Silvio Rodríguez, siempre.

Sumergidos en miedos y desesperanzas, aprendamos a cantarle a la vida…

“Qué distancia, mi amor, de mí a la vida;

qué cansada canción me llama, vencida.

Soy un viejo que duerme entre sus losas;

soy un niño que sueña tantas cosas.”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: