Marta se ajustaba como un anillo al dedo a las necesidades ideológicas y teóricas suscitadas primero por la intensa movilización popular de los sesentas y el cambio en la correlación de fuerzas predominante desde finales de la Segunda Guerra Mundial en Nuestra América; y después por la necesidad de encarar una lucha contra las dictaduras instauradas en los setentas. Y además porque lo hacía en un lenguaje llano, didáctico, comprensible para las masas, exento de cualquier barroquismo o pretensión culterana o academicista.

La producción de un intelectual marxista era, como debe ser también hoy, un arma de combate, una AK-47 en la “batalla de ideas”, un componente crucial de esa “artillería del pensamiento” que reclamaban Fidel y más tarde Chávez. Rabiosos, los cultores de ese “doctrinarismo pedante” que con tanta fuerza fustigara Antonio Gramsci pretendieron ningunear a Marta, o acusarla, al popularizarlo, de desfigurar al marxismo que aquellos supuestamente sí comprendían tal como lo mandaba el canon interpretativo dominante.

Hoy nadie se acuerda de ellos. No dejaron ninguna obra, ningún legado que permita elevar el estado de consciencia de las masas, ninguna arma para librar en mejores condiciones la batalla de ideas. Sencillamente se esfumaron, y con ellos también lo hicieron sus diatribas y sus insidias. Marta, en cambio nos dejó un legado inmenso que, ahora que ella ya no está entre nosotros, será preciso evitar que caiga en el olvido. Sería un error imperdonable y costoso para las luchas emancipatorias de nuestros pueblos. Su labor como educadora y como concientizadora de masas no puede interrumpirse con su partida. Es imprescindible e impostergable garantizar la continuidad de su magisterio revolucionario.


Las Patronales. Afons Duran

junio 27, 2019

Siempre me ha llamado la atención que los empresarios (la propiedad) y sus representantes (los directivos) se asocien para defender sus intereses corporativos. Comprendo que para temas concretos que afectan al conjunto de las empresas (cualquiera que sea su dimensión) se organicen puntualmente y hagan oír sus argumentos a quien corresponda. Por ejemplo, me gustaría que las patronales vinculadas al territorio catalán defendieran frente a la Administración central del Estado los sucesivos recortes en infraestructuras, déficits fiscales históricos, incumplimiento en la realización de inversiones presupuestadas, etc. No hacen nada. Apenas levantan la voz o incluso coquetean con un Estado que va en su contra.

Y todo esto llama la atención, porque esas carencias de naturaleza estructural afectan de verdad a la tan manoseada competitividad de sus empresas, lo que me lleva a pensar que no dominan su oficio.

Lo que sí parece que les preocupa es figurar en fiestas y festejos, donde expresan sus quejas frente a cualquiera que cuestione su papel. Ahora han salido en tromba al verse desplazados de sus poltronas en la Cámara de Comercio de Barcelona. Y lo harán sucesivamente si ven indicios de cambio en cualquiera de las instituciones que controlan.

Lo cierto es que un empresario y/o un alto ejecutivo de verdad se dedica a su propio proyecto, a no ser que lo haya arruinado por mala gestión y se busque un espacio para seguir ejerciendo de rentista. Cuando en alguna de esas instituciones (por ejemplo la CEOE) se hacen públicos oficiosamente los emolumentos de algunos de los miembros de sus juntas y/o las indemnizaciones cuando son apartados del cargo, uno se pregunta cuál es el fin último que persiguen.

Las patronales son organizaciones caducas que pertenecen al pasado. Si damos un vistazo a sus presidentes en los últimos cuarenta años, veremos que hay mucho boato y poco management. El señor Sánchez Llibre, por ejemplo, presidente del Foment del Treball, es hijo y hermano de empresario, pero éste no es su oficio pues ha ejercido siempre de político profesional, lo que significa que una parte de sus ingresos siempre han procedido de los Presupuestos Generales del Estado. Seguro que como buen relaciones públicas ha encontrado sus compensaciones (no olvidemos su constante presencia en el lobby Puente Aéreo), pero lo que se dice “crear, dirigir y desarrollar un proyecto empresarial privado”, es algo que se le escapa.

Claro que los directivos de las patronales cuentan con el apoyo, a veces voluntario y a veces ingenuo, de los medios de comunicación y en particular de las líneas editoriales que marcan férreamente sus propietarios, en el caso de medios privados. Sobre los medios públicos catalanes, mejor aparcar el tema: son incapaces de comprender la diferencia entre patronales, sus juntas de gobierno, las empresas locales, las multinacionales, los autónomos, etc. Dicen que cuando no se sabe suficiente, mejor es callarse. No lo hacen.

Ahora por ejemplo ha surgido el tema, que no es nuevo, del consumo y su implicación política. El concepto es muy claro: consumir productos y servicios que estén próximos a tu ideario. Ideas como el comercio justo, las frutas y verduras de proximidad, los productos “ecológicos”, etc. siguen esta trayectoria. La ANC ha ido más allá, cosa que me parece perfecta, defendiendo la tesis de que los consumidores independentistas compren y consuman marcas asociadas a ese ideario, en el sentido más amplio del término: desde lo que compro en el mercado, a la entidad financiera en la que deposito mis ahorros, pasando por la compañía aseguradora de mi coche o casa, hasta la contratación de suministros básicos: agua, luz, telefonía, etc.

A mí me gusta regar con un buen vino los ágapes cotidianos, y ya hace muchos años que mis tintos van del Priorat a Terra Alta, del Montsant a Costers del Segre y otras denominaciones, y mis blancos del Penedés al Empordà. A veces, excepcionalmente, tomo un Ribera o un Burdeos.

De la misma forma compro en Atmetller Origen, en Bonpreu o en Esclat y no lo hago en el Corte Inglés, ni en Mercadona ni en Carrefour.

Y todo esto lo hago porque me siento próximo a esos proveedores y no a los otros. Porque tengo derecho a decidir, cómo mínimo en ese pequeño ámbito de mi privacidad.

Ante el movimiento estratégico de la ANC han saltado inmediatamente los presidentes de las patronales Foment y Pimec, señores Sánchez Llibre y González, con declaraciones extemporáneas en las que aparece el código boicot y sus perniciosos efectos. Seguramente ni el señor Sánchez Llibre ni el señor González saben lo que le sucedió al señor Charles C.Boycott, en la Irlanda de finales del siglo XIX, porque si lo supieran quizás comprenderían lo que significa el “consumismo político”.

Si dos millones de independentistas catalanes se apuntaran a esta corriente, los poderes del establishment del Estado y sus representantes en la Catalunya autonómica se pondrían muy nerviosos.

Hay otros caminos frente a la represión que seguir yendo con el lirio en la mano.

 

 


A %d blogueros les gusta esto: